Viernes, 18 Agosto 2017
BREAKING NEWS

Tradiciones que perduran

Daniel Escamilla es originario de Guanajuato, México, el y su familia llegaron a Estados Unidos desde los 90’s, el gusto por los caballos lo tiene desde muy pequeño. Fue uno de los primeros hispanos que continuó con esta tradición desde que llegó a Oklahoma. Al conversar con el te das cuenta del gran ser humano y el orgullo que se siente de sus raíces mexicanas.

Cuando llegamos al rancho, nos sentimos como en casa ya que el cálido recibimiento fue muy especial. Al preguntarle sobre que significado tiene para el los caballos nos comentó: “Hablar de caballos es hablar de una tradición de años. Recuerdo que desde muy niño nos gustó el andar en caballo, cuidaba vacas, chivas; de todo. El andar a caballo era una necesidad en aquellos años, hoy podríamos decir que es un lujo ya que existen caballos de toda raza, estilos y obviamente precios”.

Para Daniel el trasmitir este amor, enseñanzas y tradiciones es muy importante, ya que nos platicó que aunque viven en este país y con diferentes culturas eso no le impedirá que continúe enseñándole a sus hijos el montar caballo y que conozcan la cultura hispana.

“Me esfuerzo a diario como cualquier hispano, salimos a trabajar todos los días con el deseo de darles un mejor futuro a nuestra familia, me gusta pasar tiempo con mis hijos enseñándoles a montar los caballos e inculcándole buenos valores, se que si uno les dedica tiempo y logra que se enamoren de este pasatiempo con los caballos, se olvidarán de andar en malos caminos”, afirmó.

También la familia Escamilla apoya cada evento que se realiza en nuestra comunidad como lo es en Fiestas de las Américas o en otras organizaciones como voluntarios. “Es un gran orgullo para nosotros poder aportar a nuestra comunidad de nuestro talento y tiempo, sabemos que debemos seguir unidos en este país y es por esa razón que siempre estamos dispuestos a ayudar a organizaciones, personas o eventos que se realizan”, sentenció Daniel Escamilla.

Pero dentro de todos los caballos que poseen la familia Escamilla, hay uno en particular, el cual lleva por nombre El “Palomo” (un caballo árabe de 7 años), según nos dicen es el consentido de la familia.

“También me dedico a dar clases para todos aquellos que no saben montar, El Palomo es el favorito de todos ya que es muy entendido, y la gente que viene a las clases se sienten a gusto en montarlo. Lo hemos entrenado para bailar y hacer algunas “suertes” también”, agregó.

El señor Daniel Escamilla nos dijo que el promedio de tiempo para que alguien aprenda lo básico para montar es de un día y que el enseña desde como poner la silla, frenos, etc hasta salir como un gran jinete.

Pull quote: “Deseo que las nuevas generaciones sigan nuestras tradiciones”

Visto 1434 veces Modificado por última vez en Viernes, 29 Enero 2016 21:01
Valora este artículo
(0 votos)

About Author

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento