Domingo, 15 Julio 2018
BREAKING NEWS

Tulsa (110)

El Nacional de Oklahoma, somos un fuente de noticias para todo el mundo. Estamos a la vanguardia de las noticias. El Nacional de Oklahoma le informa de todos los acontecimientos más importantes del mundo. 

Latest News

Creando presencia

Lunes, 16 Mayo 2016 16:57 Escrito por

Los hispanos tenemos que dar el ejemplo de que estamos en este país para aportar.

Originario de Caracas, Venezuela, Héctor Pérez estudió la carrera de comunicación social en la East Central University en Ada, Oklahoma, aquí en los Estados Unidos, actualmente trabaja con la organización “Camp Fire” de Tulsa y nos platicó un poco sobre su historia: “Yo llegue a los Estados Unidos en enero del 2012. He jugado béisbol durante gran parte de mi vida, lo cual ha sido una de mis grandes pasiones de toda la vida, se podría decir que es mi primer gran amor. Una vez que terminé la High School en Venezuela, esta pasión por el béisbol me llevó a pensar sobre que iba a hacer y una de las oportunidades que se me presentaron fue averiguar sobre el sistema universitario de los Estados Unidos, lamentablemente entré en una organización, como tantas que hay en toda Latinoamérica que te ofrecen “A” y te terminan dando “B”, a la cual yo le pagué dinero para que me asesoraran para recibir una beca, pero cuando llegué a la universidad East Central University de Ada, Oklahoma en la primavera del 2012, me di cuenta que todo era una estafa, el entrenador del equipo de béisbol no sabía quien era yo, por lo que en ese momento no pude jugar béisbol, pero en el siguiente semestre pude entrar en el equipo, además conseguí trabajo en el periódico de la universidad, fue cuando tome la decisión de dedicarme a una carrera profesional más estable, así que comencé mi carrera en el periodismo como escritor para ese medio de comunicación, llegando a convertirme en editor del periódico, esta fue una experiencia bastante grata. Una vez que me gradué en mayo del 2015, decidí mudarme a Tulsa por que era una de las ciudades del estado que eran un poco más baratas, grandes y con bastantes oportunidades. Una de las principales razones de moverme hacía Tulsa fueron las oportunidades de trabajo debido a que en Ada, realmente no había mucha estabilidad del trabajo”.
Héctor Pérez comentó sobre su experiencia cuando llegó a Tulsa: “Me encuentro con la dura realidad que es la vida de un adulto, tener que pagar las cuentas, buscar un apartamento y todo lo demás que eso conlleva, eso fue un shock muy fuerte para mí, por que yo vine a los Estados Unidos cuando tenía 17 años de edad, pero gracias a eso me ayudó a madurar mucho más rápido de lo que en otras circunstancias hubiera madurado, yo creo que eso fue un incentivo para prepararme, por que yo me vine de tener a mis padres todos los días y de tener comida caliente en la casa, a tener yo que buscarme todo lo que necesitaba, prepararme mi comida, lavarme mi ropa y todo lo que necesario durante cuatro años. Para mi fue un shock salir de los dormitorios de la universidad a buscar un apartamento y encargarme de pagar la renta, la electricidad, el agua y el Internet, pero ya me siento preparado para eso, además el hecho de buscar trabajo fue algo bastante duro, donde aplicas para mil trabajos y ninguno te contesta, o aplicas y te salen las entrevistas, te preparas para ellas y resulta que no te dan el trabajo, ese tipo de experiencias de vida adulta fueron un shock para mi”.
Sobre las diferencias que sentía entre Venezuela y los Estados Unidos, Pérez señaló: “Hay muchísimas diferencias, Venezuela es un país bonito, pero el hecho de tener accidentes geográficos no garantiza el éxito de un país, la cultura y la sociedad es lo que garantiza el bienestar de la población. Venezuela es mi país, lo amo y extraño los sabores y los olores, pero está atravesando por una crisis económica, política y social de niveles exorbitantes como nunca antes. Cuando yo me vine no estaba en la crisis que esta actualmente donde no hay comida, agua o luz, pero si sentía muchísimo la inestabilidad política y económica del país. Llegue a Estados Unidos desde un país subdesarrollado, con mucha pobreza y muchos problemas, pero al llegar aquí, aunque no es perfecto, tiene un sistema más avanzado, otra manera de ver la vida y de hacer las cosas, aunque lleva tiempo la adaptación para asimilar la cultura, el lenguaje, el conocer nuevas personas y adaptarte a ellos, es un cambio bastante drástico.”
Para finalizar la entrevista, Héctor Pérez ofreció el siguiente mensaje para la comunidad hispana: “Yo creo que los hispanos pasamos de ser una minoría para convertirnos en un grupo bastante importante en la comunidad, si uno sale puede encontrarse negocios y profesionales hispanos que trabajan y aportan a la comunidad, entonces es importante que nos hagamos parte de la sociedad, si una persona es hispana y tiene nacionalidad estadounidense, es importante que vote. Existen muchas personas que no ejercen el derecho al voto, pero tiene que hacerlo, si están violando sus derechos, tienen que alzar la voz, tenemos que defender nuestros derechos pero también cumplir nuestros deberes. Los hispanos tenemos que dar el ejemplo de que estamos en este país para aportar conocimientos, experiencias y mejorar la economía, para hacer de este país cada vez mejor.”

Una fiesta muy mexicana

Lunes, 16 Mayo 2016 16:45 Escrito por

Hispanos celebran el 5 de Mayo.

Este viernes 6, sábado 7 y domingo 8 de mayo se llevó a cabo la tradicional celebración del festival del “5 de Mayo” en la ciudad de Tulsa, conmemorando el combate librado el 5 de mayo de 1862 en las cercanías de la ciudad de Puebla, entre los ejércitos de la república Mexicana, bajo el mando de Ignacio Zaragoza, y del Segundo Imperio Francés, dirigido por Charles Ferdinand Latrille, conde de Lorencez, durante lo que se conoce como la Segunda Intervención Francesa en México, cuyo resultado fue una victoria importante para México, ya que con unas fuerzas armadas consideradas como inferiores, lograron vencer a uno de los ejércitos más experimentados y respetados de su época.
Es importante destacar que este es el quinto año consecutivo que se realiza este festival en esta ciudad organizado por parte de la cámara de comercio hispana de Tulsa, donde los asistentes pudieron disfrutar de música en vivo, bailables de ballet folklórico, juegos mecánicos, gran variedad de alimentos y muchas cosas más.
Judith Pérez, quien acudió por primera vez a este festival, nos platicó su experiencia: “Me parece muy bien que se hagan este tipo de eventos en la comunidad, yo tengo poco tiempo viviendo en Tulsa pero hasta ahora he quedado sorprendida con tantas actividades que se llevan a cabo en la ciudad, sobre todo este tipo de festivales donde se puede sentir ese toque hispano que nos recuerda tanto a nuestros países de origen”.
Francisco Treviño, presidente de la cámara de comercio hispana de Tulsa nos comentó sobre como percibió la celebración del 5 de mayo: “En esta ocasión el festival ha estado muy bonito, hemos recibido mucha gente y bastantes familias han acudido a la celebración durante el viernes y sábado, a pesar de que el domingo estuvo bastante nublado, las personas asistieron con gusto a los festejos. Me gustaría comentar que este año no tuvimos que hacer ninguna llamada para conseguir patrocinadores, todos llamaron a la oficina de la cámara preguntando cuando haríamos la celebración y mostrando su interés para convertirse en patrocinadores, preguntando como podrían convertirse en exhibidores o para vender alimentos, eso fue algo muy bueno por que el festival ha mejorado anualmente. Este es quinto que realizamos el festival del 5 de mayo, pero anteriormente hacíamos un festival hispano en el downtown, por lo que este sería mi año número dieciocho elaborando este tipo de festivales. Me gustaría comentar que en este año tuvimos más respuesta por parte de la gente, quienes ya estaban esperando con ansias que iniciaran las festividades del 5 de mayo, aunque para realizar un evento de tres días es complicado el conseguir grupos y voluntarios, pero afortunadamente tanto en Tulsa como en Oklahoma City existen muchas organizaciones que vienen a donar parte de su tiempo, porque la mayoría de los grupos locales que participan no cobran para tocar durante la celebración del festival, así es como ellos dan ese apoyo para la comunidad y que puedan fomentar su arte y música. Quisiera decirle a la comunidad hispana que sean más abiertos hacia este tipo de eventos y festivales que se realizan en la ciudad, nosotros tenemos mucho tiempo haciendo este evento para la comunidad, se requiere de muchos fondos para poder realizar un evento como este gratuito para todos, obviamente si los asistentes desean consumir alimentos o las atracciones mecánicas si conlleva un costo, pero el festival es gratuito para que la gente pueda venir a caminar, a disfrutar de la música, del ambiente completamente familiar, hay niños y adultos mayores que acuden a la celebración, hay personas que tienen viniendo cada año para disfrutar de este gran evento que estoy orgulloso que se realice por parte de la comunidad latina”.

Adiós a las clases

Lunes, 16 Mayo 2016 16:40 Escrito por

“Juntos” celebró con una gran fiesta el fin del año escolar.

Con mucho entusiasmo, emociones y risas se llevo a cabo la fiesta de “Quinceañeras” para despedir el año escolar por parte de los integrantes del programa “Juntos” para los jóvenes y sus familias que participan en este programa que apoya a las futuras generaciones de Tulsa.
El evento se realizó el lunes 9 de mayo a partir de las 5:30 de la tarde en las instalaciones de la escuela East Central Junior High contando con una amplia participación, donde los presentes pudieron disfrutar de una gran variedad de alimentos, música para bailar, pero sobre todo de un ambiente para convivir.
En entrevista con Ingrid Carola Muñoz de Cote, coordinadora del programa “Juntos” de Tulsa, nos comentó sobre este evento y el motivo de su realización: “Esta fue una noche de familias, pero la quisimos llamar como “La quinceañera de Juntos” debido a que casi todos los jóvenes que participan en el programa cumplen aquí sus quince años, siendo una de las fiestas que más acuden, además como celebración por el final del año escolar, la mayoría ya terminaron las clases, así que podemos celebrar sus logros y metas obtenidas para la clausura de este año escolar. Quisiera destacar que cada noche familiar que hemos realizado tuvieron diferentes temas, tales como seguridad, educación, como alcanzar los sueños, maneras de obtener grados de educación más altos a través de becas, prevención de adicciones, educación sexual, entre muchos otros temas más. Por eso decidimos que esta última noche familiar fuera un momento para que los jóvenes se relajaran, disfrutaran y celebraran todo lo que han aprendido durante el año, dando las gracias a los padres por su constancia, por que finalmente aquí están ellos apoyándolos, por eso decidimos brindarles una fiesta con alimentos para demostrar nuestro agradecimiento y cerrar el año escolar con un broche de oro festejando todos juntos. Esta es la primera vez que hacemos este evento, por que aunque tenemos cada mes por parte del programa de “Juntos” las noches familiares, nunca habíamos hecho anteriormente una fiesta de clausura, hasta ahora que se nos ocurrió, ya habíamos tenido la idea de hacer esta noche de quinceañera, por que hay muchachas que si celebran este tipo de fiestas, pero quizás hay otros que nunca lo han festejado, así que decidimos celebrarlos a todos los quinceañeros en conjunto que participan en este programa. Quisiera decirles a los jóvenes que participan en el programa de “Juntos” que no dejen ir este tipo de oportunidades ni de grupos donde ellos pueden encontrar apoyo, pueden encontrar recursos, donde si tienen una duda de cómo seguir estudiando, de cómo seguir adelante, siempre van a tener en nosotros alguien los ayude y que les tienda la mano cuando más lo necesiten, así que nunca se queden con ninguna duda, si se llegan a encontrar en algún problema nunca busquen la salida fácil, hay siempre opciones que pueden ser buenas para ustedes. También quiero agradecer a las familias y la comunidad por apoyarnos, en especial a los patrocinadores por donar su tiempo y sus recursos para los jóvenes, por que sin su apoyo no podríamos llevar a cabo este tipo de eventos, así que… ¡Muchas gracias a todos!”
Es importante señalar que el programa “Juntos” fue creado para apoyar a las familias hispanas, empezando principalmente con los padres, a los cuales se les explica el funcionamiento del sistema educativo en los Estados Unidos de America, fomentando entre los jóvenes la importancia del Servicio Comunitario, con el objetivo de que ellos conozcan la importancia de participar con su propia comunidad hispana y se den cuenta del valor que representa hacer este tipo de acciones, así cuando terminen la highschool podrán seguir con esa pasión por apoyar a la comunidad.

Encendiendo la llama.

Lunes, 16 Mayo 2016 16:34 Escrito por

Camp Fire de Tulsa ofrece un espacio educativo e incluyente para la comunidad.

“Camp Fire de Tulsa es una organización de desarrollo que proporciona programas para después de clases y de verano para niños, somos incluyentes y nos apasiona el aprendizaje de todos niños, sobre todo a través de actividades al aire libre” señaló en entrevista Deric Williams, director de este conocido programa que apoya a una gran cantidad de jóvenes de la población.
“Debido a la amplia diversidad de la comunidad, Camp Fire de Tulsa ha intentando conseguir personal que sea tanto bilingüe como bicultural, para ofrecer este espacio para la comunidad hispana y generar una conexión tanto con los niños como con sus familias, donde la diferencia del idioma o la cultura no represente una barrera para ellos, un paso importante para poder avanzar es crear estos lazos entre las familias y el programa.” comentó Deric Williams.
Sobre como ha sido la respuesta de la comunidad hispana hacía el programa Camp Fire, Williams respondió: “Abrumadoramente positiva, hemos presenciado el compromiso de los chicos hacía el programa, además ha crecido la participación de las familias hispanas en las actividades que hemos llevado a cabo”.
Deric Williams hizo hincapié que Camp Fire de Tulsa es un programa que guía a los jóvenes en el camino hacía su autodescubrimiento, donde podrán identificar cuales son sus vocaciones y sus potenciales, trabajando en conjunto para que se conviertan en personas excepcionales y con la motivación para hacer todo lo que se propongan. Además, ofrece un espacio de inclusión donde todos los jóvenes y las familias son bienvenidas, enfocándose especialmente en aquellos en situaciones de riesgo y vulnerabilidad cuyas familias enfrentan dificultades asociadas con la pobreza.
Fátima Linares y Héctor Pérez, coordinadores de la sección hispana de Camp Fire de Tulsa comentaron sobre las experiencias que han obtenido trabajando con las familias hispanas: “Han sido bastante satisfactorias, cuando vemos a los niños en el salón, podemos recordar cuando nosotros teníamos esa edad entre la infancia y la adolescencia, donde los chicos no pueden tener un contacto con sus padres debido a que están trabajando, en esa edad tan difícil es bueno contar con un apoyo extra, más allá de los profesores o de la administración de la escuela, eso es lo que tratamos de hacer aquí, ser más que un maestro o un adulto más, convertirnos en sus amigos a quienes pueden contarnos todo lo que ellos quieran y nosotros vamos a intentar ayudarlos en lo que podamos, si las familias tienen algún problema o un chico esta teniendo dificultades, ellos pueden contactarnos y nosotros los apoyaremos. Conocemos la importancia que significa involucrarse directamente con los jóvenes, es bastante importante que ellos comprendan que los profesores o tutores no representan una figura rígida, sino que es un ser humano más que los escuchara, los apoyara e intentará resolver los problemas que se presenten, que esta aquí para prestar un servicio para la comunidad y las familias, sin ser más o menos que nadie, solo una persona más que esta dispuesto a escuchar y servir”.
Sobre el impactó que ha tenido este programa entre los jóvenes hispanos de la comunidad, Linares y Pérez destacaron: “Hemos presenciado un cambio significativo donde ahora se puede ver otra cara de los asistentes a este programa. Cuando inició, solamente contábamos con niños angloparlantes, pero actualmente es notoria la presencia hispana, eso ha sido un cambio muy grande, puesto que ahora que llevamos a cabo diferentes eventos, se pueden escuchar muchos jóvenes hablando español. Esta fue una misión que nos propusimos dentro del programa para ofrecer un espacio para las familias latinas, lo cual hemos podido lograr y planeamos continuar haciéndolo, donde los jóvenes aprenderán algo nuevo, puesto que en los países latinoamericanos este tipo de actividades que no son algo común de llevarse a cabo, así que prácticamente estamos combinando dos culturas diferentes en un ambiente unificado”.
Para terminar la entrevista, Deric Williams ofreció el siguiente mensaje para la comunidad hispana: “Todos los niños y familias son bienvenidas a Camp Fire Tulsa, acudan con toda confianza y participen en este programa que ofrece a los jóvenes la oportunidad de alzar su voz y descubrir quienes son”.

Popular News

Anuncian nuevo Director de operaciones de las escuelas públicas de…
Originaria de la ciudad de México, Fátima Linares es conocida…
Desde hace 41 años la organización Domestic Violence Intervention Service…
World Experience Foundation continuará preparando líderes globales. De los más…

Tras el sueño americano

Viernes, 29 Abril 2016 19:06 Escrito por

Originario de Cutzamala, Guerrero, México, Teodulo Bustos Figueroa arribó a los Estados Unidos hace más de 30 años, donde ha vivido una gran parte de su vida y se ha desarrollado, actualmente es pastor de una iglesia y nos platicó su historia: “Yo emigre en 1980 cuando tan solo tenía 17 años de edad. Uno siempre viene buscando alcanzar el sueño americano, pero al principio piensa que solo se quedará un tiempo y regresara a su tierra, pero ya ha pasado el tiempo y aun seguimos por aquí. Cuando llegue radique en el estado de California durante aproximadamente 25 años, pero por varias razones me mude hacía Tulsa, Oklahoma en el 2006, un año después de estar aquí me convertí en pastor de una iglesia cristiana llamada Palabra Viva. Yo creo que el cambiarme a vivir a Tulsa fue un movimiento de Dios, por que yo no tenía pensado venir aquí, puesto que yo gozaba de una buena economía en California, pero Dios deseó que yo viajara para acá , en ese tiempo aun no era pastor, simplemente obedecí, un año después me ordene como pastor. Actualmente ya tengo ocho años como pastor de la iglesia. Cuando llegue conseguí un trabajo, conocí esta ciudad por que tenía una hija que estaba por aquí y yo venia a visitarla, esa fue la razón de como conocí Tulsa.”
Al preguntarle sobre que se encontró en Tulsa al llegar, nos comentó: “Me encontré con un lugar donde podía vivir cómodamente a comparación del estado de California, donde pagaba mucho más por una vivienda que era mucho más pequeña que donde ahora vivo. También me encontré en ese tiempo que había muchas oportunidades en compañías muy buenas. Yo trabaje por diez años con una compañía que se encargaba de realizar trabajos en relación a los postes de electricidad, yo buscaba un mejor bienestar para mi familia.”
Sobre los cambios que ha visto durante todo este tiempo, señaló: “He visto muchos cambios, sobre todo la bendición de Dios en mi casa y en mi familia, por que ahora puedo vivir verdaderamente mucho mejor que como estaba en California. En la comunidad he visto también muchos cambios, desde hace diez años he visto un crecimiento muy grande y una necesidad grande en esta ciudad, por que entre más crece la comunidad, más problemas hay. He visto la necesidad de mejores autoridades para poder mantener la paz. Ha subido mucho la drogadicción, el alcoholismo y el pandillerismo, eso sucede porque la sociedad vive desorientada de lo que Dios quiere para nosotros. También he visto muchos cambios en la comunidad hispana, cuando yo llegue casi no había presencia, pero actualmente hasta el pueblo americano esta dándose cuenta de la presencia de la comunidad latina en la ciudad de Tulsa, esto da la necesidad de que nosotros contemos con lideres en la ciudad. También he visto como el comercio hispano ha crecido y como los latinos han salido adelante en este lugar. Yo creo que este cambio ha sido positivo, aunque hay aun mucho trabajo por hacer para que vivamos en paz, debemos de dar a conocer que los hispanos estamos haciendo un buen trabajo en esta ciudad. Creo que nuestros jóvenes deberían estudiar, por que es ahí donde ellos van a encontrar las mejores oportunidades para su futuro, sobre todo la población hispana debe aprovechar todas las oportunidades que el país y la ciudad les brindan”.
Al cuestionarle si conocía sobre algún caso de discriminación, contestó: “Personalmente no he vivido casos de discriminación, porque he visto que hay igualdad de personalidades aquí, todo aquel que probablemente cree que lo están discriminando es por alguna razón, a lo mejor en algún momento el gobierno toma acciones que nosotros no lo vemos bien, pero no sabemos que ha pasado realmente, pero yo no he visto hasta hoy la discriminación racial aquí. Tampoco he conocido ningún caso, tal vez si hablamos de materia inmigratoria, eso es asunto del gobierno, pero creo que hemos tenido igualdad de oportunidades aquí. Sabemos que las leyes no las rige un solo hombre, ellos tratan de hacer lo mejor para la nación y consideró que tenemos que esperar que decisiones toman ellos y no podemos decir que hay un racismo hacia nosotros, porque al fin y al cabo aquí estamos y nos mantenemos bien. Yo estuve durante casi veinte años sin documentos, pero gracias a Dios estuve bien a pesar de eso.”
Para finalizar la entrevista, Teodulo Bustos ofreció el siguiente mensaje: “La comunidad hispana tiene que entender que estamos en una tierra extranjera, mi deber como pastor es orar para que esta nación y sus dirigentes puedan verdaderamente dar la oportunidad para aquellos que lo necesitan, que ellos vean la necesidad que hay en la comunidad, pero nosotros no tenemos que contraatacar, que sea solamente orando, para que nosotros podamos ver resultados de parte de ellos. Nosotros estamos en una tierra que no es nuestra y en ocasiones los dirigentes toman acciones que nosotros vemos como negativas, pero yo creo que tenemos que confiar en Dios.”

Alemania patea fuerte

Viernes, 29 Abril 2016 18:50 Escrito por

“Queríamos ofrecer un espacio donde todos los niños pudieran practicar, nuestra principal preocupación era su bienestar, por que sabemos que el deporte es de mucha utilidad y posiblemente el día de mañana alguno de ellos pueda convertirse en un jugador profesional…” señalaron en entrevista Fredy Aguilar y Omar Franco, entrenador y manager del equipo de futbol infantil “Alemania” de la liga de fútbol infantil “Tulsa Tornadoes”.
El pasado 16 y 17 de abril el equipo “Alemania” fue el ganador de la President’s Preliminaries Cup que se llevó a cabo en el Mohawk Park de Tulsa, en el cual se dieron cita equipos deportivos de todo el estado de Oklahoma, por lo que ahora jugaran la final de este torneo a celebrarse el próximo 7 de mayo en el Indian Springs Complex de la ciudad de Broken Arrow, Oklahoma: “El equipo ganó y pasamos invictos sin que nos anotaran ni un solo gol y con todos los juegos ganados, los muchachos pusieron el corazón en el campo para lograr esto…” indicaron Fredy Aguilar y Omar Franco.
Al igual, tanto Aguilar como Franco comentaron que esta es solamente una de las muchas participaciones que tiene este equipo: “Hemos representado a Tulsa a nivel estatal en varios ocasiones, estamos jugando para la liga Tulsa Tornadoes y representándola en el nivel U11. Hemos ganado torneos como el Polar Bear de la WCA y continuaremos participando en más torneos, el próximo 13, 14 y 15 de mayo visitaremos la ciudad de Frisco, Texas para competir nuevamente.”
Sobre como se creó este equipo deportivo, Omar Franco comentó: “Este equipo lo iniciamos hace dos años, al principio entrenábamos solo los papás, pero al final ya eran más niños que padres, así que decidimos crear un equipo de futbol soccer e inscribirlo a la liga Tornadoes de Tulsa, así fue como comenzó este equipo. Con el tiempo fue creciendo más, ahorita estamos en el nivel de competir contra cualquier equipo del estado de Oklahoma, para nosotros es un honor poder ser parte de esta liga y poder manejarlo. El fin de crear el equipo fue el de apoyar a cada niño que realmente quiere y le gusta el deporte, nosotros estamos solamente para poder ayudarlos en sus sueños, esperemos que en un futuro de este equipo salgan jugadores profesionales que puedan ir a jugar donde los manden. También esto lo hacemos por la salud de cada niño, actualmente hay muchos niños que se la pasan jugando en el teléfono todo el día, salen de la escuela y lo primero que hacen es estar con el teléfono, pero si les inculcamos la importancia del deporte y nosotros como padres apoyamos a nuestros hijos en algo sano que sabemos que les va a ayudar es mucho mejor, yo creo que es una buena causa y una buena acción lo que estamos realizando”.
Al preguntar como se llevan a cabo los entrenamientos, Fredy Aguilar destacó: “Están basados en la capacidad de cada niño, por ejemplo podemos trabajar nivel básico, intermedio o avanzado. Actualmente estamos separando grupos de jugadores dependiendo la categoría, el entrenamiento se trata de hacer lo mejor que se pueda basado en la situación y en lo más actualizado. El equipo esta divido en dos grupos: el primero esta integrado por niños de 10 a 11 años y el segundo de 9 a 10 años.”
Tanto Fredy Aguilar como Omar Franco hicieron hincapié que la liga Tulsa Tornadoes ofrece un espacio para todo aquel que desee practicar este deporte: “Actualmente tenemos espacios para más niños que quieran desarrollarse, que tengan el talento, que puedan asistir y lo más importante que les guste, todos son bienvenidos, aquí no discriminamos a nadie, todos somos iguales, nadie es mayor o menor. Para inscribirse pueden comunicarse al número 918-809-4921 o pueden ir con Julio Rodríguez, presidente de la liga Tulsa Tornadoes que se encuentra ubicado en el interior del Bazar en 2121 S. Garnett Rd. Local 15 en Tulsa o al teléfono 918-814-6552.”
Fredy Aguilar y Omar Franco ofrecieron el siguiente mensaje para los niños que integran el equipo Alemania: “Nos sentimos orgullosos porque han trabajado fuerte y se han esforzado como debe ser en el campo cuando se trata de jugar, es un privilegio para nosotros estar sirviéndoles como entrenador y manager, estamos orgullosos de sus logros y hasta donde han llegado. También queremos agradecerles a los  papás por darnos la confianza de trabajar con sus hijos, que es un trabajo complicado pero lo hacemos con mucho gusto”.
Para terminar la entrevista, Aguilar y Franco también ofrecieron el siguiente mensaje para la comunidad hispana: “Nos gustaría que apoyaran el deporte, es algo sano inculcarles a los niños el gusto por jugar, esto le servirá a los jóvenes el día de mañana, gracias a este lograran cumplir sus sueños y metas, por que existen niños que desean jugar profesionalmente, pero en muchas ocasiones los papás no los apoyan y el niño solamente sueña, no hay como poder apoyar a nuestros hijos y estar con ellos. Sin el apoyo de los padres, un niño no puede llegar a hacer mucho, porque ellos dependen de nosotros, por eso tenemos que esforzarnos más para poder ser su apoyo, yo entiendo que muchos trabajamos y estamos ocupados, pero es importante la educación de nuestros hijos, en el deporte más que jugar, se les enseña disciplina, carácter y valores. Así que nos gustaría invitar a todos los padres para que nos apoyen, sean parte de nosotros y asistan a los juegos a apoyarnos. Pueden visitarnos en nuestras redes sociales para ver información sobre nuestros próximos partidos.”

Se realizó clínica legal DACA en Tulsa.

Viernes, 29 Abril 2016 18:41 Escrito por

El pasado sábado 16 de abril se llevó a cabo una clínica legal DACA por parte de la organización Dream Act Oklahoma de Tulsa, siendo este el cuarto año consecutivo que se realiza este tipo de eventos para apoyar a la comunidad.
“El objetivo de este evento es proveer un lugar donde las personas pudieran llenar la aplicación del DACA sin ningún costo y con la supervisión de un abogado, estamos aquí para ayudar a llenar el papeleo, no para representarlos legalmente, solo queremos apoyar a los integrantes de nuestra comunidad. Creo que las personas están muy agradecidos que nosotros les ayudemos, hemos obtenido respuestas positivas, quienes acuden a esta clínica confían en que realizaremos un buen trabajo” comentó Alma Vargas López, miembro del Dream Act Oklahoma.
Cindy Meyer, una beneficiada de esta clínica legal DACA nos platicó sobre su experiencia: “Esta es la segunda vez que realizó este tramite a través de este tipo de eventos que realiza la organización Dream Act, personalmente me llevó una experiencia muy buena, todos los voluntarios nos apoyaron y fueron muy buenos, muy pacientes y amables sobre todo. Me gustaría invitar a la comunidad para que continúen acudiendo y apoyando a este tipo de eventos, que ayudan mucho y es una oportunidad muy grande para poder trabajar y salir adelante en este país. Me gustaría agradecer a los organizadores de este evento, porque sin ellos, no creo que yo pudiera haber hecho esto por el miedo, pero ellos me ayudaron a entender que no me va a pasar nada, ahora cuento con un permiso que me ha ayudado mucho… ¡Muchas gracias Dream Act!”
Chris López, quien acudió como voluntario al evento indicó la importancia que significa apoyar esta clínica: “Mi papá y mi mamá vinieron como inmigrantes a este país, mi hermana es una beneficiaría del DACA, aunque yo nací aquí en los Estados Unidos, me he dado cuenta como existen diferencias solamente por los papeles, por eso vengo aquí a ayudar a más familias que tengan las mismas oportunidades que los otros tienen, todos deben tener la oportunidad de trabajar y estar aquí seguros. Me gustaría que hubiera más apoyo de la comunidad, por que muchas familias vienen aquí para trabajar y asegurarse que sus hijos estén bien, ojala hubiera más voluntarios que ofrecieran más información o que pudieran apoyar este programa que es muy importante para toda la comunidad”.
Iván Godinez Reyes, uno de los principales líderes de la organización Dream Act Oklahoma de Tulsa dijo que se sentía muy contento por la buena respuesta de la comunidad hacía este evento: “Nosotros tenemos en mente que la demanda para meter este tipo de solicitudes es alta, pero esta vez nos dimos cuenta que tan necesario es para la población, incluso no pudimos atender a toda la gente que nos llamó para poder recibir ayuda, pero estamos haciendo lo que podemos con los recursos que tenemos. Sin embargo continuaremos realizando más clínicas, por que eso es algo que nos hemos dedicado por mucho tiempo. También tenemos planeado un evento para la celebración del día de las madres, donde planeamos festejar a todas las mamás en su día. Además continuaremos trabajando con todo lo relacionado en materia de inmigración. Para las personas que deseen inscribirse a la próxima clínica legal, les recomendamos que nos sigan a través de nuestra pagina de Facebook que es Dream Act Oklahoma Tulsa, esta es una de las mejores maneras de estar en contacto con nosotros, pueden enviarnos un mensaje a través de ese medio, a partir de allí podemos añadirlos a nuestros correos electrónicos si lo desean. También pueden involucrarse como voluntarios, incluso hubo personas que donaron alimentos y de esa manera pudieron participar y ayudarnos, para que nuestros voluntarios pudieran comer algo al atender a los asistentes. Me gustaría que la comunidad hispana se involucrará un poco más, que se mantengan al tanto de las cosas que están pasando, espero que puedan participar de cualquier manera que sea posible, ya sea apoyándonos en nuestros eventos, compartiendo nuestras imágenes en sus redes sociales e inclusive distribuyendo la información, por que si nos mantenemos informados, como comunidad saldremos adelante”.

Orgullosa de sus raíces

Viernes, 29 Abril 2016 17:37 Escrito por

Originaria de la ciudad de México, Fátima Linares es conocida en la comunidad de Tulsa por el trabajo que realiza como “Success Coach” del programa “Juntos” y como la coordinadora del programa hispano en “Camp Fire”, quien nos platicó su historia: “Llegue a los Estados Unidos como indocumentada en el verano del 2005, yo solo tenía once años de edad cuando llegamos mi mamá y hermana a la ciudad de Sonoma, California, ahí nos quedamos durante casi tres meses para luego movernos hacía Tulsa, Oklahoma. Mi papá se vino un año antes que nosotros con una visa de trabajo e hizo algunas amistades en Oklahoma, donde ya tenía un trabajo y una casa para nosotros.”

Cuando le preguntamos que se encontró al llegar a Tulsa, Fátima nos comentó: “Me encontré con una ciudad pequeña, muy diferente a lo que era estar en México o California. Cuando me moví la primera vez a California no sentí tanto el cambio porque siempre había vivido en la ciudad de México y de alguna manera es parecido, pero cuando llegue a Tulsa era muy raro encontrar personas que hablaran español, en realidad había muy pocos comercios latinos, en aquel tiempo aun no construían el BOK Center, era totalmente diferente a como se encuentra actualmente la ciudad”.

Sobre los cambios que ha observado durante los años, Linares destacó: “En general, en todos estos años he visto un mayor desarrollo en todo el condado de Tulsa, además también la comunidad hispana ha crecido demasiado, ya puedes escuchar el español en varios lugares, también en varios trabajos te piden que seas bilingüe, que es una gran ventaja para nuestra comunidad y un cambio muy significativo, además en los hospitales y muchos otros lugares es común encontrarte con personas que utilizan el español, quizás lo hablan con dificultad pero lo han aprendido, incluso mucha de la población anglosajona toman la iniciativa de aprender el español como segundo idioma. He visto muchos cambios en Tulsa, sobre todo su crecimiento, ya hay más construcciones, más vehículos, aunque también ha aumentado la delincuencia pero es algo lógico, mientras más personas mayor inseguridad. También he escuchado algunos comentarios de gente que comparan a Tulsa con Oklahoma City, que son muy parecidos pero incluso prefieren más a Tulsa, que se les hace muy bonito. Eso demuestra que la ciudad esta creciendo y yo he sido testigo de este desarrollo. Por mi trabajo también me he dado cuenta como ha aumentado la presencia hispana en las escuelas, donde más del 40% de los estudiantes son latinos, esto representa una cantidad importante.”

Al preguntarle como fue que comenzó su participación en los programas “Juntos” y “Camp Fire”, Fátima Linares contestó: “Yo empecé a trabajar desde temprana edad, todavía estaba asistiendo a la escuela, me desempeñaba como mesera de un restaurante al cual acudía mucha gente. Fue a través de la hija del dueño de este restaurante que conocí a Toni Marin, en ese entonces yo tenía 19 años. Por medio de la OSU, mi mamá me dijo que había ido un señor a la casa para hacer una entrevista sobre un proyecto de investigación hacia la comunidad hispana y que estaba interesado en hablar conmigo. Él me explicó sobre el programa de Juntos que buscaba gente joven que estuviera involucrada en la comunidad, en ese entonces yo era parte de Dream Act Oklahoma, así fue como comencé a colaborar en el programa Juntos en abril del 2014 y actualmente continuo en el mismo. En Camp Fire me integre también a través de Toni Marin, en ese entonces estaban buscando organizaciones para trabajar coordinadamente en un programa de verano, donde Camp Fire estaba buscando a dos hispanos para iniciar un proyecto enfocado hacia la comunidad latina, para el cual aplique, fui entrevistada y me dieron la oportunidad de integrarme a este programa, el cual era algo completamente nuevo para mi, puesto que de la manera que se desarrollaba el programa no estaba adaptado para la comunidad hispana, pero nos otorgaron mucha libertad para poder modificar y cambiar algunos detalles para de esta manera enfocarlo hacía el sector hispano”.

Para terminar la entrevista, Fátima Linares ofreció el siguiente mensaje para la comunidad hispana: “Quiero pedirles que es importante unirnos más, la unión hace la fuerza, Tulsa necesita de nuestra ayuda y de nuestro toque latino. También es importante unirnos con otros sectores, no solo con la comunidad hispana, romper el mito que existe sobre que los latinos solo se encuentran en el este de Tulsa, los hispanos estamos en todos lugares, siento que es importante dejar las divisiones y es mejor unirnos, apoyarnos más y apoyar a la juventud que lo necesita demasiado. Tenemos que apoyar a los nuevos líderes, a esos jóvenes que tienen las ganas de ayudar a Tulsa y a todo Oklahoma, ese sería mi mayor petición. Me gustaría también agradecer a mis padres y mis amigos por todo el apoyo que me han dado para formar la persona que soy actualmente.”

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento