Jueves, 20 Junio 2019
BREAKING NEWS
Jeb Bush apoya a Ted Cruz para presidente

Jeb Bush apoya a Ted Cruz para presidente Destacado

El exprecandidato republicano Jeb Bush le dio su apoyo a la candidatura de su exrival Ted Cruz y les pidió a los votantes republicanos que rechazaran a Donald Trump como el próximo candidato del partido.


"Washington está dañado, la única forma en la que los republicanos pueden esperar ganar de nuevo la Casa Blanca y poner a nuestra nación en un mejor camino es apoyar la nominación de un candidato que puede articular las políticas conservadoras y ayudar a las personas a ir más allá y alcanzar todo su potencial".
El apoyo de Bush al senador de Texas llega un mes después de que hubiera puesto fin a su aspiración presidencial: una campaña que no logró obtener el apoyo a la sombra del éxito de la personalidad de Trump y del hecho de tener a 17 candidatos republicanos en la carrera hacia la Casa Blanca.
Durante la campaña, Bush no escondió su molestia con Trump, a quien describió como un matón y un candidato "no conservador".

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Le Gana A México

    Trump defiende el acuerdo con México y dice que hay más medidas por anunciar.

    El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó que el acuerdo alcanzado con México incluye elementos que aún no se han anunciado, mientras el Gobierno mexicano evitaba confirmar que se haya com- prometido a aumentar sus compras agrícolas a Estados Unidos como parte de ese pac- to. En una serie de tuits, Trump defendió el pacto migratorio logrado con México, por el que él accedió a suspender los aranceles que planeaba imponer a todas las importaciones mexicanas, después de que el diario The New York Times afirmara que algunos puntos se acordaron hace meses.

    “Antes, México no estaba cooperando en la frontera, y ahora tengo una confianza completa, especialmente después de hablar ayer con su presidente (Andrés Manuel López Obrador), en que cooperarán mucho y en que quieren hacer bien el trabajo”, escribió Trump. “Sin embargo, si por alguna razón desconocida no hay (cooperación por parte de México), siempre podemos volver a nuestra posición anterior, y muy lucrativa, de (amenazar con) Aranceles; pero no creo que eso vaya a ser necesario”, añadió. El mandatario aseguró que “se acordaron algunas cosas que no se anunciaron en el comunicado”, “una en particular”, y que eso “se anunciará en el momento adecuado”. La Casa Blanca no dio más detalles sobre cuál podría ser ese acuerdo inédito, y el secretario en funciones de seguridad nacional de EE.UU., Kevin McAleenan, se limitó a recordar que, como se anunció, está previsto que siga habiendo negociaciones durante los próximos 90 días.

    “Hay un mecanismo para asegurarnos de que ellos (México) hacen lo que prometieron hacer, de que hay un resultado y vemos una reducción grande en los números” de inmigrantes que llegan a EE.UU., dijo McAleenan a la cadena de televisión Fox News.

    La embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, precisó después que las conversaciones entre los equipos técnicos continuarán “casi semanalmente”, por lo que en el plazo de 90 días podría haber nuevos anuncios.

    “Lo anunciado es una declaración conjunta de principios, que nos da una base para la hoja de ruta que tenemos que seguir en los próximos meses en cuanto a migración”, explicó Bárcena en una entrevista con la cadena televisiva CBS News.

    Bárcena apuntó que el objetivo es devolver las cifras de migrantes que llegan a EE.UU.

    a los niveles de 2018, y pronosticó que habrá “resultados en un plazo relativamente corto, de un mes o mes y medio”, gracias al despliegue de unos 6.000 efectivos de la Guardia Nacional de México en la frontera de ese país con Guatemala.

    Pero la embajadora no confirmó que, como parte del acuerdo alcanzado, México haya “accedido a empezar inmediatamente a comprar grandes cantidades de productos agrícolas” a EE.UU., como aseguró Trump. “Estoy absolutamente segura de que el comercio en bienes agrícolas podría aumentar drásticamente en los próximos meses”, debido a la combinación de la suspensión de los aranceles y “la ratificación del (acuerdo comercial) T-MEC”en EE.UU., México y Canadá, subrayó Bárcena. Su entrevistadora le pidió entonces aclarar si estaba hablando de un acuerdo paralelo logrado durante las negociaciones de esta semana, o si simplemente se refería a tendencias comerciales, y Bárcena respondió: “Estoy hablando sobre comercio”.

    El pacto anunciado permitirá la ampliación a toda a frontera común de un programa que EE.UU. ha aplicado hasta ahora solo en tres puntos de entrada en la zona limítrofe, y que obliga a los solicitantes de asilo a esperar en el país vecino mientras se tramitan sus casos en territorio estadounidense. Ese proceso puede durar meses o incluso años, y este año ya se ha enviado a México a 10.393 solicitantes de asilo en EE.UU., según fuentes oficiales mexicanas.

    La oposición demócrata ha criticado a Trump por usar la amenaza para extraer compromisos de México sobre inmigración, y dos aspirantes presidenciales, Bernie Sanders y Beto O’Rourke, arremetieron contra el mandatario.

  • Arreglo

    México ratificará el T-MÉC la próxima semana, dice Andrés Manuel López obrador.

    Andrés Manuel López Obrador, aseguró que el Senado mexicano ratificará la próxima semana el renovado acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá, apodado T-MEC. “Puedo asegurar que la semana próxima se va a ratificar por parte del Senado mexicano el tratado de libre comercio y esto va ayudar mucho”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

    López Obrador aseveró que hay “un ambiente inmejorable para que se ratifique” e informó que el primer tema que tratará la cámara alta en el período extraordinario de la próxima semana será el T-MEC. “Lo vamos a hacer primero que Canadá y Estados Unidos, esto significa que estamos cumpliendo”, dijo sobre el proceso de ratificación, que también debe ser ratificado en Washington y Ottawa. El también líder del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) aseguró que la ratificación del T-MEC, que sustituirá el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), será “una muy buena noticia para México y el mundo”.

    La negociación para modernizar TLCAN comenzó en agosto de 2017 y fue una auténtica montaña rusa con idas y venidas de la Casa Blanca, con un Donald Trump empeñado en mejorar las condiciones del que, para él, era el peor tratado comercial de la historia de su país.

    Finalmente, el 30 de noviembre de 2018 se logró un acuerdo entre países -con un México todavía bajo el mandato de Enrique Peña Nieto (2012-2018)- y empezó un largo proceso de ratificación empañado por varios asuntos, como la imposición, y posterior suspensión, de aranceles entre las naciones. El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó la semana pasada con imponer aranceles a las exportaciones mexicanas por no frenar los flujos migratorios, lo que hizo peligrar el T-MEC.

    Sin embargo, ambos Gobiernos llegaron a un acuerdo en el que México se comprometió a frenar la migración y Estados Unidos a apoyar un plan de desarrollo para Centroamérica. López Obrador se reunirá con su Gabinete para abordar las condiciones de este acuerdo y “evitar en un futuro cualquier amenaza de imposición de aranceles”. El presidente, quien quiere implementar en 90 días un plan para crear empleos en Centroamérica y evitar la migración forzada, se mostró convencido de que van “a tener buenos resultados”.

    “Estoy muy contento y satisfecho con el acuerdo que se alcanzó con el Gobierno de Estados Unidos. Contento y feliz porque evitamos una crisis económica; no fue una cosa menor”, relató el mandatario. López Obrador dijo que México va a demostrar que “se puede atemperar el flujo migratorio sin el uso de la fuerza y respetando los derechos humanos”.

    Asimismo, celebró poder iniciar esta semana de “otra forma”, aunque restó importancia a las tensiones vividas con Estados Unidos: “Tampoco crean que no dormíamos. Estábamos relajados, relajados, relajados”, dijo entre risas.

  • Revivir Al DACA

    Prometen reforma migratoria y revivir DACA y TPS.

    La noticia sobre la aprobación de la ley migratoria realizada por la Cámara baja de Representantes, fue bien recibida por miles de personas que por mucho tiempo llevan esperando un iniciativa que les de una oportunidad de naturalizarse en este país.

    Sabemos que esto apenas es el principio de una disputa que vendrá  en contra de los legisladores republicanos. Pero sabemos que es una gran oportunidad en materia migratoria y una solución para los más de dos millones de inmigrantes.

    Asimismo los precandidatos demócratas a la Casa Blanca Bernie Sanders, Kamala Harris, Julián Castro y Jay Inslee prometieron hoy restituir los programas migratorios anulados por el Gobierno de Donald Trump e impulsar una reforma migratoria.

    En un foro celebrado en Pasadena (California), los demócratas coincidieron en que implementarán esta medida en sus hipotéticos primeros cien días de gobier- no, tiempo en el que también impulsarán una reforma migratoria en el Congreso.

    “Tenemos que hacer todo lo que podamos hacer legalmente”, dijo el senador Bernie Sanders.

    El restablecimiento del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y el Estatus de Protección Temporal, (TPS), así como derogar del veto a viajeros de países musulmanes, las deportaciones expeditas y la separación de familias fueron propuestas compartidas por todos.

    La senadora Kamala Harris incluso prometió hacerlo “en el segundo día” de gobierno si llega a convertirse en la primera presidenta de Estados Unidos, lo que desató una ovación de aplausos entre los asistentes.

    El ex-secretario de Vivenda Julián Castro también planteó reactivar en sus primeros 100 días de gobierno el programa DAPA, impulsado por el ex-presidente Barack Obama y que protege a los padres indocumentados con hijos ciudadanos.

    En una crítica al Gobierno de Obama, del que formó parte, Castro dijo que no se podía esperar para arreglar el sistema migratorio y que los demócratas deben tomar pasos inmediatos en ese sentido cuando retomen el poder.

    El también exalcalde de San Antonio (Texas) se mostró convencido que en 2020 los demócratas tendrán no solo en control de la Casa Blanca, sino también el del Congreso, lo que les permitirá emprender las reformas sin dilaciones.

    Además, Castro propuso un Plan Marshall para Centroamérica para atacar la raíz del problema migratorio: “Si garantizamos la seguridad de estas personas y les damos condiciones dignas para vivir no tendrán que dejar su país”.

    El gobernador del estado de Washington, Jay Inslee, propuso por su parte un giro de 180 grados a la política sobre refugiados.

    “Tenemos que dejar de perseguir a quienes están buscando asilo, debemos darles tiempo a presentar sus casos”, insistió el gobernador.

    El foro, en el que los candidatos no compartieron escenario, fue organizado por FIRM Action, Community Change Action y CHIRLA Action Fund, con la idea de “comprometer a los aspirantes con el tema de inmigración y defender a la comunidad indocumentada”, según dijo a Efe, Jorge Mario Cabrera, portavoz de CHIRLA.

    Cabrera reveló que la organización invitó a los 24 pre-candidatos demócratas, pero tan solo aceptaron Sanders, Harris, Castro e Inslee.

    Al foro también acudieron para compartir sus experiencias con los candidatos inmigrantes residentes en California, Florida, Texas, Pensilvania, Nueva York, Kansas o Nevada afectados por las políticas del Gobierno de Trump.

    Nana Gyamfi, una inmigrante subsahariana advirtió a Harris sobre los problemas que enfrenta esta comunidad “doblemente perseguida”por ser de raza negra.

    La senadora dijo que entre sus planes está trabajar contra la discriminación racial y la persecución policial de latinos y afroamericanos, así como reformar el sistema de prisiones.

    Los cuatro demócratas coincidieron en sus criticas hacia el Gobierno de Donald Trump y su dura retórica contra los inmigrantes.

    Cada uno de los aspirantes también invitó a los asistentes a promover el voto y a no parar en la lucha para defender a sus comunidades.

    “Nunca crean que Trump habla por la mayoría de Estados Unidos, tenga en cuenta eso”sentenció el candidato Bernie Sanders.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento