Miércoles, 23 Agosto 2017
BREAKING NEWS
Jueves, 10 Agosto 2017 15:01

Un día a la vez

Originario de San Luis Potosí, México, Hugo Rangel llegó a los Estados Unidos hace 11 años aproximadamente. El emigrar a este país surge por que un día escuchó la frase “Sueño americano”, así que al saber el significado que muchas personas tienen de esa frase, decidió junto a su esposa venir a este país para buscar mejores oportunidades de vida.

Hugo comenta que al llegar a los Estados Unidos se dio cuenta que “El sueño americano” no era como lo platicaban sus amigos, ya que tuvo que comenzar de nuevo, acostumbrándose a una nueva vida y buscar la manera de traer el sustento al hogar.

“Estaba equivocado. Cuando llegué a los Estados Unidos me di cuenta de que no existía el sueño americano, más bien todo se convirtió en una pesadilla y en ocasiones ni dormía por la preocupación de cómo iba a salir adelante en un país extraño para mi y mi esposa”, mencionó Hugo Rangel.

Poco a poco Hugo y su esposa comenzaron a salir adelante, él consiguió un trabajo y parecía que la vida les sonreía. Lamentablemente después de dos meses de trabajo, Hugo comenzó a sentirse mal de su salud y lo trasladaron a un hospital.

“Mi compañeros de trabajo me dijeron que me dio una convulsión y tuvieron que llevarme al hospital. Cuando desperté no sabía que había pasado, me sentía raro. Después de hacerme los estudios correspondientes el doctor me comentó que tenía un tumor en el cerebro y necesitaban operarme, y así fue, estuve en el hospital por tres semanas. Tiempo después el doctor nuevamente habló conmigo para decirme que el tumor era maligno y me diagnosticaron con cáncer así que comencé a tener un tratamiento más fuerte”, señalo el señor Rangel.

Aunque fue una noticia inesperada para Hugo y su familia, él trato de tomarlo positivamente y pensar que podría salir de esta enfermedad. Una de las cosas que ayudó al señor Rangel fue el asistir al Grupo de Apoyo de Cáncer que realiza la Iniciativa Hispana de Integris la cual es liderada por la Doctora Carmen Romo. Al llegar allí Hugo pudo encontrar personas que le ayudaron a mantenerse positivo y encontrar amistades que siempre procuraron que a él y a su esposa no les faltara nada.

El Grupo de Apoyo de Cáncer es la primera organización médica en la ciudad de Oklahoma en ofrecer un grupo de apoyo de cáncer en español. El grupo de apoyo para la familia entera comenzó a reunirse en Agosto de 2004 con tres miembros y ha crecido a más de 70 miembros. 

“El día que llegué por primera vez al Grupo de Apoyo de Cáncer de Integris, me sentí un poco extraño pero la verdad ha sido una experiencia muy bonita el formar parte de ellos. Me han ayudado mucho”, comentó.

Hugo siguió el tratamiento que el doctor le dio y asegura que poco a poco comenzó a sentirse mejor. Empezó a trabajar nuevamente, asistir a la iglesia y de igual manera inició estudios de teología y se graduó del seminario de teología bíblica Gateway Seminary.

“Hace algunos meses fui al doctor y me dio la noticia que estoy libre de cáncer. La verdad me siento muy feliz. Yo le diría a todas las personas que han sido diagnosticadas con cáncer. No piensen negativamente, en la actualidad la medicina a mejorado mucho, y también siempre es importante rodearte de personas que te animen y te den buenos consejos y sobre todo poner tu vida en las manos de Dios”, afirmó Hugo Rangel.

Publicado en Oklahoma City

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento