Lunes, 25 Septiembre 2017
BREAKING NEWS
No se queden calladas

María Portillo, víctima de violencia doméstica, por mucho tiempo y por no tener la información, sufrió una relación abusiva por parte de su ex marido.

María Portillo, Mexicana de 35 años, quien ahora es residente de los Estados Unidos, nunca imaginó el infierno que viviría al casarse. María asegura que tuvo que superar muchos obstáculos para sobrellevar la dura experiencia.

“La experiencia no fue fácil, porque estuve, viviendo violencia doméstica por 8 a 10 años, siempre con el silencio, siempre con el miedo, con la amenaza… sobre todo el miedo que todas las mujeres tenemos al hablar y mas las latinas que a veces no nos atrevemos a hablar, menos si estamos casadas con un ciudadano ( Ciudadano Americano), pues decimos nos van a quitar los niños, como le vamos hacer, pensamos muchas cosas”, mencionó.

María Portillo, llegó a los Estados Unidos en 2006, y fue ese mismo año cuando conoció a su ex pareja, con quien contrajo matrimonio en el 2012. María asegura que al principio todo en su relación marchaba bien y nunca vio nada inusual en su entonces esposo, pero años mas tarde las cosas cambiarían.

“Como novios, todo fue maravilloso… yo me casé muy ilusionada” comentó Portillo quien afirma jamás haber vivido violencia doméstica o verbal, ni siquiera en su familia…” De primero todo bien, después que ya me embaracé, a veces yo decía serán las hormonas, o cosas mías pero él tomaba mucho, se iba por tres días, regresaba hasta el lunes. Para mi, como quien dice era normal, pero luego se convirtió un hábito” aseguró María.

Al notar la regularidad con la que su ex pareja bebía, María, ya comenzaba a notar cambios en su comportamiento que no eran a los que ella estaba acostumbrada. Durante ese tiempo ella también trató de buscar apoyo en la familia de su ex marido pero con una respuesta que no sirvió de mucho “Tienes que aguantártelo” , fueron las palabras de su ex suegra.

La relación entre ellos comenzó a complicarse más y más luego de tener su primer hijo.

“Vino el bebé y empezamos otra vez a tener problemas, que los pañales, que la leche, y a él poco le gustaba trabajar, y no me daba casi para los gastos, entonces uno piensa cómo si tiene para beber con los amigos y no tiene para nosotros… fue cuando yo comencé a pensar , ¿qué será esto?, pero voy aguantar decía yo… Pero después todo fue empeorando”, afirmó la señora Portillo.

“Hablé con la mamá de mi esposo, cuando fui agredida por él, pero ella me decía no pasó nada”, señaló

María se convertiría en víctima de múltiples agresiones verbales y físicas por su ex marido durante el matrimonio, y mas tarde al tratar de defenderse en una de las peleas sería acusada por él y llevada a prisión en el departamento de inmigración debido a su estatus de indocumentada en ese momento.

Ella quien entre lágrimas durante la entrevista, comentó que estar en prisión fue uno de los peores momentos de su vida. Al salir , María se casaría para cambiar su estado inmigratorio pero aseguró que esto solo empeoró todo. “fue como estar en el infierno” comentó muy triste. “Él seguía tomando alcohol y consumiendo drogas… Mi familia decía que tal vez era tiempo de dejarlo, pero yo decía si lo dejo me va a quitar los papeles” dijo María quien con miedo, no sabia en ese momento información acerca de violencia doméstica.

Durante mucho tiempo y por miedo a hablar a las autoridades, María fue una ocasión ahorcada y sin poder defenderse debido a que no hablaba bien el inglés, así que sería nuevamente trasladada a la cárcel. Tras salir en esta oportunidad de prisión, María Portillo decide acudir por ayuda para así terminar con la tortura de su matrimonio.

“Decidí acudir a la Agencia Latina… y fue lo mejor que pude haber hecho, porque aquí me dieron información, me atendieron rápido, fue una luz en mi vida. A todas las mujeres que están pasando esta situación, les recomiendo venir a la Agencia Latina, porque gracias a Dios ya estoy convertida en una mujer independiente, en una mujer que vale mucho. He aprendido mucho en el programa de violencia doméstica, me han convertido en la mujer que soy ahora, alguien con identidad” asegura Portillo con mucho optimismo tras casi un año y medio de haberse separado y comenzado el programa que ofrece la Agencia Latina.

Latino Community Development Agency por su nombre en inglés, ubicada al Sur de la ciudad de Oklahoma, mejor conocida para muchos como La Agencia Latina, es una organización que tiene como misión mejorar la calidad de vida de los latinos por medio de la educación, el liderazgo, los servicios y la abogacía. La Agencia Latina también cuenta con mas de veinte programas para el desarrollo de la comunidad latina, entre ellos, Healthy Families of America (Familia Sanas de América), Tony Reyes Bilingual Child Development Center Early Head Start ( Centro Bilingüe para el Desarrollo del niño Tony Reyes) , y Domestic Violence and Sexual Assault Victim Advocate ( Violencia Domestica y Abuso Sexual).

Yovanna Medina, quien pertenece a un grupo de ayudantes del programa de violencia doméstica y abuso sexual, asegura que es un problema serio que está ocurriendo no solo en la comunidad hispana sino en el estado de Oklahoma, ya que el número de víctimas sigue aumentando cada año.

“Nosotros hemos visto un doble de crecimiento en casos de víctimas de violencia doméstica y abuso sexual, en Abril de este año ya hemos visto los mismo que el año pasado(2016) de Enero a Diciembre… algo que es negativo aunque nosotros lo consideramos como algo bueno, porque creemos que la comunidad se está dando cuenta que ofrecemos tantos servicios y nos están recomendando familia tras familia” dijo Yovanna quien también comentó que el estado de Oklahoma se encuentra en el tercer lugar a nivel nacional en casos de violencia doméstica y abuso sexual.

Yovanna , explicó que existen muchos factores por el cual a veces las víctimas no denuncian las agresiones.

“La razón por que una persona aguanta tanto en una relación abusiva… la estadística es que la víctima va regresar con su abusador, la mayoría de los casos son mujeres quienes regresan hasta sietes veces a una relación tras haber sido agredidas.. Las razones son amenazas, él abusador les dice que les va hablar al departamento de migración, les dicen que le van a quitar a sus hijos, o la víctima no está económicamente estable para dejar la relación, entonces es desesperante para las personas que no entienden lo que significa una relación violenta” asegura Medina.

Para María Portillo, que gracias a la ayuda de Yovanna y otros miembros del programa de violencia doméstica y abuso sexual de la Agencia Latina, dice haber conseguido la luz y paz al final del túnel con la ayuda de los servicios que la agencia le ofrece y anima a otras mujeres y personas quienes son víctimas a no quedarse calladas y reportar sus casos.

“Estoy aquí luchando por la vida y gracias a Dios, estoy muy feliz, ya no tengo gritos, ya no tengo golpes, ya no tengo humillaciones, y si se puede, no se queden calladas”, asegura Portillo feliz luego de haber cerrado lo que considera un tormentoso capítulo en su vida.


Medios

Visto 1486 veces Modificado por última vez en Viernes, 14 Julio 2017 17:46
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento