Jueves, 29 Junio 2017
BREAKING NEWS
Suecia presiona a Ecuador sobre interrogatorio a Julian Assange

Suecia presiona a Ecuador sobre interrogatorio a Julian Assange

Las autoridades suecas culparon a la Embajada de Ecuador en Londres por las demoras en el interrogatorio a su famoso residente, Julian Assange, por acusaciones de asalto sexual.
"Hasta el momento no oímos nada más de ellos", dijo la fiscal sueca Marianne Ny a la prensa el miércoles, después de que Ecuador dijo el mes pasado que permitiría el interrogatorio a Assange dentro de la Embajada.
"Estamos a la espera de recibir información sobre cómo y cuando se llevará a cabo, y si podremos estar presentes", dijo Ny, quien añadió que los investigadores suecos están listos para viajar cuando sea necesario.
El fundador de WikiLeaks se refugió en la embajada ecuatoriana en 2012 para evitar su extradición a Suecia, donde los fiscales quieren interrogarlo sobre acusaciones de asalto sexual.
Assange, un ciudadano australiano, no ha recibido cargos y ha negado las acusaciones.
El fundador de WikiLeaks dijo temer que Suecia le extradite a Estados Unidos, donde podría enfrentar la pena de muerte si es acusado y condenado por la publicación de los secretos del gobierno.
El Ministerio de Asuntos Exteriores de Ecuador no hizo comentarios al ser contactado por CNN.
¿Se acaba el tiempo para los fiscales?
Los fiscales tienen cuatro años antes de que la fecha límite para la presentación de cargos de violación contra Assange expire, en agosto de año 2020.
Otras tres casos de presunto asalto sexual contra el fundador de WikiLeaks prescribieron en agosto de 2015.
La fiscal dijo que la pena máxima en los casos de violación es por lo general seis años, aunque en el caso excepcional de Assange se estimó una posible condena de entre 18 meses a dos años.
Sus años en la embajada ecuatoriana no contarían como ninguna hora de prisión, agregó.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Temblor de 7,9 sacude Papúa Nueva Guinea

    Un terremoto de magnitud 7,9 ha golpeado el oeste de Papúa Nueva Guinea este domingo.
    El sismo se registró a 153 kilómetros de profundidad y 40 kilómetros al oeste de la ciudad de Panguna, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).
    El Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico ha informado de que se pueden registrar olas de tsunami de hasta un metro por encima del nivel de la marea en algunas costas de Papúa Nueva Guinea y las cercanas Islas Salomón.
    El USGS estima que 72.000 personas habrían sentido las severas sacudidas del terremoto.
    Las estructuras en la zona son vulnerables a los terremotos y es posible que se registren muertes.

  • Inician nuevas conversaciones sobre Siria, patrocinadas por Rusia y Turquía

    Los actores clave en la guerra de Siria se reúnen este lunes en la capital de Kazajstán en unas conversaciones encaminadas a consolidar un alto el fuego en todo el país y que podría allanar el camino para una solución política después de casi seis años de guerra.
    Se espera que las negociaciones entre la delegación del gobierno y los rebeldes, patrocinadas por Rusia y Turquía, duren tres días. Moscú y Ankara han estado respaldando diferentes partes del conflicto.
    En Astana habrá delegados de Rusia, Turquía, Irán y las Naciones Unidas.
    La nueva administración de Estados Unidos dijo que no va a enviar una delegación a las conversaciones debido a "las demandas inmediatas de la transición", pero estará representada por su embajador en Kazajstán.
    Se espera que tras las conversaciones de Astana siga una reunión mediada por la ONU en Ginebra, Suiza, el 8 de febrero.
    ¿Qué es diferente en estas conversaciones?
    Estas conversaciones están probando una asociación renovada entre Moscú y Ankara, que desde hace unos seis años han respaldado firmemente a las diferentes partes del conflicto.
    Turquía ha estado apoyando activamente a las fuerzas rebeldes cerca de su frontera, mientras que Moscú es aliado de Bachar al Asad, y su participación militar jugó un papel decisivo en los últimos avances del régimen en Aleppo. Los combatientes de Irán también han estado luchando en el lado de las tropas del gobierno.
    Estados Unidos, por su parte, se ha desplazado a un segundo plano en los últimos meses y no estuvo involucrado en los últimos esfuerzos de cese del fuego.
    Moscú y Ankara utilizaron su influencia sobre el terreno el mes pasado para asegurar un frágil alto el fuego que entró en vigor el 30 de diciembre después de que los combatientes rebeldes perdieron el control del este de Aleppo.
    La esperanza es que Turquía y Rusia pueden usar su influencia para consolidar una tregua y, de manera más ambiciosa, una resolución de un conflicto en el que murieron más de 300.000 personas y desplazó a más de la mitad de la población del país.
    ¿Cuál será el resultado de las conversaciones?
    Mientras que las conversaciones han sido bien recibidos por las diferentes partes en el conflicto, parece que hay divergencia entre las dos delegaciones en cuanto al objetivo de estas negociaciones.
    Asad dijo que espera que los rebeldes estén de acuerdo en deponer las armas a cambio de una amnistía. Le dijo a la televisión japonesa TBS que espera ofertas de reconciliación después de las conversaciones Astana.
    Pero el jefe de la delegación rebelde, Mohammad Alloush, dijo que solo están interesados en acordar un alto el fuego. "Astana es un proceso para terminar el derramamiento de sangre por el régimen y sus aliados. Deseamos terminar esta secuencia de crímenes", dijo a la AFP.

  • La Casa Blanca dice que está estudiando trasladar su embajada de Israel de Tel Aviv a Jerusalén

    Aunque ha dicho que se mantiene comprometido a trasladar la Embajada de Estados Unidos a Jerusalén, se espera que el gobierno de Trump se mueva cautelosamente en términos de tiempo, ya que se enfoca en asuntos críticos en la relación estadounidense con el gobierno israelí y consulta con sus aliados sobre el camino a seguir, según le dijeron fuentes diplomáticas.
    La Casa Blanca confirmó que el presidente Donald Trump invitó al primer ministro Benjamin Netanyahu a Washington a principios de febrero en una llamada telefónica entre los dos líderes este domingo.
    Un alto funcionario del gobierno dijo que trasladar la embajada de los Estados Unidos a Jerusalén desde Tel Aviv sigue siendo una prioridad para el presidente, pero advirtió que no sería rápido. No se esperan anuncios este lunes o en los próximos días, dijo el funcionario, y añadió que trabajar en el tema será una de las primeras tareas en espera de Jared Kushner, consejero senior y yerno de Trump.
    El alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, dijo este lunes a la radio del ejército israelí que está en contacto con la Casa Blanca para trasladar la embajada a Jerusalén.
    "Sé, por las conversaciones que mantengo con miembros del gobierno estadounidense, que sus intenciones son serias", dijo Barkat. "Ellos tienen varios contactos en Jerusalén que podrían proporcionar una solución. Definitivamente pienso que no se puede trasladar una embajada en un día".
    Diplomáticos árabes y europeos dijeron que hay señales de que Trump y sus asesores podrían retrasar la implementación de una reubicación formal por las advertencias que funcionarios árabes y europeos le han hecho al nuevo gobierno, pues piensan que la medida podría desencadenar la violencia, socavar el proceso de paz y perjudicar a EE.UU., y poner en peligro al personal estadounidense. Ellos han instado al gobierno entrante a consultar con los aliados sobre este traslado y ponerlo en el contexto de una estrategia más amplia para abordar el conflicto entre israelíes y palestinos.
    El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, subrayó este domingo que el gobierno estaba en las primeras etapas de las discusiones sobre la promesa de campaña de Trump de trasladar la embajada estadounidense desde Tel Aviv a Jerusalén. Cuando a Spicer se le preguntó si un movimiento sería anunciado pronto, él les dijo a los periodistas: "Estamos en las primeras etapas de discutir este tema".
    La semana pasada Spicer dijo que "habrá otro anuncio" sobre el traslado de la embajada, diciendo que "el presidente ha dejado claro que Israel no ha obtenido el respeto que merece".
    Sin embargo, el tema de la movilización de la embajada, que representaría un cambio importante en la política estadounidense, no fue el foco de la llamada de este domingo entre Trump y Netanyahu, según dijeron funcionarios del gobierno de EE.UU. y de Israel. Las declaraciones de ambos gobiernos sobre la llamada ni siquiera mencionaron el tema, diciendo que los dos líderes hablaron sobre Irán, Siria y la paz entre israelíes y palestinos.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento