Sábado, 23 Junio 2018
BREAKING NEWS
La hija mayor de Obama asistirá a Harvard, tras tomarse un año sabático

La hija mayor de Obama asistirá a Harvard, tras tomarse un año sabático

Malia Obama, la mayor de las dos hijas del presidente Barack Obama y de la primera dama Michelle Obama, asistirá a la Universidad de Harvard, la misma en la que estudiaron sus padres.
Iniciará sus estudios universitarios en otoño de 2017, después de tomarse un año sabático, anunció el domingo la Casa Blanca.
El año sabático de Malia Obama antes de su primer año en Harvard es una ruta seguida por cerca de entre 80 y 110 estudiantes admitidos. Expertos en educación superior animan a los estudiantes a tomarse un año para viajar, participar en un proyecto especial a largo plazo o utilizar el tiempo de otra manera constructiva y significativa.
Obama dijo en la cena de corresponsales de la Casa Blanca el sábado que su familia planea quedarse en Washington durante dos años después de que termine su presidencia para que su hija menor, Sasha, pueda terminar la secundaria.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Nueva defensa sobre política

    Asegura que los criminales “usan” A niños inmigrantes.

    El presidente, Donald Trump, aseguró que “algunos de los peores criminales” del mundo “usan” a niños inmigrantes para entrar en el país, al defender la controvertida política de separación de menores de sus familias tras cruzar ilegalmente la frontera.

    “Los niños están siendo utilizados por algunos de los peores criminales en la Tierra como medio para entrar en nuestro país”, afirmó Trump en su cuenta de Twitter.

    “¿Ha mirado alguien el crimen que ocurre al sur de la frontera? Es histórico, con algunos países como los más peligrosos del mundo”, agregó sin citar ejemplos concretos.

    Además, en otro mensaje se preguntó “¿dónde está el clamor por los asesinatos y crímenes causados por pandilleros y matones, incluida la banda MS-13, entrando en nuestro país de manera ilegal?”. Finalmente, prometió que “esto no va a pasar en EEUU” e insistió en “cambiar las leyes migratorias” del país, que calificó como “las peores del mundo”.

    Trump reaccionaba así a las crecientes críticas en la opinión pública, incluido dentro de su propio partido republicano, a la separación de menores en la frontera con México.

    En los últimos días han aparecido reportes de la dramática situación de estos menores, alojados en almacenes reconvertidos en centros de detención temporal y en algunos casos ubicados dentro de jaulas.

    Las autoridades confirmaron que separaron de sus familias a cerca de 2.000 menores inmigrantes en la frontera con México en un plazo de seis semanas en el marco de la política de “tolerancia cero” en la frontera y contra la inmigración ilegal, impulsada por el presidente Trump.

  • No pide disculpas

    La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, afirmó que el Gobierno no pedirá “disculpas” al asegurar que “las acciones ilegales tienen consecuencias”, ante la polémica desatada por la separación de menores de sus familias tras cruzar ilegalmente la frontera. “No pediremos disculpas” por la separación de niños en la frontera, afirmó Nielsen.

    Nielsen remarcó que aquellos que “comenten acciones ilegales tienen consecuencias”, al mar- gen de si están acompañados por menores de edad o no.

    “Este gobierno tiene un mensaje sencillo: si cruzas la frontera de manera ilegal, serás procesado”, agregó la funcionaria. En los últimos días han aparecido reportes de la dramática situación de estos menores, alojados en almacenes reconvertidos en centros de detención temporal y en algunos casos ubicados dentro de recintos divididos a modo de jaulas. Y, en consecuencia, han crecido las críticas de la oposición demócrata.

  • Sin Separación

    Decenas protestan en san Diego por separación De familias inmigrantes.

    Decenas de personas se manifestaron a las afueras del centro de detención en Otay Mesa, en San Diego, para exigir que se detengan la separación de familias inmigrantes y que se les otorgue un trato digno.
    “¡No están solos!”, gritaron los concentrados, cerca de un centenar, por medio de altavoces ante la mirada del personal de seguridad del centro de detención, a la vez que despotricaron contra la política de “tolerancia cero” adoptada por el Gobierno de Donald Trump que ha motivado la separación de menores de sus padres.
    Según cifras oficiales, al menos 1.000 niños han sido apartados de sus padres desde mediados del mes de mayo por ICE.
    En los últimos días, decenas de inmigrantes, entre ellos miembros de la caravana centroamericana que se entregó en la frontera en búsqueda de asilo, denunciaron malos tratos al interior del centro de detención.
    “¿De qué sirve que nos digan que están bien si creemos que a ellos no les han preguntado cómo se sienten de estar separados de sus madres?”, cuestionó un grupo de madres inmigrantes a través de una carta que fue leída por activistas del grupo activista “Pueblos Sin Fronteras”.
    La entrada en vigor de las nuevas medidas en materia de inmigración generaron en las últimas semanas un aumento de las redadas,
    los juicios masivos y las separaciones familiares, lo que ha causado indignación entre organizaciones defensoras de derechos humanos que han calificado dicha práctica de “cruel e inhumana”.
    En medio de la protesta los activistas pudieron hablar por teléfono con Édgar, un inmigrante retenido al interior del centro de detención, quien dijo no se le permitió salir ni a él ni a sus compañeros al patio mientras se realizaba la acción.
    “Exigimos justicia y que se nos trate como personas que somos, no somos criminales”, manifestó.
    Los manifestantes leyeron otra carta firmada por 37 inmigrantes centroamericanos y en la que denuncian “discriminación, condiciones precarias y falta de atención médica” al interior del centro en Otay Mesa, una queja que es investigada por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés.
    “Realmente no sorprende, pero es importante que las personas detenidas aquí están encontrando el espacio para denunciar los atropellos que están viviendo”, comentó Pedro Ríos, director del Comité de Amigos Americanos de San Diego.
    Entre las manifestante figuró la salvadoreña Jenni, que llegó a Estados Unidos con una caravana que se entregó el año pasado y, tras pasar meses en el centro de detención de O`tay Mesa, ahora continúa su proceso con un grillete electrónico.
    “Cuando yo estuve en la detención hubo varias protestas y nosotros escuchábamos y esas personas nos daban aliento para poder seguir, porque cada día ahí es como un infierno”, dijo a medios.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento