Sábado, 16 Noviembre 2019
BREAKING NEWS
Cambio de Plan

Cambio de Plan Destacado

México debe aplicar un “plan de emergencia” para caravana migrante, según ONG.

El Gobierno mexicano debe aplicar un “plan de emergencia” para las caravanas migrantes, un fenómeno que no ha atendido con celeridad obligando a las autoridades locales e instituciones privadas a redoblar esfuerzos ante esta crisis humanitaria, denunció la ONG Sin Fronteras. “El fenómeno tendría que haber activado un plan de emergencia, como cuando hay huracanes o sismos, y por ello hicimos una solicitud a la Secretaría de Gobernación. (...) Hay miles de personas en la intemperie”, dijo en una entrevista Ana Saiz, directora de esta ONG, que atiende a unos mil migrantes al año en Ciudad de México.

Desde hace aproximadamente un mes miles de migrantes centroamericanos atraviesan México para tratar de llegar a Estados Unidos, en un movimiento, un “desplazamiento forzoso”, que ha puesto en jaque a Gobiernos y tensado la relación con Estados Unidos. No obstante, de acuerdo con esta ONG, que ofrece ayuda integral a familias migrantes desde 1996, el Gobierno mexicano del presidente Enrique Peña Nieto ha sido negligente, “recargando en gobiernos municipales y estatales” la ayuda recibida por los migrantes a lo largo de este peligroso periplo.

“Si no ha sido para mandar policías, helicópteros con gas pimienta, no ha hecho otra cosa. Y creemos que hay una obligación de Estado” en atender el problema, redundó Saiz, en referencia a varios altercados acontecidos en la frontera sur, entre México y Guatemala, para frenar las caravanas.

Si bien las cifras bailan, se calcula que alrededor de 9.000 migrantes integran actualmente las cuatro caravanas que buscan llegar a Tijuana, donde ya miles de ellos esperan poder solicitar la condición de asilo en Estados Unidos. Un trámite que, al menos en este punto fronterizo, está desbordado, por lo que podría alargarse meses.

Paralelamente, el Gobierno mexicano anunció el plan “Estás en tu casa” para facilitar la petición de refugio a los migrantes que se queden en el sur de México -Chiapas y Oaxaca- y entretanto ofrecerles atención médica, escolarización e incluso trabajo temporal.Esta medida, en apariencia positiva y a la que se habrían adherido más de 3.000 personas, es para la ONG “incluso regresiva, una trampa” porque es poco clara, parece “limitar la movilidad” y en esencia, recoge unos derechos que ya se contemplaban en la ley.

Según sus cálculos, un 15 % de quienes buscan cumplir el sueño americano renuncia.

Ya sea porque piden la repatriación por la dureza del periplo o porque consiguen trabajo o tienen familia en México.

México es parte de la Declaración de Cartagena Sobre Refugiados (1984) que establece, de manera vinculante en el país porque así lo recoge la ley, que pueden solicitar asilo por temor a la situación de violencia en su país de origen. En estas caravanas, añadió Saiz, hay “ flujos mixtos”. Gente que huye por la pobreza, pero también muchos otros con un componente violento, incluso intra- familiar, detrás.

Pese a las bondades del sistema según la legislación, en México el organismo encargado, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) está “totalmente colapsado” con un retraso de más del 50 % y un aumento sustancial año con año.

Ello lleva a que, a menudo, la entrega de la tarjeta de visitante por razones humanitarias sea difícil de obtener. De acuerdo con datos proporcionados por la ONG, de las 30.249 solicitudes de asilo desde el inicio del mandato de Peña Nieto, a finales del 2012, solo 6.821 personas fueron reconocidas como tal.

“México concede muy poco. El porcentaje de éxito es bajo”, lamentó Saiz.

La mayoría de solicitantes de refugio provienen de países centroamericanos, con un aumento sustancial en los últimos años de venezolanos.

Del millar de personas que atiende anualmente Sin Fronteras, un 60 % son hombres y el 40 % restante mujeres.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Amenaza común

    Masacre en Sonora también afecta a mexicanos que viven en comunidad mormona.

    La amenaza que significan los grupos criminales que trafican drogas hacia Estados Unidos, no solo afecta a las familias de mormones que habitan entre Sonora y Chihuahua sino también a los residentes mexicanos que tienen una relación económica, política y cultural con sus vecinos de La Mora.

    Un comando de sicarios atacó a las familias mormonas Miller, Langford y LeBarón dejando nueve víctimas fatales, entre ellas tres mujeres y seis niños, además de cinco menores heridos, situación que ha puesto en alerta a la comunidad, pero también los mexicanos que forman parte de ese entorno.

    “Nosotros vamos a exigir que se conozca la verdad”, declaró el líder de la comunidad y de la familia Julián LeBarón, quien advirtió que el riesgo no solamente es para las familias mormonas, sino también para los habitantes de Sonora y Chihuahua.

    En el poblado de Bavispe, ubicado a 12,4 kilómetros de la comunidad mormona de La Mora, habitan alrededor de 1.300 personas, María Pilar, quien se dedica al comercio en una tienda de abarrotes, reconoce que mexicanos y extranjeros a pesar de tener marcadas diferencias, principalmente el color de piel y la religión, llevan un siglo viviendo en paz y con armonía. “Si los atacan a ellos, que podemos esperar nosotros. El temor aquí es generalizado en todos los habitantes de la región”, contó Pilar en entrevista.

    Dijo que los sicarios acribillaron sin piedad a las madres y los bebés que eran “tan buenas personas e indefensas” y a pesar de que dijeron que iban a venir autoridades estadounidenses a investigar “se están tardando porque cuando lleguen no van a encontrar nada, ni a nadie, la gente se quiere ir porque ya no soporta más tanta incertidumbre”.

    El rustico estilo en las casas de adobe en Bavispe y calles empedradas, contrasta con la arquitectura de las casas en La Mora, donde hay caminos de terracería, pero una calle principal en concreto hidráulico que conecta a 31 viviendas con alumbrado público, servicios de telecomunicaciones satelitales y un templo. Desde que sobrevino la tragedia, efectivos de la Guardia Nacional y el Ejército mexicano instalaron un campamento en la entrada a la cabecera municipal junto a una brecha utilizada como pista de aviación.

    Pero a pesar de los refuerzos en la seguridad, la gente no sale de sus casas cuando sale el sol y por las tardes las calles lucen desoladas, los habitantes afirman que tienen miedo.

    Regularmente, Bavispe cuenta con cuatro policías y tres unidades para la vigilancia de cuatro poblados: San Miguelito, Bacerac, Las Moritas y la cabecera municipal y sus habitantes afirman que los sicarios están mejor armados que los policías e incluso que el Ejército mexicano. 

    “De los mormones se dicen muchas cosas, que si son polígamos, que si se casan entre primos, hemos escuchado de todo, pero nosotros que tenemos toda la vida junto a ellos podemos asegurar que son gente pacífica, no se meten con nadie, son caritativos y cuando algo ha ocurrido acá en el pueblo son los primeros en apoyarnos, incluso antes que el Gobierno”, aseguró Francisco Vega. El historiador y cronista de Hermosillo, Ignacio Lagarda, recordó que las familias mormonas que habitan entre los estados de Chihuahua y Sonora, llegaron huyendo del estado de Utah, Estados Unidos, cuando se les prohibió seguir practicando la poligamia. Durante los funerales de las familias Langford y Miller, sus deudos explicaron que algunas actividades económicas de los mormones asentados en el noroeste de México, son la agricultura, fruticultura, crianza de pavos y ganadería, pero principalmente la carpintería de alto nivel pues con maderas exóticas fabrican muebles de altísima calidad que exportan hacia Nueva York y Dubái. 

    En La Mora y Galeana se realizaron los servicios funerarios de los fallecidos en la masacre de acuerdo a las costumbres de los mormones, en las iglesias de Bavispe, San Miguelito y Bacerac. También se celebraron misas y rosarios para pedir por el eterno descanso de las víctimas, donde los cristianos pidieron pronta resignación para los deudos de las familias Langford, Miller y LeBarón.

  • Reacción a violencia

    Los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de EEUU, Donald Trump, acordaron que funcionarios de ambos países se reúnan la próxima semana para plantear “acciones inmediatas” para congelar el tráfico de armas tras los hechos de violencia en Culiacán, informó este sábado el canciller mexicano Marcelo Ebrard.


    Ebrard comentó a la prensa que López Obrador le pidió a Trump congelar el tráfico de armas a México desde Estados Unidos, durante la llamada telefónica que el mandatario estadounidense le hizo este sábado para expresarle su solidaridad sobre los hechos ocurridos en la norteña Culiacán.

    La respuesta de Trump fue que se hiciera de inmediato un encuentro entre autoridades de ambos países para plantear las estrategias de los dos países declaró Ebrard durante la gira que hizo con López Obrador al sureño estado de Oaxaca.

    En esta reunión se presentarán “las acciones inmediatas con el objetivo de congelar, no reducir, el tráfico de armas de Estados Unidos”, precisó el canciller mexicano. Ebrard comentó que López Obrador le expresó a Trump durante la llamada telefónica que “la más alta preocupación de México son las armas” y que el 80 por ciento de las que se vieron en Culiacán vienen de Estados Unidos


    El canciller mexicano sostuvo que el uso de este tipo de armas “fue uno de los factores que influyó mucho en lo sucedido en Culiacán”, donde oficialmente murieron 8 personas, 16 más fueron heridas y 51 reos se fugaron de la prisión de esa ciudad.


    Comentó que” Trump le manifestó a López Obrador que respeta mucho su trabajo y la solidaridad y el respaldo de Estados Unidos en su lucha en materia de seguridad y le dijo que están en la mejor disposición de escuchar y respaldar las iniciativas que México va a plantear en materia de seguridad.


    Ebrard defendió la decisión del Gobierno de México de suspender el operativo que ubicó pero no detuvo, al hijo del capo Joaquín “el Chapo” Guzmán Loera, Ovidio Guzmán López, para proteger vidas y afectaciones a la población, y aseguró que siguen vigentes las órdenes de captura en contra de estas personas. Aseguró que si se hubiese dado la orden de continuar el operativo “se estima que los muertos habrían rebasado los 200, a juzgar por las circunstancias”.

     

    Afirmó que este Gobierno ya no considera aceptable la “doctrina tradicional del daño colateral” en el que lo importantes es capturar a uno, a dos, y no importa si por ello mueren 100.


    “El daño colateral no es aceptable y por esa razón se determinó que no se pondrían en riesgo esas vidas”, indicó Ebrard. El presidente López Obrador informó previamente que recibió la llamada de Trump “expresando su solidaridad por los hechos de Culiacán”.


    Una patrulla militar detuvo el pasado jueves a Ovidio Guzmán López, hijo del Chapo Guzmán, pero luego de varias horas decidió abandonar la operación a fin de evitar las represalias contra la población de Culiacán, capital del noroccidental estado mexicano de Sinaloa.

  • Freno a caravana

    México es “El perrero de Trump”, dice activista por freno a caravana migrante.

    Fuerzas mexicanas disolvieron la caravana de migrantes que salió de Tapachula, estado de Chiapas, con el fin de llegar a Estados Unidos, informó el abogado y activista Luis García Villagrán, que aseguró que “este Gobierno se volvió el perrero de Donald Trump”.

    García dijo que cientos de miembros de las fuerzas federales detuvieron la víspera a 613 migrantes que avanzaban por la carretera costera de Chiapas y los devolvieron a la Estación Migratoria “Siglo XXI”, de donde habían partido unas 14 horas antes.

    El abogado desestimó la versión difundida por el Instituto Nacional de Migración (INM) en un comunicado según el cual esa institución “llevó a cabo acciones para invitar a las personas extranjeras (...) a acudir al Instituto para conocer las opciones de regularización de su estancia en el país”. El boletín oficial aseveró que esas acciones se efectuaron “con pleno respeto a los derechos humanos” y que luego de que las autoridades “dialogaran con los integrantes del contingente, las personas extranjeras accedieron a subir al transporte que el INM les proporcionó para trasladarlos a la Estación Migratoria Siglo XXI”.

    “Cada uno será atendido de manera personalizada y con quienes corresponda se dará inicio al procedimiento administrativo migratorio o en su caso se procederá al retorno asistido a sus países de origen”, acotó el INM.

    Pero García, quien ha ayudado a los migrantes en sus trámites de regularización en el país, dijo que los agentes gubernamentales actuaron violentamente contra los extranjeros, muchos de ellos mujeres y niños. “Hay un niño perdido y cinco heridos”, afirmó. El activista señaló que todos los 613 detenidos eran solicitantes de refugio ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), lo que les permitía transitar libremente por todo el estado

    de Chiapas (sureste). “Eso es muy claro en los lineamientos de la Comar. Ellos (los agentes) se pasaron eso por el arco del triunfo”, abundó.

    “Es un abuso de autoridad, una represión terrible, increíble. Levantaron a las mujeres, a los niños. Es la represión más grande contra los migrantes por parte de un Gobierno que se dice republicano y demócrata, y sobre todo que dice respetar los derechos humanos. Este Gobierno se volvió el perrero de Donald Trump”,

    declaró. Otros migrantes que se habían adelantado lograron eludir a los agentes en las inmediaciones de Huixtla, perdiéndose en la espesura, dijo el abogado, sin precisar el número de quienes consiguieron huir.

    Expuso que los migrantes por ahora están evaluando sus opciones, y que muchos quieren continuar su marcha por las vías del tren. “Pero yo lo veo muy peligroso”, indicó.

    “AQUÍ NOS VAMOS A MORIR”

    En todo caso, añadió, están determinados a no regresar a sus países de origen. “Me dijeron ‘Aquí nos vamos a morir, pero a nosotros nadie nos regresa. Yo no vine hasta acá para que me regresen’”, refirió. Desde octubre de 2018 se registró un fuerte aumento del flujo de migrantes, en su mayoría centroamericanos, que acceden a México desde Guatemala con el objetivo de llegar al vecino país del norte.

    A principios de junio pasado, Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo migratorio después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazara con imponer aranceles a todos los productos mexicanos.

    A raíz de ello, México envió a sus fronteras sur y norte a la Guardia Nacional, un cuerpo de seguridad creado este año, lo que ha provocado en estos meses una reducción del 58,7 % del flujo migratorio.

    La nueva caravana de casi 3.000 migrantes centroamericanos, caribeños y africanos partió la madrugada del sábado de Tapachula después de estar varados más de seis meses y cansados de los engorrosos procesos de migración.

    Los migrantes, la mayoría procedentes de El Salvador, Guatemala, Cuba, Haití, República Democrática del Congo, Angola y Camerún, emprendieron la marcha por la carretera costera que conduce al estado sureño de Oaxaca.

    Pero efectivos de la Guardia Nacional, policías federales y personal del INM detuvieron la caravana en las inmediaciones del cruce denominado Xochiltepec.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento