Miércoles, 18 Octubre 2017
BREAKING NEWS
Zika: riesgo epidemiológico inminente

Zika: riesgo epidemiológico inminente

Se entiende que este virus se extendera en todo Latinoamerica y el sur de usa y estara provocando riesgos de malformaciones en los bebés recién nacidos

varios paises estan bajo la amenaza.

La  microsefalia es una malformacion que afecta a los bebes que nacen con cabesa chica y que algunas veces provoca la muerte

los sintomas del virus zika son:

* Fiebre interminente

* Manchas rojas en la frente

* Dolores musculares y fuerte dolor de cabesa

es importante recalcar que no existe tratamiento ni cura para este virus

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • El Resfriado y la Gripe

    Otoño una de las mejores estaciones del año por los cambios que se presentan en la naturaleza, pero es también es tiempo de resfriados y gripe. Mucha gente será contaminada por el virus y la respuesta a la enfermedad variará, desde leve hasta muy grave, esto depende de las condiciones de salud de cada individuo, su sistema de defensas, la edad, mujeres embarazadas y condiciones de salud prestablecidas.

    Se debe diferenciar estas dos patologías, los refriados de la gripe; los primeros también llamados catarros, pueden presentarse muchas veces al año y se caracterizan por secreción y congestión nasal, así como también estornudo. Se puede acompañar de dolor de garganta, tos, dolor de cabeza u otros síntomas. Las personas pueden contraer los resfriados muchas veces al año, ya que el virus que lo produce, se trasmite por pequeñas partículas que son liberadas por una persona enferma cuando tose, estornuda o toca cualquier manubrio o pestillo de la puerta o sitio que fue previamente contaminado con estas gotitas infectadas y se pasa la mano por la nariz, ojos y boca. La mayoría de los resfriados desaparece en unos pocos días es decir son auto-limitados. Se sugiere a los pacientes; descansar, tomar líquidos y medicamentos de venta sin receta ya que pueden ayudar a aliviar los síntomas en adultos y niños mayores. El resfriado no desaparece con la medicina pero si calma las molestias.

    Según el CDC (Centro de Control de Enfermedades) la influenza o gripe ha causado en los Estados Unidos entre 140.00 y 710.000 hospitalizaciones y 12.000 a 56.000 mil muertes todos los años.

    La gripe es altamente contagiosa y se propaga con facilidad por el aire, por lo que puede enfermar rápidamente a muchas personas. Las molestias aparecen dos a tres días después del contagio. El primer síntoma de esta infección respiratoria es la fiebre, que suele ser muy alta (por encima de 102º F o 39º C), especialmente en niños. Dolor de cabeza, mareos, escalofríos, falta de apetito y malestar general son otros de los síntomas de la enfermedad. Luego de 48 horas es habitual que baje la fiebre pero se presentan otros malestares como: tos, secreción nasal, estornudo y dolor de garganta, que pueden durar muchos días.

    Una de las formas más efectivas de prevenir la gripe es a través de la vacunación, el cuerpo tarda dos semanas en producir las defensas contra el virus de la gripe luego de haberla recibido. Ya están en la ciudad muchas agencias de servicio comunitario ofreciendo en forma gratuita esta vacuna, infórmese y seleccione la que esté más cerca a su domicilio. Recuerde prevenir es mejor que enfermar.

  • Cómo Prevenir las Enfermedades de la Boca

    La boca juega un papel muy importante en la nutrición porque que en ella se realiza la primera fase de la digestión. Sabemos que en la cavidad bucal tenemos flora bacteriana normal, que está ubicada en la lengua, dientes, mucosa yugal o surco periodontal. La flora oral es de tipo mixto es decir encontramos gérmenes aerobios y anaerobios que intervienen directamente en la homeostasis (equilibrio) de la boca. Cualquier enfermedad de la boca, puede afectar a la estabilidad del cuerpo porque no se puede alimentar, beber, sonreír, etc.

    Cuando no tenemos una buena y correcta higiene bucal, se altera el pH, lo que facilita el crecimiento de las bacterias, que se apilan entre los dientes formando capas (placa) iniciándose el proceso de caries dental, así como también infecciones que pueden causar daños importantes a la salud a corto, mediano y a largo plazo.

    La placa bacteriana se forma con los restos alimenticios de las comidas que ingerimos que al no ser debidamente limpiados se acumulan en los espacios entre los dientes, allí las bacterias se empiezan a reproducirse con facilidad. Inicialmente la placa bacteriana no se ve, pero conforme avanza el tiempo, aumenta poco a poco y se va calcificando con las sales de los alimentos y proteínas de nuestra saliva, de esta manera aparece el sarro llamado también cálculo dental, que no es más que la mineralización de la placa bacteriana.

    Si la placa bacteriana está completamente formada y hay presencia de cálculos dentales, la higiene dental habitual es posible que ya no pueda ayudarnos a eliminarla, en esos casos hay que acudir a una clínica dental para una limpieza profesional.

    Otros de los problemas comunes de la boca son: El herpes labial (fuegos o boqueras) que son llagas dolorosas que aparecen en los labios y alrededor de la boca, causadas por virus y que desaparecen entre una a dos semanas.

    La candidiasis oral (Muguet o aftas) que es son manchas blanquecinas en la boca y lengua producidas por hongos. El mal aliento es otro problema de salud de la boca muy común, que tiene que ser investigado por su médico familiar.

    Las enfermedades bucodentales se pueden prevenir a través de hábitos saludables, como: Una dieta balanceada que incluya alimentos de todos los grupos, tomar agua para la sed a fin de mantenerse bien hidratado, cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día con pasta dental con flúor, usar hilo dental y un enjuague bucal diariamente. Tener revisiones regulares con el odontólogo o higienista dental, tanto los niños como los adultos por lo menos dos veces al año. Así estaremos previniendo estas y otras enfermedades.

  • La Demencia y el Azheimer

    La demencia es un síndrome crónico-progresivo, causado por el deterioro de la capacidad para procesar el pensamiento, más allá de lo que se considera una consecuencia del envejecimiento normal. Afecta la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje, el juicio y en ocasiones es precedido por el deterioro del control emocional, la motivación y el comportamiento social.

    La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia: se calcula que representa entre un 60% y un 70% de los casos. Otras formas frecuentes son la demencia vascular, la demencia por cuerpos de Lewy, etc. Según la Organización Mundial de la Salud, (OMS) La demencia afecta a nivel mundial a unos 47 millones de personas, de las cuales alrededor del 60% viven en países de ingresos bajos y medios. Cada año se registran cerca de 10 millones de nuevos casos. Se calcula que entre un 5% y un 8% de la población general de 60 años o más sufre demencia en un determinado momento.

    Los signos y síntomas de la demencia se inician con: tendencia al olvido, pérdida de la noción del tiempo, desubicación espacial, incluso en lugares conocidos. Cuando ésta evoluciona las manifestaciones se hacen cada vez más evidentes; las personas empiezan a desubicarse en casa, casi ya no se comunican, hacen preguntas repetitivas, olvidan rutinas diarias que incluye el aseo personal, acontecimientos recientes, etc. Finalmente, en estado avanzado de la enfermedad, la dependencia y la inactividad son casi totales. Las alteraciones de la memoria son graves, hay desubicación en tiempo, espacio, y persona, dificultad para reconocer a familiares y amigos, problemas para movilizarse, alteraciones del comportamiento.

    No hay tratamiento que pueda curar la demencia o revertir su evolución progresiva. Sin embargo existen numerosas intervenciones que se pueden ofrecer, para apoyar y mejorar la calidad vida de las personas con demencia, sus cuidadores y familias. Por ejemplo: tratar de mantener al paciente con una buena salud, identificar las conductas que están causando problemas en la interacción e intervenir inmediatamente; así como también educar e informar a los cuidadores de su rol a mediano y largo plazo, dándole guías para evitar el desgaste de las partes.                                                                                                                                                            Aunque la edad es el principal factor de riesgo de demencia, algunas investigaciones han revelado que hay una estrecha relación entre la aparición de deterioro cognitivo relacionados con el estilo de vida: la inactividad física, la obesidad, las dietas desequilibradas, el consumo de tabaco y alcohol, la diabetes, la hipertensión y la depresión. Todos estos factores, sumados a una falta de información y en algunos casos a la negación, pueden ser de consecuencias muy graves para el paciente y sus familiares.

    Actuemos en forma temprana, cambiando los factores que podemos modificar para prevenir el deterioro de nuestro cerebro, así estaremos asegurándonos una vejez sana y llena de alegría, rodeados del cariño de familiares y amigos. Recuerde, la prevención es la base de una buena salud: manténgase informado.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento