Domingo, 15 Julio 2018
BREAKING NEWS
Trabajando sabiamente

Trabajando sabiamente Destacado

Joven hispano sigue cosechando éxitos y tiene su lugar en el Salón de la Fama.

Para Francisco Reyes las cosas no han sido tan sencillas, pero los consejos y el ejemplo de sus padres, la determinación que el mismo ha tenido, ha hecho que este joven de tan solo 30 años de edad sea un ejemplo y orgullo hispano.
“Crecí en el Sur de la ciudad, mis padres son mexicanos y yo me considero México- Americano(sonríe). Mi infancia fue única, el crecer con la cultura mexicana y que tus padres te enseñen sus raíces es un gran privilegio. Gracias a ellos aprendí a hablar muy bien el español. Aunque he logrado muchas cosas buenas en mi vida no todo ha sido fácil. Creo que una de las barreras más grandes fue el status económico. Muchas veces este tipo de situaciones determinan el tipo de persona que quieres ser, ya que tienes que tomar la decisión de vencer ese obstáculo o quedarte allí y darte por vencido. Mi padre siempre me enseñó a no acomplejarme, ni sentir pena de quien soy, y eso me ayudó a salir adelante”, mencionó.
Durante su período como estudiante de preparatoria en Capitol Hill High School, Francisco logró marcar la historia de esta institución educativa desempeñando un gran trabajo en el deporte de fútbol soccer.  Antes de terminar su preparatoria fue seleccionado entre los 10 mejores jugadores en el estado de Oklahoma, fue nombrado el mejor atleta masculino del año de las Escuelas Públicas de la ciudad de Oklahoma y formó parte de la selección del estado y nombrado el mejor jugador. Fueron tantos sus logros que el año pasado la Asociación de Alumnos de la escuela en Capitol Hill High School tuvo a bien incluirlo al Salón de la Fama de dicha institución siendo el primer estudiante latino en lograr este reconocimiento.
“Cuando me dieron este reconocimiento para mí fue lo máximo, la verdad nunca imaginé lograr tanto. Mis padres me enseñaron a trabajar duro y siempre me decían que si hacía algo lo hiciera bien, y esos consejos eso me llevaron a ganar tantos premios y ser la persona que soy. Actualmente soy dueño de una franquicia de Stretch U en la ciudad de Norman la cual se dedica a realizar terapias físicas, ayudamos a muchas personas con problemas de espalda, circulación, cuello etc., lo que he aprendido ahí no tiene precio. El poder ayudar a los demás es lo mejor que puedas hacer en la vida”, expresó.
Francisco Reyes también dejó un mensaje para todos los jóvenes que luchan por sus sueños. “Algo que siempre nos han enseñado nuestros padres y abuelos es el echarle ganas y trabajar duro. Pero eso no es todo. Lo que en realidad nos falta es trabajar sabiamente. Como hispanos debemos soñar en grande, necesitamos ser dueños de más cosas, de no estar todo el tiempo trabajando para alguien más sino ser dueños de nuestras propias compañías”.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La actitud ante los problemas

    Aprendamos a ver los problemas como una oportunidad para fortalecer el carácter y facilitar el proceso de su resolución. Cuando las cosas se dificultan y los problemas se acumulan, la manera más efectiva de salir adelante, no es buscar culpables, ni hacerse la víctima sufriendo porque la vida no es como uno esperaba. La actitud más efectiva es reconocer que todo lo que sucede tiene como único fin hacer conciencia y mejorar le carácter de la persona. Es mejor tomar el problema como un momento difícil, con una posible solución positiva y con un beneficio futuro y un desenlace prometedor. Los problemas no son un castigo, el universo no toma venganza personal contra nadie.

    Hay ocasiones en las cuales la persona tomó decisiones equivocadas por lo que se producen consecuencias complicadas, en otras ocasiones personas llegan a caer en situaciones difíciles y desafortunadamente no cuentan con las herramientas emotivos necesarias para sobreponerse y se crean problemas que parecen obstáculos, o se puede dar el caso de que existen condiciones sobre las que no se tiene el control, por lo que simplemente se debe de aceptar la realidad dejando de luchar por aquello que no se pueden resolver.

    Una manera constructiva de ver y trabajar con los problemas y los obstáculos cuando estos se llegan, será visualizarlos como pruebas que se requieren para poder afinar el carácter y aprender lecciones de vida. Las pruebas no se escogen, llegan sin pedirlas y cuando uno menos las necesita. Lo importante es que cuando tocan  su puerta, hay que poderlas reconocer, captarlas y hacer lo mejor de ellas; a pesar del enojo, frustración, e impotencia que causan, estas pruebas vienen a confrontar con los más profundos sentires, brindada la oportunidad de crecer y ver el mundo con una visión renovada y más madura.

    Las pruebas marcan el carácter por siempre y sería bueno percibir el problema como la cima de una prueba oculta que viene a dar una lección importante. A cada persona le toca una prueba y un reto, nadie necesita la misma lección.

    Hay personas que tienen que aprender a vivir sin lujos o con problemas de dinero, otros tendrán que luchar contra su fuerza de voluntad, habrá quienes deban superar alguna enfermedad y otros deberán aprender a manejar sus relaciones personales. Pero sin duda alguna, tarde que temprano cada uno tendremos un problema y debemos tener la mejor actitud para enfrentarlos, y salir pronto de la situación.

  • Estrés Postraumático

    En el mundo actual, en el que las comunicaciones están a la orden del día; las buenas y malas noticias se ventilan con una increíble velocidad, haciéndonos cada vez participes directos de estos eventos. Niños y adultos están expuestos a situaciones estresantes que determinan de diferente manera cómo piensan y sienten.

    Desastres naturales como: tornados, terremotos fuegos, huracanes, tormentas e inundaciones, pueden afectar de una manera alarmante a corto, mediano y largo plazo; así como también: guerras, atentados terroristas, accidentes de carros; otros como: la muerte o separación de seres queridos, abuso, violencia familiar, etc. Todos tenemos situaciones estresantes en diferente medida, la capacidad de reaccionar ante ellas es un instinto natural de supervivencia. En ciertos casos, éstos hechos son tan grandes que causan el estrés postraumático, el mismo que puede manifestarse en forma inmediata o también aparecer meses después de haberse sucedido el evento impactante. La mayoría de veces los afectados, reaccionan bien a estos problemas (depende de cada caso) y se recuperan rápidamente.

    El estrés postraumático se puede presentar a cualquier edad, según el Centro Nacional para el Estrés Postraumático; 7-8 de cada 100 personas sufrirán de esta enfermedad en algún momento de sus vidas; siendo las mujeres más propensas que los hombres. La habilidad para reaccionar en estas situaciones difíciles e inusuales, depende en parte de las características individuales de cada persona, determinadas por la genética, la personalidad, el ambiente familiar y social que los rodea.

    Los síntomas varían de acuerdo con la edad. Niños menores de 6 años por ejemplo pueden reaccionar: orinándose en la cama, no hablando, representar la experiencia en un juego, aferrarse más de lo normal a los padres o adultos. Los niños mayores pueden exhibir alteraciones de la conducta: ser irrespetuosos con actitudes destructivas. Los adolescentes pueden sentirse culpables, con sentimientos vengativos, de preocupación y tristeza; explosiones de ira, etc. Niños y adultos pueden presentar recuerdos del trauma en pesadillas y evocación involuntaria en determinados momentos del día, perder el interés por las aficiones y diversiones, etc. Es típico observar cómo evitan acudir a lugares que le recuerden el incidente o tener conversaciones relacionadas con él, ya que les causa: palpitaciones, dificultad para respirar, sudor cada vez que recuerdan el hecho.

    Frente a un evento estresante, las personas en general deben estar alertas y observar si se presentan estos cambios para pedir ayuda y apoyo psicológico especializado. El tratamiento es a largo plazo, se usa una combinación de psicoterapia orientada a desarrollar técnicas de relajación entre otras y fármacos que permitan controlar la ansiedad y depresión. La unión familiar y el apoyo pueden hacer la diferencia en el tratamiento de estos problemas.

  • Otra manera de contar historias

    Felipe Restrepo Pombo, reconocido periodista colombiano comparte la importancia de un periodismo narrativo.

    La narración literaria a través de historias es algo que el periodista colombiano Felipe Restrepo Pombo hace con minuciosa práctica. Su pasión por el periodismo y la literatura han hecho de su carrera ganar el reconocimiento dentro del mundo artístico y literario.

    Para Restrepo, es difícil  expresar su manera de practicar el periodismo.

    “No podría definir el momento que me hizo irme por este camino, yo creo que tiene que ver sobre todo con el placer de la lectura, yo desde muy joven he leído y he encontrado en la lectura una posibilidad de entender el mundo, y una forma diferente de hallar las cosas”, Restrepo también expresó que la relación de su familia con el periodismo jugó un papel importante en sus inicios.

    El gran trabajo de Felipe Restrepo lo ha llevado a trabajar en distintos países, desde su país natal Colombia, como a Francia, y ahora en México. Por otra parte, Restrepo considera que su experiencia periodística en otras culturas no le hacen ver una diferencia en la manera en que se ejerce el periodismo.

    “En el ejercicio mismo del periodismo no hay diferencias enormes, quizás en algunas cosas de metodología, de cómo se tratan las fuentes, como se estructuran y presentan las historias, pero básicamente hay una diferencia de recursos”, comentó Felipe, quien al mismo tiempo advierte que en Latinoamérica, el periodismo es muy básico con una capacidad de acción muy condicionada y esto se debe a aspectos socio-políticos, económicos o hasta en ocasiones, de corrupción.

    Una de las tareas más cautelosas en la práctica del periodismo, es la que tiene el editor en una sala de redacción. Para Felipe Restrepo, los medios de comunicación no aprecian la importante tarea y el espacio que estos merecen.

    “En los medios tradicionales se ha llegado a una conclusión errónea, de que hay que publicar rápido, de que todo tiene que salir en un segundo, en cinco segundos… y los editores no sirven de nada y son como unas figuras arcaicas… y no, yo creo que el editor de un reportero es la persona que no solamente  corrige títulos y la manera en que escribe. El editor es quien acompaña y quien lleva al autor a cómo debe contar su historia y potenciar su talento”, asegura que lo que se quiere al final a través del editor, es que el reportero no cometa un error que perjudique su carrera.

    La experiencia adquirida durante años tanto como autor, editor y periodista literario han dejado en Felipe anécdotas memorables que han marcado su carrera. Estas mismas experiencias formaron la manera peculiar de Restrepo al momento de hacer sus entrevistas.

    “Yo creo que una entrevista rápida termina siendo como un interrogatorio policial y esto no te permite conocer a la persona, incluso me gusta pensar en el ejercicio de la entrevista, así como el de poder compartir con la persona en sus actividades, y es que me parece muy interesante no solo lo que dice una persona en una entrevista, sino como lo dice, como se comporta, como se mueve”, afirmó Restrepo, quien se puede tomar hasta meses conociendo a un personaje previo a una entrevista.

    Una de las entrevistas más destacadas para Felipe fue la realizada hace dos años al presidente de Colombia, Manuel Santos.

    “Lo acompañé buena parte del año mientras se organizaba el proceso de paz con la FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en Colombia, y el presidente debo decirlo fue muy generoso en darme acceso, y en permitirme estar con él en reuniones de gabinete, en viajes, en negociaciones… fue muy importante porque hay personajes que crean una figura pública y a quien se les hace muy difícil salir de ellas, son los políticos”, afirmó el periodista colombiano.

    Mucho del éxito de Felipe Restrepo Pombo se debe al privilegio de haber aprendido   trabajando junto al glorificado y ahora fallecido escritor, el colombiano Gabriel García Márquez en su etapa para la revista Cambio. Restrepo quien a lo largo de su carrera ha escrito libros como 16 Retratos Excéntricos, Nunca es Fácil ser una Celebridad, Francis Bacon: Retrato de una Pesadilla, y uno de los más recientes, Formas de Evasión.

    Su dedicación y entrega al periodismo y la literatura, le permitió estar en la aclamada lista Bogotá39, lista que refleja a los mejores escritores de Latinoamérica con menos de 40 años, y que es organizada por el evento de literatura y arte, “Hay Festival”. También obtuvo la oportunidad de ser invitado como editor para la prestigiosa revista francesa Paris Match, y ha contribuido en distintas publicaciones para las revistas el Soho, Travesia, GQ, entre otras. Actualmente es el Director Editorial de la revista Gatopardo, en México.

    A diferencia de Daniel Samper Pizano quien estuvo también por Oklahoma y quien afirmó durante su visita, que prefiere el estilo convencional y práctico del periodismo, Felipe Restrepo asegura que las nuevas tecnologías, si mejoran y seguirán desarrollando la práctica del periodista.

    “Las nuevas tecnologías se deben aprovechar y son un vehículo estupendo para que el buen periodismo pueda llegarle a muchísima más gente”, concluyó Felipe Restrepo Pombo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento