Miércoles, 20 Noviembre 2019
BREAKING NEWS
Duele

Duele Destacado

Chayanne siente “un dolor grandísimo” por la crisis de Venezuela.

El cantante puertorriqueño Chayanne, casado con la venezolana Marilisa Maronesse, dijo que siente “un dolor grandísimo” por la crisis económica y social de Venezuela. “Es un dolor grandísimo. O sea, están de una manera desesperados. Hay una situación que conocen más que yo, con falta de medicamentos, alimentos, grandes filas, no hay luz. Esperemos que pasivamente se llegue a un desarrollo de una democracia y libertad”, expresó el artista.

Las expresiones de Chayanne llegaron un día después de que en Venezuela el líder opositor venezolano Juan Guaidó encabezó un efímero levantamiento contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Durante el levantamiento, un grupo de manifestantes encapuchados se enfrentaron por más de tres horas con agentes de la fuerza pública que han accionado sus armas en numerosas ocasiones.

Por su parte, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) desplegó varias tanquetas en la zona para apoyar su acción disuasiva. En otro punto de Caracas también se registró un enfrentamiento entre decenas de manifestantes y funcionarios de la Policía.
Medios locales hablan de 15 heridos aproximadamente y han difundido imágenes que dan cuenta de al menos cuatro ciudades en las que se han registrado otros enfrentamientos en medio de las manifestaciones convocadas por el antichavismo.

Chayanne es el padre de Isadora y Lorenzo, fruto de su matrimonio con Maronesse. El intérprete de los éxitos “Fiesta en América”, “Ese ritmo se baila así”, “Salomé”, “Torero” y “Provócame”, dijo además a su llegada a Puerto Rico en una rueda de prensa que Isadora se ha interesado en componer canciones.

Chayanne también es el padre de Lorenzo, quien en sus redes sociales descarga fotos con su progenitor presumiendo de su buen físico, por lo que el artista afirmó que la relación con sus dos hijos, “es maravillosa”.

Tras sus dos presentaciones en suelo caribeño, Chayanne proseguirá su gira por los Estados Unidos, específicamente en Fort Myers y Miami, ambas en Florida, y después en Uncasville, en Connecticut.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Nervios en los nervios

    Maritza Rodríguez reveló que el actor Rafael Amaya se equivocaba cuando grababa con ella, situación que aumentó con las escenas de pasión. Durante siete temporadas, Rafael Amaya encarnó a ‘Aurelio Casillas’ en ‘El señor de los cielos’, ficción en la que compartió escena con bellas actrices, pero una en particular lo ponía nervioso, al punto de que sudaba y se equivocada con sus diálogos.

    Maritza Rodríguez compartió en entrevista a People en español que causó un gran impacto en el intérprete mexicano. “Me acuerdo el primer día que me tocó grabar con Rafay él me veía y yo decía ‘este está nervioso, lo siento nervioso’”, dijo la estrella de ‘Silvana sin lana’.

    Además de ser una talentosa y bella actriz, Maritza está casada con Joshua Mintz, quien en esa época era el vicepresidente de programación y mánager general de la cadena Telemudo, donde se transmite la ficción en Estados Unidos.

    “Él me veía como obviamente la actriz de peso, la actriz de mucho tiempo, pero aparte era la amiga, la compañera y también la esposa de Joshua”, contó la intérprete, quien en 2016 decidió retirarse de la actuación para cuidar a sus hijos, Akiva y Yehuda.

    Maritza pensó que vio nervioso a Amaya porque era el primer día que trabajaban juntos, pero esa actitud persistió con el paso del tiempo. “Llevábamos tres meses y él seguía igual. Yo decía ‘Dios mío’. Ese hombre sudaba, se equivocaba. Y ya cuando empezaron las escenas de amor, de beso, de pasión, se ponía supernervioso. “Recuerdo que el director habló conmigo y yo le dije: ‘conmigo no te preocupes, para mí es parte de una escena y un trabajo’. Hablé con Rafa y le dije‘Papito, olvídate’.

    Él me decía‘perdón, perdón‘ y yo le decía ‘la ficción nos protege así que vamos a hacerlo bien bonito y todo’. Y yo lo cuida- ba y lo llevaba, ‘Rafa espera, por allá no te vayas’. Parecía su cuidandera”, indicó. Sin dar detalles del paradero del actor, Maritza reconoció que ahora ambos se mueren de risa al recordar ese momento. “Nos vemos y nos podemos morir de risa. Fue muy chistoso”, finalizó.

    Recordemos que la actriz se unió al elenco de la ficción en la cuarta temporada interpretando a ‘Amparo Rojas’ entre 2015 y 2016, mientras que Rafael Amaya lo hizo por 6 años, ya que en el estreno de la séptima entrega murió tras salir brevemente del coma en el que estaba.

  • Encrucijadas de la vida

    Abogada venezolana cuenta como los poderes socialistas la alejaron del país de sus amores.

    Hace unos días la abogada venezolana Aleida Velásquez, graduada de la Universidad Santa María en Caracas, Venezuela, visitó la ciudad de Oklahoma City, para participar de diversos eventos privados y públicos, donde tuvo la oportunidad de compartir como los poderes políticos en Venezuela la obligaron a huir de su país, puesto que su vida corría peligro y las amenazas de muerte eran constantes.

    “Soy abogado y ejercí mi profesión desde que me gradué en 1999 hasta que Chávez llegó al poder en Venezuela y despidió a toda la nómina de PDVSA (Petróleos de Venezuela, S.A), luego de que nos unimos a una protesta nacional. Desde ese momento, se complicó bastante el poder conseguir trabajo nuevamente, puesto que, tenía la etiqueta de haber trabajado primeramente en PDVSA y haber firmado un referéndum revocatorio de Chávez, entonces cuando él nos despide, esa lista fue usada en contra de todas esas personas, así que era imposible conseguir trabajo en Venezuela. Afortunadamente un expresidente de PDVSA, creó una empresa petrolera llamada Vetra Energía, y tomó todo el personal que había sido despedido, por lo que me llamaron para trabajar y lo hice hasta el día que tuve que dejar Venezuela”, aseguró durante la entrevista Aleida Velásquez, quien llegó a los Estados Unidos debido a que su vida estuvo en peligro. 

    La abogada venezolana, asegura que los políticos socialistas con falsas promesas y mentiras, llevaron a Venezuela a la destrucción, y que este mal se puede extender a otros países, por tal motivo durante sus conferencias, explica sus vivencias en este sistema político. 

    “En 20 años de socialismo, Venezuela ha retrocedido 70 años y la pobreza es increíble, realmente la situación es caótica y la inseguridad cada día aumenta. Una cosa es verlo por televisión y otra muy diferente presenciarlo. Por esa razón me invitaron a contar mi historia, no fue algo que yo decidí hacer o que me impulsara a crear este tipo de conferencias. Este evento “Peligros del Socialismo”, lo crearon personas que están preocupadas por un futuro socialista para Estados Unidos, el cual no queremos, sino que debemos seguir con un país democrático y libre. Así que, en vista de que próximamente vienen las elecciones, queremos dar a conocer a la gente lo delicado que es tomar una mala decisión por falta de información, sobre todo en esta época que estamos viviendo”, comentó la abogada venezolana, quien fue invitada por el abogado de Oklahoma City, Dee Replogle, quien práctica leyes de planificación patrimonial, adquisiciones y disposiciones corporativas, reorganizaciones y asuntos fiscales extranjeros.

    Durante la entrevista le preguntamos a la abogada Aleida Velásquez, si este tipo de eventos tiene una orientación política, o está afiliada a un partido político específico, puesto que, el mes pasado el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump llamó a los demócratas “socialistas radicales” y expresó: “su política es loca y peligrosa". “No dejaré que Estados Unidos se convierta en la próxima Venezuela”.

    “Bueno, la política se presta para todo ¿no?, cada quien interpreta las situaciones y las cosas dependiendo de su interés, pero, en realidad el propósito de este evento fue solo para darle a conocer a la gente lo que está sucediendo en Venezuela y como poco a poco fuimos desmejorando nuestra calidad de vida. Es por eso que la gente emigra sin importarles las calamidades a las que se vaya a enfrentar, es entonces donde nos damos cuenta del riesgo de este tema. Ese es, en realidad el mensaje que queremos dar, que la gente tenga la información real de las cosas, las cuales, yo experimenté”, añadió la abogada, quien asegura que, todo mensaje, proyecto o partido político que tiene la etiqueta de socialismo, no tendrá un buen futuro.

  • Contrabando a gran escala

    Actualmente, Venezuela es uno de los países más pobres de América, donde su pueblo no tiene medicinas, alimentos, gas para cocinar, educación, ropa, trabajo y seguridad social, este escenario obliga a los venezolanos que habitan en todo el territorio nacional a viajar a la frontera colombo-venezolana, ubicada en el estado Táchira- Venezuela y el Departamento Norte de Santander- Colombia.

    La comunidad venezolana, viaja a la frontera a comprar lo que puede, porque el dinero no alcanza, con una moneda llamada Bolívar Soberano, devaluada ante el peso colombiano y pulverizada ante el dólar. Pero, la historia de este viacrucis no termina aquí, porque los venezolanos deben caminar por las trochas (es decir, puentes artesanales hechos con piedras sobre el Río Táchira), entre las trochas más conocidas se encuentran: Los Mangos, La Invasión, Llano Jorge y Los Tribunales, entre otras, estos caminos ilegales están controlados por grupos irregulares, que extorsionan a cada transeúnte.

    Imagínese el escenario, tener que pagar 5 mil pesos para pasar por la trocha en el sentido (Venezuela-Colombia), pero de regreso la gente viene con su mercancía comprada en Colombia, pues también debe pagar vacuna (sobornar) a los grupos delincuentes como Los Bota de Caucho, Los Urabeños, Peluzos, Tren de Aragua, ELN, Paracos, FARC, organismos de seguridad de Venezuela y Colombia, quienes tienen licencia para extorsionar.

    Según la Cámara de Integración Económica Venezolano Colombiana (CAVECOL), en el año 2008 se registró un intercambio comercial entre Venezuela y Colombia de 480.00 millones de dólares, 11 años después, no existen relaciones comerciales formales, el contrabando se encriptó y apoderó del submundo fronterizo, a través de la extorsión a manos de grupos delictivos que controlan el tránsito de mercancías en las trochas.

    Pasaron a la historia los titulares que señalaban a Venezuela y Colombia, como la frontera más dinámica de América Latina, por su intensa actividad comercial, con puntos geográficos donde existía una integración social y comercial que lleva a muchos a definirla como “frontera viva”. Uno de esos puntos es el triángulo que forman las ciudades de San Antonio y Ureña, en el estado Táchira, en los Andes venezolanos y la de Cúcuta, capital del Departamento colombiano de Norte de Santander.

    Lamentablemente, el próximo 19 de agosto del año 2019, el Gobierno de Nicolás Maduro Moros cumple 4 años de haber cerrado el tránsito vehicular en la frontera colombo-venezolana, en los pasos fronterizos del Puente Internacional Simón Bolívar ( San Antonio del Táchira- Barrio La Parada, Cúcuta), Puente Internacional Francisco de Paula Santander (Pedro María Ureña-Barrio El Escobal de Cúcuta), Puente Internacional Las Tienditas ( Pedro María Ureña-Cúcuta) y el Puente Internacional Unión (Boca del Grita, Venezuela- Puerto Santander, Colombia), donde se encuentran instalaciones modernas de la Aduana Principal de San Antonio del Táchira y sus aduanas subalternas, pero ya no existe un comercio bilateral formal entre Colombia y Venezuela, desde el 22 de febrero de este año está cerrada para el comercio internacional.

    Nace la Aduana de San Antonio en el siglo XIX

    La que fue llamada la “frontera más dinámica de América Latina”, está conformada por la Aduana Principal de San Antonio del Táchira, una de las aduanas más antiguas que tiene Venezuela, en el presente artículo nos adentraremos un poco en la historia, para poder entender porque esta zona fronteriza colombo venezolana, posee singularidades que perduran en el tiempo.

    Según los registros conocidos, fue creado en el año 1842, el asiento de la aduana fronteriza con la República de Colombia, el primer administrador de la Aduana, fue el General y Presbítero José Félix Blanco, prócer de la independencia e ilustre varón que se distinguió en diversas ramas del saber humano, su designación la hizo el General Carlos Sublette, quinto presidente de la República de Venezuela.

    Es importante destacar, que desde el siglo XIX el gobierno central ha designado a gentes ajenas al Táchira, pues son contadas las veces que un administrador de la Aduana ha sido oriundo del Táchira, y haya desempeñado tal cargo.

    Según Arturo Muñoz, quien realizó una profunda investigación sobre el funcionamiento de la aduana de San Antonio, en su trabajo “El Táchira Fronterizo”, da cuenta de la negligencia del gobierno nacional, que caracterizó la administración pública en tiempos otroros.

    Un ejemplo evidente de la anterior afirmación, se hizo patente en la dirección de la Aduana de San Antonio, pues desde sus inicios promovió el contrabando a gran escala.

    La anomalía más patética consistía en que los bienes producidos en Venezuela y enviados al Táchira, a través de la principal ruta comercial de aquel entonces, es decir pasando por el territorio colombiano tenían que pagar impuestos en San Antonio.

    Los funcionarios aduaneros hicieron la respectiva advertencia al Ministerio de Hacienda, precisando que “Los bienes producidos en Caracas, Valencia, Puerto Cabello y Maracaibo, son introducidos libremente en Colombia, en condición de tránsito, pero son obligados a pagar impuestos en la Aduana, como si vinieran de Europa o Estado Unidos”.

    Vale recordar, que el transporte de mercancías y viajeros del Táchira a Caracas y viceversa, para la época se hacía a través de Cúcuta, Río Zulia, Río Catatumbo, Lago de Maracaibo, Mar Caribe, Curazao, Puerto Cabello y La Guaira.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento