Sábado, 17 Agosto 2019
BREAKING NEWS
Calma en Juárez

Calma en Juárez Destacado

En la periferia de Ciudad Juárez, un precario oasis de calma en el desierto.

Hace menos de una década, Ciudad Juárez era considerada la urbe más violenta del mundo; la disputa de un punto estratégico para el trasiego de drogas provocó que los asesinatos se contaran por miles. Hoy, desde la periferia del municipio enclavado en el desierto, impera una aparente calma. La colonia Anapra está ubicada en el noroeste de Juárez, y es conocida por la precariedad en que viven sus habitantes y su cercanía con la frontera con Estados Unidos.

Es un páramo de arena y hierbas que se extiende por varios kilómetros, y por donde cruzan, del lado estadounidense, las vías del tren.

Al entrar en el sector de calles de terracería y pendientes elevadas se avistan las unidades de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, vigilantes desde lo alto de las colinas al otro lado del cerco. Marcos Almanza mira indiferente hacia el horizonte, a la ciudad estadounidense de Sunland Park, en Nuevo México, y dice que aquí su vida es tranquila.

Apenas a una metros del patio de su casa, delimitado por una cerca hechiza de maderas y tubos, se erige una valla metálica de poco más de cinco metros de altura que marca el punto en que se unen México y Estados Unidos.

La valla, una estructura metálica cuya construcción se detuvo en octubre del año pasado y fue reanudada en días recientes, sustituye a la cerca de alambre que dividía a las dos naciones desde hacía más de 20 años. Mientras Marcos dice que en ese punto de Juárez es común ver migrantes tratando de cruzar la frontera, sobre todo durante las noches y auxiliados por los locales que disponen una escalera para este n, tras él salen curiosos un par de niños a investigar la llegada de visitantes externos.

“Es muy tranquilo aquí, siempre está tranquilo”, asegura Marcos, quien habita en la vivienda más cercana a la valla metálica desde hace un año. “Antes también vivía aquí, pero más arriba”, dice mientras apunta en sentido opuesto a la frontera.
Aunque este sector de la ciudad, por su lejanía del centro de población, es identificado como un punto proclive al cruce ilegal de personas, el municipio de Juárez no es uno de los más transitados por los migrantes. De acuerdo con datos de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación del Gobierno federal, Chihuahua ocupa apenas el cuarto lugar de entre los cinco estados con Puntos Oficiales de Repatriación -el sexto es el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México-, con los municipios de Juárez y Ojinaga.

Según las cifras oficiales, durante este año han sido repatriadas por Chihuahua 8.005 personas, frente a 21.154 por Sonora, 39.265 por Baja California y 39.574 por Tamaulipas. Por su parte, Ciudad de México recibió 8.186 repatriados hasta julio.

No obstante, el municipio de Juárez figura entre aquellos con mayor número de repatriaciones, con un promedio mensual de 1.107, con un repunte desde marzo.

Por su parte, la Dirección de Derechos Humanos y Migración, una instancia del Gobierno Municipal de Juárez con apenas dos años de creación, ha reportado un incremento en el número de migrantes repatriados atendidos en sus oficinas durante los últimos meses. De acuerdo con datos de la Dirección, en enero fueron recibidas 136 personas, 200 en febrero, 374 en marzo, 504 en abril, 798 en mayo, 909 en junio y 1.061 en julio. El dato más reciente indica que pocos días antes de concluir agosto, la Dirección, que durante 2018 ha otorgado vales de transporte y kits de aseo personal financiados con 4,5 millones de pesos (239.234 dólares) del Fondo de Apoyo a Migrantes (FAM), había atendido a 814 personas deportadas: 4.796 en total durante el presente año.

“Abraham”, otro de los locales, relata que ha vivido en las inmediaciones de la frontera desde hace más de 12 años, auxiliando a su abuela con la tienda de abarrotes que posee en Anapra. Vive con su abuela y sus hijos, y dice que para estos es común jugar al lado de la valla, aunque nunca le han cuestionado la razón de su existencia ni qué hay más allá de los barrotes metálicos, por donde solo alcanzan a ver el tren que pasa esporádicamente. El tendero confirma la versión de Marcos: la vida frente a la frontera es tranquila, tal vez por la vigilancia del lado estadounidense, ya que sólo ocasionalmente ha visto patrullar el sector a la Policía Municipal de Juárez, que “nunca está cuando uno la necesita”. Resignado, Abraham exhala lentamente un “Sí” cuando se le pregunta si piensa seguir viviendo frente al cerco el resto de su vida. “Ya estoy pagando el terreno, entonces yo creo que sí me voy a quedar”, explica.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Contrabando a gran escala

    Actualmente, Venezuela es uno de los países más pobres de América, donde su pueblo no tiene medicinas, alimentos, gas para cocinar, educación, ropa, trabajo y seguridad social, este escenario obliga a los venezolanos que habitan en todo el territorio nacional a viajar a la frontera colombo-venezolana, ubicada en el estado Táchira- Venezuela y el Departamento Norte de Santander- Colombia.

    La comunidad venezolana, viaja a la frontera a comprar lo que puede, porque el dinero no alcanza, con una moneda llamada Bolívar Soberano, devaluada ante el peso colombiano y pulverizada ante el dólar. Pero, la historia de este viacrucis no termina aquí, porque los venezolanos deben caminar por las trochas (es decir, puentes artesanales hechos con piedras sobre el Río Táchira), entre las trochas más conocidas se encuentran: Los Mangos, La Invasión, Llano Jorge y Los Tribunales, entre otras, estos caminos ilegales están controlados por grupos irregulares, que extorsionan a cada transeúnte.

    Imagínese el escenario, tener que pagar 5 mil pesos para pasar por la trocha en el sentido (Venezuela-Colombia), pero de regreso la gente viene con su mercancía comprada en Colombia, pues también debe pagar vacuna (sobornar) a los grupos delincuentes como Los Bota de Caucho, Los Urabeños, Peluzos, Tren de Aragua, ELN, Paracos, FARC, organismos de seguridad de Venezuela y Colombia, quienes tienen licencia para extorsionar.

    Según la Cámara de Integración Económica Venezolano Colombiana (CAVECOL), en el año 2008 se registró un intercambio comercial entre Venezuela y Colombia de 480.00 millones de dólares, 11 años después, no existen relaciones comerciales formales, el contrabando se encriptó y apoderó del submundo fronterizo, a través de la extorsión a manos de grupos delictivos que controlan el tránsito de mercancías en las trochas.

    Pasaron a la historia los titulares que señalaban a Venezuela y Colombia, como la frontera más dinámica de América Latina, por su intensa actividad comercial, con puntos geográficos donde existía una integración social y comercial que lleva a muchos a definirla como “frontera viva”. Uno de esos puntos es el triángulo que forman las ciudades de San Antonio y Ureña, en el estado Táchira, en los Andes venezolanos y la de Cúcuta, capital del Departamento colombiano de Norte de Santander.

    Lamentablemente, el próximo 19 de agosto del año 2019, el Gobierno de Nicolás Maduro Moros cumple 4 años de haber cerrado el tránsito vehicular en la frontera colombo-venezolana, en los pasos fronterizos del Puente Internacional Simón Bolívar ( San Antonio del Táchira- Barrio La Parada, Cúcuta), Puente Internacional Francisco de Paula Santander (Pedro María Ureña-Barrio El Escobal de Cúcuta), Puente Internacional Las Tienditas ( Pedro María Ureña-Cúcuta) y el Puente Internacional Unión (Boca del Grita, Venezuela- Puerto Santander, Colombia), donde se encuentran instalaciones modernas de la Aduana Principal de San Antonio del Táchira y sus aduanas subalternas, pero ya no existe un comercio bilateral formal entre Colombia y Venezuela, desde el 22 de febrero de este año está cerrada para el comercio internacional.

    Nace la Aduana de San Antonio en el siglo XIX

    La que fue llamada la “frontera más dinámica de América Latina”, está conformada por la Aduana Principal de San Antonio del Táchira, una de las aduanas más antiguas que tiene Venezuela, en el presente artículo nos adentraremos un poco en la historia, para poder entender porque esta zona fronteriza colombo venezolana, posee singularidades que perduran en el tiempo.

    Según los registros conocidos, fue creado en el año 1842, el asiento de la aduana fronteriza con la República de Colombia, el primer administrador de la Aduana, fue el General y Presbítero José Félix Blanco, prócer de la independencia e ilustre varón que se distinguió en diversas ramas del saber humano, su designación la hizo el General Carlos Sublette, quinto presidente de la República de Venezuela.

    Es importante destacar, que desde el siglo XIX el gobierno central ha designado a gentes ajenas al Táchira, pues son contadas las veces que un administrador de la Aduana ha sido oriundo del Táchira, y haya desempeñado tal cargo.

    Según Arturo Muñoz, quien realizó una profunda investigación sobre el funcionamiento de la aduana de San Antonio, en su trabajo “El Táchira Fronterizo”, da cuenta de la negligencia del gobierno nacional, que caracterizó la administración pública en tiempos otroros.

    Un ejemplo evidente de la anterior afirmación, se hizo patente en la dirección de la Aduana de San Antonio, pues desde sus inicios promovió el contrabando a gran escala.

    La anomalía más patética consistía en que los bienes producidos en Venezuela y enviados al Táchira, a través de la principal ruta comercial de aquel entonces, es decir pasando por el territorio colombiano tenían que pagar impuestos en San Antonio.

    Los funcionarios aduaneros hicieron la respectiva advertencia al Ministerio de Hacienda, precisando que “Los bienes producidos en Caracas, Valencia, Puerto Cabello y Maracaibo, son introducidos libremente en Colombia, en condición de tránsito, pero son obligados a pagar impuestos en la Aduana, como si vinieran de Europa o Estado Unidos”.

    Vale recordar, que el transporte de mercancías y viajeros del Táchira a Caracas y viceversa, para la época se hacía a través de Cúcuta, Río Zulia, Río Catatumbo, Lago de Maracaibo, Mar Caribe, Curazao, Puerto Cabello y La Guaira.

  • Rancho Solo Hay Uno

    Desde hace 22 años, este negocio familiar continua con esfuerzo y dedicación brindando el mejor servicio a sus clientes.

    Samantha Mendoza de Martínez, gerente de El Rancho Western Wear contó los inicios de la tienda y como este negocio sigue creciendo años tras años.

    “Comenzamos en 1997, desde abajo como todos y con los sueños de tener una tienda grande. Nuestros inicios fueron vendiendo ropa en los bazares de la calle “10” … era un local pequeño y de ahí poco a poco cada año fue creciendo”, comentó Samantha.

    Para la familia Mendoza, la idea o concepto de tener un negocio de venta de ropa, botas, y cinturones de vaqueros surgió por la falta de tiendas hispanas de este estilo (viejo oeste) en la ciudad de Oklahoma City.

    “Casi no había tiendas hispanas, estaban solo las americanas, pero no con estilo para los latinos. Es muy difícil encontrar a veces lo que le gusta al hispano, así fue como se nos ocurrió la idea de empezar traer ropa vaquero para nuestra comunidad”, expresó Samantha.

    El rápido crecimiento del Rancho Western Wear no se hizo esperar tras establecerse en el distrito La “29”. Samantha y su familia se dieron cuenta de gran impacto que estaban produciendo como comerciantes latinos para la comunidad.

    “Fue algo drástico, la gente comenzó a responder positivamente asistiendo al local. Nosotros aparte de todo lo que vendemos, nos enfocamos en ofrecer el mejor servicio posible, para nosotros es muy importante tratar bien al cliente, y que se vaya satisfecho”, aseguró Samantha Mendoza, quien a su vez considera que un servicio eficaz es la clave para que un negocio prospere.

    Para, El Rancho Western Wear es importante que sus clientes siempre tengan una sonrisa de oreja a oreja y se sientan como en casa.

    “Desde que el cliente llega a la tienda, queremos que se sientan bienvenidos, queremos hacerlos sentir cómodos con un trato amigable” comentó Samantha.

    Samantha y su familia siempre están al tanto en lo ultimo de la moda en vestimenta de vaquero. Para ellos, es primordial estar al día con lo nuevo ya que desean constantemente satisfacer las demandas de sus clientelas.

    “Siempre tratamos de tener lo que el cliente pide, siempre estamos actualizando cada vez que sale una novedad en vestimenta. Si el cliente desea algo en particular en ropa de vaquero, nosotros haremos lo posible de tenerlo aquí”, expresó Samantha.

    Desde botas hasta cinturones, como también camisas y sombreros para vaqueros, el Rancho Western Wear tiene una de las mejores gamas de productos para este mercado y solo se pueden encontrar en el distrito la calle “29”.

    “Tenemos varios estilos, tenemos estilos para todo tipo de cliente. Desde bota tipo clásica que es estilo chihuahua hasta botas estilo rodeo que son las cuadras, y también de los sombreros que son de estilo taco, lo cuales son los cerrados y los rodeos de copa alta. No solo tenemos todo tipo de estilo ropa vaquera, sino también para todas las edades”, comentó Samantha quien además expresó la importancia de las botas en la tienda.

    Los precios de las botas del Rancho Western Wear rondan entre $100 hasta $450. Al mismo tiempo dependen de su calidad y marca. Las marcas que puedes encontrar en la tienda son: Vaquero Bronco, Corral Boots, Ariat, Botas Justin, y Botas Cuadra. Debido a alta demanda de la clientela hispana por mas marca americana, la tienda también cuenta con playeras de vaquero, American Fighter, Cinch, Affliction y Wrangler. Las playeras rondan un precio desde $30 a $60.

    El distrito La “29” sin duda es un gran impulsor de los comercios hispanos para el desarrollo del distrito y su economía. Para el Rancho Western Wear, la ayuda del distrito a través de eventos les permite promover el negocio constantemente.

    “El evento anual del Día del niño, el distrito nos ayuda bastante para darnos a conocer mas. En este evento hacemos muchas promociones, y regalamos botas”, comentó Samantha que también realizan promociones para el día del padre, y en fechas navideñas.

    “Queremos que nuestros clientes y los que no son se enteren de nuestras ofertas y promociones, por eso los invito a que siempre chequen nuestras páginas de Facebook El Rancho Western Wear”, expresó Samantha.

    Para Samantha Mendoza de Martínez y su familia, ser comerciante hispano es de gran orgullo y felicidad ya que han sido una muestra de que todo con esfuerzo es posible.

    “Me siento muy orgullosa de seguir ese ejemplo de trabajo duro que viene de mis padres y abuelos. La verdad es que he aprendido bastante. Me gustaría ver a mis hijos cuando estén grandes continuar con el negocio para que siga creciendo más y más”, finalizó Samantha.

    El Rancho Western Wear se encuentra ubicado en la 833 SW 29th St, Oklahoma City, OK 73109. Sus horarios son de 9am a 10pm, de Lunes a Viernes.

  • Formando Campeones

    Torneo deportivo brinda a futbolistas competencia con equipos de diversas ligas locales.

    No hay duda de que el deporte sin importar cual sea, es uno de los eventos principales que reúne a la familias y así lo pudimos apreciar el pasado 22 de junio durante el torneo anual de la Academia de Tigres Dallas-Oklahoma. El cual brinda la oportunidad a niños y jóvenes de competir con equipos de diversas ligas locales y de otras ciudades del país.

    Desde su fundación en 2015, la Academia de fútbol Tigres OKC, siempre ha tratado de realizar eventos y torneos que ayuden a los deportistas a crecer y mejorar no solo sus habilidades futbolísticas sino en adquirir buenos valores y contribuir con la comunidad.

    “Sabemos lo importante que es para nuestros niños saber el nivel que tienen otros jugadores que no viven en este estado. Muchos de ellos desean ser jugadores profesionales y entendemos la importancia de realizar un torneo donde ellos prueben su talento. Por eso cada año tratamos de traer equipos no solamente de otras ligas locales sino también de ciudades como Dallas y Garland, Texas”, mencionó Jaime Percina Montelongo, organizador del torneo de fútbol Academia Tigres Dallas-Oklahoma.

    Durante la realización de este torneo, el cual se llevó a cabo el 22 y 23 de junio, participaron equipos de diversas ligas locales, así como jugadores de Texas. Las categorías que formaron parte del torneo deportivo fueron desde niños de 8 años hasta jóvenes de 18 años.

    Desde muy temprano las familias se daban cita en los bellos campos de Soccer World Complex, ubicados al Sur de la ciudad.  Tuvimos la oportunidad de ver la final de la categoría U12 entre el equipo de Rayaditos vs OKC Tigres, quienes entregaban todo en la cancha y eran apoyados por sus familiares en cada jugada que realizaban. Pero el partido quedó 1-1 y todo se decidió desde el punto penal.  Después de una dramática tanda de penales, la victoria fue para el equipo de OKC Tigres, quienes festejaron junto con sus familiares y levaron el trofeo que los convertía en campeones del torneo anual de la Academia de Tigres Dallas-Oklahoma en la categoría U12.

    “Realmente queremos que los niños y jóvenes que participan en el torneo se vayan satisfechos y felices. Tratamos siempre de ser un apoyo para ellos y entregarles no solo una medalla de campeón o un trofeo sino un regalo que los motive a seguir adelante en este deporte”, manifestó el organizador del torneo, quien además agradece a todos las organizaciones y negocios que apoyaron el torneo.

    Entre los equipos participantes estuvieron presentes:
        ▪    Rayaditos,
        ▪    Liverpool
        ▪    PFC
        ▪    Aztecas FC
        ▪    Halcones
        ▪    Tigres OKC
        ▪    Fighters FC
        ▪    Gambeta
        ▪    Academia Tigres Dallas
     
    Los equipos campeones fueron:
        ▪    U8 Rayaditos
        ▪    U10 Aztecas
        ▪    U12 OKC Tigres
        ▪    U16 Tigres Dallas
     
    Cabe mencionar que, el torneo de la Academia Dallas-Oklahoma, se llevará a cabo nuevamente el próximo año, así que si usted desea participar puede comunicarse al número de teléfono 405 371-6318 o al 405 512-2265.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento