Lunes, 19 Octubre 2020
BREAKING NEWS
Vida de retos

Vida de retos Destacado

Con gran ilusión Haiden Ninnet Pop esperaba la llegada de su primera hija, quien traía a su vida una nueva etapa y experiencias inolvidables. La alegría se reflejaba en su mirada y el anhelo por tener a ese pequeño ser en sus brazos era cada día más fuerte, pero, no todo era felicidad, puesto que su embarazo fue a los 16 años y sus padres no aceptaban de la mejor manera este momento, ya que deseaban que terminara su educación, sin embargo, con el pasar del tiempo, el amor que le tenían sus padres superó aquel dolor y decidieron ayudarla en la medida de sus posibilidades y animarla para que siguiera adelante.

 

Un año después del nacimiento de su primera hija, Ninnet se volvió a embarazar y nuevamente vendría un nuevo reto a su vida. La responsabilidad crecía, pero sabía que haría hasta lo imposible por el bien de su familia. Su espíritu de guerrera la ha llevado a conquistar grandes batallas emotivas y laborales, hasta el punto de ir más allá de sus expectativas como, trabajar en construcción, pintura, limpiar estadios deportivos, o tener más de 3 trabajos a la vez para poder traer el sustento a su hogar.

ninnet2“La vida te pasa por pruebas muy difíciles, pero de todas aprendemos algo y nos vamos fortaleciendo como individuos. Después de tener a mis dos hijas, mi esposo (en aquel entonces), decidió emigrar a los Estados Unidos, y aunque yo no quería, mi madre me aconsejó que lo acompañara y así lo hice”, mencionó Ninnet, quien dijo que la travesía fue sumamente complicada, no solo por el hecho de la incertidumbre de qué va a pasar al cruzar la frontera, sino porque sus hijas se habían quedado en Guatemala (su país natal), puesto que no tenían los recursos económicos en ese momento para traerlas a este país y sobre todo, no querían arriesgarlas.


“Los primeros meses en los Estados Unidos fueron muy difíciles, estuve prácticamente encerrada ya que no podía trabajar, puesto que estaba por cumplir 20 años y nadie quería contratarme, además de la tristeza de no tener a mis hijas a mi lado. Después de 6 meses conseguí mi primer trabajo en el área de limpieza, con este trabajo tuve la oportunidad de conseguir el dinero para poder traer a mis hijas a este país. Fue un sacrificio muy grande dejarlas en Guatemala y que la familia se dividiera por un tiempo, pero todo era para que pudiéramos tener un mejor futuro”, dijo Ninnet Pop, quien logró nuevamente reunirse con sus hijas, después de 3años.

 

Con el pasar del tiempo, esta joven mamá comenzaba a ver que su vida iba tomando un buen rumbo, para ese entonces ya tenía dos hijos más, había mejor estabilidad económica y poco a poco estaba alcanzado sus metas, pero lamentablemente, los problemas en su relación matrimonial llegaron, causando una separación, además durante esa etapa también sufrió una lesión en su trabajo y la despidieron.

 

“Hubo momentos que pensé que no iba a poder superarlos. Al divorciarme del padre de mis hijos, él no se hizo responsable, así que tuve que comenzar de nuevo y tratar de salir adelante junto a mis hijos. Por amor a ellos, me levanto cada ninnet3 copydía y voy a trabajar, sin importar lo difícil que sea, ya que me han tocado trabajos complicados como la construcción o en ocasiones hasta dos jornadas de trabajo seguidas. Lo único que deseo es que nunca les falte nada y que sepan que yo estaré siempre dispuesta a ayudarlos; y aunque trabajo mucho, trato de darles también tiempo de calidad”, comentó Haiden Ninnet Pop, quien aconseja a otras madres solteras a buscar primeramente la ayuda de Dios, creer en sus capacidades y no tener miedo a los retos que puedan venir.

Visto 285 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

About Author

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Clasificados

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento