Jueves, 20 Junio 2019
BREAKING NEWS
5 conclusiones del 'civilizado' debate republicano en Miami

5 conclusiones del 'civilizado' debate republicano en Miami Destacado

Este fue el momento zen de Donald Trump.

Un aleccionado senador por Florida, Marco Rubio, tuvo que volver a lo básico. El senador por Texas, Ted Cruz, se enfocó sus argumentos en convertirse en la única alternativa frente a Trump. Y el gobernador de Ohio John Kasich siguió con su rutina de mantenerse por encima de la confrontación.

Todo esto le permitió a Trump hacer a un lado sus usuales insultos y probarse un nuevo sombrero: el del unificador del partido.

Este fue el último debate antes de las elecciones en Florida y Ohio, donde el ganador se lo lleva todo, y antes de las contiendas en Illinois, Carolina del Norte y Missouri, donde hay muchos delegados en juego.
Estas son cinco conclusiones del debate:

1. El debate "civilizado"

No hubo insultos. No hubo insultos personales sobre el tamaño de la "mano". No hubo ataques contra los moderadores.

¿Qué pasó con estos candidatos?

"Hasta ahora no puedo creer lo civilizado que ha estado aquí arriba", dijo Trump al inicio, cuando notó que nadie se estaba volviendo en su contra.

Que quede claro: Trump fue el que más se benefició de la relativa amabilidad en el escenario. Nada de lo que ocurrió la noche del jueves afectará su estatus como el favorito del Partido Republicano... particularmente mientras el conteo de delegados se vuelve cada vez más desalentador para sus rivales.

El hecho de que los candidatos se estuvieran esforzando por mantener las cosas en calma se dejó ver especialmente cuando a Trump y a sus rivales les preguntaron por la violencia en los mítines del candidato.

Trump dijo que no la aprobaba. Y mientras sus oponentes se expresaron en contra de la violencia en general, ellos no culparon a Trump por crear una cultura que la fomenta; en cambio, ellos mismos trataron de aprovechar el enojo y la frustración que existe dentro del Partido Republicano.

"¿Cuántos de ustedes se sienten ofendidos por Washington?", dijo Cruz, dirigiéndose a la audiencia para ayudar a explicar el enojo que muchos republicanos —entre ellos los partidarios de Trump— sienten. "Washington no está escuchando a las personas".

2. Hubo sustancia, pero ¿fue sustancial?

Sí, al dejar de lado sus ataques personales, los candidatos pasaron más tiempo abordando asuntos de política como la deuda, el comercio, la inmigración y la educación.

Sin embargo, aunque los moderadores de CNN los presionaron para obtener respuestas específicas, muchas de las respuestas de los candidatos solo ofrecían una mención breve y general de cómo intentarían resolver los problemas que en frentaran.

Cuando le preguntaron sobre las técnicas de tortura como el submarino, Trump dijo lo siguiente: "Tenemos que obedecer las leyes, pero tenemos que ampliar esas leyes", sin explicar cómo le gustaría que se ampliaran.

Cuando habló de cómo reforzaría la Seguridad Social, Trump pareció sugerir que él retiraría el apoyo militar de Estados Unidos en Alemania, Japón y Corea del Sur para pagar el programa.

Cruz prometió ponerle fin a las normas conocidas como Common Core Standards, aunque estas son implementadas por los estados individuales y no por el gobierno federal.

"Si soy electo presidente, en mis primeros días en el cargo dirigiré al Departamento de Educación para que las normas Common Core terminen ese día", dijo.

Cruz, sin embargo, fue el más efectivo en presionar a Trump para obtener más detalles, particularmente al abordar el déficit.

El senador por Texas dijo que él eliminaría cinco agencias importantes que representan 25 programas, y reduciría 500 millones de dólares en total.

"Tienes que estar dispuesto a enfrentar a los miembros de los grupos de presión, lo que significa no solo hablar de un extravagante desperdicio, fraude y abuso, sino especificar 'Estos son los programas que yo eliminaría'", dijo Cruz.

3. Trump mantiene su línea sobre el Islam

El ataque de Rubio contra el comentario de Trump respecto a que el Islam odia a los estadounidenses fue un aspecto destacado: fue perfecto para una elección general.

Al ser presionado por el comentario que hizo el miércoles en la noche en una entrevista con Anderson Cooper de CNN, en el debate, Trump condenó la corrección política y preparó a Rubio para una de las frases más memorables de la noche. "No me interesa ser políticamente correcto... me interesa ser correcto", dijo y continuó diciendo que Estados Unidos depende del apoyo de musulmanes para luchar contra ISIS y que había soldados estadounidenses leales que practican el Islam.

Sin embargo, muchos votantes republicanos en las primarias se están decidiendo por Trump mientras el apoyo de Rubio baja.

Trump podría haberse mostrado poco firme respecto a Israel, aparentemente hizo un llamado a un despliegue enorme de tropas en Siria y desestimó la plaza Tiananmen como un disturbio.

Sin embargo, Trump está seguro de que se ha aprovechado de algo, y no ve razón política alguna en este punto para bajar el tono de sus comentarios provocadores sobre los musulmanes.

Eso quedó claro cuando a Trump le preguntaron si mantenía su afirmación de que todo el Islam odia a Estados Unidos. "Todos lo odian", dijo.

4. La noche fuerte de Rubio

Rubio pareció volver a lo básico el jueves por la noche.

En lugar de acosar a Trump con ataques trepidantes que tenían el efecto de aplacarlo, como lo hizo en el debate anterior, Rubio trasladó el mensaje optimista que emocionaba a los donantes y partidarios en primer lugar.

Él hizo uso de su pericia sobre la política exterior —una ventaja que tiene sobre el resto de los candidatos republicanos— para trasladar un argumento firme en contra de Trump.

"Los presidentes no pueden simplemente decir cualquier cosa que quieran. Esto tiene consecuencias alrededor del mundo", dijo en un intenso intercambio sobre los comentarios de Trump en relación con el Islam.

Rubio también se ganó a la audiencia de su ciudad natal con su ataque en contra de la decisión del presidente Barack Obama de abrir las relaciones diplomáticas y económicas con Cuba.

"Este es un buen acuerdo: Cuba tiene elecciones libres, Cuba deja de encarcelar a personas por expresarse, Cuba tiene libertad de prensa... ¿Y sabes qué? Entonces podemos tener una relación con Cuba. Ese es un buen acuerdo", dijo Rubio.

¿Será suficiente para cambiar la ventaja de 2 a 1 que Trump tiene en las encuestas de Florida antes de las elecciones del martes? Quizá no. Sin embargo, Rubio solo tiene 44 años de edad, y reemplazar la impresión negativa que podría haber dejado últimamente es importante tanto ahora como para su futuro a largo plazo.

Después del debate, Rubio dijo que ya no lanzará más ataques personales contra Trump y que "nunca volverá a andar por ese camino" porque eso discrepa con sus creencias y con las expectativas que su familia tiene de él.
"Lamento mucho haberlo hecho", le dijo a Wolf Blitzer de CNN, "y nunca lo volveré a hacer".

5. Los republicanos parecen demócratas cuando hablan del comercio

El proteccionismo es muy popular en el Partido Republicano, y no solo es el ritmo del vapuleo de Trump contra China.

El mejor indicador de cómo Trump ha cambiado el panorama de 2016 fue que toda la lista de candidatos presidenciales del partido de Estados Unidos que tradicionalmente está a favor del comercio respondió una pregunta sobre el tema al referirse al libre comercio con el tipo de plática populista que normalmente surge en los sindicatos y en los grupos liberales de interés.

Seguro, dijeron que les gusta el comercio en teoría. Pero todos arremetieron contra él en la práctica.

Rubio criticó el Acuerdo de Libre Comercio de Norteamérica y dijo que Estados Unidos ha entrado en un mal acuerdo con México.

Cruz desestimó las negociaciones internacionales sobre un acuerdo que eliminaría las barreras del comercio en la industria del servicio como "otro tratado que permite que los servicios vengan y también le quiten empleos a los estadounidenses".

Kasich criticó a la Organización Mundial del Comercio y desestimó al árbitro del comercio como "un burócrata internacional", y sugirió que Estados Unidos necesita nuevas maneras para imponer impuestos sobre los productos extranjeros.
Sin embargo, este era el territorio de Trump, y él se presentó como el único capaz de lograr hacer mejores acuerdos comerciales.

"Yo soy el que sabe cómo cambiarlo. Nadie más en este estrado sabe cambiarlo como yo. Créanme", dijo Trump.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Le Gana A México

    Trump defiende el acuerdo con México y dice que hay más medidas por anunciar.

    El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó que el acuerdo alcanzado con México incluye elementos que aún no se han anunciado, mientras el Gobierno mexicano evitaba confirmar que se haya com- prometido a aumentar sus compras agrícolas a Estados Unidos como parte de ese pac- to. En una serie de tuits, Trump defendió el pacto migratorio logrado con México, por el que él accedió a suspender los aranceles que planeaba imponer a todas las importaciones mexicanas, después de que el diario The New York Times afirmara que algunos puntos se acordaron hace meses.

    “Antes, México no estaba cooperando en la frontera, y ahora tengo una confianza completa, especialmente después de hablar ayer con su presidente (Andrés Manuel López Obrador), en que cooperarán mucho y en que quieren hacer bien el trabajo”, escribió Trump. “Sin embargo, si por alguna razón desconocida no hay (cooperación por parte de México), siempre podemos volver a nuestra posición anterior, y muy lucrativa, de (amenazar con) Aranceles; pero no creo que eso vaya a ser necesario”, añadió. El mandatario aseguró que “se acordaron algunas cosas que no se anunciaron en el comunicado”, “una en particular”, y que eso “se anunciará en el momento adecuado”. La Casa Blanca no dio más detalles sobre cuál podría ser ese acuerdo inédito, y el secretario en funciones de seguridad nacional de EE.UU., Kevin McAleenan, se limitó a recordar que, como se anunció, está previsto que siga habiendo negociaciones durante los próximos 90 días.

    “Hay un mecanismo para asegurarnos de que ellos (México) hacen lo que prometieron hacer, de que hay un resultado y vemos una reducción grande en los números” de inmigrantes que llegan a EE.UU., dijo McAleenan a la cadena de televisión Fox News.

    La embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, precisó después que las conversaciones entre los equipos técnicos continuarán “casi semanalmente”, por lo que en el plazo de 90 días podría haber nuevos anuncios.

    “Lo anunciado es una declaración conjunta de principios, que nos da una base para la hoja de ruta que tenemos que seguir en los próximos meses en cuanto a migración”, explicó Bárcena en una entrevista con la cadena televisiva CBS News.

    Bárcena apuntó que el objetivo es devolver las cifras de migrantes que llegan a EE.UU.

    a los niveles de 2018, y pronosticó que habrá “resultados en un plazo relativamente corto, de un mes o mes y medio”, gracias al despliegue de unos 6.000 efectivos de la Guardia Nacional de México en la frontera de ese país con Guatemala.

    Pero la embajadora no confirmó que, como parte del acuerdo alcanzado, México haya “accedido a empezar inmediatamente a comprar grandes cantidades de productos agrícolas” a EE.UU., como aseguró Trump. “Estoy absolutamente segura de que el comercio en bienes agrícolas podría aumentar drásticamente en los próximos meses”, debido a la combinación de la suspensión de los aranceles y “la ratificación del (acuerdo comercial) T-MEC”en EE.UU., México y Canadá, subrayó Bárcena. Su entrevistadora le pidió entonces aclarar si estaba hablando de un acuerdo paralelo logrado durante las negociaciones de esta semana, o si simplemente se refería a tendencias comerciales, y Bárcena respondió: “Estoy hablando sobre comercio”.

    El pacto anunciado permitirá la ampliación a toda a frontera común de un programa que EE.UU. ha aplicado hasta ahora solo en tres puntos de entrada en la zona limítrofe, y que obliga a los solicitantes de asilo a esperar en el país vecino mientras se tramitan sus casos en territorio estadounidense. Ese proceso puede durar meses o incluso años, y este año ya se ha enviado a México a 10.393 solicitantes de asilo en EE.UU., según fuentes oficiales mexicanas.

    La oposición demócrata ha criticado a Trump por usar la amenaza para extraer compromisos de México sobre inmigración, y dos aspirantes presidenciales, Bernie Sanders y Beto O’Rourke, arremetieron contra el mandatario.

  • Revivir Al DACA

    Prometen reforma migratoria y revivir DACA y TPS.

    La noticia sobre la aprobación de la ley migratoria realizada por la Cámara baja de Representantes, fue bien recibida por miles de personas que por mucho tiempo llevan esperando un iniciativa que les de una oportunidad de naturalizarse en este país.

    Sabemos que esto apenas es el principio de una disputa que vendrá  en contra de los legisladores republicanos. Pero sabemos que es una gran oportunidad en materia migratoria y una solución para los más de dos millones de inmigrantes.

    Asimismo los precandidatos demócratas a la Casa Blanca Bernie Sanders, Kamala Harris, Julián Castro y Jay Inslee prometieron hoy restituir los programas migratorios anulados por el Gobierno de Donald Trump e impulsar una reforma migratoria.

    En un foro celebrado en Pasadena (California), los demócratas coincidieron en que implementarán esta medida en sus hipotéticos primeros cien días de gobier- no, tiempo en el que también impulsarán una reforma migratoria en el Congreso.

    “Tenemos que hacer todo lo que podamos hacer legalmente”, dijo el senador Bernie Sanders.

    El restablecimiento del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y el Estatus de Protección Temporal, (TPS), así como derogar del veto a viajeros de países musulmanes, las deportaciones expeditas y la separación de familias fueron propuestas compartidas por todos.

    La senadora Kamala Harris incluso prometió hacerlo “en el segundo día” de gobierno si llega a convertirse en la primera presidenta de Estados Unidos, lo que desató una ovación de aplausos entre los asistentes.

    El ex-secretario de Vivenda Julián Castro también planteó reactivar en sus primeros 100 días de gobierno el programa DAPA, impulsado por el ex-presidente Barack Obama y que protege a los padres indocumentados con hijos ciudadanos.

    En una crítica al Gobierno de Obama, del que formó parte, Castro dijo que no se podía esperar para arreglar el sistema migratorio y que los demócratas deben tomar pasos inmediatos en ese sentido cuando retomen el poder.

    El también exalcalde de San Antonio (Texas) se mostró convencido que en 2020 los demócratas tendrán no solo en control de la Casa Blanca, sino también el del Congreso, lo que les permitirá emprender las reformas sin dilaciones.

    Además, Castro propuso un Plan Marshall para Centroamérica para atacar la raíz del problema migratorio: “Si garantizamos la seguridad de estas personas y les damos condiciones dignas para vivir no tendrán que dejar su país”.

    El gobernador del estado de Washington, Jay Inslee, propuso por su parte un giro de 180 grados a la política sobre refugiados.

    “Tenemos que dejar de perseguir a quienes están buscando asilo, debemos darles tiempo a presentar sus casos”, insistió el gobernador.

    El foro, en el que los candidatos no compartieron escenario, fue organizado por FIRM Action, Community Change Action y CHIRLA Action Fund, con la idea de “comprometer a los aspirantes con el tema de inmigración y defender a la comunidad indocumentada”, según dijo a Efe, Jorge Mario Cabrera, portavoz de CHIRLA.

    Cabrera reveló que la organización invitó a los 24 pre-candidatos demócratas, pero tan solo aceptaron Sanders, Harris, Castro e Inslee.

    Al foro también acudieron para compartir sus experiencias con los candidatos inmigrantes residentes en California, Florida, Texas, Pensilvania, Nueva York, Kansas o Nevada afectados por las políticas del Gobierno de Trump.

    Nana Gyamfi, una inmigrante subsahariana advirtió a Harris sobre los problemas que enfrenta esta comunidad “doblemente perseguida”por ser de raza negra.

    La senadora dijo que entre sus planes está trabajar contra la discriminación racial y la persecución policial de latinos y afroamericanos, así como reformar el sistema de prisiones.

    Los cuatro demócratas coincidieron en sus criticas hacia el Gobierno de Donald Trump y su dura retórica contra los inmigrantes.

    Cada uno de los aspirantes también invitó a los asistentes a promover el voto y a no parar en la lucha para defender a sus comunidades.

    “Nunca crean que Trump habla por la mayoría de Estados Unidos, tenga en cuenta eso”sentenció el candidato Bernie Sanders.

  • Una Selfie con Genialidad

    Visitantes a genial exposición se pueden tomar fotos con un Dalí Virtual.

    "Un, dos y tres", Salvador Dali sonríe al tiempo que se hace un selfie con los visitantes al museo en su honor de St. Petersburg, en Florida (EE. UU.), que se asombran del nuevo homenaje al genial pintor español: una representación virtual casi tan excéntrica como el original.

    En opinión del que fuera uno de los máximos representantes del surrealismo, su arte con la fotografía es tan perfecto como sus pinturas y asegura que hace unas imágenes "atómicas”.

    "Oh, la, la, muy guapo", dice esta recreación de Dalí al ver la foto recién tomada, aunque reconoce que parte del mérito corresponde a la "fotogénica" del retratado, que se puede llevar una copia digitalizada de la misma.

    Esta es la última gran novedad del Museo Dalí de St. Petersburg, que cuenta con más de 2.000 obras, desde óleos, dibujos y acuarelas hasta grabados, fotografías, esculturas, documentos, libros y objetos artísticos del pintor de Figueras (1904-1989). Se trata de tres "portales" repartidos por la institución en los que el catalán da muestra de su particular imagen y forma de ser.

    Habla en todo momento en presente. "Es genial estar de vuelta", dice, pasando por alto el hecho de que sus huesos yacen desde hace 30 años en España.

    Dalí aguarda sentado tranquilamente mientras tamborilea los dedos hasta que alguien le "llama” y entonces se acerca a dar charla al visitante, al que incluso menciona el tiempo que hace ese día.

    Con un marcado acento, el pintor se atreve incluso a gastar bromas, como sacar una elegante pitillera, de la que no ofrece cigarros al personal, sino imitaciones de su famoso bigote. Y, cómo no, también hace gala de su enorme ego al decir, entre otras vanidades, que se trata de la persona "más sublime de siempre", al tiempo que reconoce que la modestia no es su "especialidad".St. Petersburg

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento