Viernes, 18 Octubre 2019
BREAKING NEWS
Se Agosta La Selva

Se Agosta La Selva Destacado

     Selva maya, sin recursos para gestionar su patrimonio natural, dice experto.
     La selva maya, ecosistema que comparten México, Guatemala y Belice, corre alto riesgo por la ineficiencia en la gestión de las Áreas Naturales Protegidas (ANP) de los tres países, advirtió el conservacionista- Francisco Asturias.
     El director del departamento “Selva Maya” de la Fundación para el Ecodesarrollo y la Conservación (Fundaeco) de Guatemala sostuvo durante una reciente estancia en México que el segundo macizo selvático más importante de América acusa la falta de aplicación de la ley, la falta de presupuesto y la corrupción en los órganos responsables de garantizar su preservación. Si bien la existencia de ANP en las tres naciones debería ser una gran oportunidad para conservar mejor la extensión, los problemas existen porque hay cambios de administración en tiempos diferentes y se agravan con la “incompetencia de los responsables para gestionar apoyos”.
     “Debería de ser factible, es muy beneficioso, hay mayor extensión de área, hay más fondos para proteger; sin embargo, por el desconocimiento e ineptitud de los gobernantes que llegan, y que solamente quieren el crédito de acciones que no comprenden, y por la exagerada corrupción, no se logra”, expuso. Asimismo, opinó que la creación de un organismo común para toda la región permitiría formar una junta directiva, así como implementar “la programación de los trabajos a desarrollar durante el año y la gestión conjunta”. No obstante, esto es algo que a su juicio “la intromisión política impide”.
     La falta de interés de los gobiernos en fortalecer la protección de esta extensión natural deriva del pensamiento erróneo de que lo que se produce allí no puede cuantificarse fácilmente en valores económicos. Además, el especialista lamentó lo que califica como “clientelismo político” en muchos representantes de su país. “Hemos tenido muchísimos casos de técnicos que llevaron entre 6 y 8 años de capacitaciones y aparece un nuevo gobierno y los echa”, ejemplificó. Con 11 años de experiencia en la región, el ex director del Parque Nacional Mirador Rio Azul y Biotopo Naachtun Dos Lagunas afirmó que los responsables de Guatemala y México en la selva maya tienen una gran relación “técnica”.
     A su parecer, estas dificultades pueden derivar en un declive del patrimonio natural, sobre todo en territorio mexicano, donde se cuenta con mejores accesos y los aprovechan cazadores furtivos y ejidatarios que saquean plantas y especímenes protegidos. En lo referente al Parque Nacional Mirador Río Azul y Biotopo Naachtun Dos Lagunas, que abarca 147.630 hectáreas y es parte de la gran Reserva de la Biosfera Maya de Guatemala, también allí se introducen saqueadores.
     Según relató Asturias, el pasado mes de mayo se expulsó a un grupo de campesinos provenientes del ejido Arroyo Negro porque, además de cazar ilegalmente, destruyeron paradores de información del parque nacional.
     La selva maya, además de la indiferencia política, también padece los estragos del cambio climático, que se manifesta de diferentes maneras.
     “Lo vemos en la sequía de las aguadas”, ejemplificó, donde los animales ya no pueden abastecerse de agua.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Freno a caravana

    México es “El perrero de Trump”, dice activista por freno a caravana migrante.

    Fuerzas mexicanas disolvieron la caravana de migrantes que salió de Tapachula, estado de Chiapas, con el fin de llegar a Estados Unidos, informó el abogado y activista Luis García Villagrán, que aseguró que “este Gobierno se volvió el perrero de Donald Trump”.

    García dijo que cientos de miembros de las fuerzas federales detuvieron la víspera a 613 migrantes que avanzaban por la carretera costera de Chiapas y los devolvieron a la Estación Migratoria “Siglo XXI”, de donde habían partido unas 14 horas antes.

    El abogado desestimó la versión difundida por el Instituto Nacional de Migración (INM) en un comunicado según el cual esa institución “llevó a cabo acciones para invitar a las personas extranjeras (...) a acudir al Instituto para conocer las opciones de regularización de su estancia en el país”. El boletín oficial aseveró que esas acciones se efectuaron “con pleno respeto a los derechos humanos” y que luego de que las autoridades “dialogaran con los integrantes del contingente, las personas extranjeras accedieron a subir al transporte que el INM les proporcionó para trasladarlos a la Estación Migratoria Siglo XXI”.

    “Cada uno será atendido de manera personalizada y con quienes corresponda se dará inicio al procedimiento administrativo migratorio o en su caso se procederá al retorno asistido a sus países de origen”, acotó el INM.

    Pero García, quien ha ayudado a los migrantes en sus trámites de regularización en el país, dijo que los agentes gubernamentales actuaron violentamente contra los extranjeros, muchos de ellos mujeres y niños. “Hay un niño perdido y cinco heridos”, afirmó. El activista señaló que todos los 613 detenidos eran solicitantes de refugio ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), lo que les permitía transitar libremente por todo el estado

    de Chiapas (sureste). “Eso es muy claro en los lineamientos de la Comar. Ellos (los agentes) se pasaron eso por el arco del triunfo”, abundó.

    “Es un abuso de autoridad, una represión terrible, increíble. Levantaron a las mujeres, a los niños. Es la represión más grande contra los migrantes por parte de un Gobierno que se dice republicano y demócrata, y sobre todo que dice respetar los derechos humanos. Este Gobierno se volvió el perrero de Donald Trump”,

    declaró. Otros migrantes que se habían adelantado lograron eludir a los agentes en las inmediaciones de Huixtla, perdiéndose en la espesura, dijo el abogado, sin precisar el número de quienes consiguieron huir.

    Expuso que los migrantes por ahora están evaluando sus opciones, y que muchos quieren continuar su marcha por las vías del tren. “Pero yo lo veo muy peligroso”, indicó.

    “AQUÍ NOS VAMOS A MORIR”

    En todo caso, añadió, están determinados a no regresar a sus países de origen. “Me dijeron ‘Aquí nos vamos a morir, pero a nosotros nadie nos regresa. Yo no vine hasta acá para que me regresen’”, refirió. Desde octubre de 2018 se registró un fuerte aumento del flujo de migrantes, en su mayoría centroamericanos, que acceden a México desde Guatemala con el objetivo de llegar al vecino país del norte.

    A principios de junio pasado, Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo migratorio después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazara con imponer aranceles a todos los productos mexicanos.

    A raíz de ello, México envió a sus fronteras sur y norte a la Guardia Nacional, un cuerpo de seguridad creado este año, lo que ha provocado en estos meses una reducción del 58,7 % del flujo migratorio.

    La nueva caravana de casi 3.000 migrantes centroamericanos, caribeños y africanos partió la madrugada del sábado de Tapachula después de estar varados más de seis meses y cansados de los engorrosos procesos de migración.

    Los migrantes, la mayoría procedentes de El Salvador, Guatemala, Cuba, Haití, República Democrática del Congo, Angola y Camerún, emprendieron la marcha por la carretera costera que conduce al estado sureño de Oaxaca.

    Pero efectivos de la Guardia Nacional, policías federales y personal del INM detuvieron la caravana en las inmediaciones del cruce denominado Xochiltepec.

  • Rezago en México
    López Obrador admite rezagos en economía y seguridad durante su gobierno. En la presentación de su primer informe de Gobierno, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, imprimió un discurso triunfalista por los logros en el combate a la corrupción, aunque admitió con la boca pequeña ciertos rezagos en economía y seguridad pública. “No es un mero cambio de gobierno, sino un cambio de régimen. No ha sido ni será más de lo mismo, está en marcha una auténtica regeneración de la vida pública de México”, expresó el mandatario en Palacio Nacional ante unas 500 autoridades y figuras públicas. Como marca la tradición a comienzos de septiembre, el presidente mexicano rindió cuentas sobre los avances de su mandato, que comenzó el 1 de diciembre de 2018, en un informe que se entrega al Congreso de México. En un discurso reivindicativo de sus nueve meses de gobierno, López Obrador detalló que su principal objetivo es “acabar con la corrupción y la impunidad”, una promesa con la que arrasó en los comicios del año pasado. En ese sentido, esgrimió una extensa retahíla de medidas adoptadas para acabar con los privilegios, como la cancelación de las condonaciones de impuestos a grandes contribuyentes, la reducción de los sueldos públicos, la puesta en venta del avión presidencial y la eliminación del cuerpo de escoltas del presidente. LEVE AUTOCRÍTICA Junto a los programas sociales para ancianos y estudiantes, estos fue- ron los logros que ocupa- ron gran parte de su a locución, y admitió pendientes en economía y seguridad en una leve autocrítica. Ante la desaceleración del Producto Interno Bruto (PIB) que padece México que creció 0 % el segundo trimestre frente a los tres meses anteriores López Obrador señaló la necesidad de acabar con la “obsesión” por el crecimiento económico y marcó como prioridad “la distribución equitativa de la riqueza”. Sobre la ola de violencia que sufre México, dijo que toda- vía hay que “trabajar mucho porque no son buenos los resultados en cuanto a la disminución de la incidencia delictiva”. “Está atendiéndose el problema. Soy un hombre de desafíos y de retos. Soy perseverante y puedo decir que estoy seguro de que vamos a lograr serenar el país y se va a pacificar México”, aseveró. En los primeros siete meses de 2019, se registraron 20.135 homicidios en México, el peor dato desde que hay recuentos. UN MENSAJE SIN NOVEDADES Para Khemvirg Puente, coordinador del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es “alentador que el presidente reconozca que hay un problema en materia de seguridad pública”, ya que López Obrador no suele ser muy propenso a la crítica. “Por lo demás, fue un mensaje bastante pre- decible, que no sorprendió y que no desatará demasiadas reacciones”, dijo el académico. Y es que el contenido de su discurso, que se alargó una hora y cuarenta minutos, no se diferenció de lo que dice en las ruedas de prensa que ofrece cada mañana o los mítines que realiza en pueblos de todo el país. “El presidente está en una campaña electoral continua. Por eso, no hay nada nuevo en el contexto del discurso del presidente que no haya dicho ya en sus mañaneras”, apuntó Gustavo López Montiel, profesor de Ciencia Política del Tecnológico de Monterrey. En ese sentido, López Obrador reprodujo las críticas que suele hacer contra los sectores opositores, a quienes definió como “conserva- dores” que están “moralmente derrotados”. CAMBIOS EN EL PROTOCOLO López Obrador decidió ofrecer el mensaje antes de entregar el informe al Congreso de México a través de la ministra de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a la inversa de lo que marca la tradición. Pero para Puente lo “sorprendente” es que el mandatario siga la tradición emprendida por el presiden- te Felipe Calderón (2006- 2012) de no emitir el discurso ante el Congreso, en un “claro signo de desprecio” al parlamento. “Sorprende que alguien con un discurso rupturista y de cambio de régimen opte por esta tradición continuista”, señaló el politólogo de la UNAM. Mientras ofrecía su discurso, unos 3.000 manifestantes marcharon pacíficamente por la Ciudad de México para protestar por las políticas del presidente. “No deja de existir, ni queremos que desaparezcan, las protestas legítimas de los ciudadanos ni los reclamos de nuestros adversarios”, dijo el presidente.
  • Contrabando a gran escala

    Actualmente, Venezuela es uno de los países más pobres de América, donde su pueblo no tiene medicinas, alimentos, gas para cocinar, educación, ropa, trabajo y seguridad social, este escenario obliga a los venezolanos que habitan en todo el territorio nacional a viajar a la frontera colombo-venezolana, ubicada en el estado Táchira- Venezuela y el Departamento Norte de Santander- Colombia.

    La comunidad venezolana, viaja a la frontera a comprar lo que puede, porque el dinero no alcanza, con una moneda llamada Bolívar Soberano, devaluada ante el peso colombiano y pulverizada ante el dólar. Pero, la historia de este viacrucis no termina aquí, porque los venezolanos deben caminar por las trochas (es decir, puentes artesanales hechos con piedras sobre el Río Táchira), entre las trochas más conocidas se encuentran: Los Mangos, La Invasión, Llano Jorge y Los Tribunales, entre otras, estos caminos ilegales están controlados por grupos irregulares, que extorsionan a cada transeúnte.

    Imagínese el escenario, tener que pagar 5 mil pesos para pasar por la trocha en el sentido (Venezuela-Colombia), pero de regreso la gente viene con su mercancía comprada en Colombia, pues también debe pagar vacuna (sobornar) a los grupos delincuentes como Los Bota de Caucho, Los Urabeños, Peluzos, Tren de Aragua, ELN, Paracos, FARC, organismos de seguridad de Venezuela y Colombia, quienes tienen licencia para extorsionar.

    Según la Cámara de Integración Económica Venezolano Colombiana (CAVECOL), en el año 2008 se registró un intercambio comercial entre Venezuela y Colombia de 480.00 millones de dólares, 11 años después, no existen relaciones comerciales formales, el contrabando se encriptó y apoderó del submundo fronterizo, a través de la extorsión a manos de grupos delictivos que controlan el tránsito de mercancías en las trochas.

    Pasaron a la historia los titulares que señalaban a Venezuela y Colombia, como la frontera más dinámica de América Latina, por su intensa actividad comercial, con puntos geográficos donde existía una integración social y comercial que lleva a muchos a definirla como “frontera viva”. Uno de esos puntos es el triángulo que forman las ciudades de San Antonio y Ureña, en el estado Táchira, en los Andes venezolanos y la de Cúcuta, capital del Departamento colombiano de Norte de Santander.

    Lamentablemente, el próximo 19 de agosto del año 2019, el Gobierno de Nicolás Maduro Moros cumple 4 años de haber cerrado el tránsito vehicular en la frontera colombo-venezolana, en los pasos fronterizos del Puente Internacional Simón Bolívar ( San Antonio del Táchira- Barrio La Parada, Cúcuta), Puente Internacional Francisco de Paula Santander (Pedro María Ureña-Barrio El Escobal de Cúcuta), Puente Internacional Las Tienditas ( Pedro María Ureña-Cúcuta) y el Puente Internacional Unión (Boca del Grita, Venezuela- Puerto Santander, Colombia), donde se encuentran instalaciones modernas de la Aduana Principal de San Antonio del Táchira y sus aduanas subalternas, pero ya no existe un comercio bilateral formal entre Colombia y Venezuela, desde el 22 de febrero de este año está cerrada para el comercio internacional.

    Nace la Aduana de San Antonio en el siglo XIX

    La que fue llamada la “frontera más dinámica de América Latina”, está conformada por la Aduana Principal de San Antonio del Táchira, una de las aduanas más antiguas que tiene Venezuela, en el presente artículo nos adentraremos un poco en la historia, para poder entender porque esta zona fronteriza colombo venezolana, posee singularidades que perduran en el tiempo.

    Según los registros conocidos, fue creado en el año 1842, el asiento de la aduana fronteriza con la República de Colombia, el primer administrador de la Aduana, fue el General y Presbítero José Félix Blanco, prócer de la independencia e ilustre varón que se distinguió en diversas ramas del saber humano, su designación la hizo el General Carlos Sublette, quinto presidente de la República de Venezuela.

    Es importante destacar, que desde el siglo XIX el gobierno central ha designado a gentes ajenas al Táchira, pues son contadas las veces que un administrador de la Aduana ha sido oriundo del Táchira, y haya desempeñado tal cargo.

    Según Arturo Muñoz, quien realizó una profunda investigación sobre el funcionamiento de la aduana de San Antonio, en su trabajo “El Táchira Fronterizo”, da cuenta de la negligencia del gobierno nacional, que caracterizó la administración pública en tiempos otroros.

    Un ejemplo evidente de la anterior afirmación, se hizo patente en la dirección de la Aduana de San Antonio, pues desde sus inicios promovió el contrabando a gran escala.

    La anomalía más patética consistía en que los bienes producidos en Venezuela y enviados al Táchira, a través de la principal ruta comercial de aquel entonces, es decir pasando por el territorio colombiano tenían que pagar impuestos en San Antonio.

    Los funcionarios aduaneros hicieron la respectiva advertencia al Ministerio de Hacienda, precisando que “Los bienes producidos en Caracas, Valencia, Puerto Cabello y Maracaibo, son introducidos libremente en Colombia, en condición de tránsito, pero son obligados a pagar impuestos en la Aduana, como si vinieran de Europa o Estado Unidos”.

    Vale recordar, que el transporte de mercancías y viajeros del Táchira a Caracas y viceversa, para la época se hacía a través de Cúcuta, Río Zulia, Río Catatumbo, Lago de Maracaibo, Mar Caribe, Curazao, Puerto Cabello y La Guaira.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento