Miércoles, 18 Septiembre 2019
BREAKING NEWS
Jueves, 08 Agosto 2019 11:41

Momentos de Terror

Tiroteos en varias partes del país provocan miedo en familias hispanas.

Varios aspirantes demócratas a la Casa Blanca en 2020 apuntaron al “racismo” y su condescendencia con el “supremacismo blanco” del presidente, Donald Trump, como uno de las causas detrás del tiroteo de El Paso que dejó 20 muertos y 26 heridos.

“Es un racista y aviva el racismo en este país, y no solo ofende nuestra sensibilidad, fundamentalmente cambia el carácter de este país y lleva a la violencia”, afirmó Beto O’Rourke, ex congresista por Texas tras visitar a heridos en hospitales en El Paso.

O’Rourke, nacido precisamente en la ciudad, remarcó que en EE.UU. ha habido un aumento en los “delitos de odio en los tres años de una Administración donde tienes un presidente que ha llamado ‘violadores’ y ‘criminales’, aunque los inmigrantes mexicanos cometen crímenes a una tasa mucho más baja que los nacidos en el país”.

“El presidente ha intentado que nos sintamos asustados por ellos”, afirmó en declaraciones a los periodistas, después de cancelar sus actos de campaña en Nevada para regresar a El Paso.

Asimismo, el alcalde de South Bend (Indiana) y también aspirante a la candidatura presidencial demócrata, Pete Buttigieg, cargó contra la retórica desde la Casa Blanca.

“El nacionalismo blanco es maléfico, y está inspirando a gente a cometer asesinatos, y está siendo condonado a los más altos niveles del Gobierno estadounidense”, afirmó en una entrevista en la cadena CNN.

Poco después, precisó que “el presidente de EE.UU. está condonando el nacionalismo blanco” y aseguró que tiene “una responsabilidad para cortar el brote de raíz”.

Por su parte, el senador Bernie Sanders, también contendiente a la candidatura, evitó culpar a Trump pero aseguró que “en todo el mundo se están preguntando qué ocurre en EEUU (...) para ver una vez tras otras horrores indescriptibles”, por lo que pidió una “legislación sensata sobre control de armas”.

Las autoridades estadounidenses investigan el posible vínculo del sospechoso de la masacre de El Paso con un manifiesto publicado en internet en el que se critica “la invasión hispana de Texas”. “Ahora mismo tenemos un manifiesto de este individuo que indica un posible delito de odio”, señaló el jefe de Policía de El Paso, Greg Allen, esta madrugada.

El mandatario escribió el día domingo en su cuenta de Twitter que el tiroteo de El Paso “no solo fue trágico, fue un acto de cobardía”. El Paso es una ciudad estadounidense fronteriza con México con cerca de 700.000 habitantes y, según datos del censo, más del 80 % de la población es de origen hispano. El centro comercial del tiroteo se encuentra muy cerca de la frontera con México y es muy popular entre los ciudadanos mexicanos como lugar de compra durante los fines de semana.

LA RESPUESTA DE TRUMP

Por su parte, el presidente Donald Trump afirmó que “el odio no tiene cabida” en el país, a la vez que citó problemas de “salud mental” al comentar los tiroteos de Ohio y Texas, que dejaron 29 muertos y decenas de heridos. “El odio no tiene cabida en nuestro país”, afirmó Trump a los periodistas antes de embarcar en el avión presidencial rumbo a Washington tras pasar el fin de semana en su club de golf de Bedminster, Nueva Jersey. En unas breves declaraciones acompañado de su esposa, Melania, el mandatario indicó que los tiroteos eran parte “de un problema de salud mental”.

Evitó, sin embargo, responder a las preguntas acerca del supuesto manifiesto anti- inmigrante publicado por el sospechoso de la masacre de El Paso, Texas.

Las autoridades federales ya han anunciado que tratarán el tiroteo en Texas como un acto de “terrorismo doméstico” mientras que aún están investigando la motivación del ocurrido en Ohio.

En ambos casos, los sospechosos son hombre jóvenes de raza blanca. Patrick Crusius, de 21 años, se encuentra detenido en la cárcel del condado de El Paso; mientras que Connor Betts fue abatido durante el tiroteo en Dayton, Ohio, por las fuerzas de seguridad. Trump señaló que había hablado con los gobernadores de Texas y Ohio, así como con el fiscal general William Barr y miembros del Congreso para ver qué medidas se podrían aplicar para frenar la violencia con armas de fuego en EEUU.

Se vio un trágico fin de semana con dos tiroteos masivos en menos de 24 horas.

Publicado en Nacionales
Jueves, 08 Agosto 2019 11:39

Lamentable

Cuando miré la información e imágenes que circulaba en redes sociales y en diversos medios de comunicación, tras el tiroteo en El Paso, Texas, la tristeza me invadió y comencé a pensar en la sociedad que estamos construyendo en la actualidad y la cual dejaremos de herencia a nuestros hijos si no cambiamos nuestra manera de pensar y actuar.

El odio, racismo, discriminación, humillación, etc., siempre ha existido, aunque si bien es cierto, en los últimos años esto ha ido en aumento, afectando más a todos los que dejamos nuestro país y familias, para buscar un mejor futuro en los Estados Unidos, podemos notar que en ocasiones no somos bien vistos por otras comunidades.

Es terrible enterarse que los tiroteos masivos no se detienen, que el gobierno, las autoridades y otras agencias, no pueden hacer nada para erradicar este tipo de actos. Durante este fin de semana, en tan solo 13 horas, tiroteos en El Paso, Texas y Dayton, Ohio, dejaron 32 personas muertas y muchos heridos. Sin contar otras que siguen surgiendo alrededor de la nación. 249 tiroteos masivos se han registrado en todo el país en 220 días que llevamos en este 2019. Son cifras preocupantes y situaciones que reflejan el mundo actual.

Ahora, debemos de entender que este problema va más allá de un conflicto entre razas, ya que muchos quieren hacernos creer eso. No solo es una lucha de poder entre comunidades, puesto que no me dejarás mentir que tenemos amigos de otras partes del mundo, con los podemos compartir buenos tiempos. Es como aquella frase que decimos: “No por uno, la llevamos todos”. Este problema radica en cada individuo y afecta a toda la sociedad.

En redes sociales por ejemplo. Es fácil notar la envidia y las opiniones (en ocasiones negativas más que positivas) que surgen respecto a un tema, profesión, negocio etc., comentarios que inclusive suben de todo y comienza a tener como respuesta la humillación. Es bueno querer ser mejor y buscar la excelencia en todo lo que emprendes, pero no a base de despreciar o pisotear al prójimo.

¿Qué está pasando en el mundo? ¿Qué podemos hacer para que todo esto se detenga?

Como mencionaba al principio, este sentimiento de odio, seguirá presente en nuestra sociedad, pero por favor, empecemos realmente a analizar y reflexionar las acciones que estamos haciendo individualmente. Cambiemos nuestra manera de pensar y al hacerlo, nuestra manera de vivir será diferente.  Enseñemos a nuestros hijos a respetar, compartir, ser agradecidos, honestos, etc. Si queremos cambiar nuestra sociedad, necesitamos empezar por nosotros mismos y nuestra familia, de lo contrario todo seguirá como antes o peor.

Publicado en Opinion

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento