Sábado, 25 Noviembre 2017
BREAKING NEWS
Jueves, 19 Octubre 2017 14:43

“No callaremos”

Jovenes dreamers siguen buscando una respuesta favorable para su futuro.

Los jóvenes beneficiarios con DACA no bajan la guardia y continúan en la lucha de dar a conocer sus historias y que la comunidad se de cuenta que tan importante es unirse a la lucha para presionar al gobierno. Por esa razón el 12 de octubre maestros, alumnos y amigos se reunieron una vez más en las instalaciones de la Universidad Central de Oklahoma mostrando su apoyo a favor de estudiantes que se han visto afectados tras la decisión de la cancelación de la Acción Diferida.

La doctora Brenda Chappell es Directora de la institución Hope y maestra en la Universidad Central de Oklahoma, ella con el apoyo de otros maestros, hicieron posible este evento. Además durante la reunión expresó que la comunidad debe seguir apoyando estos eventos sin importan donde sean o quien los realice.

“La situación que viven estos jóvenes me afecta personalmente, ya que son estudiantes sobresalientes. Ellos no solo son un número más en esta universidad, son alumnos que necesitan nuestro apoyo y se lo estamos demostrando”, mencionó Brenda Chappell.

Luis Frias es estudiante de la Universidad de Oklahoma. Él se graduará próximamente de la carrera ciencias biomédicas, además tiene tres trabajos que le ayudan a pagar sus estudios y con los gastos de su hogar. Así como este joven hay miles con historias similares; estudiantes sobresalientes que son ejemplo para este país, por eso para Luis es importante seguir contando su historia para que todos se den cuenta de porque ellos deben estar en este país legalmente.

“No debe de importar de que universidad seamos, lo importante es apoyarnos todos, yo soy estudiante de la Universidad de Oklahoma y estoy aquí para dar a conocer mi historia y dejar saber que en esta lucha estamos todos juntos”, afirmó Maribel Hernández quien participó durante la reunión en apoyo a los jóvenes dreamers.

Publicado en Oklahoma City
Jueves, 21 Septiembre 2017 17:16

La unión hace la fuerza

Universidad Central de Oklahoma se une a favor de beneficiarios de DACA.

Desde el anuncio que diera el Fiscal General Jeff Sessions, sobre la decisión de DACA, la comunidad de Oklahoma se ha movilizado a favor de estos jóvenes. La semana pasada alumnos, maestros, directivos de la Universidad Central de Oklahoma, entre otros miembros de organizaciones, demostraron su apoyo durante una reunión conmovedora en las instalaciones de dicha universidad.

Este evento también fue iniciativa de HASA (Asociación de Estudiantes Hispanoamericanos), dicha organización pertenece a la Universidad Central de Oklahoma, y uno de sus propósitos es destacar los múltiples países latinoamericanos, así como fortalecer a sus miembros y su comunidad.

“Necesitamos el apoyo de la comunidad, todos los jóvenes dreamers necesitan saber quien realmente está con ellos en esta lucha. Por eso nosotros queríamos hacer este evento, necesitamos que todos escuchen las historias de estos jóvenes y que se den cuenta de que realmente lo único que quieren hacer en este país es salir adelante”, señaló Salvador Arcivar, presidente de HASA.

Salvador también destacó que este no será el único evento que realicen para apoyar a los jóvenes soñadores, sino que tienen pensado hablar a los representantes en el Capitolio del Estado, así como eventos que destaquen el trabajo que realizan los hispanos en esta ciudad.

“Conozco muchos jóvenes que tienen DACA y para mi es importante apoyarlos, ellos tienen sueños y lamentablemente con la decisión del gobierno esos sueños pueden ser afectados. Mi mensaje para nuestros representantes políticos es por favor tomen el tiempo de escucharnos, miren la posibilidades que pueden tener estos jóvenes al país, con ellos podemos hacer una mejor nación. No por el hecho de no tener un documento deben ser tratados diferentes”, comentó Marylin Segura-Morales, Miss Latina UCO.

Publicado en Oklahoma City
Jueves, 14 Septiembre 2017 15:09

“Nuestros jóvenes nos necesitan”

Cancelación del programa DACA provoca unión entre comunidades.

Bienaventurado aquel cuyo ayudador es el Dios de Jacob. Cuya esperanza está en Jehová su Dios,El cual hizo los cielos y la tierra, El mar, y todo lo que en ellos hay; Que guarda verdad para siempre. Que hace justicia a los agraviados, que da pan a los hambrientos. Jehová liberta a los cautivos;Jehová abre los ojos a los ciegos. Jehová guarda a los extranjeros…”

Con este mensaje iniciaba la vigilia a favor de las familias de los jóvenes que están siendo afectados por la decisión del presidente Donald Trump tras la cancelación de DACA. El mensaje era claro y conciso, todos unidos a una voz levantaban oración para que los gobernantes puedan dar esperanza en los próximos meses a los jóvenes Dreamers, así mismo el mostrar el apoyo que tienen varias comunidades en Oklahoma.

William Font, profesor de la escuela Santa Fe South Charter School manifestó su apoyo a las familias de estos jóvenes soñadores y aseguró que los beneficiaros del programa Acción Diferida son dignos de admirar y que es necesario seguir luchando juntos hasta que se realicen mejores políticas, para que ellos sigan sus sueños en este país.

“La razón principal del apoyo que debemos dar a estas familias es porque es un mandato de Dios, y segundo nuestra escuela se encuentra al Sur de la ciudad y si estamos aquí para servir a la comunidad entonces es momento de demostrarlo a través de eventos como este. No queremos que nuestros jóvenes se pierdan. A veces se les acusa de que cosas que ni siquiera son ciertas. Estas personas son estudiantes que se esfuerzan día con día por mejorar”, señaló el profesor.

Personas de todas las edades y de diversas comunidades se reunieron en el Capitolio estatal para orar, apoyar y escuchar historias maravillosas de los jóvenes soñadores. Dentro de los asistentes se encontraba la familia Donato, ha quienes pudimos conocer y conversar sobre su asistencia al evento.

“Soy padre de tres jóvenes con DACA y para nosotros es importante apoyar este movimiento. Queremos decirle a los representantes en el Congreso que deben buscar una solución permanente para nuestros hijos. Cuando el Fiscal dio la noticia fue como un balde de agua fría, la verdad no nos esperábamos esta noticia”, mencionó el señor Gabriel Donato.

Las hermanas Jessica y Claribel Donato llegaron a este país cuando tenían 1 y 5 años de edad, lo único que recuerdan es siempre haber vivido en los Estados Unidos. Como muchos, buscaron siempre la oportunidad de salir adelante. La respuesta dada el pasado martes 5 de Septiembre las desanimó un poco pero al ver a su familia apoyarlos en esta lucha les ha dado ánimos para creer que el gobierno saldrá en los próximos días con buenas noticias.

“Nunca pensé que esto fuera a suceder, sentimos como si nos hubieran arrancado una gran parte de nuestra vida. Toda mi vida he tratado de ser una buena estudiante y hacer sentir a mis padres orgullosos. Solo pido a nuestros representantes políticos que escuchen nuestras historias, que conozcan sobre nosotros. Somos personas que ayudamos a nuestra sociedad y contribuimos con la comunidad”, señalaron las hermanas Donato.

Publicado en Oklahoma City
Jueves, 14 Septiembre 2017 14:49

Orgullosos de ser hispanos

En Septiembre de 1968, el Congreso le autorizó al presidente Lyndon B. Johnson que proclamara la Semana Nacional de la Herencia Hispana, y tiempo mas tarde en 1988, el festejo se extendió a un mes (del 15 de septiembre al 15 de octubre). Ahora Estados Unidos celebra la cultura y las tradiciones de los residentes en este país con raíces en España, México y los países de habla hispana de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe.

La razón por la cual se eligió la fecha del 15 de septiembre para iniciar esta celebración, fue que este día es el aniversario de la independencia de cinco países latinoamericanos: Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. Además, México y Chile festejan su independencia el 16 y el 18 de septiembre, respectivamente.

La comunidad hispana siempre ha contribuido de alguna manera a este país, pese a lo que digan algunos. A través del arte, los hispanos han aportado

mucho al panorama cultural de Oklahoma, de Estados Unidos y de todo el mundo. Siendo el arte una forma de expresarnos, tiene sentido que dicha expresión incluya nuestro patrimonio y nuestras tradiciones ya que son parte de lo que somos.

La fe, amor, familia, amistades, las fiestas son parte de nuestra esencia como hispanos. Cualquier motivo es digno de festejo, así somos, nos encanta la fiesta y compartir con las personas a nuestro alrededor. Somos una comunidad que amamos a nuestra familia, quizás podemos enojarnos con algún miembro de la familia pero que a nadie se le ocurra hacerle daño porque con todo y el enojo lo defenderemos. Sociales de nacimiento, disfrutamos conocer a nuevas personas y hacer crecer la amistad. Independientemente de la religión que profesemos nuestra fe nos une ante cualquier adversidad y para muestra lo que está ocurriendo con DACA ha hecho que comunidad nos unamos a seguir luchando junto a estos jóvenes.

En Oklahoma durante estos últimos años hemos visto el crecimiento cultural y el aporte dado a nuestro estado a través de personas que se dedican a trasmitir nuestros valores, cultura y tradiciones. La nuevas generaciones siguen interesadas en continuar con el legado de demostrar con orgullo nuestra herencia, lo cual nos hace sentir orgullosos.

Por esa razón y otras este mes es para celebrar y amar quienes somos. De dejar saber a los demás que no estamos aquí para quitarle nada a nadie sino para seguir ayudando nuestra comunidad. Hemos trabajo duro y lo seguiremos haciendo para hacer de este país una mejor nación.

La fiesta ya comenzó desde el pasado fin de semana y seguirá a lo largo de este mes de septiembre, así que junto a su familia no deje de asistir a los eventos que vendrán.

¡Que vivan nuestras tradiciones, nuestra cultura y la comunidad hispana!

Publicado en Opinion
Jueves, 07 Septiembre 2017 14:36

Sigamos luchando hasta el final

Comunidad oklahomense alza su voz y apoyo a favor de los jóvenes soñadores.

Lamentablemente el día Martes 5 de Septiembre el miedo, incertidumbre, tristeza, enojo, desilusión y demás se apoderó de muchos, al anunciarle la terminación de DACA por parte del Fiscal General Jeff Sessions. Al darse a conocer la noticia las personas e inclusive organizaciones alzaron su voz en apoyo a estas familias través de redes sociales principalmente.

Durante años en las páginas de este periódico hemos podido dar a conocer historias de muchos jóvenes estudiantes que han sido beneficiados con el programa DACA. La mayoría de estos jóvenes son luchadores, han salido adelante, tienen metas y perseverancia para alcanzar su objetivo. Por lo cual esperamos que esto solo sea algo que nos siga uniendo como comunidad y que provoque que el gobierno tenga una mejor opción para los más de 7,500 jóvenes afectados en nuestro estado.

DACA por sus siglas en inglés ha terminado, así lo anunció Jeff Sessions, Fiscal General de este país. “Este es un programa ilegal de la antigua administración”, señaló el fiscal. Ahora se otorga un periodo de seis meses para que el Congreso de los Estados Unidos realice alguna alternativa judicial y se determine el futuro de aproximadamente 800,000 soñadores en toda la nación que fueron beneficiados con el programa de Acción Diferida. Lo cual los deja en un limbo en este momento.

Desde tiempo atrás muchos han levantado su voz y apoyo en defensa de los jóvenes llamados Dreamers, y ahora con el anuncio de Jeff Sessions, muchos han señalado que defenderán aún más a estos jóvenes y sus familias.

Mary Mélon, directora ejecutiva de The Foundation para las Escuelas Públicas de Oklahoma City, fue una de las tantos líderes locales que publicó la siguiente declaración en respuesta a esta decisión:

"La población estudiantil de las Escuelas Públicas de Oklahoma City es el 52 por ciento hispana. Estos estudiantes no son todos DACA, pero apoyar a cada estudiante es nuestra meta en The Foundation. Las noticias de hoy son desalentadoras. Todos debemos llegar a nuestros líderes del Congreso para expresar nuestra preocupación por esta decisión. DACA ha permitido que grandes y talentosos individuos formen parte de nuestras aulas, organizaciones y lugares de negocios. Como sociedad, debemos valorar sus contribuciones".

De igual manera las reacciones llegaron a la escuela Santa Fe South, quienes expresaron seguir luchando y apoyando a los jóvenes Dreamers y a sus familias. Directivos, maestros y estudiantes, compartieron la tarde del martes 5 de Septiembre historias de cómo DACA les cambió la vida y manifestaron que no se rendirán a pesar de la triste noticia del programa Acción Diferida.

Personalmente como periodista hace tiempo conocí a un joven, durante una entrevista, es una persona con mucho talento y con ganas de seguir adelante en su educación. Él me comentaba que no sabía que no era nacido en los Estados Unidos hasta que un día al ingresar al colegio le pidieron su seguro social. Sus padres nunca le habían dicho que era solamente un niño cuando ellos emigraron a este país. Este joven había crecido aquí prácticamente toda su vida, adoptado la cultura e inclusive su primer idioma fue el inglés. DACA para él se convirtió en una posibilidad de continuar con sus sueños, pero ahora al saber lo que pasó nuevamente el temor ha llegado.

Así como esta historia existen miles. Muchos de los jóvenes que han sido beneficiados con DACA son personas talentosas, inteligentes, que no han tenido problemas con la justicia. Son personas que se han dedicado a estudiar y trabajar para sacar adelante a sus familias, han aportado y contribuido a este país y merecen que el gobierno trabaje para darles una mejor opción de vida; y si DACA ha sido eliminado realmente nosotros como amigos o familiares, necesitamos seguir apoyando y reclamar al Congreso a que salga en los próximos seis meses con algo mejor que DACA.

Es momento de unirnos a favor de estos jóvenes, de exigir al gobierno de los Estados Unidos un camino mejor para ellos. Que el temor, el enojo o la tristeza no nos invadan, sino que nos hagan mas fuertes para avanzar, creer que algo mejor vendrá para los miles de Dreamers que residen en este país y luchar junto con ellos hasta el final.

Publicado en Opinion
Miércoles, 07 Diciembre 2016 21:33

Dreamers/DACA todavía pueden comprar casa

Después de las elecciones el moral de la gente Hispania bajo un poco. Un ambiente de inseguridad y preocupación fue culpable. Pero no ay que sentirnos derrotados. Las leyes no cambiando ese 8 de noviembre.
Como Dreamer/DACA su permiso de trabajo y su seguro social todavía están válidos. Sus derechos de trabajar y compra casa están vigentes.
No deje que el resultado de esta elección le ponga un alto a sus deseos de progresar
Las casas en Oklahoma incrementan un estimado de 3% al año. Ser dueño de su casa propia es una inversión para usted y su familia. También, con los intereses bajos le ayuden que su ingreso lo pueden calificar para mas dinero.
Lo que necesitamos para aprobarlo para un préstamo es su historial de trabajo por los 2 años más recientes. Y también que ha llenado sus taxes con el IRS por los 2 años más recientes.
Los documentos necesarios son, 30 días talones de cheque, dos años de taxes con las formas W2’s 0 1099, 2 meces estado de cuenta bancaria, copia de su premiso vigente y su tarjeta de seguro social.
Con esta documentación le corremos su reporte de crédito. El mínimo puntaje de crédito necesario son 580 puntos. También, aceptamos cero créditos. Ya con ese crédito a mano y sus documentos calculamos la cantidad que le prestaremos.
Para más información o llenar una aplicación llame al 405 212 9734 oficina 3321 S Western Ave, OKC, OK 73109 página web www.bayequityhomeloan.com/julia-adame

Publicado en Inmigracion

La victoria de Donald Trump rompió los sueños y encendió los miedos de cientos de miles de inmigrantes indocumentados conocidos como los "dreamers".
Son los ahora jóvenes que fueron llevados a Estados Unidos por sus padres cuando eran niños.
Ese segmento de la población, que según el Consejo Estadounidense de Migración son 1,8 millones, se siente excepcionalmente vulnerable bajo la presidencia de Donald Trump porque muchos de ellos salieron de las sombras cuando el presidente Barack Obama les ofreció estatus legal temporal mediante un decreto, en 2012. Ahora, con el presidente electo que prometió deportar a los inmigrantes indocumentados, el miedo a la deportación es más real que nunca.
Pero los "dreamers" — conocidos así por el fracasado DREAM Act (Ley de Fomento para el Progreso, Alivio y Educación para Menores Extranjeros), que proponía un proceso de varios pasos para alcanzar la residencia permanente en Estados Unidos— están luchando con esos miedos de diferentes maneras.
Cuatro de ellos, de diferentes estados, compartieron con CNN sus reacciones a la victoria de Donald Trump y su esperanza para el futuro.
Y lo hicieron identificándose por su primer nombre por miedo a que los deporten.
Itzel, de San Francisco
Itzel, de 22 años, dice que está indocumentada pero no tiene miedo.
Está lista para dar la batalla para quedarse en Estados Unidos y dice que tal vez lo que este país necesitaba para despertar es exactamente lo que consiguió: al presidente electo Donald Trump.
“Si Hillary Clinton hubiera ganado, la cura temporal hubiera seguido enmascarando todos nuestros problemas. Y con la presidencia de Trump se quita esa cura y se expone la realidad de lo que es vivir con miedo en Estados Unidos”, dice Itzel.
“Creo que más personas se van a unir en contra de esta persona odiosa, racista, sexista y homofóbica”, considera.
Itzel tenía solo cuatro años cuando sus padres la trajeron a Estados Unidos. Este es el país que ella conoce y la comunidad en la que ha vivido durante toda su vida.
Dice que cuando Donald Trump ganó la elección, su familia empezó a escribirle mensajes de texto preguntándole si los presidentes tenían el poder de deportar masivamente.
Itzel dijo que espera que su familia y personas de todo del país conviertan sus miedos en acciones.
“No se trata sólo de personas indocumentadas, también se trata de las comunidades negras, transgénero y cualquier otra comunidad que haya sido privada de sus derechos, la clase trabajadora”, advierte Itzel.
“Creo que vamos a estar más unidos y que vamos a volver ese miedo en acción”, agrega.
Y a quienes votaron por Donald Trump y apoyaron su retórica divisiva, Itzel les dice: “No tengo nada negativo para decirles sino que lo siento mucho por ellos. Espero que tengan amor en sus corazones para ser capaces de vivir en paz porque debe ser realmente terrible vivir con odio”.
Estrella, en Grand Junction, Colorado
Estrella, de 32 años, dice que sus tres hijos le tienen miedo a Trump. Pero es su hijo de cinco años el que está más asustado.
“Él dijo que sabía que Trump era un mal hombre que quería llevarse a su papá y a su mamá”, relató Estrella.
Su hijo se refería a un miedo común entre los niños de padres indocumentados: la idea de que sus padres sean deportados mientras ellos están en la escuela.
Estrella dice que tuvo que calmar a su pequeño antes de llevarlo a la escuela, el día después de la elección, asegurándole que ella no le permitiría a Trump que le haga daño a su familia.
Estrella es una inmigrante indocumentada que se benefició del decreto presidencial de Obama sobre inmigración, en 2012.
Sus padres la trajeron a Estados Unidos cuando tenía un año.
Su miedo es que Trump use su poder para derogar el decreto de Obama.
“Estoy en el limbo, pero esta es mi casa y no nos vamos a ir a ningún lugar. Crecí aquí. Este es mi país. Aquí es donde he estado toda mi vida. Y esta es la casa de mis hijos. Ellos son ciudadanos estadounidenses, este es su país”, dice Estrella.
Como líder comunitaria de una organización sin fines de lucro, Estrella dice que está tratando de calmar los miedos de otros inmigrantes en su comunidad.
Y aunque ella siente que la victoria de Trump es un contratiempo, también cree que es el momento para que los inmigrantes mantengan su esperanza y para que los niños como su hija, de 10 años, defiendan sus derechos.
“Le dije: ‘Si cualquier persona te dice algo, recuerda tus derechos’. Recuerda quién eres. Recuerda de dónde vienes y edúcalos. Sé positiva y educa a aquellos que son ignorantes, aquellos que no entienden el sistema y que no entienden al país”, dice Estrella.
Rosa, en Chicago
Rosa, de 22 años, dice que se siente tres veces amenazada por Trump porque es mexicana, mujer y lesbiana.
“Siento que es una pesadilla”, dice Rosa. “Siento que hay muchas cosas y muchas personas en mi contra y en contra de lo que creo y de lo que soy y es muy difícil”.
Rosa tenía nueve meses cuando sus padres inmigraron ilegalmente a Estados Unidos.
Vivió en las sombras hasta que obtuvo un permiso de trabajo gracias al decreto presidencial de 2012. Lo primero que hizo fue buscar un trabajo.
Para Rosa, será difícil que el presidente electo cumpla su promesa de deportar a millones de indocumentados, incluyéndola a ella y a sus padres.
Pero el miedo a la deportación es muy real. Tanto, que sus padres están pensando en "autodeportarse", algo que ella también ve como una posibilidad.
“Podría considerar irme con ellos también porque son todo lo que tengo. No voy a quedarme aquí sola”, dice Rosa. “Todos estamos preocupados y asustados”, confiesa Rosa.
César, de Nueva York
César, de 33 años, quiere encontrar un terreno común con los seguidores de Trump y encontrar un camino para todos en el país.
“Queremos decirles a las personas que votaron por Trump que entiendan que también luchamos, que luchamos con las mismas cosas. Que no somos culpables de sus problemas. No somos culpables por las desigualdades”, dice César.
César nació en Guatemala y su familia lo llevó a Estados Unidos cuando tenía 11 años. Estudió filosofía, derechos humanos y teología en la universidad y terminó un año en la escuela de leyes.
Recibió un permiso de trabajo bajo los términos del decreto sobre inmigración de Obama y espera que los seguidores de Trump vean que los inmigrantes contribuyen a la sociedad como cualquier otro.
“Aunque la plataforma de campaña de Trump fue contra los inmigrantes y los latinos, nosotros contribuimos. Pagamos nuestros impuestos. Nosotros trabajamos para hacer genial a este país”, dice César.
Cuando Trump ganó la elección, César dijo que la preocupación de deportación entre las comunidades latinas se incrementó.
"El miedo es muy real", dice.
“Todos tenemos miedo de esa posibilidad, porque si en enero sus políticas se promulgan, las personas tienen miedo de su seguridad, los padres temen por sus hijos y los hijos temen por sus padres”, dice César.
Pero aún tiene esperanza. Él cree que el diálogo con los seguidores de Trump podría ayudar a unir el país.
“Creo que hay muchas más cosas que nos unen que la retórica del odio que guió la elección”, dice César.
Viviendo en el limbo
Ignacia Rodríguez, una defensora de la política de inmigración en el Centro Nacional de Leyes de Inmigración, dijo que el miedo de deportación que tienen los "dreamers" son reales y justificables.
Aquellos que se beneficiaron del decreto y entraron al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) sólo tienen permiso de trabajo temporal, que se vencerá eventualmente, dice ella. Cuando eso pase, volverán a estar indocumentados y a ser vulnerables ante la deportación.
Eso podría pasar incluso muy pronto, si Trump y su futuro gobierno deciden terminar con el programa. El futuro de su estatus en Estados Unidos, dice ella, está en las manos del presidente electo y del Congreso.
En la campaña del presidente electo Donald Trump no respondieron a las peticiones para un comentario sobre este tema.

Publicado en Nacionales

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento