Martes, 25 Febrero 2020
BREAKING NEWS
Viernes, 29 Abril 2016 12:37

Orgullosa de sus raíces

Originaria de la ciudad de México, Fátima Linares es conocida en la comunidad de Tulsa por el trabajo que realiza como “Success Coach” del programa “Juntos” y como la coordinadora del programa hispano en “Camp Fire”, quien nos platicó su historia: “Llegue a los Estados Unidos como indocumentada en el verano del 2005, yo solo tenía once años de edad cuando llegamos mi mamá y hermana a la ciudad de Sonoma, California, ahí nos quedamos durante casi tres meses para luego movernos hacía Tulsa, Oklahoma. Mi papá se vino un año antes que nosotros con una visa de trabajo e hizo algunas amistades en Oklahoma, donde ya tenía un trabajo y una casa para nosotros.”

Cuando le preguntamos que se encontró al llegar a Tulsa, Fátima nos comentó: “Me encontré con una ciudad pequeña, muy diferente a lo que era estar en México o California. Cuando me moví la primera vez a California no sentí tanto el cambio porque siempre había vivido en la ciudad de México y de alguna manera es parecido, pero cuando llegue a Tulsa era muy raro encontrar personas que hablaran español, en realidad había muy pocos comercios latinos, en aquel tiempo aun no construían el BOK Center, era totalmente diferente a como se encuentra actualmente la ciudad”.

Sobre los cambios que ha observado durante los años, Linares destacó: “En general, en todos estos años he visto un mayor desarrollo en todo el condado de Tulsa, además también la comunidad hispana ha crecido demasiado, ya puedes escuchar el español en varios lugares, también en varios trabajos te piden que seas bilingüe, que es una gran ventaja para nuestra comunidad y un cambio muy significativo, además en los hospitales y muchos otros lugares es común encontrarte con personas que utilizan el español, quizás lo hablan con dificultad pero lo han aprendido, incluso mucha de la población anglosajona toman la iniciativa de aprender el español como segundo idioma. He visto muchos cambios en Tulsa, sobre todo su crecimiento, ya hay más construcciones, más vehículos, aunque también ha aumentado la delincuencia pero es algo lógico, mientras más personas mayor inseguridad. También he escuchado algunos comentarios de gente que comparan a Tulsa con Oklahoma City, que son muy parecidos pero incluso prefieren más a Tulsa, que se les hace muy bonito. Eso demuestra que la ciudad esta creciendo y yo he sido testigo de este desarrollo. Por mi trabajo también me he dado cuenta como ha aumentado la presencia hispana en las escuelas, donde más del 40% de los estudiantes son latinos, esto representa una cantidad importante.”

Al preguntarle como fue que comenzó su participación en los programas “Juntos” y “Camp Fire”, Fátima Linares contestó: “Yo empecé a trabajar desde temprana edad, todavía estaba asistiendo a la escuela, me desempeñaba como mesera de un restaurante al cual acudía mucha gente. Fue a través de la hija del dueño de este restaurante que conocí a Toni Marin, en ese entonces yo tenía 19 años. Por medio de la OSU, mi mamá me dijo que había ido un señor a la casa para hacer una entrevista sobre un proyecto de investigación hacia la comunidad hispana y que estaba interesado en hablar conmigo. Él me explicó sobre el programa de Juntos que buscaba gente joven que estuviera involucrada en la comunidad, en ese entonces yo era parte de Dream Act Oklahoma, así fue como comencé a colaborar en el programa Juntos en abril del 2014 y actualmente continuo en el mismo. En Camp Fire me integre también a través de Toni Marin, en ese entonces estaban buscando organizaciones para trabajar coordinadamente en un programa de verano, donde Camp Fire estaba buscando a dos hispanos para iniciar un proyecto enfocado hacia la comunidad latina, para el cual aplique, fui entrevistada y me dieron la oportunidad de integrarme a este programa, el cual era algo completamente nuevo para mi, puesto que de la manera que se desarrollaba el programa no estaba adaptado para la comunidad hispana, pero nos otorgaron mucha libertad para poder modificar y cambiar algunos detalles para de esta manera enfocarlo hacía el sector hispano”.

Para terminar la entrevista, Fátima Linares ofreció el siguiente mensaje para la comunidad hispana: “Quiero pedirles que es importante unirnos más, la unión hace la fuerza, Tulsa necesita de nuestra ayuda y de nuestro toque latino. También es importante unirnos con otros sectores, no solo con la comunidad hispana, romper el mito que existe sobre que los latinos solo se encuentran en el este de Tulsa, los hispanos estamos en todos lugares, siento que es importante dejar las divisiones y es mejor unirnos, apoyarnos más y apoyar a la juventud que lo necesita demasiado. Tenemos que apoyar a los nuevos líderes, a esos jóvenes que tienen las ganas de ayudar a Tulsa y a todo Oklahoma, ese sería mi mayor petición. Me gustaría también agradecer a mis padres y mis amigos por todo el apoyo que me han dado para formar la persona que soy actualmente.”

Publicado en Tulsa
Viernes, 29 Abril 2016 12:33

Yo quiero ser como Messi

“Me llamó la atención el comenzar a jugar soccer por que veía a grandes jugadores profesionales, uno de ellos era Messi, ver como manejaba el balón en el campo, para mi él es mi ídolo por que es muy bueno, mete muchos goles y sabe compartir la pelota con sus compañeros de equipo…” señaló en entrevista Javier Arriaga, integrante de la liga deportiva “Tulsa Tornadoes”.

Originario de México, Javier Arriaga comentó que comenzó jugando cuando solo tenía siete años de edad: “Actualmente tengo doce años de edad, en todo este tiempo me he sentido muy bien practicando este deporte, ahora siento que ya soy mejor jugador, además también he mejorado mucho en la escuela. Me gustaría decirle a los otros niños que juegan futbol que nadie nació siendo un profesional, todos pueden entrenar y llegar a ser grandes si se comprometen a salir adelante. También quisiera decirles a los otros niños que no practican ningún deporte, que se animen a participar por que es algo muy bueno y saludable para todos. A la comunidad hispana me gustaría que nos apoyaran y vinieran a vernos jugar a nuestros partidos. También quisiera agradecer mucho a mis padres, por que ellos fueron quienes me animaron a que viniera a jugar, sin su apoyo no pudiera llevar a cabo mi sueño de convertirme en un futuro en un futbolista profesional como es Lionel Messi, pero aun me falta entrenar mucho, aprender a compartir la pelota con mis otros compañeros como lo hace él.”

Omar Alejandro Franco, otro compañero de equipo nos comentó porque comenzó a jugar futbol: “Me llamó la atención el comenzar a practicar este deporte por que es muy divertido y me ayuda a distraerme de las otras obligaciones que tengo, yo consideró que es algo muy bueno para la salud, pero sobre todo me gusta mucho jugar futbol, además yo nací en una familia donde todos jugaban futbol, yo creo que de ahí fue donde me empezó mi afición por este deporte, por que todos mis demás hermanos también practicaban este deporte. Personalmente siempre me ha gustado jugar fútbol, por que es un deporte que es para todos, pero solamente muy pocos pueden llegar a ser jugadores profesionales”.

También originario de México, Omar Alejandro Franco señaló que inició jugando futbol cuando tan solo tenía cinco años de edad: “Actualmente tengo doce años de edad, en todos estos años que llevo practicando este deporte, algo que ha cambiado mucho es mi estado de salud, así como también mis habilidades de trabajar en equipo con el resto de mis compañeros de equipo, además mi resistencia y condición son mucho mejores que cuando no hacía nada, mi capacidad para estar con otras personas… en si muchísimas cosas siento que han mejorado en mí. Me gustaría decirle a mis otros compañeros de equipo que siempre traten de hacer lo mejor que puedan, pongan atención con disciplina y dedicación, por que echándole ganas, todo se puede hacer en esta vida. Yo creo que todos tenemos el mismo sueño de convertirnos algún día en jugadores profesionales, pero solamente entrenando mucho y siendo disciplinado, es como se va a poder llevar a cabo todos nuestros sueños. También quisiera agradecerle a mis papás, por que es gracias a ellos que yo estoy aquí, ellos son quienes me han ayudado y apoyado, llevándome a las practicas y a los juegos, siempre se han asegurado que nunca me falte nada tanto en el deporte como en mi vida diaria, así que por eso les agradezco mucho. También quiero decirle gracias a mi entrenador por que el tiempo que nos da para enseñarnos, gracias a él es porque estoy aquí. A la comunidad hispana me gustaría decirles que apoyen el deporte en la ciudad, no tiene que ser solo a nosotros, hay muchos otros que también les dan oportunidad a otros niños para poder jugar y practicar un deporte.”

Publicado en Tulsa

Por: Iris Márquez

Como la escena de una película, o como si fuera un chisme más de la farándula. Los actores Sean Penn y Kate del Castillo protagonizan el nuevo capítulo de la rocambolesca historia de Joaquín “El Chapo” Guzmán, al que entrevistaron en México en octubre pasado cuando era el delincuente más buscado del mundo, lo que abrió un debate sobre las consecuencias legales de su acción. Desde que la revista Rolling Stone publicara un amplio texto redactado por Penn con los detalles de su encuentro con el capo en una zona selvática de México se ha especulado sobre la posibilidad de que la Fiscalía vaya tras ellos. Una fuente del Gobierno federal descartó esa posibilidad, al considerar que se trata de un asunto “irrelevante para el proceso que se va a seguir” contra el líder del cártel de Sinaloa, si bien la entrevista contribuyó a que las fuerzas de seguridad dieran

con su paradero. “El Gobierno no lo va a hacer, lo va a dejar pasar de lado”, dijo una fuente que asegura que la entrevista con los actores quedará “en el rincón del olvido y pasará a la Historia como una anécdota más del ‘Chapo’”.

El abogado Samuel González, experto en procedimientos trasnacionales, indicó que los dos actores “pueden ser llamados a declarar” como testigos, pero negó la posibilidad de que sean imputados por el delito de encubrimiento.

“Yo no alcanzo a ver ninguna conducta ilícita”, dijo González, catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien explicó que ambos acudieron al encuentro como periodistas y “escribiendo para una revista”. La legislación mexicana es “muy protectora de los periodistas”, más que la estadounidense, y el Código de Procedimientos Penales Federales establece que un periodista no está obligado a revelar sus fuentes bajo ninguna

circunstancia, afirmó.

La ley le otorga absoluta inmunidad para no revelar sus fuentes y tampoco

está obligado a denunciar, por lo que no puede ser imputado por encubrimiento, añadió González, quien aclaró que ello no quiere decir que no haya periodistas involucrados.

Publicado en Espectaculos

Clasificados

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento