Domingo, 22 Septiembre 2019
BREAKING NEWS
Jueves, 20 Diciembre 2018 09:13

Llegó La Navidad

La Navidad llega para darle valores a las familias y paz a los corazones.

La bella sonrisa y la inocencia de nuestros niños Franco, Jenny, Canon y Saory Hernández, son un claro ejemplo de que, la mejor fecha del año llegó y para nosotros es un gran momento para agradecerle y desearle lo mejor a usted que nos lee cada semana o nos sigue a través de nuestras redes sociales.

La Navidad es un momento muy esperado por los niños y toda la familia, quienes aprovechan para reunirse y celebrar juntos.

Lo primero que llama la atención cuando hablamos de la Navidad, es su permanencia a través de los siglos y lo recurrente de sus elementos y sus símbolos. La comida, el abeto, el Belén o los adornos son acontecimientos u objetos simbólicos comunes a todas las familias, que sirven para dar sentido a estas fiestas.

El abeto o “árbol de Navidad”, es el elemento central, por la posición que ocupa y por las actividades que se realizan a su alrededor. La luz, las velas y otros adornos participan de la atmósfera mágica. Al igual que los regalos, que adquieren más importancia cuando la segunda generación accede a la paternidad.

El desarrollo de la fiesta también obedece a secuencias parecidas: una cena de Nochebuena o comida de Navidad, el intercambio de regalos y, a menudo, un tiempo festivo en el que se comparten villancicos para niños, lecturas o un paseo. Esta repetición de escenas que se perpetúa, no implica ninguna rigidez, todo lo contrario. Porque la segunda cosa que caracteriza el ritual de la Navidad es su gran flexibilidad: cada familia se la apropia organizándola a su manera y atribuyéndole sus propios valores.

La Navidad perdura y se ha extendido por todo el mundo porque trasciende el aspecto comercial que tanto se critica. Desempeña un papel importante en el seno de la familia, para los individuos que la componen: para los niños, ya que marca la entrada en la cultura familiar, permite la construcción de las identidades dentro de la familia, la transmisión de mitos y valores a través de las generaciones.

Lo que la gente valora más de la Navidad, es el hecho de estar juntos. Es la fiesta anual de la familia por excelencia, porque reúne a varias generaciones cuyos dos polos principales son los nietos y los abuelos. De hecho, cuando estos últimos pueden, son ellos los que reciben a la familia.

Pero sobre todo la Navidad nos recuerda el nacimiento de Jesús, ese personaje magnífico y único, el cual puede traer paz y amor a nuestros corazones a pesar de los momentos difíciles que hemos pasado. De todo corazón deseamos que en esta Navidad, usted pueda disfrutar con su familiar, valorarlos y recordar a aquellos que se nos han adelantado.

Publicado en Oklahoma City

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento