Lunes, 14 Octubre 2019
BREAKING NEWS
Proteger a los niños

Proteger a los niños Destacado

Ucief México pide proteger imagen de los niños de la caravana.

Unicef México pidió a los medios de comunicación proteger la imagen de los niños de la caravana migrante, porque hacer tomas de ellos sin respetar ciertos patrones puede poner en peligro su seguridad.

“Deberíamos entender que los niños huyeron de la violencia; algunos escaparon de amenazas en sus países. Al exponer a esos niños a algunas fotos, también se les expone al riesgo de amenazas de donde ellos salieron”, dijo Pressia Arifin- Cabo, representante adjunta de Unicef México.

Los migrantes centroamericanos de la caravana que comenzó el pasado octubre han sido foco de una gran atención mediática desde su partida, en San Pedro Sula (norte de Honduras), hasta la fecha, cuando el mayor contingente se encuentra en la ciudad mexicana de Tijuana, fronteriza con Estados Unidos.

Arifin-Cabo subrayó que, tanto con las fotos como con los videos, se puede poner en peligro a los menores, por lo que “hay que tratar esas tomas con mucha sensibilidady con el consentimiento de los padres” o los tutores.

La primera norma es “no mostrar la cara de los niños”, y tratar el tema con “sensibilidad”. “No hay que entrevistarlos como a una persona adulta”, dado que en estos casos entran en juego otras consideraciones éticas. Se debe, también, evitar la “revictimización”, especialmente si se habla con niños que han sido víctimas de delitos como abusos sexuales.

Actualmente, el grupo más grande de migrantes se encuentra en el albergue El Barretal, en Tijuana, donde de acuerdo con la Secretaría de Gobernación mexicana hay unas 2.500 personas.

En este lugar, Unicef ha contabilizado a unos 150 niños, aunque es un número difícil de precisar, porque hay constantes idas y venidas y, además, hay familias que prefieren moverse a otros puntos para estar “más cerca de la frontera”.

Por ello, hay unas 300 personas que se encuentran en las afueras de la Unidad Deportiva Benito Juárez (punto en el que inicialmente se acogió a los migrantes que fueron llegando a Tijuana), viviendo en la calle.

“Para nosotros es importante que los niños estén protegidos en estas situaciones. Necesitan lugares donde se puedan sentir seguros y acceder a servicios básicos como agua, saneamiento o nutrición”, afirmó la representante adjunta de Unicef.

En El Barretal, la organización está ofreciendo apoyo en el tema de agua y saneamiento, proporcionando baño para los niños y lugares donde lavarse las manos adecuados a su edad. También se ha instalado un espacio donde las madres pueden recibir consejos de nutrición y de lactancia materna.

Asimismo, se ha trabajado en un espacio donde los niños pueden participar en actividades lúdicas, así como recibir atención psicológica de expertos que hablan con ellos sobre cómo se sienten y les apoyan con técnicas para que puedan expresar su historia.

Debido a las condiciones climatológicas, hay niños que han presentado “algunas enfermedades”, pero “por suerte el sector salud es muy importante en los albergues, y hay unidades móviles” que pueden atender. Arifin-Cabo enfatizó que los niños migrantes “necesitan protección, sin importar la nacionalidad”, y tener acceso a los servicios básicos.

“Son muy vulnerables y sus necesidades son diferentes a las de los adultos; requieren una atención especial para que no se violen sus derechos humanos”, clamó la representante. Por otra parte, recordó que el flujo migratorio no va a parar “mientras las causas de la migración estén presentes”, es decir, mientras
las personas no tengan buenas condiciones de vida en sus países de origen.

“Habrá otras caravanas. La pregunta es ¿hasta cuándo?”, concluyó.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Rezago en México
    López Obrador admite rezagos en economía y seguridad durante su gobierno. En la presentación de su primer informe de Gobierno, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, imprimió un discurso triunfalista por los logros en el combate a la corrupción, aunque admitió con la boca pequeña ciertos rezagos en economía y seguridad pública. “No es un mero cambio de gobierno, sino un cambio de régimen. No ha sido ni será más de lo mismo, está en marcha una auténtica regeneración de la vida pública de México”, expresó el mandatario en Palacio Nacional ante unas 500 autoridades y figuras públicas. Como marca la tradición a comienzos de septiembre, el presidente mexicano rindió cuentas sobre los avances de su mandato, que comenzó el 1 de diciembre de 2018, en un informe que se entrega al Congreso de México. En un discurso reivindicativo de sus nueve meses de gobierno, López Obrador detalló que su principal objetivo es “acabar con la corrupción y la impunidad”, una promesa con la que arrasó en los comicios del año pasado. En ese sentido, esgrimió una extensa retahíla de medidas adoptadas para acabar con los privilegios, como la cancelación de las condonaciones de impuestos a grandes contribuyentes, la reducción de los sueldos públicos, la puesta en venta del avión presidencial y la eliminación del cuerpo de escoltas del presidente. LEVE AUTOCRÍTICA Junto a los programas sociales para ancianos y estudiantes, estos fue- ron los logros que ocupa- ron gran parte de su a locución, y admitió pendientes en economía y seguridad en una leve autocrítica. Ante la desaceleración del Producto Interno Bruto (PIB) que padece México que creció 0 % el segundo trimestre frente a los tres meses anteriores López Obrador señaló la necesidad de acabar con la “obsesión” por el crecimiento económico y marcó como prioridad “la distribución equitativa de la riqueza”. Sobre la ola de violencia que sufre México, dijo que toda- vía hay que “trabajar mucho porque no son buenos los resultados en cuanto a la disminución de la incidencia delictiva”. “Está atendiéndose el problema. Soy un hombre de desafíos y de retos. Soy perseverante y puedo decir que estoy seguro de que vamos a lograr serenar el país y se va a pacificar México”, aseveró. En los primeros siete meses de 2019, se registraron 20.135 homicidios en México, el peor dato desde que hay recuentos. UN MENSAJE SIN NOVEDADES Para Khemvirg Puente, coordinador del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es “alentador que el presidente reconozca que hay un problema en materia de seguridad pública”, ya que López Obrador no suele ser muy propenso a la crítica. “Por lo demás, fue un mensaje bastante pre- decible, que no sorprendió y que no desatará demasiadas reacciones”, dijo el académico. Y es que el contenido de su discurso, que se alargó una hora y cuarenta minutos, no se diferenció de lo que dice en las ruedas de prensa que ofrece cada mañana o los mítines que realiza en pueblos de todo el país. “El presidente está en una campaña electoral continua. Por eso, no hay nada nuevo en el contexto del discurso del presidente que no haya dicho ya en sus mañaneras”, apuntó Gustavo López Montiel, profesor de Ciencia Política del Tecnológico de Monterrey. En ese sentido, López Obrador reprodujo las críticas que suele hacer contra los sectores opositores, a quienes definió como “conserva- dores” que están “moralmente derrotados”. CAMBIOS EN EL PROTOCOLO López Obrador decidió ofrecer el mensaje antes de entregar el informe al Congreso de México a través de la ministra de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a la inversa de lo que marca la tradición. Pero para Puente lo “sorprendente” es que el mandatario siga la tradición emprendida por el presiden- te Felipe Calderón (2006- 2012) de no emitir el discurso ante el Congreso, en un “claro signo de desprecio” al parlamento. “Sorprende que alguien con un discurso rupturista y de cambio de régimen opte por esta tradición continuista”, señaló el politólogo de la UNAM. Mientras ofrecía su discurso, unos 3.000 manifestantes marcharon pacíficamente por la Ciudad de México para protestar por las políticas del presidente. “No deja de existir, ni queremos que desaparezcan, las protestas legítimas de los ciudadanos ni los reclamos de nuestros adversarios”, dijo el presidente.
  • Contrabando a gran escala

    Actualmente, Venezuela es uno de los países más pobres de América, donde su pueblo no tiene medicinas, alimentos, gas para cocinar, educación, ropa, trabajo y seguridad social, este escenario obliga a los venezolanos que habitan en todo el territorio nacional a viajar a la frontera colombo-venezolana, ubicada en el estado Táchira- Venezuela y el Departamento Norte de Santander- Colombia.

    La comunidad venezolana, viaja a la frontera a comprar lo que puede, porque el dinero no alcanza, con una moneda llamada Bolívar Soberano, devaluada ante el peso colombiano y pulverizada ante el dólar. Pero, la historia de este viacrucis no termina aquí, porque los venezolanos deben caminar por las trochas (es decir, puentes artesanales hechos con piedras sobre el Río Táchira), entre las trochas más conocidas se encuentran: Los Mangos, La Invasión, Llano Jorge y Los Tribunales, entre otras, estos caminos ilegales están controlados por grupos irregulares, que extorsionan a cada transeúnte.

    Imagínese el escenario, tener que pagar 5 mil pesos para pasar por la trocha en el sentido (Venezuela-Colombia), pero de regreso la gente viene con su mercancía comprada en Colombia, pues también debe pagar vacuna (sobornar) a los grupos delincuentes como Los Bota de Caucho, Los Urabeños, Peluzos, Tren de Aragua, ELN, Paracos, FARC, organismos de seguridad de Venezuela y Colombia, quienes tienen licencia para extorsionar.

    Según la Cámara de Integración Económica Venezolano Colombiana (CAVECOL), en el año 2008 se registró un intercambio comercial entre Venezuela y Colombia de 480.00 millones de dólares, 11 años después, no existen relaciones comerciales formales, el contrabando se encriptó y apoderó del submundo fronterizo, a través de la extorsión a manos de grupos delictivos que controlan el tránsito de mercancías en las trochas.

    Pasaron a la historia los titulares que señalaban a Venezuela y Colombia, como la frontera más dinámica de América Latina, por su intensa actividad comercial, con puntos geográficos donde existía una integración social y comercial que lleva a muchos a definirla como “frontera viva”. Uno de esos puntos es el triángulo que forman las ciudades de San Antonio y Ureña, en el estado Táchira, en los Andes venezolanos y la de Cúcuta, capital del Departamento colombiano de Norte de Santander.

    Lamentablemente, el próximo 19 de agosto del año 2019, el Gobierno de Nicolás Maduro Moros cumple 4 años de haber cerrado el tránsito vehicular en la frontera colombo-venezolana, en los pasos fronterizos del Puente Internacional Simón Bolívar ( San Antonio del Táchira- Barrio La Parada, Cúcuta), Puente Internacional Francisco de Paula Santander (Pedro María Ureña-Barrio El Escobal de Cúcuta), Puente Internacional Las Tienditas ( Pedro María Ureña-Cúcuta) y el Puente Internacional Unión (Boca del Grita, Venezuela- Puerto Santander, Colombia), donde se encuentran instalaciones modernas de la Aduana Principal de San Antonio del Táchira y sus aduanas subalternas, pero ya no existe un comercio bilateral formal entre Colombia y Venezuela, desde el 22 de febrero de este año está cerrada para el comercio internacional.

    Nace la Aduana de San Antonio en el siglo XIX

    La que fue llamada la “frontera más dinámica de América Latina”, está conformada por la Aduana Principal de San Antonio del Táchira, una de las aduanas más antiguas que tiene Venezuela, en el presente artículo nos adentraremos un poco en la historia, para poder entender porque esta zona fronteriza colombo venezolana, posee singularidades que perduran en el tiempo.

    Según los registros conocidos, fue creado en el año 1842, el asiento de la aduana fronteriza con la República de Colombia, el primer administrador de la Aduana, fue el General y Presbítero José Félix Blanco, prócer de la independencia e ilustre varón que se distinguió en diversas ramas del saber humano, su designación la hizo el General Carlos Sublette, quinto presidente de la República de Venezuela.

    Es importante destacar, que desde el siglo XIX el gobierno central ha designado a gentes ajenas al Táchira, pues son contadas las veces que un administrador de la Aduana ha sido oriundo del Táchira, y haya desempeñado tal cargo.

    Según Arturo Muñoz, quien realizó una profunda investigación sobre el funcionamiento de la aduana de San Antonio, en su trabajo “El Táchira Fronterizo”, da cuenta de la negligencia del gobierno nacional, que caracterizó la administración pública en tiempos otroros.

    Un ejemplo evidente de la anterior afirmación, se hizo patente en la dirección de la Aduana de San Antonio, pues desde sus inicios promovió el contrabando a gran escala.

    La anomalía más patética consistía en que los bienes producidos en Venezuela y enviados al Táchira, a través de la principal ruta comercial de aquel entonces, es decir pasando por el territorio colombiano tenían que pagar impuestos en San Antonio.

    Los funcionarios aduaneros hicieron la respectiva advertencia al Ministerio de Hacienda, precisando que “Los bienes producidos en Caracas, Valencia, Puerto Cabello y Maracaibo, son introducidos libremente en Colombia, en condición de tránsito, pero son obligados a pagar impuestos en la Aduana, como si vinieran de Europa o Estado Unidos”.

    Vale recordar, que el transporte de mercancías y viajeros del Táchira a Caracas y viceversa, para la época se hacía a través de Cúcuta, Río Zulia, Río Catatumbo, Lago de Maracaibo, Mar Caribe, Curazao, Puerto Cabello y La Guaira.

  • Rancho Solo Hay Uno

    Desde hace 22 años, este negocio familiar continua con esfuerzo y dedicación brindando el mejor servicio a sus clientes.

    Samantha Mendoza de Martínez, gerente de El Rancho Western Wear contó los inicios de la tienda y como este negocio sigue creciendo años tras años.

    “Comenzamos en 1997, desde abajo como todos y con los sueños de tener una tienda grande. Nuestros inicios fueron vendiendo ropa en los bazares de la calle “10” … era un local pequeño y de ahí poco a poco cada año fue creciendo”, comentó Samantha.

    Para la familia Mendoza, la idea o concepto de tener un negocio de venta de ropa, botas, y cinturones de vaqueros surgió por la falta de tiendas hispanas de este estilo (viejo oeste) en la ciudad de Oklahoma City.

    “Casi no había tiendas hispanas, estaban solo las americanas, pero no con estilo para los latinos. Es muy difícil encontrar a veces lo que le gusta al hispano, así fue como se nos ocurrió la idea de empezar traer ropa vaquero para nuestra comunidad”, expresó Samantha.

    El rápido crecimiento del Rancho Western Wear no se hizo esperar tras establecerse en el distrito La “29”. Samantha y su familia se dieron cuenta de gran impacto que estaban produciendo como comerciantes latinos para la comunidad.

    “Fue algo drástico, la gente comenzó a responder positivamente asistiendo al local. Nosotros aparte de todo lo que vendemos, nos enfocamos en ofrecer el mejor servicio posible, para nosotros es muy importante tratar bien al cliente, y que se vaya satisfecho”, aseguró Samantha Mendoza, quien a su vez considera que un servicio eficaz es la clave para que un negocio prospere.

    Para, El Rancho Western Wear es importante que sus clientes siempre tengan una sonrisa de oreja a oreja y se sientan como en casa.

    “Desde que el cliente llega a la tienda, queremos que se sientan bienvenidos, queremos hacerlos sentir cómodos con un trato amigable” comentó Samantha.

    Samantha y su familia siempre están al tanto en lo ultimo de la moda en vestimenta de vaquero. Para ellos, es primordial estar al día con lo nuevo ya que desean constantemente satisfacer las demandas de sus clientelas.

    “Siempre tratamos de tener lo que el cliente pide, siempre estamos actualizando cada vez que sale una novedad en vestimenta. Si el cliente desea algo en particular en ropa de vaquero, nosotros haremos lo posible de tenerlo aquí”, expresó Samantha.

    Desde botas hasta cinturones, como también camisas y sombreros para vaqueros, el Rancho Western Wear tiene una de las mejores gamas de productos para este mercado y solo se pueden encontrar en el distrito la calle “29”.

    “Tenemos varios estilos, tenemos estilos para todo tipo de cliente. Desde bota tipo clásica que es estilo chihuahua hasta botas estilo rodeo que son las cuadras, y también de los sombreros que son de estilo taco, lo cuales son los cerrados y los rodeos de copa alta. No solo tenemos todo tipo de estilo ropa vaquera, sino también para todas las edades”, comentó Samantha quien además expresó la importancia de las botas en la tienda.

    Los precios de las botas del Rancho Western Wear rondan entre $100 hasta $450. Al mismo tiempo dependen de su calidad y marca. Las marcas que puedes encontrar en la tienda son: Vaquero Bronco, Corral Boots, Ariat, Botas Justin, y Botas Cuadra. Debido a alta demanda de la clientela hispana por mas marca americana, la tienda también cuenta con playeras de vaquero, American Fighter, Cinch, Affliction y Wrangler. Las playeras rondan un precio desde $30 a $60.

    El distrito La “29” sin duda es un gran impulsor de los comercios hispanos para el desarrollo del distrito y su economía. Para el Rancho Western Wear, la ayuda del distrito a través de eventos les permite promover el negocio constantemente.

    “El evento anual del Día del niño, el distrito nos ayuda bastante para darnos a conocer mas. En este evento hacemos muchas promociones, y regalamos botas”, comentó Samantha que también realizan promociones para el día del padre, y en fechas navideñas.

    “Queremos que nuestros clientes y los que no son se enteren de nuestras ofertas y promociones, por eso los invito a que siempre chequen nuestras páginas de Facebook El Rancho Western Wear”, expresó Samantha.

    Para Samantha Mendoza de Martínez y su familia, ser comerciante hispano es de gran orgullo y felicidad ya que han sido una muestra de que todo con esfuerzo es posible.

    “Me siento muy orgullosa de seguir ese ejemplo de trabajo duro que viene de mis padres y abuelos. La verdad es que he aprendido bastante. Me gustaría ver a mis hijos cuando estén grandes continuar con el negocio para que siga creciendo más y más”, finalizó Samantha.

    El Rancho Western Wear se encuentra ubicado en la 833 SW 29th St, Oklahoma City, OK 73109. Sus horarios son de 9am a 10pm, de Lunes a Viernes.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento