Jueves, 18 Enero 2018
BREAKING NEWS
Jueves, 04 Enero 2018 15:52

Un Nuevo Puerto Rico

Dra. Lydia Gonzalez-D'Ross, tiene experiencia de primera mano durante su reciente visita a Puerto Rico, como socorrista nacional.

Todos sabemos la situación tan grave que vivieron los puertorriqueños cuando el Huracán María azotó fuertemente aquel lugar. Miles de personas tuvieron a bien unirse a apoyar a los afectados y viajar a Puerto Rico para poner su granito de arena y contribuir a la reconstrucción de la bella isla.

FEMA contactó a D'Ross en agosto para desplegarla durante 30 días en Washington D.C, como parte de la preparación para el Departamento de Seguridad Nacional.“Esta vez, en lugar de ser llamada para ayudar en el centro de llamadas de Harvey, Irma, José, ahora estaba respondiendo a María como una operadora de campo de FEMA en Puerto Rico, una experiencia que me ha dado una gran enseñanza”, expresó la Dra. Lydia Gonzalez-D'Ross.

D'Ross asegura que no había visitado a su familia, ni las tumbas de sus seres queridos en Puerto Rico por más de 10 años. Ella no tenía idea de lo que vería o encontraría en aquel lugar. D'Ross, una experta en respuesta a desastres por una variedad de organizaciones de más de 3 décadas y fundadora de National Hispanic Disaster Relief Network y un enlace hispano de Oklahoma VOAD, tuvo momentos amargos cuando llegó a Puerto Rico en octubre pasado.

Durante treinta días, trabajar 12 horas al día desde el amanecer hasta el anochecer, fue la vida de D'Ross en Puerto Rico. Ella tuvo dos días libres durante su duración y pudo ver a su familia un domingo por la tarde. El otro día se dedicó a comprar algunos detalles para su familia en el centro comercial "Plaza de Las Américas". Plaza de Las Américas era el único centro comercial que tenía electricidad, porque se construyó correctamente. WalMart y otras pequeñas empresas eran administradas por generadores.

“El tráfico en las carreteras era un problema para las personas que trataban de llegar al trabajo ya que lo que provocaba esta situación era que la red eléctrica solo funcionaba a un 25% cuando llegué a Puerto Rico. El toque de queda se fijó a las 6 p.m. para la seguridad pública. No hubo tiempo ni de visitar o mirar ciertos lugares como si lo hice en Katrina o Harvey. Si encontraba un restaurante abierto después de las 7:00 PM, era algo de mucha suerte. Sin embargo, la espera para sentarse fue más de una hora, y luego, cuando estaba sentada, esperar a ser atendida era como media hora. Solo para tener la misma cena que el día anterior. La mayoría de las pequeñas empresas eran administradas por generadores. Era temporada de turismo y la mayoría de los hoteles fueron destruidos o no se abrieron al público hasta después del año nuevo. Fueron días muy difíciles para aquella comunidad”, señalaba D'Ross mientras hacia memoria de su experiencia.

Como respuesta a esta situación, la mayoría de las personas que fueron a ayudar tuvieron que dormir en el centro de convenciones. Algunos se quedaron en los barcos de la Armada. Había más de 5000 personas en el centro de comando ayudando a la gente a recuperarse de un horrible desastre que fue peor que Harvey y Katrina combinados.

El dinero no era el problema para Puerto Rico, el problema era que no había una red eléctrica. Puerto Rico se encuentra con huracanes todos los años. San Martín y Santo Domingo también se vieron afectados por el huracán María y José. Sin embargo, su lección aprendida fue tener la grilla bajo tierra y no sobre el suelo como Puerto Rico. La red eléctrica de Santo Domingo subió un 80% en solo unas pocas semanas. Mientras que la red de Puerto Rico se mantiene en su nivel bajo de funcionamiento del 50% con algunos negocios que se ejecutan en generadores más allá del área de San Juan.

FEMA no fue la única agencia que se desplegó previamente y luego desplegó miles de personas. D'Ross tenía la función de Operador de campo, trabajaba junto con los hombres y mujeres de todas las ramas del servicio militar. Incluyendo DEA, FBI, IRS, USPS y capellanes del gobernador. Las agencias asociadas como Salvation Army, Red Cross, Convoy of Hope también estuvieron representadas en el centro de comando.

D'Ross tuvo un tiempo para establecer contacto con su familia, uno de los miembros de la familia fue destruido en su totalidad debido a las inundaciones de los ríos, ya que más de 8 puentes colapsaron cerca de las casas.

“La frustración de los residentes de Puerto Rico no era que FEMA u otras agencias no estuvieran dispuestas a ayudarlos rápido, sino que el centro de control no era el centro de comando en sí, sino que el centro de control provenía de la mano del Alcalde. Si los residentes no le dicen a su Alcalde lo que está pasando en sus comunidades, entonces el Alcalde no puede llamar al centro de comando para obtener ayuda. Los medios en Puerto Rico no dicen esto a los residentes. Todas las agencias son invitadas a Puerto Rico. A menos que sean invitados a la mesa, las agencias no pueden servir a las personas necesitadas. Algunas veces la gente de Puerto Rico no estaba enterada de esto. FEMA fue de puerta en puerta debido a que las comunicaciones locales no pudieron llegar a todos, para decirles que el centro de recuperación se ha abierto en el centro del Alcalde. Hay 75 alcaldes en Puerto Rico y solo uno necesita retener a la gente para recibir asistencia”, manifestó.

“En cuanto a la pronta ayuda para Texas y Florida y no para Puerto Rico y las Islas Vírgenes, fue que Texas y Florida tenían estados vecinos para ayudar y Puerto Rico y las Islas Vírgenes están por su cuenta. En Puerto Rico todo la ayuda necesitaba ser enviada por barco o por aire y eso llevó días e incluso semanas”, fue la respuesta de la Dra. Lydia Gonzalez-D'Ross al cuestionarle que era lo que hacía que la respuesta no llegara con tiempo a Puerto Rico.

Publicado en Tulsa
Jueves, 12 Octubre 2017 15:18

¡Todos por una buena causa!

Brindan apoyo a damnificados en México y Puerto Rico.

El día 8 de octubre un grupo de personas se reunieron en el salón de eventos D’ Gala, ubicado al sur de nuestra ciudad. La mayoría de ellos fueron convocados para ayudar a los damnificados en México y Puerto Rico, a través de la página de Facebook Compra y Venta Oklahoma. Muchos de ellos llegaron con alimentos enlatados, artículos de limpieza, botellas de agua y demás, mientras que otros realizaron rifas, vendían alimentos o participaban como parte del entretenimiento durante la tarde del domingo.

Lo que unía a todos los asistentes eran el deseo de ayudar al necesitado y poner su granito de arena, no importando de que manera y a que magnitud, lo importante era hacer algo por aquellos que lo están necesitando en estos momentos difíciles.

“Soy mexicana y aunque vivo en los Estados Unidos, tengo mucha familia que fue afectada por el terremoto. Lamentablemente no puedo estar allá ayudando, así que cuando me enteré que harían un evento para recaudar víveres para los damnificados, no dude en venir y apoyar. No importa de que país seamos, siempre es importante apoyar a las personas que están sufriendo”, mencionó Thelma Urbina, voluntaria durante el evento de recaudación.

“Desde que me di cuenta del sismo ocurrido en México, tuve en mente hacer algo para apoyar a las personas que sufrieron por esta causa. Me acerque a varias personas pero muchos se negaron a ayudarme por diversos motivos, pero hubo algunos que creyeron en mi y me apoyaron. Gracias a todos ellos este evento es posible y sabemos que este apoyo va hacer de gran ayuda”, aseguró Silvia Martínez, CEO de Compra y Venta Oklahoma.

Publicado en Oklahoma City
Jueves, 28 Septiembre 2017 15:37

Justicia, sufrimiento y unión

Las cosas que hemos pasado durante estos últimos meses, realmente han sido tristes, desalentadoras, pero sobre todo momentos donde podemos hacer de una situación difícil una solución favorable.

Los desastres naturales llámense, huracanes, terremotos, inundaciones y demás han golpeado ciudades enteras trayendo destrucción, pero al igual han sacado lo mejor de las personas al unirse y ser solidarios con el prójimo. Unión que esperemos no termine nunca.

La llegada del Huracán Harvey a Texas, dejó desolación, daños y tristeza en todo el país, no se diga de la Florida cuando el huracán Irma considerado el segundo huracán mayor de la temporada del 2017 azotó la ciudad dejando un total de 127 fallecimientos en su paso.

Como si fuera poco México fue sorprendido por un terremoto de 8.2 grados en la Escala de Richter en el estado de Oaxaca. El terremoto más fuerte registrado en México desde 1932. El sismo provocó la muerte de 98 personas, al menos 900 heridos y 2,500,000 afectados.

Las malas noticias continuaron justo la semana pasada, Puerto Rico fue fuertemente golpeado por el Huracán María de categoría 5, dejando a esta bella isla destruida, miles de hogares sin electricidad, un total de 50 víctimas hasta el momento y con un nuevo reto de reconstruir nuevamente esta ciudad.

Durante ese mismo día México experimentaría el temblor de 7.1 grados según el Servicio Sismológico Nacional de México. Las imágenes suelen ser devastadoras, y hasta el momento esta catástrofe ha cobrado la vida de 320 personas. Aunque aun siguen trabajando en la búsqueda de desaparecidos ya que personas aun siguen bajo escombros; un trabajo de rescate impresionante y que ha sido posible gracias a la colaboración de diversos países en el mundo, que sin pensarlo se han unido a esta tarea.

Ese mismo día del martes 19 de septiembre, en nuestra ciudad también vivimos una tragedia. La muerte del señor Magdiel Sánchez en manos de oficiales de policía. Según el informe que dio el departamento de policía el día miércoles 20 de septiembre dice que la policía de Oklahoma City respondió a un accidente vehicular, un testigo señaló que el vehículo involucrado estaba en un dirección cercana, así que los oficiales fueron a investigar. Cuando el teniente Matthew Lindsey llegó a la dirección, se encontró con Magdiel Sánchez, que estaba en el patio de su casa sosteniendo un tubo en la mano derecha. Los oficiales Matthew Lindsey Christopher Barnes, ordenaron a Sánchez de 35 años de edad que soltara el tubo y que se tirara al suelo, pero Magdiel Sánchez avanzó debido a que era una persona sorda y no podía oír las indicaciones de los oficiales. Al ver que Sánchez se acercaba los oficiales dispararon. Aunque el señor Magdiel fue atendido medicamente según los reportes policiacos Sánchez fue declarado muerto en la escena.

Una vez más el departamento de policía está involucrado en este tipo de casos y aunque aún no se ha declarado que pasará, familiares, amigos y organizaciones salieron ya en defensa y buscan justicia.

En el caso de México y Puerto Rico, organizaciones locales ya están trabajando para recaudar fondos y alimentos para los damnificados por el terremoto y huracán. Uno de ellos es la Fundación Puertorriqueña en Oklahoma quien lo está haciendo a través de la página de internet www.gofundme.com/fpreokhurricanemariasupport, así que si desea contribuir a esta causa puede ingresar a la página ya mencionada o llamar al (254) 577- 2832. También a través de la página de internet http://comoayudar.mx hay información sobre las diversas maneras de ayudar a las víctimas por el terremoto en México.

Publicado en Opinion

Desde la tarde del miércoles la isla de Puerto Rico vive un apagón general. Parece que la razón es un incendio en una centra eléctrica, aunque las autoridades investigan las causas.
Hubo caos vehicular: no funcionan los semáforos y el transporte público está paralizado.
Durante la tarde hubo cerca de 1,5 millones de personas sin servicio eléctrico y unas 400.000 personas sin servicio de agua.
La Autoridad de Energía Eléctrica informó en Twitter en la noche del miércoles que se ha restablecido el servicio de 6.000 clientes y que en horas de la mañana esperan recuperar el sistema en la mayor parte de Puerto Rico.

Publicado en Latinoamérica

El presidente Barack Obama firmó este jueves el proyecto de ley 'Promesa' de ayuda a Puerto Rico, aprobado por el Congreso.
"La gente en Puerto Rico necesita saber que no ha sido olvidada", dijo Obama antes de firmar la medida. "Son parte de la familia estadounidense".
Se trata de un un paquete crítico de reestructuración para rescatar a Puerto Rico, un territorio estadounidense que está lidiando con una deuda de 70.000 millones de dólares. La ley creará una junta de supervisión de Puerto Rico para resolver el problema fiscal.
La acción llega días antes de que se venza el plazo límite que tiene la isla para pagar una deuda de 2.000 millones de dólares.
Obama dijo que se necesita más legislación para ayudar a la isla a salir de su crisis financiera.

Publicado en Nacionales

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento