Imprimir esta página
Vacuna Rusa

Vacuna Rusa Destacado

AMLO aseguró que se comunicará con Putin si la vacuna rusa es eficaz.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, explicó que México se comunicará inmediatamente con el primer país que demuestre tener una vacuna eficaz contra el COVID-19, sea China, Estados Unidos o Rusia, pues dijo, “en este asunto tan importante no debe de haber ideologías”. Además, aseguró que él sería el primero en aplicársela. “En este asunto tan importante no debe de haber ideologías, hay desde luego ideas, pero la salud es primero, si en Rusia, en China, se tiene primero la vacuna y se demuestra que es eficaz, de inmediato establecemos comunicación.

Yo hablaría personalmente con el presidente de China, con el presidente Putin, para que tengamos la vacuna, y lo mismo haría con el presidente Trump. O sea, lo primero que se tenga, y México afortunadamente tiene prestigio especial y agradecemos mucho tiene respaldo.

Sobre la vacuna rusa dijo que, si se comprueba que es eficaz, él sería el primero en aplicarse la vacuna contra el Covid-19. “Si vemos que da resultados, que es eficaz, establecemos comunicación, y si hay disponibilidad, adelante y para que no quede duda de la importancia que tiene para nosotros, yo sería el primero en dejarme vacunar, porque me importa mucho, pero tenemos que conocer bien lo que está sucediendo y garantizar que sea algo efectivo y que esté también al alcance de toda la gente”, indicó el mandatario.

López Obrador explicó que México cuenta con un fondo especial para la compra de la vacuna, y será aplicada de manera universal y gratuita.

“Nosotros yo les comentaba, tenemos un fondo especial para que al tener la vacuna, se aplique de manera universal y sea gratuita, porque tenemos los recursos para eso.

El mandatario mexicano aseguró que la vacuna contra el COVID-19, producida por su país, Argentina y el apoyo de la iniciativa privada, podría comenzarse a aplicar en el primer trimestre del 2021.

“Se piensa que vamos a poder utilizar esta vacuna en el primer trimestre del próximo año”, aseguró López Obrador en un video publicado en su cuenta de Twitter. “Será con un plan de vacunación nacional que va a ser universal, es decir, al alcance de todos”, añadió.

De acuerdo con el titular del Ejecutivo, el propósito es que se tengan los resultados de la fase 3 de experimentación de la Universidad de Oxford y de la farmacéutica AstraZeneca “para principios de noviembre”.


“Está por concluirse, se está experimentando, se está conociendo su eficacia. Ya hay amplias probabilidades de que esta vacuna sea eficaz para enfrentar al COVID-19′′, detalló López Obrador.

Precisó que Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios), la institución encargada de hacer la valoración de la calidad de medicamentos y vacunas en el país, “va a decir si es buena la vacuna” y de inmediato, en caso de que así sea, iniciar el proceso de fabricación junto a Argentina y la fundación Slim.

Y es que en días pasados los gobiernos mexicano y argentino, encabezados por López Obrador y Alberto Fernández, respectivamente, anunciaron simultáneamente que acordaron producir en conjunto hasta 250 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por la Universidad de Oxford.

En este proceso estará involucrada la organización del empresario mexicano más rico del país y uno de los más ricos del mundo. “La Fundación Slim está haciendo un aporte económico para obtener derechos y para los insumos que se requieren”, explicó López Obrador.

Sin embargo, reiteró que la vacuna “no tiene propósito de lucro”, como lo decidió la universidad británica que trabaja en ella. Además, el presidente mexicano explicó que cada dosis podría costar unos USD 4, es decir, unos 88 pesos mexicanos.

“Su costo va a tener que ver más con los insumos y los gastos mínimos, pero no lo va a pagar la gente de forma directa: aquí en México lo va a financiar el gobierno con el presupuesto público, que es dinero del pueblo”.

El presidente López Obrador calificó la producción de la vacuna como “una esperanza” que traerá certidumbre al país. “Es tener confianza de que vamos a salir adelante, que se va a terminar la pesadilla y se va a lograr la salud pública de todos los mexicanos”, concluyó.