Martes, 17 Septiembre 2019
BREAKING NEWS
El regreso a casa de Ángelo, el inmigrante indocumentado que recibió el regalo de la educación

El regreso a casa de Ángelo, el inmigrante indocumentado que recibió el regalo de la educación Destacado

Han pasado ocho años desde que visité a Ángelo Cabrera en el bajo de una iglesia al Sur del Bronx.
Recuerdo el frío que hacía y como Ángelo trataba de poner orden entre los muchachos alborotados que acudían como cada martes al programa de ayuda extraescolar para niños inmigrantes en su mayoral pertenecientes a la comunidad mexicana.
Mientras nos calentábamos las manos en una vieja estufa, me contaba que la mayoría de los padres de aquellos niños no habían terminado ni la educación básica, y era por tanto imposible para ellos ayudar a sus hijos en sus tareas.
En aquel programa los niños recibían ayuda de sus mentores y sobre todo motivación para seguir estudiando.
Aquel fue sólo el primero de muchos encuentros en los que pude conocer la historia de Ángelo, que cuando tenía 14 años decidió, como tantos otros, salir de su pueblo natal en Mexico, en busca de un futuro mejor.
No es la historia de un indocumentado común, tuvo la suerte de que una compañera de trabajo le pagara la matrícula para ir al colegio, pero supo también abrazar esa suerte y trabajar duro día y noche para conseguir graduarse en la universidad.
Aquella mañana de mayo cuando se graduó, en el CitiField los estudiantes corrían nerviosos a encontrar su sitio minutos antes de la ceremonia en la que el Baruch College graduara a la promoción del 2013.
Ángelo desfiló orgulloso con toga y birrete y en ningún momento paró de sonreír. Cuando terminó el evento, me pidió que le hiciera un retrato para su madre. Habían pasado 21 años desde la ultima vez que la vio y ese era el pesar más grande que arrastraba el joven.
Durante estos años las cartas fueron testigo de sus promesas de volver a su pueblo San Antonio Texcala con un título universitario y regalárselo a su madre.
Pero la soledad y la dureza de la ciudad hacían tambalear a ratos a Ángelo. El remordimiento de no estar al lado de su mamá cuando ella estaba enferma era su peor enemigo.
La oportunidad vino unos meses después de su graduación cuando le ofrecieron un puesto a tiempo completo en la Fundación de Investigación de la Universidad de la ciudad de Nueva York (CUNY).
Pero antes de poder aceptar este puesto debía viajar a su país natal para arreglar su estatus migratorio. La noche anterior Ángelo no pudo dormir, escuché sus pasos en la habitación desde el piso inferior en el que yo me encontraba.
La apuesta era arriesgada pues existía la posibilidad de que le denegaran el perdón migratorio, pero la emoción de ver a sus padres era suficiente motor para arriesgarse.
Oscurecía cuando entramos en San Antonio Texcala. Apenas algunas luces iluminaban las calles desiertas. La respiración de Ángelo se aceleraba por momentos y estalló en llanto al sonido de los Mariachis que lo esperaban a la entrada del pueblo junto con una comitiva de bienvenida compuesta por el alcalde y casi todos los vecinos.
El abrazo de su madre después de tantos años hizo estallar al pueblo en aplausos, lágrimas y bailes.
"Una madre no se cansa de esperar”, dijo doña Irma Rodriguez a un emocionado Ángelo, mientras le palpaba la cara con sus manos intentando imaginarse el rostro de ese hijo al que la ceguera por su diabetes no le dejaba ver.
La emoción del reencuentro dio paso a la decepción al recibir la respuesta negativa de la Embajada Americana en Mexico sobre su petición de perdón. El sueño de Ángelo parecía ahora inalcanzable y adaptarse a un país en el que no vivía desde que era niño no fue tarea fácil. Sin embargo la comunidad de Nueva York a la que el tanto había ayudado no lo dejó sólo.
Organizaciones como Daily Kos y change.org lanzaron campañas para recoger firmas pidiendo que el caso de Ángelo se reabriera.
En los dos años que pasó Ángelo en Mexico no dejó de trabajar para mejorar los derechos de los estudiantes deportados que se encuentran en una especie de limbo legal.
Eran las 8:57 p.m. en el aeropuerto JFK de Nueva York cuando Ángelo cruzó la puerta de inmigración. Sus abogados y un primo lo esperaban desde horas con nerviosismo y carteles de bienvenida.
Era la foto de un final feliz y sin embargo era incapaz de apretar el disparador. Demasiados años esperando este momento, demasiados momentos compartidos para no saltar de alegría y abrazar a Ángelo y con el, al sueño hecho realidad de todos los que venimos a este país en busca de una oportunidad.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • ¿Cuanto tiempo puede estar un residente permanente fuera de los Estados Unidos?

    En mi solicitud de residencia no coloqué que fui arrestado hace años por manejar ebrio pero no fui a la cárcel, sino que pague una multa y realicé trabajo comunitario. ¿Eso puede afectar mi tramite?

    RESPUESTA: Nunca mientan en solicitudes de inmigración. El gobierno federal investiga a fondo toda la información que un extranjero presenta en su solicitud para emigrar al país Si determinan que mintieron en una solicitud para trámites migratorios, pueden penalizar severamente a los peticionarios y negarle el beneficio que está solicitando. Hay Instancias en que extranjeros consiguen un estatus migratorio tras cometer fraude. Pero eso no significa que están a salvo, Si después de otorgar un beneficio migratorio, el gobierno federal se da cuenta que un inmigrante cometió fraude, le pueden revocar la residencia, ciudadanía y deportarlo.

    Soy residente permanente de los Estados Unidos. Salí del país porque tenía un familiar muy enfermo. Fui al consulado americano y me dijeron que podía estar fuera de los EE.UU. por once meses. ¿Tendré problemas al volver al país?

    RESPUESTA: Un residente permanente de los Estados Unidos puede viajar fuera del país, pero su estadía no puede exceder más de un año. Si te sobrepasas de este tiempo tendrás que solicitar una visa de residente retornante en la Embajada de EE.UU. en tu país para poder regresar a los EE.UU. Asumiendo que tu estadía será menor a un año, no debería haber problemas al regresar a los EE.UU. Sin embargo, si en el pasado has tenido múltiples ausencias prolongadas o frecuentes fuera del país, el oficial de aduanas puede acusarte que has abandonado tu estatus de residente permanente de los EE.UU. En estos casos, el oficial de aduanas podría referirte a una corte de inmigración para que un juez determine, de acuerdo a las pruebas presentadas, si has abandonado tu residencia permanente en los EE.UU. Por otro lado, es importante decir que se puede obtener un permiso de reingreso que autorice una permanencia fuera de los EE.UU. de hasta dos años. Este permiso debe solicitarse antes de salir y estando fuera del país. Este permiso de reingreso puede ser enviado a una Embajada o Consulado de EE.UU. O a una oficina del Departamento de Seguridad Nacional de los EEUU en el exterior para ser recogido por la persona que está solicitando el permiso de reingreso, siempre y cuando esta opción haya sido pedida cuando se presentó la solicitud Si la persona desea hacerse ciudadano estadounidense. se recomienda que los viajes al exterior no excedan más de seis meses. De esa manera, se evita una posible interrupción del periodo de residencia continua que se necesita para hacer el trámite de ciudadanía. Recuerden consultar con un abogado de inmigración antes de comenzar cualquier tramite migratorio.

    Mi papá es ciudadano americano y nos pidió a mi esposo y a mi, pero han pasado dos años y aun no se resuelve el trámite. ¿Es posible pagar a un abogado de inmigración para adelantar el caso?

    RESPUESTA: No existe manera de acelerar la petición familiar de tu padre por medio de un pago al Gobierno o aun abogado. Ninguna persona puede ayudarte a adelantar tu caso para que viajen antes a los Estados Unidos. Quien te prometa esto, te está engañando. Además, bajo ninguna circunstancia debes venir a los Estados Unidos legalmente, porque podrías perjudicar tu caso. Te explico: Luego de enviar una petición familiar, el Gobierno verifica toda la información, analiza y determina si tú y tu padre son elegibles. Una vez que aprueban la petición, tú y tu esposo deben esperar a que haya una visa de inmigrante disponible. La espera depende de tres factores: un número limitado de visas de inmigrante, una gran demanda por estas visas y las categorías familiares.

  • ¿Es cierto que la regla final de carga pública de la que tanto se habla dice que solo por esa causa pueden deportarme?
    Soy extranjero, inmigrante y he utilizado la asistencia médica una vez desde que llegué a Estados Unidos. ¿Es cierto que la regla final de carga pública de la que tanto se habla dice que solo por esa causa pueden deportarme? RESPUESTA: De acuerdo con los publicado por la USCIS, el DHS "está revisando su interpretación de carga pública para incorporar la consideración de dichos beneficios, y para garantizar de mejor manera que los extranjeros estén sujetos a carga pública y que los motivos de inadmisibilidad son autosuficientes. Es decir, no dependen de los recursos públicos para cumplir sus necesidades, sino que dependen de sus propias capacidades, así como de los recursos de miembros de su familia, patrocinadores y organizaciones privadas". Añade que la regla final "redefine el término carga pública para referirse a un extranjero que recibe uno o más beneficios públicos designados por más de 12 meses en total dentro de cualquier período de 36 meses" En el caso que un extranjero reciba dos beneficios públicos en un mes, el gobierno lo tomará como dos meses en el proceso de determinación para aprobar o rechazar una solicitud de cambio de estatus o de visa, advierte la USCIS. El gobierno también advierte que el DHS "interpretará los factores legales mínimos para determinar si, en opinión del agente o funcionario que decide un caso, determina que es probable que el extranjero en cualquier momento pueda convertirse en una carga pública" La regla final contiene una lista de factores positivos y negativos que el DHS considerará al momento de tomar una determinación. Entre esos factores se incluye edad del extranjero. El DHS generalmente consideraría un factor negativo si el inmigrante es menor de 18 años o mayor de 61 años, y un factor positivo si el extranjero tiene entre 18 y 61 años. Estos factores positivos o negativos funcionan como pautas para ayudar al agente a determinar si es probable que el extranjero se convierta en algún momento en una carga pública", indica la regla final. Otro factor para considerar será si un estudiante de tiempo completo y está autorizado para trabajar legalmente en el país, o su historial laboral, y una "razonable perspectiva de empleo en el futuro". La agencia dijo que sólo se basará en el mayor número de circunstancias negativas para determinar una "inadmisibilidad de carga pública", y aseguró que "la determinación final de inadmisibilidad de la carga pública se basará en la totalidad de las circunstancias presentadas por el extranjero en una petición de ajuste de esta- tus y cambio de visa", por ejemplo, por medio del Formulario I485, ¿Cómo afecta la nueva regla de carga pública a solicitudes migratorias? ¿La Regla afecta a ciudadanos estadounidenses? RESPUESTA: La regla final entra en vigor 60 días a partir de la fecha de publicación en el Registro Federal, a la medianoche, hora del este, del 15 de octubre del 2019. USCIS aplicará la regla final de inadmisibilidad por carga pública solo a las solicitudes y peticiones selladas, o presentadas electrónicamente en o después de la fecha en que entra en vigor dicha regla. Solicitudes y peticiones sometidas y pendientes con USCIS antes del 15 de octubre del 2019 serán adjudicadas según las Guías Provisionales de 1999 Si hijos, padres o cónyuges estadounidenses de personas indocumentadas reciben beneficios públicos de forma correcta, esto no debería de influir en la determinación de carga pública del inmigrante que solicita una visa. Los beneficios públicos otorgados a ciudadanos estadounidenses deben ser usados exclusivamente por ellos y no por sus familiares indocumentados. Nunca mientan en solicitudes de beneficios públicos, incluyendo esconder ingresos o bienes. Mentir puede hacer al inmigrante sujeto a otras penalidades.
  • ¿Cómo me afecta la nueva norma de Carga Pública?

    ¿En qué consiste la regla final de Carga Pública anunciada por el gobierno?

    RESPUESTA: La regla final de Carga Pública anunciada por el gobierno de Donald Trump comenzará a tener vigencia en el mes de octubre, 60 días después de ser publicada en el Registro Federal. La norma establece un nuevo protocolo para determinar a qué extranjero el gobierno le aprobará o no un trámite de ajuste de estatus, como la residencia legal permanente, y una extensión de visa, y para ello tendrá en cuenta si existe o no la amenaza de que en cualquier momento se convierta en una carga pública. Por lo tanto, de ahora en adelante los inmigrantes legales que tengan dudas deben buscar consejo legal para evitar problemas y que les nieguen el trámite. Otro aspecto importante que dictamina la regla final es que corresponde solo al DHS" considerar los beneficios públicos recibidos directamente por el extranjero" al momento de autorizar o aprobar una solicitud de cambio de estatus y prórroga de visa.

    Soy inmigrante y estoy esperando mi residencia legal. ¿Cómo me afecta la nueva norma de Carga Pública?

    RESPUESTA: Algunos grupos de inmigrantes que recibieron protección de programas humanitarios autorizados por el Congreso, no se verán afectados por la nueva regla de carga pública, a saber: -Refugiados y asilados. Aquellos que piden la protección del gobierno de Estados Unidos y que tienen un temor creíble de que sufrirán persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social en particular u opinión política. -Intérpretes afgano e iraquí o ciudadanos afganos o iraquíes empleados por o en nombre del Gobierno de Estados Unidos, de conformidad con la sección 1059(a)(2) de la Ley de Autorización de Defensa Nacional para Año fiscal 2006. -Cubanos y haitianos que obtuvieron ajuste de estatus bajo el amparo de la Reforma de Inmigración de la Ley de Control de 1986 (IRCA). -Extranjeros que solicitan ajuste de estatus de conformidad con la Ley de Ajuste Cubano. -Nicaragüenses y otros centroamericanos que están ajustando su estatus de conformidad con la sección 202(a) Sección 203 de la Ley NACARA. -Haitianos que están ajustando su estatus de conformidad con la Sección 902 de la Ley de Refugiado Haitiano de 1998. -Inmigrantes amparados bajo el Programa de Jóvenes Especiales (SIJ). Ciertos menores que son elegibles para pedir la residencia legal y que han estado sujetos a un proceso judicial juvenil estatal relacionado con el abuso, negligencia, abandono u otra forma similar bajo la ley estatal. -Extranjeros que ingresaron a los Estados Unidos antes del 1 de enero de 1972 y se encuentran y que reúnen requisitos para obtener la residencia de conformidad con el Artículo 249 de la Ley de Inmigración (INA). -Extranjeros que solicitan el Estatus de Protección Temporal (TPS) de conformidad con la Sección 244(c) de la Ley de Inmigración. -No inmigrantes víctimas de tráfico humano que piden Visa T. -No inmigrantes víctimas de crímenes que piden la visa U. -Víctimas de abuso doméstico peticionario del amparo bajo la Ley VAWA. -Extranjeros que ajustan estatus bajo el amparo de la Ley de Autorización de la Defensa Nacional para el año fiscal 2004. Los programas que sí se afectan: Prestaciones económicas por mantenimiento de los ingresos, Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF), Asistencia de Nutrición Suplementaria Programa (SNAP), la mayoría de las formas de Medicaid, Sección asistencia 8 viviendas en el Programa de Vales de Elección de vivienda, Sección 8 basado en un proyecto de Asistencia de Alquiler, Vivienda pública subvencionada.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento