Miércoles, 12 Diciembre 2018
BREAKING NEWS
Servir sin condiciones

Con corazón altruista buscando siempre el bien del prójimo.

Vicente Ruiz, originario de Cocula, Jalisco, México; emigró a los Estados Unidos en 1976, su primer estancia fue en el estado de California en el cual residió por 24 años y posteriormente se mudó a Tulsa, Oklahoma donde ha estado por 18 años. Algo que caracteriza al señor Vicente, es su altruismo. A través de las organizaciones que forma parte,  siempre está buscando el bien de los demás. Este sentir lo llevó a conocer y trabajar con el líder campesino y activista Cesar Chávez.

“Uno de los motivos principales por lo cual llegué a Tulsa, Oklahoma, fue porque en California tenía muchos problemas con pandillas. La situación era que siempre hacían desmanes en las propiedades que teníamos y otra porque no quería que mis hijos se involucraran con ellos. En una ocasión durante una fiesta en mi casa, los miembros de estas pandillas rompieron las ventanas de los vehículos de mis invitados. Ya tenía contacto con la policía, así que, los llamé y arrestaron a varias personas de la pandilla; a raíz de la situación recibí amenazas y tenía que estar cuidándome todo el tiempo de posibles ataques. Así que decidí venirme a Tulsa que es un lugar más tranquilo”, compartió Vicente Ruiz.

Este tipo de situaciones llevó al señor Vicente a crear la organización Concilio para Seguridad de Vecindarios, el cual es apoyado por la policía de la ciudad de Tulsa, y tiene como objetivo formar vecindarios fuertes, seguros y libres de crímenes.

“Con el Concilio para Seguridad de Vecindarios, tratamos de hacer que toda nuestra comunidad latina participe, reportando todo tipo de crimen que haya en su vecindario. Buscamos a personas que sean capitanes de área, los capacitamos y entrenamos para que se encarguen de vigilar la zona donde residen y de esa manera tratar de reducir el crimen”, señaló el señor Ruiz, quien además forma parte de la Coalición de Organizaciones Hispanas, la Cámara de Comercio Hispana de Tulsa y la Asociación Nacional México-Americana, esta última formada por los consulados de México en los Estados Unidos.

“Me siento afortunado que la Asociación Nacional México-Americana, me haya elegido como representante del estado de Oklahoma. Nuestra intención es brindar apoyo y proteger a los mexicanos que residen en los Estados Unidos, erradicar la idea de seguir pisoteándonos, cambiar nuestra mentalidad, unirnos y trabajar para lograr cambios verdaderos que beneficien nuestra comunidad”, añadió el señor Ruiz, quien además comentó que esta asociación se registró el pasado mes de noviembre y está en proceso de desarrollo.

Vicente Ruiz también es dueño de su propia compañía llamada VR Electric, la cual fundó en 2004 y se dedica a la instalación completa de electricidad tanto comercial como privada. Cabe mencionar que el 80 por ciento de sus clientes son hispanos.

Durante la entrevista le preguntamos cómo visualiza el panorama político con la llegada del nuevo gobernador de Oklahoma, el empresario Kevin Stitt.  

“Creo que, Kevin Stitt hará algo positivo para el estado, yo veo bien su llegada como gobernador. Tengo comunicación con él, personalmente trabajé instalando la electricidad en sus empresas, además su esposa es miembro del Concilio para Seguridad de Vecindarios, la cual represento. Tener una buena comunicación con el futuro gobernador, es una vía muy importante de acceso a compartir las problemáticas que la comunidad hispana tiene y que se deben solucionar. Kevin Stitt conoce y sabe la importancia del trabajo de la comunidad hispana, así que le conviene mantener una buena relación con los latinos, ya que seguimos aportando a la economía del estado y es algo en lo que él quiere trabajar, en mejorar la economía de Oklahoma”, compartió el señor Ruiz.

El señor Vicente mencionó que, mientras tenga la posibilidad, seguirá ayudando a la comunidad hispana y a todos aquellos que están necesitados. Su meta cuando se retire, es vivir tranquilo, no tener alguna enfermedad que le impida ser feliz y visitar lugares junto a su amada esposa, Rosa María.

“Si todos tratamos de dar un poco de lo que sabemos o de lo que tenemos y no hablo solo de dinero sino de tiempo, para servir a otros, realmente creo que podríamos cambiar al mundo. Hagamos las cosas pensando en la otra persona y no solo en lo que vamos a ganar”, señaló.

Visto 107 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Más en esta categoría: « Valorando la educación

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento