Miércoles, 14 Noviembre 2018
BREAKING NEWS

Salud (123)

Latest News

Enero es el mes de Concientización sobre el Acoso.

Jueves, 18 Enero 2018 15:57 Escrito por

Una de cada 6 mujeres y uno de cada 19 hombres ha experimentado acoso en algún momento de su vida.

Acoso es la acción de acosar perseguir con empeño sin dar tregua. Acosador es un individuo que molesta en forma física o psicológica, o mediante el uso de tecnologías. (Ciberacosador)

La acción o el acto de acosar es un comportamiento agresivo y no deseado que puede variar desde un acoso escolar, entre amigos, laboral, sexual, etc., utilizando tácticas amenazadoras que generalmente crean temor o preocupación en la seguridad de la víctima o sus familias. Cuando nos referimos al acoso debemos reconocer estos componentes: un desequilibrio de poder entre la persona que molesta y la que es molestada y que se sea repetitivo. Tanto el acosado como el acosador son personas que tienen problemas psicológicos.

Los que sufren acoso generalmente son vulnerables, tímidos e introvertidos, a veces con algún defecto físico o con baja autoestima, que tienen dificultad para relacionarse socialmente y están convencidos que alguien de sus allegados puede salir lesionado o muerto si no se sacrifican. Además están en estrés continuo, lo que puede ponerles en riesgo de desarrollar enfermedades tales como el asma, síndrome de colon irritable, hipertensión, entre otras.

El acosador puede ser una persona conflictiva, con carencias afectivas, baja autoestima, que obtiene satisfacción del sufrimiento que produce, lo que hace que se sienta superior, fuerte, importante, con un comportamiento arrogante y tiene la necesidad de ser admirado, etc.

Hay varias señales que nos pueden dar una pista de que se está sufriendo de acoso: lesiones inexplicables, pérdida de pertenencias, dolores de cabeza frecuentes u otras enfermedades, no conciliar el sueño, bajas calificaciones en el caso de los niños o escolares en general, distanciamiento de los amigos, sentimientos de impotencia, comportamiento auto destructivo, etc., lo grave de esta situación es que las personas que sufren de acoso no lo denuncian, no buscan ayuda; en el caso de los niños no hablan con personas mayores, lo que conlleva graves consecuencias sicosociales que ya son bien conocidas.

Hablemos con nuestros hijos; démosles la información adecuada, creámosles, hagámosle saber que como padres siempre estaremos allí para ayudarles; que si hay situaciones en la escuela, iglesia, deportes, trabajo, hogar, en las que se sientan incómodos o que algo no está normal, con familiares, maestros, pastores, médicos, consejeros, etc. lo digan, que lo consulten con un adulto, o una persona de confianza, ya que a tiempo, siempre hay una manera de solucionarlas.

Si ponemos en alerta a nuestros hijos sobre este grave problema, serán menos los niños y adultos que sufrirán de acoso.

Obesidad

Jueves, 11 Enero 2018 15:48 Escrito por

Esta tan trillado este tema, que pensé mucho antes de tráelo a la mente de ustedes lectores este año, pero como reza el refrán “tanto va el cántaro al agua, que al fin de rompe” pienso que si por muchas vías ustedes reciben esta información y una de ellas logrará motivarles, seguramente habrá cambios en la vida de algunas personas.

En los Estados Unidos (2011-2016) la obesidad en adultos está en un 36.5%, en (hombres 34% mujeres 38.3%) en jóvenes un 18% La prevalencia es mayor entre no hispanos blancos, no hispanos negros e hispanos adultos en general, siendo las mujeres las que conservan las tasas más altas. No hay una solución rápida y efectiva para este grave problema de salud, debido a la intervención de múltiples factores que confluyen para determinar el estilo de vida de las poblaciones.

El sobrepeso IM (Índice de masa corporal) igual o superior a 25; es una señal de alarma que debe ser tomada en cuenta, ya que es la antesala de la enfermedad. Obesidad, significa tener en el cuerpo exceso de grasa, es decir que el peso de una persona es mayor a lo que se considera normal para su estatura, IMC igual o superior a 30. Esta enfermedad NO se desarrolla rápidamente, toma tiempo volverse obeso debido a que las calorías de la ingesta se van acumulando, alterándose el equilibrio energético entre la ingesta y el consumo.

Los factores de riesgo determinantes de obesidad son: la genética, edad, sexo, medio ambiente, los hábitos alimenticios (el exceso de comida, especialmente alimentos ricos en grasa) y el sedentarismo (la falta de actividad física).

La Obesidad vuelve susceptible a la persona que la sufre a desarrollar enfermedades cardiovasculares, especialmente las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares, hipertensión arterial, apnea del sueño, alteraciones del aparato locomotor, como daño de huesos y articulaciones y los pone en riesgo de desarrollar ciertos tipos de cánceres (endometrio, mama, próstata, cáncer de colon, etc.)

La obesidad típicamente se trata mediante cambios en el estilo de vida, entre ellos dieta y ejercicio. Los proveedores de salud deben motivar a sus pacientes a empezar por cambios pequeños, con metas alcanzables para que su esfuerzo vea frutos; en lugar de establecer objetivos muy ambiciosos a corto plazo que los pacientes posiblemente no puedan lograr y que más bien tienen efecto de rebote. Una leve reducción del peso corporal puede contribuir a la reversión de algunos de los riesgos de obesidad. Los médicos pueden acompañar a la actividad física y a la dieta, medicamentos para adelgazar y en casos graves se podría recomendar una intervención quirúrgica.

Comencemos bien el año: pongamos atención a nuestros números acudamos a nuestros exámenes médicos regulares y tomemos ventaja a los diferentes programas de nutrición y actividad física (Gane Perdiendo, programa diseñado para nuestra comunidad) que se anuncian en la ciudad. No importa cuál sea nuestro peso, el hacer ejercicio regular nos permitirá estar más saludables.

Como Evitar las Complicaciones de la Diabetes

Jueves, 04 Enero 2018 15:42 Escrito por

Tener diabetes es un problema de salud que requiere educación en la enfermedad, entender cuál es el proceso y cuáles son los factores que podemos modificar para evitar llegar a las tan temidas complicaciones. Sabemos que las personas con esta enfermedad actualmente están viviendo más, pero es nuestra intensión que este tiempo sea con una vida de calidad.

Las complicaciones surgen cuando uno de los pilares del control de la diabetes está fallando y el azúcar (glucosa) en la sangre se mantiene constantemente elevada, lo cual daña muchos órganos y tejidos. Como por ejemplo los vasos sanguíneos, que al lesionarse producen complicaciones microvasculares, es decir daño de los vasos muy pequeños, que llevan al paciente a la ceguera por daño de los ojos; lesiones renales (daño del riñón) que termina en insuficiencia renal progresiva; lesiones de los nervios que ocasionan el pie diabético (amputaciones) y la impotencia. Las complicaciones macrovasculares afectan a los grandes vasos del cuerpo, produciendo ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares (derrame cerebral), insuficiencia circulatoria de los miembros inferiores, etc.

Todas estas complicaciones se pueden prevenir o retardar su aparición, usted está a cargo de su cuidado cuando de Diabetes se trata; cada persona es distinta y lo que funciona en una puede no hacerlo en otra, depende de sus factores de riesgo. Por ejemplo si tiene diabetes y presión arterial elevada, hay más probabilidad de dañarse los ojos y los riñones, diabetes y colesterol alto especialmente el colesterol malo (LDL) hay mayor riesgo de infarto o de derrame cerebral. El fumar duplica la posibilidad de enfermedad cardiovascular en diabéticos.

Para alejarse de estas complicaciones en general deben observar:                                      La dieta, es decir tener un plan de alimentación saludable que incluya frutas vegetales carbohidratos y proteínas, controlando las porciones, con horario regular y con pequeños refrigerios entre comidas, a fin de bajar sus niveles de azúcar, colesterol y mantener un peso adecuado. Para la sed beba agua.

Actividad física regular, por lo menos 30 minutos cada día por 5 días a la semana

Descanse, trate de dormir de 6 a 8 horas diarias, el sueño reparador es básico para mantener los niveles de azúcar bajos, aprenda a manejar sus emociones, pida ayuda profesional si el caso lo requiere.

Tenga un plan de cuidado básico, acuda a sus citas médicas conforme lo planificado, contrólese los niveles de azúcar de acuerdo a las recomendaciones de su proveedor de salud, hágase una prueba de A1C cada 3 meses y trate de mantenerse en valores adecuados, controle su presión arterial y téngala en el nivel que su médico le recomiende, deje de fumar y de ingerir alcohol. Tome los medicamentos conforme las recomendaciones del doctor, si tiene dudas por favor pregunte. Visite por lo menos una vez al año al oculista, dentista, podiatra y si es posible a una nutricionista.
Con estas recomendaciones estaremos evitando problemas mayores a futuro y podremos manejar nuestro cuidado de diabetes en forma adecuada. Para las personas con diabetes esto puede ser una resolución de nuevo año y un compromiso de vida. ¡Eduquémonos en salud!

Reciclar puede ser una resolución del 2018

Jueves, 28 Diciembre 2017 16:05 Escrito por

Estamos produciendo toneladas de basura, lo hemos hecho antes en menor escala, pero ahora en el mundo en el que vivimos, la cantidad de basura ha crecido en forma alarmante, lo que está constituyendo un problema de salud ambiental.

A nivel mundial, se ha venido promoviendo el uso responsable de los recursos ambientales, para que nuestros descendientes tengan agua y un medio limpio para crecer y desarrollarse; pero estamos sumergidos en la cultura de comprar, usar y desechar. En Estados Unidos, según la EPA (Agencia de protección del Medio ambiente por sus siglas en inglés) la producción de RSM (residuos sólidos municipales) asciende a 1.9 kg/hab./día, casi un kilogramo más que en América Latina y el Caribe. Si una persona viviría promedio 60 años, (sabemos ahora que más) generaría alrededor de 142.5 toneladas de basura en toda su vida.

Recordemos el pasado, nuestros abuelos compraban sus enseres que les duraban siempre y que se reemplazaba solo cuando era necesario. Muchas cosas del ayer tienen gran sabiduría y creemos que debemos prestar atención en la época actual, en la que el daño ecológico se está manifestando intensamente con tormentas, oleadas de agua, frio, calor, inundaciones, sequias intensas, etc. (cambio climático)

Echemos un vistazo a las actividades que hacemos en estos meses de fiestas y apliquemos la tan mencionada frase, Reduce, Reúsa y Recicla (tres R) en cada una de nuestras acciones. La sociedad consumista nos bombardea con nuevos productos, nos hacen ver como una necesidad estar actualizados; nos presentan ofertas que consideramos inmejorables y que nos podemos perder y gastamos gasolina, energía en movilizarnos para su adquisición y finalmente, reemplazar el artefacto casi nuevo que se compró el año anterior. Si este mismo comportamiento lo tienen 7.325 millones de personas (Census gov.2017); podemos imaginar la pesada carga que tiene nuestro ambiente, el grado de contaminación producida, que altera la vida de vegetales, animales y el hombre.

El año está por comenzar, incluyamos en nuestras resoluciones el cuidar el medio ambiente; decisión que a la larga será una de las más importantes “preservar la salud de nuestro planeta”.

Compremos menos, usemos electrodomésticos eficientes, apaguemos más las luces o mantengamos solo las necesarias, gastemos menos agua, empecemos con la hora de la ducha, cerrando la llave cuando nos enjabonamos o a la hora del aseo bucal, etc. Reutilicemos, muchos productos pueden ser usados en una segunda intensión, como los embaces de refrescos, envolturas, etc. dejemos que nuestra creatividad nos ayude a emplearlos en forma diferente. Salvemos las bolsas de los presentes, para utilizarlos en otra oportunidad, recordemos que muchos de los papeles de regalo no pueden ser reciclados por la tinta de sus diseños.

Reciclemos, rescatemos el material que creemos no sirve, porque puede ser empleado para la fabricación de algo nuevo, en vez de ser procesado como basura. El papel el cartón el plástico y la mayoría de lo que creemos son desechos, pueden ser transformados por la industria.

Es hora de trabajar juntos por la salud de nuestro planeta y la supervivencia de nuestras familias. Hagamos del 2018, el año del cuidado de nuestro medio ambiente.

Popular News

La varicela es una enfermedad infecciosa causada por el virus…
Hoy se realizará una feria de salud de hombres.  Es…
La influenza o comúnmente llamada gripe o trancazo, es una…
De acuerdo a la Real Academia de la Lengua insomnio…

Enfermedades Mentales

Jueves, 21 Diciembre 2017 15:36 Escrito por

Las enfermedades de la mente son condiciones en las cuales los pacientes, alteran su forma de pensar, sentir, carácter y la habilidad para relacionarse y funcionar con otras personas en el diario vivir, según NAMI por sus siglas en Inglés 1 de cuatro adultos en América tiene un problema de salud mental.

Las enfermedades mentales pueden afectar a individuos de cualquier edad, raza, religión o ingresos, no son el resultado de una debilidad, falta de carácter o mala educación, son alteraciones que se producen por una disfunción cerebral. Es decir son trastornos biológicos, que no dependen del paciente ni de la familia y que con tratamiento pueden tener una vida plena.

Entre las enfermedades mentales frecuentes se incluye la ansiedad, depresión, autismo, desórdenes en la alimentación (anorexia y bulimia), esquizofrenia, el trastorno bipolar, el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), el pánico, el estrés postraumático, etc. Hay otros problemas asociados como el intento de suicidio y el uso de sustancias tóxicas.

Los hispanos o latinos tienen la misma incidencia a las condiciones de salud mental comparadas con el resto de la población. Sin embargo hay mucha discrepancia en el acceso al tratamiento y a la calidad del mismo, lo cual según MAMI lleva a los latinos a tener con mayor frecuencia crisis. La falta de información, la falsa idea de que tener un problema de salud mental es una vergüenza, el miedo a ser rechazados, la barrera del idioma, el desconocimiento de las características culturales de la comunidad hispana, la situación legal en algunos casos y la no cobertura médica agrava la situación. Sumado a la falta de integración de la salud mental a la atención primaria, lo cual retarda el diagnostico, al igual que la escasez de proveedores de salud especializados que hablen español como psicólogos, psiquiatras o enfermeras psiquiátricas.

Las enfermedades mentales son tratables y la recuperación puede ser posible, con un diagnostico especializado, acceso a la medicina, terapia psicológica y la colaboración del entorno familiar. Hablar claramente sobre el problema, no temer a hacer preguntas y tener objetivos de tratamiento a mediano y largo plazo.

El cuidado de la mente es básico y necesario, un estilo de vida saludable, que incluya una buena nutrición, ejercicio físico regular, horas de sueño reparador y aprender a manejar las emociones, puede ser un buen comienzo. Estar saludable recuerde es vivir en armonía “la mente, el cuerpo y el espíritu”.

Cómo Evitar las Intoxicaciones por Monóxido de Carbono

Jueves, 14 Diciembre 2017 15:27 Escrito por

El monóxido de carbono (CO) es un gas sin olor ni color, muy peligroso. Se encuentra en los elementos producidos por calderas, vehículos, generadores portátiles, cocinas, linternas, estufas de gas, carbón o madera encendidos que al acumularse en espacios semicerrados o cerrados, sin una buena circulación de aire fresco, los humanos y los animales, pueden intoxicarse y morir al inhalarle.

Cada año, alrededor de 50.000 personas acuden a la sala de emergencia por este problema y 430 personas mueren en los Estados Unidos por intoxicación accidental con monóxido de carbono según el CDC (Centro de Control y Prevención de Enfermedades)

La mayoría de accidentes causados por envenenamiento con monóxido de carbono se produce en los hogares, cuando desarrollamos nuestras actividades diarias, ya sea al cocinar, en los automóviles, con la calefacción u otra actividad parecida, con el objeto de abrigarnos en el frio, especialmente cuando ha habido alguna falla en el sistema eléctrico o usando artefactos que estén defectuosos.

Para la mayoría de las personas, las primeras señales de exposición a concentraciones de CO incluyen dolores de cabeza y falta de aliento cuando hacen ejercicios moderados. La exposición continua puede producir síntomas como: fuertes dolores de cabeza, mareos, cansancio, náuseas, confusión, irritabilidad y pensamiento confuso, falta de memoria y coordinación. Sin embargo, algunas personas pueden no tener síntomas y estar expuestas a niveles bajos de CO; pero la continua y baja exposición puede causar alteraciones a la salud a largo plazo, estos efectos incluyen daños neurológicos, como dificultad para aprender y retener datos en la memoria, efectos emocionales y de personalidad y trastornos sensoriales y motores.

Para prevenir este grave problema debemos: Instalar alarmas de CO cerca de los dormitorios. Inspeccionar y limpiar todos los años los sistemas de calefacción y chimenea. Instalar y utilizar un extractor de aire sobre las cocinas de gas y abrir el conducto de humo cuando usemos la chimenea y verificar que las puertas de la estufa de leña cierren bien. Si usa generadores portátiles déjeles fuera y lejos de la vivienda. Nunca deje el automóvil encendido en el garaje. No use una parrilla de carbón en interiores, ni siquiera en la chimenea. Nunca caliente su casa con un horno de gas.

Si usted siente que tiene síntomas de intoxicación por monóxido de carbono, salga inmediatamente a un ambiente con aire fresco, abra puertas y ventanas para que la casa se ventile, cierre y apague estufas, hornos, calentadores y todo aparato de este tipo. Llame inmediatamente al 911 y/o busque atención médica de inmediato. La intoxicación por monóxido de carbono es prevenible, proteja a su familia informándose.

El Sida y el Cáncer

Jueves, 07 Diciembre 2017 17:16 Escrito por

Como habíamos comentado en el artículo anterior, el Sida (Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida) provocado por un agente extraño (VIH) ataca el sistema de defensa del cuerpo, y este se va poco a poco deteriorando hasta volver a la persona muy susceptible de enfermar en general y de desarrollar ciertos tipos de cánceres.

Hay particularmente tres tipos de cánceres asociados al VIH -Sida:

1.- El sarcoma de Kaposi; según el Instituto Nacional del Cáncer las personas con VIH-Sida tienen 500 veces más riesgo que la población normal de padecer Sarcoma de Kaposi; que antes del Sida se veía especialmente en hombres de edad avanzada, rara vez en mujeres mayores. Era una enfermedad de evolución lenta, que puede afectar la piel, el tubo digestivo, pulmones y otros órganos. En la actualidad puede ser la enfermedad que nos lleve al diagnóstico de SIDA ya que se presenta en personas jóvenes y su comportamiento es diferente.

2.-El linfoma No Hodgkin de células B de alta malignidad, pacientes con VIH_SIDA tienen 12 veces más susceptibilidad que la población normal. Es un cáncer del tejido linfático, que se encuentra en los ganglios linfáticos, el bazo y otros órganos del sistema inmunitario. Los glóbulos blancos llamados linfocitos se encuentran en el tejido linfático y ayudan a prevenir las infecciones; la mayoría de los linfomas comienza en un tipo de glóbulo blanco llamado linfocito o célula B. Se presenta en personas con el sistema inmunitario debilitado que se han sometido a trasplantes o que viven con VIH. Hay varios tipos de linfoma no Hodgkin esto depende del grado de diferenciación celular y a la velocidad de propagación.

3.-En las mujeres, el cáncer cérvico uterino, tiene 3 veces más probabilidad de ser diagnosticado que en el resto de la población femenil, por lo que se les sugiere examinarse con regularidad y vacunarse contra el papiloma si esta en edad hasta los 26 años.

Otro cáncer que se debe poner atención es en personas que viven con VIH – Sida, es el cáncer anal, que tiene 19 veces más probabilidad de ser diagnosticado; por lo que toda lesión anal o perianal debe ser tratada ya que no existe un examen específico para detectar las lesiones anales pre-malignas, algunos especialistas sugieren un Pap de las lesiones.

Para disminuir las estadísticas crecientes de SIDA en la comunidad hispana y especialmente evitar el cáncer asociado a la enfermedad, las personas deben conocer su estado de salud, es decir hacerse la prueba si está en situaciones de riesgo, tomar terapia antiretroviral combinada según esté prescrito por el profesional de salud especialista en la materia, ya que esto reduce significativamente la posibilidad de enfermar y/o padecer estos cánceres. Tener un estilo de vida saludable, alejados del tabaco, alcohol y otras sustancias, incorporar o incrementar en la dieta frutas y vegetales, hacer ejercicio diario, puede hacer la diferencia en una persona que vive con VIH. Su vida puede ser mejor si se informa.

Sin riesgo y daño

Jueves, 30 Noviembre 2017 17:32 Escrito por

Estudio refuta conexión entre autismo y riesgo de heridas.

Un estudio de la Universidad de Colorado refuta que el autismo esté entre las principales razones de riesgo de heridas moderadamente serias entre menores de cinco años, y considera que sí lo están, por el contrario, el déficit de atención y la hiperactividad.

Tras analizar los casos de 2.000 niños de todo el país, los investigadores determinaron que, a pesar de lo que comúnmente se cree, los niños con autismo no son más propensos que quienes no padecen de esa condición a sufrir de heridas que requieran atención médica, es decir, visitas a salas de emergencia u hospitalización.

A la vez, ese tipo de heridas resulta habitual entre niños con el desorden de déficit de atención e hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés). Aparentemente, según los investigadores, el hecho que un 30 % de niños con autismo también padecen de ADHD habría llevado a la errónea conclusión sobre la conexión entre riesgo de heridas infantiles y autismo.

Las investigaciones se basaron en datos de unos 6.000 niños compilados durante varios años para el Estudio para Explorar el Desarrollo Temprano (SEED, en inglés) del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

“Los problemas de atención parecen contribuir al riesgo de heridas. La relación existente (entre autismo y ADHD) puede explicar por qué algunos estudios encontraron un riesgo más alto de heridas en niños con autis mo”, indicó la Dra. Carolyn DiGuiseppi, supervisora del nuevo estudio y profesora de epidemiología y pediatría en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Colorado en Denver. Específicamente, DiGuiseppi y sus colaboradores de otras universidades analizaron reportes incluidos en SEED de información provista por adultos a cargo de niños de edades entre 30 y 68 meses que sufrieron heridas que necesitaron atención médica. Algunos de esos niños tienen autismo, otros padecen de desórdenes de desarrollo y otros fueron agrupados como “población en general”.

El análisis de los datos sobre las circunstancias en que resultaron heridos permitió establecer que el 32,3 % de los niños con autismo había tenido heridas, en comparación con el 30,2 % de niños en la población en general y con el 27,8 % de niños con otros desórdenes.

Pero al tener en cuenta otros elementos, como el contexto socio-demográfico, la salud, el coeficiente intelectual y las diferencias de conducta de los menores, los investigadores concluyeron que “las probabilidades de heridas en los casos de niños con autismo, aunque significativamente más altas que las del grupo de control de niños con otros desórdenes, son similares a las de los niños de

la población en general”.

En definitiva, no sería el autismo, sino otros factores, como el nivel de educación de los padres, la calidad de los cuidados maternales, los ingresos de la familia, problemas de conducta infantil o ciertas enfermedades los que generarían el riesgo de heridas.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento