Viernes, 16 Abril 2021
BREAKING NEWS
Continúa la crisis en la frontera sur de los Estados Unidos

Continúa la crisis en la frontera sur de los Estados Unidos Destacado

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos informó que detienen a alrededor de 5.000 indocumentados al día en la frontera con México. De seguir esta tendencia, este mes, el Gobierno de Joe Biden alcanzaría el récord de deportaciones que registró la Administración de Donald Trump en mayo de 2019. La información se da a conocer en momentos de tensión en Washington por el vertiginoso aumento de centroamericanos en la frontera desde que Biden llegó a la Casa Blanca.

 

Un total de más de 13.000 niños no acompañados permanecen bajo la custodia de la oficina de refugiados. Es el número más alto desde 2019. Hubo picos similares en 2014 bajo el entonces presidente Barack Obama y en 2019 con Donald Trump. Aunque a simple vista las cifras actuales de arrestos de indocumentados indicarían una contradicción en el discurso menos agresivo contra los migrantes del mandatario demócrata, la diferencia estaría en el número de migrantes que logran quedarse en suelo estadounidense.

 

Durante una conferencia de prensa realizada por sus primeros 100 días de Gobierno, el presidente Joe Biden expresó: “Nada ha cambiado en las políticas migratoria, pero me gusta que las personas digan que Biden es buena gente.

 

Estamos trabajando para solucionar esta problemática en la frontera sur. Quiero señalar, que la gran mayoría de las personas que cruzan están siendo devueltos a sus países, el problema del porqué hay muchos todavía en centros de emergencia, es porque México se está reusando recibirlos”.

 

inmigracionportada0401

 

Un niño considerado “no acompañado” es aquel que llega a los Estados Unidos solo, con un “coyote” (persona que se encarga de cruzarlo por la frontera) o con familiares (que no son los padres). Según información del Servicio Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés), el 66 por ciento de los niños son provenientes de Guatemala, El Salvador y Honduras, mientras que el 34 por ciento son de México. La edad de los menores es entre los 0 a los 17 años.

 

Ahora bien, se conoce que más centros se están abriendo en el país para que los niños tengan una mejor calidad de estadía, pero un gran número de niños no acompañados a la frontera del suroeste de Estados Unidos ha provocado retrasos en la salida de los menores de los centros de detención, lo que ha generado preocupación.

 

La terapista familiar de salud mental y comportamiento, Nubia Fiesel, quien además trabaja con población inmigrante y ha atendido niños dentro de los centros de cuidado de emergencia y ha ofrecido servicios de salud mental una vez que son reunificados; en entrevista comentó la experiencia que ha tenido en esta situación y, además, los efectos de salud mental que provoca en los menores.

 

“En 2014 tuve la oportunidad de atender un centro de cuidado de emergencia, donde la mayoría de los niños tenían entre los 7 a 17 años de edad. Las situaciones que experimentaban y con el que vienen estas criaturitas es un nivel de trauma complejo y a la misma vez se puede ver lo que los profesionales de psicología llaman síndrome de Ulises, también conocido como síndrome del emigrante, el cual es la agrupación de síntomas a nivel de salud mental muy fuertes no solo por el hecho de cruzar una o tres fronteras, sino de contemplar la necesidad de abandonar su país. La preocupación principal de estos niños es la reunificación, ellos quieren llegar con su familiar o amistad que está dispuesta a tomar la responsabilidad de cuidador, todo esto causaba en los niños que tuve la oportunidad de atender, terrores nocturnos, ataques de pánico, ansiedad crónica, depresión y problemas de conducta. Cabe señalar que, no se ofrecen terapias a estos niños, sino, más bien son servicios de intervención en caso de crisis y servicios a nivel educativo”, expresó la terapista quien añadió que los niños mientras están en el centro de cuidado reciben atención preventiva durante toda su estadía.   

 

“Estados Unidos tiene una responsabilidad en cuanto al rol sociopolítico en Centroamérica y siento que también deben proveer ayuda y soluciones más estables en todo esto que está aconteciendo. Independientemente de la opinión política de cada uno de nosotros, los niños necesitan tener el mejor cuidado y estar en estos centros de emergencia el menos tiempo posible. Para aquellos padres o familiares que están a la espera de rencontrarse con estos pequeños, mi mensaje es que tengan perseverancia y Fe, puesto que las cosas con la bendición de Dios y con el tiempo se acomodan, si continuamos trabajando con un objetivo y teniendo Fe que habrá mejoras”, sentenció la terapista Nubia Fiesel.  

Visto 199 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Clasificados

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento