Viernes, 27 Noviembre 2020
BREAKING NEWS
¿Qué pasará con el plan de contingencia de México por Trump tras la renuncia de Carstens?

¿Qué pasará con el plan de contingencia de México por Trump tras la renuncia de Carstens?

El hombre detrás del "plan de contingencia" de México renunciará el próximo año, justo cuando el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, podría ponerse agresivo con el país latino.
El jefe del Banco de México, Agustín Carstens, anunció la semana pasada que renunciará en 2017, para poder dirigir el Banco de Pagos Internacionales en Suiza (BIS, por sus siglas en inglés).
Carstens, quien ha liderado el banco central de México desde 2010, no dio más detalles sobre la decisión de dimitir del cargo, además de su nuevo trabajo en el BIS. Con sede en Basilea, esta es la organización financiera más antigua del mundo y actúa como un banco para las entidades bancarias centrales.
El peso mexicano, que ha sufrido bastante desde que Trump ganó la presidencia, cayó a un mínimo histórico, según reportaron las noticias.
Carstens, junto al ministro de finanzas de México, ha estado tratando de fortalecer la economía del país para enfrentar las políticas de Trump, que incluyen renegociar el TLCAN, construir un muro en la frontera y aplicar un impuesto de 35% a las exportaciones mexicanas en Estados Unidos.
Recientemente, Carstens decidió aumentar la tasa de interés clave del Banco de México frente a la caída que sufrió el peso mexicano en noviembre con la victoria de Trump. En ese momento, los líderes de los bancos centrales aseguraron que el panorama económico de México se había “deteriorado”, como producto de la elección presidencial en Estados Unidos.
“La perspectiva de la economía global se complejizó como consecuencia del proceso electoral de Estados Unidos y su resultado, además de otros factores”, señalaron los funcionarios del Banco de México en un comunicado emitido el 17 de noviembre.
Mientras tanto, Carstens expresó su optimismo frente al futuro de México e incluso se refirió a la presidencia de Trump como un “huracán” potencial, si el nuevo mandatario de Estados Unidos implementa todas sus promesas de campaña.
“Espero que no lleguemos al nivel de huracán”, le dijo Carstens a CNNMoney durante una entrevista exclusiva en Ciudad de México, el 18 de noviembre.
Sin embargo, cada vez parece más difícil evitar ese escenario. El miércoles, el secretario de Comercio elegido por Trump, Wilbur Ross, le dijo a la periodista de CNN, Erin Burnett, que la renegociación del TLCAN será una de las primeras acciones que el presidente electo emprenda apenas llegue a la Casa Blanca.
"Estamos trabajando los detalles precisos, pero el TLCAN es un punto de partida lógico", sostuvo Ross.
Muchos expertos en comercio afirman que la renegociación del TLCAN o el pago de aranceles de México a Estados Unidos sería igual de malo para los dos. Con un efecto mucho más negativo para el país latino porque su economía se está desacelerando este año.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Recupera terreno

    La economía global se ha recuperado más rápido de lo esperado, mientras que la producción ha recuperado la mitad de su caída inducida por la pandemia, según economistas de Deutsche Bank.

     

    Dijeron que la recuperación hasta ahora ha sido “significativamente más rápida” que lo previsto debido al gran estímulo del Gobierno y del banco central, así como al éxito de algunos países para contener el virus.

     

    “Estimamos que el nivel del PIB mundial está aproximadamente a la mitad de su nivel previo al virus, y ahora prevemos que ese nivel se completará a mediados del próximo año, un par de trimestres antes que en nuestro pronóstico anterior”, escribieron en un informe Peter Hooper, director de investigación económica de Deutsche Bank, y sus colegas. Si bien la economía global está preparada para la peor caída de la que se tenga memoria, ha habido señales de que podría no ser tan profunda como se temía. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) actualizó la semana pasada su perspectiva para 2020, pronosticando recesiones más pequeñas en muchos países avanzados.

     

    Si bien es más optimista, Deutsche Bank también dijo que es probable que el ritmo de la recuperación se desacelere en los próximos meses, y que podría haber consecuencias negativas persistentes debido a cambios en el comportamiento del consumidor y las cicatrices en el mercado laboral. Además, advirtió que los riesgos del mercado financiero han aumentado debido a la creciente carga de deuda y a las altas valoraciones en el mercado de valores. “En el pasado, las crisis financieras a menudo se han desencadenado en tales condiciones por el cambio inevitable de la flexibilización al ajuste de las políticas monetarias, para lo que probablemente aún faltan varios años, pero podría sorprender y ocurrir antes”, dijeron.

     

    PROBLEMAS PARA ARGENTINA Y MÉXICO

    De acuerdo al reporte de la OCDE de la semana anterior, la recuperación es impulsada fundamentalmente por los países centrales. La tasa de desempleo de EE.UU. disminuyó más de lo previsto en agosto, mientras que China informó esta semana positivos datos de ventas minoristas y producción industrial.

     

    Si bien ese repunte inicialmente fuerte significa que la cifra para 2020 parece un poco menos sombría, el ritmo de la recuperación ahora se está desacelerando, y la producción en muchos países seguirá siendo inferior a su nivel anterior a la crisis hasta fines de 2021. También hay un riesgo de daños duraderos a las economías, así como quiebras y pérdidas de empleos.

     

    En medio de esos peligros, la OCDE indicó que los Gobiernos y bancos centrales deberán continuar brindando apoyo durante 2021, después de enormes esfuerzos este año que han inflado los balances y el presupuesto fiscal.

     

    “El problema es que esta recuperación en forma de V no va a suceder”, declaró el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, en Bloomberg Television. “Lo que estamos diciendo es que no quiten el apoyo, no quiten el alivio demasiado rápido”.

     

    Pero agregó que los programas de asistencia deben evolucionar a medida que aumenta el crecimiento, permitiendo que el dinero se destine mejor a la protección de empresas y empleos en sectores con un futuro viable. Eso hace eco de los comentarios del lunes del Banco de Pagos Internacionales, que señaló que el desafío es apoyar a las empresas sin crear compañías “zombis” que dañen a economías a largo plazo.

  • Batalla política

    “Covid-19” vs, “La ley y el orden”, los temas elegidos por los candidatos para atacarse.

     

    Al terminar toda una semana de ataques contra Biden por parte de los republicanos, el candidato demócrata retoma su campaña en los estados indecisos y publica una avalancha multimillonaria de anuncios que critican la manera en que el presidente Donald Trump ha manejado la pandemia.

    Esto ocurre cuando la campaña por la presidencia llega a sus diez últimas e importantísimas semanas. Es una apuesta que hace Biden a que prevalezca el enfoque en la Covid-19 sobre el énfasis que ha puesto Trump en “la ley y el orden” y su intento por presentar a Biden como una herramienta de la “izquierda radical”. Los anuncios de Biden también conmemoran la historia de las manifestaciones pacíficas.

    El equipo de Biden dejó en claro que estaba decidido a evitar que Trump centrara el debate en los disturbios violentos en algunas ciudades y que harían todo lo necesario para evitar que se consolidara la narrativa del presidente.

    “En definitiva, no vamos a dejar de abordarlo”, afirmó el representante de Luisiana Cedric Richmond, quien preside la campaña de Biden. “Creo que los estadounidenses saben que es mentira, y nosotros vamos a asegurarnos de que sepan cuál es nuestra postura”.

    Los asesores de Trump dijeron que su línea de ataque no cambiaría. Planean subrayar una y otra vez el conocido mensaje de Trump de “la ley y el orden” y están seguros de que se beneficiarán políticamente si estalla la violencia en algunas manifestaciones.

    Biden ha acusado a Trump de “incitar a que haya más violencia” y sus asesores dicen que usarán ese argumento al tiempo que Biden brinda su respaldo a los manifestantes pacíficos. Las convenciones políticas nacionales establecieron las líneas de batalla para lo que resta de la contienda electoral. Trump y sus aliados pasaron cuatro noches atacando a Biden con afirmaciones engañosas y casi siempre falsas sobre su historial en el combate a la criminalidad y el apoyo a la policía. En contraste, Biden ha atacado a Trump por su falta de liderazgo, sobre todo con respecto al manejo de la pandemia, por lo cual los estadounidenses otorgan una mala calificación al mandatario. Es probable que el argumento que el pueblo estadounidense perciba como más apremiante tenga una participación primordial para decidir el resultado en noviembre.

    Trump siguió con sus ataques lapidarios durante una escala de la campaña en el hangar del aeropuerto de Nuevo Hampshire, donde calificó a Biden como “el peor candidato” en la historia de Estados Unidos y como un amigo de la “mafia de la izquierda” que “anda merodeando por nuestras ciudades”.

    Los asesores de Trump señalaron que tenían planeadas dos giras en autobús de manera permanente con sus representantes. Estos autobuses —uno con el nombre de “Mujeres a favor de Trump” y el otro llamado “Equipo de Trump en gira” — estuvieron en el área de Las Vegas y Colorado, donde hicieron paradas en las oficinas de campo e invitaron a los medios de comunicación locales. Existe un amplio consenso en el grupo de Biden de que es probable que las elecciones se ganen o se pierdan principalmente por el tema del liderazgo en el manejo de la pandemia y no por los temas divisorios. El total de decesos ya ha superado los 180.000 estadounidenses, hecho al que, en su mayoría, los republicanos le restaron importancia, pero que Biden está utilizando como la pieza central de su campaña. Pese a que Trump subrayó en su discurso el crecimiento económico previo a la pandemia, millones de estadounidenses siguen sin empleo y muchas empresas han cerrado en todo el país. Trump y los republicanos también se concentraron en los disturbios sociales y las manifestaciones en contra de la brutalidad policial en Kenosha, Wisconsin, e insinuaron que los incidentes de violencia ahí muestran el tipo de desintegración del orden que podría proliferar bajo el mandato de Biden. Afirmaron, sin tener razón, que Biden está a favor de que se le retire financiamiento a la policía.

    Biden denunció un racismo sistémico y también expresó que está en contra de las manifestaciones que se tornan violentas. Lo que sucedió en Kenosha, luego de que un oficial de la policía le disparó varias veces a un hombre negro, Jacob Blake, le llevó a consultar de inmediato a sus aliados con respecto a esos sucesos y a analizar cómo debía abordarlos.

    Algunos demócratas creen que Trump ya no podría ganar las elecciones, pero les preocupa que Biden pueda perderlas. Tad Devine, quien ha sido asesor de los demócratas durante mucho tiempo, se refirió a algunas encuestas que muestran que más del 50 por ciento de los electores dicen que no votarán por el actual presidente.

    “No veo ninguna salida para alguien en esa situación”, comentó Devine. Pero añadió que sería bueno que la campaña de Biden solo “mantuviera el rumbo sin arriesgarlo demasiado” y se concentrara en lo que podría ser el último elemento importante de estas elecciones: los tres debates.

  • Contrabando a gran escala

    Actualmente, Venezuela es uno de los países más pobres de América, donde su pueblo no tiene medicinas, alimentos, gas para cocinar, educación, ropa, trabajo y seguridad social, este escenario obliga a los venezolanos que habitan en todo el territorio nacional a viajar a la frontera colombo-venezolana, ubicada en el estado Táchira- Venezuela y el Departamento Norte de Santander- Colombia.

    La comunidad venezolana, viaja a la frontera a comprar lo que puede, porque el dinero no alcanza, con una moneda llamada Bolívar Soberano, devaluada ante el peso colombiano y pulverizada ante el dólar. Pero, la historia de este viacrucis no termina aquí, porque los venezolanos deben caminar por las trochas (es decir, puentes artesanales hechos con piedras sobre el Río Táchira), entre las trochas más conocidas se encuentran: Los Mangos, La Invasión, Llano Jorge y Los Tribunales, entre otras, estos caminos ilegales están controlados por grupos irregulares, que extorsionan a cada transeúnte.

    Imagínese el escenario, tener que pagar 5 mil pesos para pasar por la trocha en el sentido (Venezuela-Colombia), pero de regreso la gente viene con su mercancía comprada en Colombia, pues también debe pagar vacuna (sobornar) a los grupos delincuentes como Los Bota de Caucho, Los Urabeños, Peluzos, Tren de Aragua, ELN, Paracos, FARC, organismos de seguridad de Venezuela y Colombia, quienes tienen licencia para extorsionar.

    Según la Cámara de Integración Económica Venezolano Colombiana (CAVECOL), en el año 2008 se registró un intercambio comercial entre Venezuela y Colombia de 480.00 millones de dólares, 11 años después, no existen relaciones comerciales formales, el contrabando se encriptó y apoderó del submundo fronterizo, a través de la extorsión a manos de grupos delictivos que controlan el tránsito de mercancías en las trochas.

    Pasaron a la historia los titulares que señalaban a Venezuela y Colombia, como la frontera más dinámica de América Latina, por su intensa actividad comercial, con puntos geográficos donde existía una integración social y comercial que lleva a muchos a definirla como “frontera viva”. Uno de esos puntos es el triángulo que forman las ciudades de San Antonio y Ureña, en el estado Táchira, en los Andes venezolanos y la de Cúcuta, capital del Departamento colombiano de Norte de Santander.

    Lamentablemente, el próximo 19 de agosto del año 2019, el Gobierno de Nicolás Maduro Moros cumple 4 años de haber cerrado el tránsito vehicular en la frontera colombo-venezolana, en los pasos fronterizos del Puente Internacional Simón Bolívar ( San Antonio del Táchira- Barrio La Parada, Cúcuta), Puente Internacional Francisco de Paula Santander (Pedro María Ureña-Barrio El Escobal de Cúcuta), Puente Internacional Las Tienditas ( Pedro María Ureña-Cúcuta) y el Puente Internacional Unión (Boca del Grita, Venezuela- Puerto Santander, Colombia), donde se encuentran instalaciones modernas de la Aduana Principal de San Antonio del Táchira y sus aduanas subalternas, pero ya no existe un comercio bilateral formal entre Colombia y Venezuela, desde el 22 de febrero de este año está cerrada para el comercio internacional.

    Nace la Aduana de San Antonio en el siglo XIX

    La que fue llamada la “frontera más dinámica de América Latina”, está conformada por la Aduana Principal de San Antonio del Táchira, una de las aduanas más antiguas que tiene Venezuela, en el presente artículo nos adentraremos un poco en la historia, para poder entender porque esta zona fronteriza colombo venezolana, posee singularidades que perduran en el tiempo.

    Según los registros conocidos, fue creado en el año 1842, el asiento de la aduana fronteriza con la República de Colombia, el primer administrador de la Aduana, fue el General y Presbítero José Félix Blanco, prócer de la independencia e ilustre varón que se distinguió en diversas ramas del saber humano, su designación la hizo el General Carlos Sublette, quinto presidente de la República de Venezuela.

    Es importante destacar, que desde el siglo XIX el gobierno central ha designado a gentes ajenas al Táchira, pues son contadas las veces que un administrador de la Aduana ha sido oriundo del Táchira, y haya desempeñado tal cargo.

    Según Arturo Muñoz, quien realizó una profunda investigación sobre el funcionamiento de la aduana de San Antonio, en su trabajo “El Táchira Fronterizo”, da cuenta de la negligencia del gobierno nacional, que caracterizó la administración pública en tiempos otroros.

    Un ejemplo evidente de la anterior afirmación, se hizo patente en la dirección de la Aduana de San Antonio, pues desde sus inicios promovió el contrabando a gran escala.

    La anomalía más patética consistía en que los bienes producidos en Venezuela y enviados al Táchira, a través de la principal ruta comercial de aquel entonces, es decir pasando por el territorio colombiano tenían que pagar impuestos en San Antonio.

    Los funcionarios aduaneros hicieron la respectiva advertencia al Ministerio de Hacienda, precisando que “Los bienes producidos en Caracas, Valencia, Puerto Cabello y Maracaibo, son introducidos libremente en Colombia, en condición de tránsito, pero son obligados a pagar impuestos en la Aduana, como si vinieran de Europa o Estado Unidos”.

    Vale recordar, que el transporte de mercancías y viajeros del Táchira a Caracas y viceversa, para la época se hacía a través de Cúcuta, Río Zulia, Río Catatumbo, Lago de Maracaibo, Mar Caribe, Curazao, Puerto Cabello y La Guaira.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Clasificados

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento