Jueves, 21 Noviembre 2019
BREAKING NEWS
Bernie a la carga

Bernie a la carga

“He vuelto (...) y estoy más que preparado para dirigir la oficina del presidente de Estados Unidos”, dijo el senador Bernie Sanders, ante miles de simpatizantes en su primer mitin tras recuperarse de un infarto y en el que intervino arropado por la congresista Alexandria Ocasio-Cortez (AOC).

Sanders, demócrata y de 78 años, arrancó ovaciones de sus simpatizantes, 20.000 según el propio senador, cada vez que lanzaba cada una de sus promesas electorales o arremetía contra el “1 por ciento” más rico del país y las grandes corporaciones “que los sustentan”.“Estoy más que preparado para acabar con la corrupción de la elite”, dijo el veterano político, nacido en Brooklyn y que actualmente figura el tercero en las encuestas para convertirse en el candidato del Partido Demócrata para las elecciones del próximo año.

Atención médica universal, educación pública, sala- rio mínimo de 15 dólares la hora, vivienda social, paridad entre el hombre y la mujer son algunos de los mantras de su campaña, que fueron acogidos con vítores y gritos de “ganaremos” por sus seguidores y que sus detractores consideran propuestas “socialistas”, “populistas” y “radicales”.

“Nuestra campaña no es solo para sacar al (presidente de EE. UU. Donald) Trump, el presidente más peligroso en la historia del país, de la oficina, sino que es para cambiar este país, para crear un gobierno y una economía que trabajen para todos nosotros, no solo paraelunoporciento”,dijoen el arranque de su discurso.

Un uno por ciento que vinculó con la industria militar, las empresas de Wall Street, las farmacéuticas, las grandes inmobiliarias y las compañías petroleras. “No van a abandonar el poder sin luchar, por eso os pregunto que tenemos que saber si estamos dispuestos a luchar contra esto para transformar este país”, dijo Sander a un público entregado al que también prometió acabar con las deudas de los universitarios. Asimismo, en busca del voto latino, prometió que su primera orden ejecutiva en la Casa Blanca será dar la nacionalidad a los jóvenes indocu- mentados beneficiarios del DACA y a sus padres.

En total 690.000 jóvenes, conocidos como “soñadores” pueden trabajar y están protegidos de la deportación, gracias a este programa. Pero su verdadera apuesta hacia el voto latino y joven ha sido la adhesión de Alexandria Ocasio-Cortez a su campaña y cuya intervención desató el delirio de los presentes, quienes la recibieron al grito de “A-O-C”. Con la inclusión de Ocasio-Cortez, que presentó a Sanders como“mi tío Bernie Sanders”, la campaña del veterano político espera remontar posiciones en su carrera electoral, especialmente en un momento en el que ha perdido fuelle ante sus dos principa- les oponentes, el exvicepresidente Joe Biden y la senadora Elizabeth Warren.

La joven socialista, que se ha convertido en la líder de la corriente izquierdista de su partido y que antes de entrar en política, a principios de 2018, era camarera en  un bar de Manhattan, también defendió el derecho a una educación gratuita, a un sistema de seguridad social universal y a un salario “que permita vivir”.

Además, instó a una transformación hacia una economía libre de emisiones de CO2, de la que se ha convertido en su adalid. AOC forma junto a las congresistas Ilhan Omar, Rashida Tlaib y Ayanna Pressley el grupo conocido como “La brigada” (The squad”) que ha influido notablemente en el ala progresista del partido este año, y ha atraído numerosos ataques de Trump. Pero además de Ocasio-Cortez, varios políticos del estado de Nueva york que fueron presentados como “La brigada neoyor- quina” mostraron su apoyo a Sanders, entre ellos Julia Salazar, Jessica Ramos, Luis Sepúlveda y Michael Gianaris.

El director de cine Michael Moore también subió al escenario para respaldar al veterano Sanders, que antes de esta gran prueba, ya participó el pasado 15 de octubre en el cuarto debate entre los aspirantes a la candidatura presidencial demócrata en 2020.

“No solo necesitamos democracia, necesitamos una economía democrática”, dijo Moore antes de asegurar que Sanders es la persona que puede conseguir eso para Estados Unidos. Entre los seguidores se encuentra Ben Nardolilli, que ha venido desde el barrio de Brooklyn y que desta- ca la idea de Sanders de una Norteamérica donde todos sean iguales. También muestra su simpatía por Ocasio- Cortez “porque representa el nuevo movimiento de la izquierda”.

“Es de mi generación” y lucha contra todo el estamento corrupto del partido demócrata, dice el joven.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Mujeres al frente

    Mujeres demócratas dan un paso al frente para disputar a Donald Trump la Casa Blanca.

    Las senadoras demócratas Elizabeth Warren y Amy Klobuchar se sumaron a la lista de mujeres candidatas para las elecciones presidenciales de EE.UU. de 2020, una contienda en la que los republicanos confían en la popularidad del actual mandatario, Donald Trump. Hasta cinco mujeres han anunciado ya oficialmente su campaña electoral de cara a los comicios de noviembre de 2020, demostrando su intención de desbancar a Trump y de llegar a la Casa Blanca para convertirse en la primera presidenta de Estados Unidos.

    Además de Warren y Klobuchar, la senadora Kamala Harris, la miembro de la Cámara Baja, Tulsi Gabbard, y la autora Marianne Williamson han lanzado sus candidaturas. La senadora Kirsten Gillibrand, por su parte, dio a conocer en enero la formación de un comité exploratorio para analizar su posible candidatura presidencial, un paso legal previo a un hipotético anuncio oficial.

    De confirmarse su participación, un total de seis mujeres demócratas batallarán por conseguir ser la candidata de su partido para los comicios de noviembre de 2020, donde enfrentarán a Trump.

    La posición contraria a las políticas del magnate neoyorquino en términos de inmigración, economía y medio ambiente, principalmente, ha sido el eje principal de la mayoría de las declaraciones de intenciones de las pre-candidatas a presidente. En su discurso de apertura de campaña este sábado, Warren calificó a Trump como “el último y más extremo síntoma de lo que ha salido mal en Estados Unidos, producto de un sistema amañado que aúpa a los ricos y poderosos”. “Las personas más ricas y poderosas de Estados Unidos han presionado en Washington y han pagado a políticos para inclinar el sistema año tras año”, añadió Warren, una de las senadoras más progresistas de la bancada demócrata.

    Klobuchar, una senadora moderada que representa al estado de Minnesota, también cargó contra Trump al presentar su candidatura.

    “Estamos cansados: nuestra nación debe estar gobernada no por el caos, sino por la oportunidad”, aseveró Klobuchar en su discurso.

    La otra senadora que ha hecho oficial su candidatura es Kamala Harris, una legisadora de California que goza de altos índices de aprobación entre los miembros del Partido Demócrata. Harris, hija de padre jamaicano y madre india, fue fiscal general de California antes de ganar su escaño en la Cámara Alta del Congreso estadounidense en 2016. “Verdad, justicia, decencia, igualdad, libertad, democracia. Estas no son solo palabras. Son los valores que como estadounidenses apreciamos, y están todas en juego ahora”, argumentó Harris en su alocución al anunciar su campaña electoral.

    A parte de esas mujeres, el latino Julián Castro, que fue secretario de Vivienda durante el Gobierno del presidente estadounidense Barack Obama (2009-2017), el senador Cory Booker, el legislador John Delaney y el emprendedor Andrew Yang también se han postulado como aspirantes a la Presidencia.

    Por su parte, Trump, que se impuso en las elecciones de 2016 a la candidata demócrata Hillary Clinton contra la mayoría de los pronósticos, confirmó el año pasado que buscaría su reelección.

    La popularidad de Trump pasa por un buen momento, después de que su discurso del Estado de la Unión fuese bien recibido y de que los índices económicos nacionales hayan registrado buenos datos.

  • Clinton afirma histórica victoria en las primarias demócratas

    Reclamando su lugar en la historia, Hillary Clinton declaró la victoria la noche del martes en su dura batalla por la nominación presidencial demócrata, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir un partido político americano y arrojándose como beneficiario de las generaciones que lucharon por la igualdad.
    "Esta campaña es acerca de asegurarse de que no hay límites, no hay límites a cualquiera de nosotros", dijo Clinton durante una manifestación emocional en Brooklyn, ocho años después del día en que terminó su primer falló Casa Blanca plazo. Como ella subió al escenario para ovación, hizo una pausa para saborear el momento, arrojando sus brazos y sonriendo ampliamente.
    Clinton ya había asegurado los delegados necesarios para la nominación, según un recuento de Associated Press. Añadió que sus totales con victorias en Nueva Jersey, Nuevo México y Dakota del Sur, tres de los seis estados que votan el martes.
    Clinton se enfrenta a un desafío de dos frentes en los próximos días. Ella debe ser atractivo para los entusiastas partidarios de su rival Bernie Sanders - quien se comprometió a permanecer en la carrera a pesar de tener ningún camino realista para la nominación - y afinar sus contrastes con el presunto candidato republicano Donald Trump.

    Ella trató de avanzar en ambos, usando su propia pérdida en 2008 para conectar con los partidarios de Sanders.
    "Nunca se siente bien para poner nuestro corazón en una causa o un candidato usted cree adentro y quedan cortos," dijo. "Yo sé que se siente bien. Pero cuando miramos hacia delante a la batalla que le espera, recordemos todo lo que nos une".
    Sanders, hablando en una reunión en Santa Mónica, California, dijo que había hablado con Clinton la noche del martes. Él sobre todo su discurso despojado de toda crítica de ella, pero aún así se comprometió a competir en definitiva primaria de la próxima semana en el Distrito de Columbia y llevar a su lucha por la "justicia social, económica, racial y ambiental" para la convención demócrata.
    "Nuestra lucha es para transformar este país y entender que estamos juntos en esto, para entender que todo lo que creemos que es lo que la mayoría de los estadounidenses creen y entender que la lucha continúa", declaró.
    Clinton tenía una ventaja sobre Sanders en California, pero los votos aún se estaban contando la madrugada del miércoles. Sanders ha esperado una victoria en California le daría munición para convencer a los superdelegados a abandonar Clinton antes de la convención demócrata en julio.
    Clinton está ansioso por evitar una pelea Convenio y para establecer su punto de mira por completo en el Trump. Estaba mordiendo y sarcástica, ya que asumió el empresario multimillonario, acusándolo de querer ganar "por avivar el miedo y echar sal en las heridas - y que nos recuerda a diario lo grande que es."
    A pesar de que la carrera demócrata llegaba a su fin, nueva agitación estalló entre los republicanos. Los líderes republicanos retrocedieron en los comentarios de Trump sobre un juez hispana, con un senador, incluso tirando de su aprobación.
    Trump coronaron su difícil día con victorias en California, Nueva Jersey, Nuevo México, Dakota del Sur y Montana. Pero fue silenciado su rally de la victoria, diciendo que entiende "la responsabilidad" de dirigir el Partido Republicano. También hizo un llamamiento directo a los partidarios Sanders abatido y otros demócratas.
    "Esta elección no se trata de republicanos o demócratas, se trata de quien dirige este país: los intereses especiales o las personas", dijo. Trump prometió un importante discurso la próxima semana sobre Clinton y su marido, el ex presidente Bill Clinton.
    nuevas victorias de Clinton se produjeron un día después de que ella se aseguró los 2.383 delegados que necesitaba para convertirse en el candidato demócrata, según un recuento de Associated Press. Su total incluye comprometió delegados ganados en primarias y asambleas, así como superdelegados - los funcionarios del partido y los cargos públicos que se pueden realizar copias de un candidato de su elección.
    El presidente Barack Obama llamó tanto Clinton y Sanders martes por la noche. La Casa Blanca dijo que Obama felicitó a Clinton por "asegurar los delegados necesarios para asegurarse la nominación demócrata a la presidencia" y alabó su "campaña histórica", aunque no respaldó formalmente ella.
    La Casa Blanca dijo que Obama y Sanders se reunirán en la Casa Blanca el jueves, a petición del senador de Vermont
    Sanders recogió victorias en Dakota del Norte y Montana, donde un pequeño número de delegados estaban en juego.
    Republicanos habían aparecido unificada después de Trump vencido sus últimos oponentes hace aproximadamente un mes. Sin embargo, el magnate de bienes raíces ha continuado haciendo declaraciones polémicas, líderes de partidos frustrantes.
    El último motivo de preocupación GOP fue su insistencia en que un juez tramitación de un asunto legal que implica el empresario estaba siendo injusto en sus resoluciones. Trump ha dicho Juez de Distrito de EE.UU. Gonzalo Curiel no puede ser imparcial porque los padres de la jurista nacieron en México y Trump quiere construir un muro a lo largo de la frontera.
    El senador por Illinois Marcos Kirk, que está encerrado en una lucha cerrada reelección, se convirtió en el primer legislador para tirar de su respaldo de Trump. Presidente de la Cámara Paul Ryan dijo que la afirmación del hombre de negocios era la "definición de libro de texto de un comentario racista", pero seguiría apoyando Trump.
    Trump emitió un comunicado diciendo que él "se siente uno de la herencia que les hace incapaces de ser imparcial." Pero todavía cuestionó si estaba recibiendo un trato justo en el caso que involucra a la Universidad ya desaparecida Trump.
    logros Sanders han sido notables por un candidato que era desconocido para la mayoría de los estadounidenses antes de la campaña. Ha dibujado a multitudes hasta manifestaciones en todo el país y construido un gigante de recaudación de fondos basada en gran medida en las pequeñas donaciones en línea. El senador de Vermont ha sido particularmente popular entre los votantes jóvenes, una pieza importante de la coalición demócrata.
    Aún así, la victoria de Clinton ha sido ampliamente decisiva. Ella lleva Sanders en más de 3 millones de ha emitido votos. Ella tiene 2.469 delegados a Sanders 1.637. Esa cantidad incluye tanto a los delegados y superdelegados comprometidos.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento