Viernes, 24 Noviembre 2017
BREAKING NEWS
La hija mayor de Obama asistirá a Harvard, tras tomarse un año sabático

La hija mayor de Obama asistirá a Harvard, tras tomarse un año sabático

Malia Obama, la mayor de las dos hijas del presidente Barack Obama y de la primera dama Michelle Obama, asistirá a la Universidad de Harvard, la misma en la que estudiaron sus padres.
Iniciará sus estudios universitarios en otoño de 2017, después de tomarse un año sabático, anunció el domingo la Casa Blanca.
El año sabático de Malia Obama antes de su primer año en Harvard es una ruta seguida por cerca de entre 80 y 110 estudiantes admitidos. Expertos en educación superior animan a los estudiantes a tomarse un año para viajar, participar en un proyecto especial a largo plazo o utilizar el tiempo de otra manera constructiva y significativa.
Obama dijo en la cena de corresponsales de la Casa Blanca el sábado que su familia planea quedarse en Washington durante dos años después de que termine su presidencia para que su hija menor, Sasha, pueda terminar la secundaria.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Perfil de un asesino

    Devin Kelley, de mísero maltratador a histórico asesino en masa. Una tragedia más en Estados Unidos

    Tras una vida digna del olvido, en la que el maltrato a su pareja y su consiguiente expulsión de las Fuerzas Aéreas fueron los hitos más destacables, Devin Patrick Kelley entró ayer en la historia negra de EEUU al perpetrar el quinto peor tiroteo masivo en los anales del país.

    Para sorpresa de los millones de estadounidenses que este domingo oyeron hablar por primera vez de Kelley, quien presuntamente se quitó la vida tras matar a 26 feligreses de la iglesia First Baptist Church en el pueblo de Sutherland Springs, éste parecía encontrarse en una etapa de cierta estabilidad emocional en su vida.
    A sus 26 años, este tejano estaba casado con la madre de sus dos hijos, Danielle Kelley, quien en su página de Instagram aún hace gala de ser la esposa de su “mejor amigo”.

    Al menos, esa parece ser la imagen oficial que ofrecía la pareja a través de las redes sociales, pero que no parece concordar con lo que se va descubriendo tras empezar a escarbar en el suceso de ese pequeño municipio del condado de Wilson, que en apenas unos minutos perdió a cerca del 5 % de su población

    a manos de Kelley.

    Según informa la prensa local, entre 2009 y 2013, Danielle impartió clases a niños pequeños en este

    modesto templo, a los que les hablaba de Dios.

    No fue la primera vez que este exmilitar tuvo que hacer frente a las consecuencias de sus actos. Años antes de conocer a Danielle, en abril de 2011, Devin contrajo matrimonio con Tessa K. Kelley, con quien tuvo un hijo.
    Sin embargo, este primer matrimonio apenas duró unos meses debido a los malos tratos sufridos tanto por

    ella como por su hijo, según denunció Tessa en 2012 ante las autoridades locales.
    Esta actitud no pasó desapercibida para las Fuerzas Aéreas estadounidenses, de las que el tejano formaba parte desde 2010, que optaron por someterle a una corte marcial por malos tratos a su familia, que le acabó costando doce meses de arresto, ser degradado y, finalmente, ser licenciado por mala conducta.
    Kelley distaba mucho de ser un piloto y sus funciones se limitaban a tareas logísticas, en la base aérea de Holloman, en Nuevo México, según fuentes del Pentágono consultadas. Sin embargo, pese a no haber tenido la opción de combatir en primera línea de fuego, o tal vez precisamente por este motivo, la afición de Kelley por las armas era bien conocida por sus allegados.
    Medios locales han publicado que el tirador disfrutaba largas temporadas en casa de sus padres, en una propiedad en las afueras de San Antonio de más de diez mil metros cuadrados, donde pasaba las horas muertas afinando su puntería. Como es habitual en estos casos, las fuerzas del orden están registrando tanto su residencia como la de sus padres, en busca de pruebas que puedan arrojar algo de luz sobre la matanza.
    Más allá de sus antecedents policiales y de sus vínculos con la iglesia de Sutherland Springs, son las redes sociales las que están aportando algunas de las claves de este veinteañero de ojos verdes y pronunciadas

    entradas.
    Una de sus imágenes que más llaman la atención es la de un Kelley disfrazado de El Cuervo, uno de los grandes personajes góticos por excelencia, un hombre asesinado que volvió de entre los muertos para vengar la muerte de su novia.
    dato.No está claro todavía si el vecino que le hizo frente con su propia arma al salir de la iglesia vio en Kelley a un loco al

    que ya conocía o simplemente se encaró con una persona trastornada que abandonaba una parroquia con un rifle de asalto.

  • Fondo contra el terrorismo

    Estados Unidos destina 60 millones de dólares a lucha contra el terrorismo en el Sahel.

    A falta de la pertinente aprobación del Congreso, el Gobierno se comprometió a destinar 60 millones de dólares para la lucha contra el terrorismo en la región del Sahel, donde en las últimas semanas se ha multiplicado la presencia de diversos grupos islamistas.

    Los fondos irán destinados a los cinco países subsaharianos agrupados en el llamado “G5 del Sahel” -Mauritania, Mali, Níger, Chad y Burkina Faso-, que trabajan de manera conjunta en el control de los flujos migratorios en las fronteras del sur de Libia.

    El anuncio se produce des pués de que el grupo yihadista Abu Walid el Saharaui, afiliado al Estado Islámico (EI), reivindicara un ataque a una base de la Gendarmería en la región de Tillabéry, en el que murieron una docena de miembros de las Fuerzas del Orden locales. Asimismo, a principios de octubre un comando terrorista de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), según fuentes del Pentágono, emboscó a una patrulla militar mixta de EE.UU. y Níger en la localidad de Tonga-Tonga, departamento de Ouallam, acción en la que murieron nueve soldados, cuatro de ellos estadounidenses.

    De confirmarse esta autoría, significaría que el territorio de Níger es ahora atacado desde tres frentes: el suroriental, y los dos frentes llegados de Mali.

  • A curar heridas

    Los habitantes de Houston empiezan a recuperar lo que queda de sus hogares.

    Los habitantes del área metropolitana de Houston han iniciado ya el camino a lo que las autoridades prevén como un largo proceso de recuperación y poco a poco retornan a sus hogares para evaluar los daños causados por el paso del huracán Harvey.

    En el condado Harris, donde se asienta Houston y que contabiliza por lo menos 130.000 estructuras afectadas por las inundaciones, a la par que aún hay zonas bajo orden de evacuación obligatoria en otras localidades sus habitantes empiezan a remover escombros y muebles inservibles de sus casas.

    “A nosotros, los que estamos cerca del retiro, la casa es el patrimonio familiar que nos da seguridad durante nuestra vejez, y a pesar del deterioro no nos queda otra que la renovación”, señala Johnny Meyberg, natural de Colombia y residente de la ciudad de Katy, al este de Houston.

    Este maestro de escuela junta los escombros y restos que se acumulan en la acera de su vivienda, en montículos de láminas de yeso enmohecidas, aislantes y pedazos descoloridos de muebles de sala, comedor y alfombras que solían reposar en los tres dormitorios del inmueble.

    Meyberg se ha abocado a la reconstrucción de su vivienda, adquirida hace 18 años y que recibió más de 3 pies (900 milímetros) de agua, una labor para la que ha contado con la ayuda de una cuadrilla de voluntarios de la Iglesia Bautista de Kingsland que tocaron a su puerta ofreciendo ayuda. “Ellos han colocado nuevas láminas de yeso y todo lo que eso conlleva, desde clavos especiales hasta la pasta para unirlas”, explica, mientras sus vecinos también arrojan escombros en los jardines de sus fachadas.

    Lo que ocurre en Katy se replica en otras partes del área metropolitana de la devastada Houston, la cuarta ciudad más poblada de Estados Unidos. En el vecindario de Meyerland, Carolina Medina, una pequeña empresaria de origen mexicano, retorna al complejo de apartamentos en el que reside desde hace dos años solo para escuchar que todavía no puede pasar la noche en su hogar. “Vivimos en una zona propensa a las inundaciones y hemos tenido muchos problemas en el pasado, pero nada parecido a lo que hemos vivido desde hace una semana”, reconoció en declaraciones.

    Relata que cuando las autoridades municipales emitieron una orden de evacuación obligatoria, decidió refugiarse en una iglesia local con su familia y sus mascotas porque “temía lo peor”. “Nos han dicho que no es posible (regresar) por la gran cantidad de moho presente, ya que podría existir algún tipo de inseguridad ambiental”, comenta Fernando Palomino, un mexicano que trabaja como guardia de seguridad y que no ha podido regresar al trabajo, entre otras razones porque su automóvil quedó bajo el agua. Palomino no ha percibido remuneración en los últimos siete días y se debate si lo poco que tiene ahorrado lo destina a pagar el alquiler, que venció el pasado 1 de septiembre, o a comprar víveres para su familia.

    “Lo peor es que no sé si hay opciones para gente como nosotros”, se pregunta Medina, cuya situación migratoria es irregular. La lucha contra los efectos de Harvey, que el pasado 25 de agosto tocó tierra en Texas como huracán de categoría 4, de un máximo de 5 en la escala de intensidad Saffir-Simpson, prosigue también en localidades como Beaumont, al este del condado Harris y cuyos habitantes no cuentan con agua potable tras el desborde del río Neches que estropeó las bombas y la planta de tratamiento.

    El distrito escolar de Houston ha informado de que el inicio de clases se pospuso hasta el 11 de septiembre y que en los próximos días concretarán la transferencia de los estudiantes cuyos planteles han sufrido daños extensivos, los cuales suman más de una veintena.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento