Imprimir esta página
Reciben con Diplomacia

Reciben con Diplomacia Destacado

Isabel II recibe a Trump en el Palacio de Buckingham.

La reina Isabel II recibió oficialmente al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el palacio de Buckingham, residencia de la familiareal, en el comienzo de la visita de Estado de tres días al Reino Unido.

El presidente y la primera dama, Melania Trump, llegaron alos jardines del palacio en el helicóptero Marine One de EE.UU., en una jornada calurosa y ligeramente nubosa en la capital británica, donde fueron recibidos por el príncipe Carlos y su esposa Camilla. Como marca la tradición, la Real Artillería a Caballo del Rey disparó 82 salvas de cañón desde Green Park, mientras que en la Torre de Londres la Honorable Compañía de Artillería disparó 103, más cañonazos de lo habitual al recordarse la coronación de Isabel II (2 de junio de 1953) y dar la bienvenida al mandatario de EE.UU. Nada más aterrizar el helicóptero, el principe Carlos y su mujer, la duquesa de Cornualles, en nombre de la reina, se acercaron para dar la bienvenida a Trump ya su esposa, tras lo cual subieron las escalerillas del palacio donde les esperaba Isabel II.

La jefa de Estado llevaba un vestido color verde agua con un broche de esmeralda que acompaño con una pamela a tono, mientras que también están presentes en el palacio los hijos del presidente, entre ellos Ivanka, a quien se la vio asomada desde una ventana junto a su marido, el asesor presidencial Jared Kushner. La primera dama estadounidense llevaba un elegante vestido blanco entallado, con un lazo azul marino en la cintura y pamela a tono, en tanto que la duquesa de Cornualles también vestía de blanco.

Con toda la pompa que rodea la visita de Estado, el presidente y su esposa fueron recibidos con honores por la guardia real, cuyos integrantes llevan uniformes rojos y altos sombreros negros.

Fuera del palacio, en la gran avenida de Mall, que une la zona gubernamental con la residencia real, se han colocado grandes banderas estadounidenses y británicas. Completados los honores de rigor en el palacio, la monarca ofreció a Trump un almuerzo en la residencia real, para después acudir juntos a la Galeria del palacio.

v

Artículos relacionados (por etiqueta)