Martes, 19 Enero 2021
BREAKING NEWS
Supera expectativas

Supera expectativas Destacado

Datos realizados por “Excelencia in Education”, señalan que el 24 por ciento de adultos latinos en los Estados Unidos, cuenta con un título de asociado o superior. En el estado de Oklahoma, el 31 por ciento de estudiantes latinos se gradúan de una carrera de 2 años, mientras que el 43 por ciento, termina una carrera de 4 años.

 

Para muchos de nuestros jóvenes latinos, es fundamental seguir avanzando en nivel educativo, sin embargo, la falta de recursos y apoyo financiero es un obstáculo grande para lograr este objetivo. El Nacional de Oklahoma, desde su fundación ha logrado plasmar historias que destacan la vida educativa de nuestra comunidad hispana y, además, a través del programa Estrella Estudiantil, logramos ser un apoyo económico para que continúen sus aspiraciones universitarias. La joven Gabriela Rueda, es un ejemplo de como nuestros estudiantes latinos luchan diariamente para terminar con éxito su carrera universitaria. Durante su día de graduación, conversamos con ella sobre su experiencia en la universidad y como al paso de los años ha logrado obtener importantes logros académicos.

 

En 2016 mientras Gabriela Rueda cursaba la preparatoria en la escuela Dove Science Academy, fue premiada por el Congreso de los Estados Unidos, recibiendo la Medalla Congregacional de Bronce, Plata y Oro, por su servicio voluntario, acumulando en su momento 400 horas de servicio público, 200 horas de desarrollo personal y 200 horas de aptitud física. Posteriormente esta simpática señorita, fue elegida en 2017 como Estrella Estudiantil, donde nos compartía su deseo de ir a la universidad y graduarse.

 

Después de 3 años y medio, Gabriela ha logrado su meta y actualmente se ha graduado de la Universidad de Oklahoma, en la carrera de biología y con una especialidad en medicina.

ritmo221

Gabriela Rueda, se graduó de la Universidad de Oklahoma.

 

“La carrera que elegí, normalmente tiene una duración de cuatro años, pero hice mi mayor esfuerzo para terminar antes. Cuando llegué a la universidad, no era lo que imaginé, no fue nada fácil, pero tuve la ventaja de contar con el apoyo de mi familia y compañeros. Mis padres vinieron de México y siempre trataron de darnos una vida mejor y motivarnos constantemente para ir a la universidad, creo que eso fue algo muy importante para mí. Sin embargo, para un estudiante latino de primera generación, entrar a una universidad no es sencillo y sobre todo terminar la carrera, y lo digo por experiencia. Cuando me gradué de la preparatoria, todos mis compañeros fueron aceptados en una universidad, pero solo el 40 por ciento decidieron ingresar y la mitad de ese porcentaje desistieron. A la escuela que asistía en aquel entonces, aproximadamente el 90 por ciento eran hispanos, y llegar a la universidad, entrar a un salón de clases donde prácticamente el 10 por ciento son minorías, es un golpe emotivo fuerte, pero a pesar de los obstáculos difíciles que tuve que enfrentar y que en ocasiones quise abandonar mi carrera, nunca me rendí y luché por seguir adelante, puesto que deseo que otros jóvenes vean que si se puede, y que es necesario esforzarnos para mejorar nuestra comunidad y cambiar las estadísticas”, señaló Gabriela Rueda, quien también expresó que la beca Estrella Estudiantil no solo fue un apoyo económico importante, sino emotivo, puesto que al ser elegida, se sintió valorada y entendió que tenía la capacidad para seguir luchando por alcanzar sus metas.

 

Otra de las cualidades que se destacan en la señorita Rueda, es el servicio a la comunidad, de hecho, su decisión por estudiar biología y medicina es con base a esa ideología de ayudar al prójimo.

“Mi madre siempre me inculcó que es necesario ayudar a las personas, ya que tenemos la filosofía de que todo lo que siembres vas a cosechar, así que, nunca sabes cuando vas a necesitar el apoyo de alguien más. Cuando haces algo bueno por alguien, la vida siempre se encargará de premiarte, y ese es el motivo y la razón de servir a otros”, mencionó Gabriela Rueda, quien incentiva a los jóvenes a tratar de servir a su comunidad, puesto que te hace un mejor ser humano.

 

Después de haberse graduado de la Universidad de Oklahoma, Gabriela tomará unos meses libres, pero, posteriormente tiene planeado ir a la escuela de medicina, puesto que no dejará de seguir avanzando hasta cumplir el sueño de ser neurocirujana.

Visto 148 veces
Valora este artículo
(0 votos)

About Author

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Clasificados

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento