Sábado, 20 Julio 2019
BREAKING NEWS
Jueves, 04 Abril 2019 09:25

Baile, Pasión y Desafios

Maestro de baile tiene como objetivo llevar el folclore mexicano a otro nivel.

Es ocasiones la vida nos pone pruebas que son muy difíciles de enfrentar y pareciera que, entre más avanzamos más complicado se vuelve. Pero, en estas adversidades es cuando el ser humano puede decidir si rendirse o prevalecer ante cualquier situación.

Juan Valentín Ríos Mata, es un claro ejemplo de ello. Desde muy pequeño ha experimentado situaciones que hasta la fecha tratan de detener sus metas y anhelos, pero cada obstáculo que ha llegado, lo ha tomado como una oportunidad para no rendirse y seguir sin detenerse hasta lograr un día, dejar un legado en aquellos que al igual que él aman el baile y su cultura.

Oriundo de Juan Aldama, Zacatecas, México donde creció junto a sus hermanos y sus padres, y a pesar de las carencias logró salir adelante, enfocarse en sus estudios y graduarse de la Universidad Autónoma de Zacatecas como licenciado en contaduría y administración de empresas. Asimismo descubrió que su pasión era el baile y trabajó para una compañía de danza por mucho tiempo.

“Gracias a mi madre, yo soy maestro en danza folclórica mexicana, ya que ella siempre me motivó desde que estaba en el kínder, me hacía mis vestuarios y asistía a mis presentaciones. Aunque a mi papá nunca le gustó que bailara y me decía que era una pérdida de tiempo, aún así seguí adelante y siempre conté con el apoyo de mi mamá”, señaló el maestro Juan Valentín Ríos Mata, quien también comentó que gracias al baile, tuvo la oportunidad de conocer toda la República Mexicana, viajar a Colombia, Guatemala, Brasil y Estados Unidos.

Después de ejercer su profesión como licenciado en contaduría y formar parte de una compañía de danza del gobierno de Zacatecas. Juan Valentín decide viajar a los Estados Unidos para conocer a su hermano, al cual no había visto desde que tenía 4 años. Posteriormente se queda a residir en los Estados Unidos, pero a los seis meses de estar en este país, su madre fallece y regresa a su ciudad natal.

“La muerte de mi madre fue de las cosas más difíciles que he tenido que enfrentar no solo por su pérdida, sino porque recuerdo que, mis hermanas en México me decían que me quedará con ellas para ayudarlas, ya que era el único hombre que podía apoyarlas, debido a que mi papá no vivía con nosotros. Fue una decisión muy triste ya que me sentí egoísta en pensar solo en la vida que ya tenía en los Estados Unidos y no quedarme con mis hermanas”, comentó emotivo Juan Valentín, quien después de este lamentable acontecimiento, regresó a Oklahoma para continuar con su visión de seguir desarrollando y creciendo con su grupo de baile, el cual lleva el nombre de Ballet Folclórico Xochipilli-OKC.

“El grupo de baile surge hace tres años debido a que queríamos darle al folclore mexicano un nuevo nivel, desarrollar un crecimiento profesional e implementar el ballet contemporáneo y jazz a nuestras danzas tradicionales. Aunque ha sido difícil llegar a participar en eventos, ya que como sabemos hay más personas que se dedican al baile folclórico en esta ciudad y en ocasiones cuando surgen nuevos grupos tratan de que no sobresalgan. Pero a pesar del rechazo, seguimos demostrando nuestro talento y buscando siempre poner muy en alto nuestra cultura mexicana”, puntualizó el maestro de baile.

Ballet Folclórico Xochipilli-OKC cuenta con 15 miembros, todos ellos adultos pero tienen como propósito llegar a hacer impulsadores de este arte en todo Oklahoma y que las próximas generaciones sigan desarrollando estas habilidades. De hecho el maestro Juan Valentín Ríos Mata, recibió recientemente el premio “Creative Arts y Dance” por parte de la Teachers Appreciation Foundation, quienes reconocieron su gran trabajo y pasión por el baile.

“Recuerdo que el organizador del evento TAF Awards, llegó a uno de nuestros ensayos y quedó fascinado con nuestro baile, a tal grado que nos invitó a participar en este evento, siendo nosotros el primer grupo hispano bailando en este lugar, algo que me llenó de emoción”, dijo entre lágrimas el director del Ballet Folclórico Xochipilli-OKC, quien además participó con su grupo de baile en un evento de Oklahoma City Thunder, donde destacaron el talento hispano que existe en Oklahoma.

“Quiero agradecer a todas las personas que nos han apoyado. Todo lo que hacemos es por ustedes, nuestro público. Queremos que en cada presentación ustedes disfruten de lo que está de aquel lado de la frontera, esa riqueza cultural que tiene México y de la cual muchos todavía no conocen. Nunca nos avergoncemos de nuestras raíces, ya que es lo que nos respalda ante el mundo”, concluyó Juan Valentín Ríos Mata.

Publicado en Oklahoma City
Jueves, 19 Julio 2018 10:48

Por siempre Norahua

Maestro Jaime Fuentes, sigue sembrando el legado de tradiciones, cultura y folclore mexicano.

     Siempre dispuesto a servir a su comunidad, positivo, sonriente, apasionado por sus tradiciones y el baile; así es el maestro Jaime Fuentes, director del Grupo Folklórico Mexicano Norahua. Desde muy pequeño en su natal Delicias, Chihuahua, México; el maestro Fuentes comenzó a participar en bailes escolares, comenta que sus maestros siempre lo escogían para que bailara en festivales que la escuela organizaba. Fue tanta la pasión que tuvo por el baile, que decidió seguir preparándose y terminó graduándose de la Escuela Superior de Danza de Chihuahua, México.
     “Recuerdo que dentro de las actividades que
se realizaban en la escuela, la danza y la educación artística siempre me llamaron la atención y tenía la fortuna de que mis padres siempre me apoyaban. Desde muy joven surgió la idea de seguir bailando, así que formé parte de grupos de danza, también tuve el privilegio de tener muy buenos maestros; Tomas Fernández y Miguel Olla”, compartió el señor Jaime fuentes.
     Lograr ser reconocido, presentarse en diversos escenarios de varias ciudades de los Estados Unidos y ganar premios en competencias de baile a nivel local, nacional e internacional, nunca pasó por la mente del maestro Jaime Fuentes, pero todo eso lo ha logrado, gracias al gran talento que tiene. Su propósito es seguir bailando y poder transmitir a otros su amor por el baile. Gracias a su sencillez, profesionalismo y pasión, el director de Norahua, hoy sigue triunfando y llevándose el aplauso del público que los mira en cada presentación.
     “Llegué a Oklahoma en el año 92, por invitación de Manuel García, un amigo que tenía su grupo de baile aquí en la ciudad. Él me invitó para que lo ayudará y así lo hice por un tiempo, hasta que decidí independizarme y surge Norahua en el año 1994 con solo 9 personas, entre ellas mi esposa Ruth, quien siempre ha estado a mi lado apoyándome”, dijo el maestro.
     El Grupo Folklórico Norahua, le ha dado a Jaime Fuentes mucha alegría , satisfacción, aprendizaje, amistades y experiencias que quedarán en su corazón por siempre.
     “Ver a mis alumnos bailar lo que enseño durante la semana, me llena de orgullo. Una de las cosas lindas que me ha dado Norahua, es que tengo a mi familia bailando en el grupo, tanto mis hijas como mi esposa siempre han estado conmigo. El ganar competencias, también es algo que he disfrutado, ya que es el resultado de todo el sacrificio que hacemos cada semana y por supuesto el aplauso del público”, aseguró el profesor Jaime Fuentes.
     A pesar de los magníficos momentos que el maestro ha vivido, también hubo uno que por poco termina con su sueño de seguir bailando. Un accidente automovilístico casi lo deja sin poder caminar.
     “Hace 11 años pasé un trago amargo. Mi cadera se quebró en tres partes y mis rodillas. Lo primero que pasaba por mi mente, era que no iba a poder bailar o seguir con el grupo. Estuve 5 meses en silla de ruedas y por un momento pensé que no me iba a recuperar, pero le doy gracias a Dios por darme una segunda oportunidad”, comentó el director del Grupo Folklórico Norahua.
      Hace algunos días Jaime Fuentes, cumplió su 50 aniversario. Una fecha que sabemos no olvidará, ya que su familia, amigos y alumnos, le dieron una linda sorpresa.
      “Fue algo muy bonito, me ganaron las lágrimas al ver a los primeros alumnos que enseñé en Norahua, bailando. Agradezco a mi esposa y alumnos por prepararme la sorpresa. Días antes me decía mi esposa que cómo me gustaría celebrar mis 50 años y le comentaba que quería hacer algo que nunca olvidara, pero la verdad que no imaginaba que harían algo tan especial”, mencionó el maestro Fuentes.
      “Aprender nuestra cultura mexicana no es difícil. Como padres debemos seguir inculcando a nuestros niños las raíces, cultura, tradiciones, bailes y todo el folclore que nuestro país nos ofrece”, añadió Jaime Fuentes, maestro de baile.

Publicado en Oklahoma City

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento