Miércoles, 22 Noviembre 2017
BREAKING NEWS
"Mamá, te amo. Voy a morir", el último mensaje de una víctima de la masacre en Orlando

"Mamá, te amo. Voy a morir", el último mensaje de una víctima de la masacre en Orlando

Cuando la mala noche terminó y las autoridades lograron ingresar y abrirse paso a través del club, tuvieron que pisar cuidadosamente y pasar sobre los cuerpos ensangrentados que estaban por todas partes, luego de que un atacante de 29 años irrumpiera en el lugar armado con un fusil de asalto M4, una pistola y lo que fue descrito por las autoridades como un supuesto "artefacto explosivo”.
“¡Si están vivos, levanten la mano!”, dijeron las autoridades al ingresar.
Alrededor de ellos, los teléfonos de las víctimas sonaban incesantes, era la banda sonora de una carnicería que Estados Unidos jamás había visto. El ataque en Pulse ha sido el peor tiroteo de la historia de ese país.
Algunos lograron sobrevivir para contar la tragedia.
Empleados y dueños del lugar dijeron que una persona que se estaba ocultando en el baño se cubrió de cadáveres para protegerse. Así logró sobrevivir.
Algunos de los artistas que estaban esa noche se escondieron en los camerinos cuando empezó el tiroteo.
Pero no muchos pudieron escapar.
Durante las dramáticas tres horas que duró la matanza, el atacante tomó varios rehenes mientras otros se resguardaban en los vestidores o en las salidas del aire acondicionado.
En el momento de la matanza, Eddie Jamoldroy Justice de 30 años buscó refugio en el baño desde donde le escribió un mensaje a su mamá diciéndole lo inevitable: que allí iba a morir.
“Mamá, te amo”, escribió. “Hay un tiroteo en el club, estoy atrapado en el baño”.
“Llama a la policía. Voy a morir”, dijo.
Su mamá, Mina Justice, trataba de asegurarle que ya había llamado al 911 y la ayuda estaba llegando.
“Los estoy llamando, responde tu teléfono”, le dijo la madre.
“¡Llámame!, ¡Llámame!”, insistía ella.
Justice respondió: “llámalos mami, ahora. Sigo en el baño. Él está llegando. Voy a morir”.
Eddie Jamoldroy Justice no volvió a hablar.
Él fue una de las 49 víctimas que murieron en la masacre.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Atacante de Orlando visitaba asiduamente salas de chat gay, según las autoridades

    Omar Saddiqui Mateen, el atacante del club gay de Orlando, Florida, que acabó con la vida de 49 personas el pasado domingo, visitaba salas de chat LGBT a pesar de expresar indignación al ver dos hombres besándose y hacer comentarios agresivos sobre los homosexuales, dijeron las autoridades.
    Los investigadores no saben si el hombre visitaba salas de chat por razones personales o como método de vigilancia antes del brutal ataque que perpetró en el club Pulse que dejó decenas de muertos y heridos.
    Días después de la tragedia —el tiroteo masivo más mortal en la historia de Estados Unidos— fuentes revelaron que Mateen no solamente visitaba salas de chat gays, sino que también frecuentaba el mismo lugar que después atacó.
    Un antiguo colega del atacante dijo que Omar Mateen hacía continuamente comentarios homofóbicos, sexistas y racistas.
    Agentes del FBI están entrevistando a algunas personas que dicen haber encontrado a Mateen en aplicaciones de citas gay, según le dijo un funcionario judicial a Pamela Brown de CNN. Estas alegaciones “cambian certeramente la perspectiva”, dijo la fuente.
    Ningún hombre ha dicho públicamente haber tenido contacto sexual con el atacante.
    Intolerante casi a toda clase de personas
    Las personas que conocían al tirador de Orlando pintan dos imágenes conflictivas de él. Para algunos era un homofóbico intolerante. Para otros, era un visitante regular del club nocturno.
    Chris Callen, que actuaba en Pulse, estima que Mateen visitó ese bar gay dos veces al mes durante unos tres años.
    “Él era muy amistoso cuando decía ‘hola’. No parecía el tipo de persona que hizo lo que hizo. No tiene sentido”, dijo Callen. “Mi pareja dijo que él era (y parecía) una buena y agradable persona”.
    En contraste, un excompañero de trabajo del atacante lo describió como un hombre que constantemente hacía comentarios despectivos de las demás personas.
    “Era un ser humano enfadado, de naturaleza violenta e intolerante casi a cada clase de persona”, dijo Dan Gilroy a la afiliada de CNN WPTV-TV en West Palm Beach. Ambos trabajaban juntos en PGA Village en Port Saint Lucie.
    ¿Entonces, cuál era el motivo?
    Las autoridades investigan múltiples ángulos para entender qué llevó a Mateen a matar a tantas personas en el bar gay de Orlando.
    ¿Fue el tiroteo masivo impulsado por la homofobia? ¿Estaba luchando contra su orientación sexual? ¿O fue inspirado por el grupo terrorista ISIS como lo dijo en la llamada al 911 durante el ataque?
    Las autoridades siguen averiguándolo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento