Viernes, 22 Enero 2021
BREAKING NEWS

El uso y abuso del tabaco  sigue siendo la  principal causa de muerte prevenible en este país, matando a unos 480.000 mil estadounidenses  cada año; por cada muerte relacionada al tabaco, por lo menos deja a 30 personas viviendo con algún problema de salud relacionado al tabaco, según  los CDC.

¿Por qué es tan difícil dejar de fumar?

Sabemos que la única forma de prevención para no dañar el organismo con el tabaco es no fumar,  dejar de fumar o  usar productos relacionados con el tabaco, incluyendo  el cigarrillo electrónico.  Así como también, evitar ser fumadores de segunda o tercera mano. Sin embargo, es tan difícil dejar hacerlo y/o mantenerse sin fumar en forma permanente.

Los cigarrillos electrónicos se han puesto rápidamente de moda, en particular entre adolescentes y adultos jóvenes. Los cigarrillos electrónicos, según los  CDC, también se pueden usar para suministrar otras sustancias además de la nicotina, como la marihuana.  Se sabe que el vapor de estos cigarrillos no es inofensivo y que en la adolescencia puede producir daño cerebral significativo ya que el cerebro que está todavía en desarrollo. Lamentablemente en la actualidad, los cigarrillos electrónicos constituyen la forma más común uso de tabaco entre los jóvenes en los Estados Unidos.

La nicotina, compuesto principal presente en cualquier forma de tabaco, es la responsable de la adicción, haciendo que las personas se sientan física y emocionalmente dependientes de éste producto, por lo cual los fumadores tienen que sobreponerse a este problema. Al fumar,  la nicotina entra en sus pulmones y al torrente sanguíneo y se distribuye por todo el cuerpo, siendo el cerebro el sitio al que llega más rápidamente, produciendo sensaciones placenteras que invita al fumador a seguir haciéndolo.
 
La nicotina afecta al cuerpo en general, produciendo cambios y dañándole lentamente pudiendo detectarse inclusive  en el líquido amniótico, la leche materna y en la mucosidad del cuello uterino de las mujeres que fuman.

El efecto perjudicial de la nicotina en el cuerpo depende de cada organismo, el tiempo que se lleve fumando y la cantidad de tabaco que se use. Cuando el fumador decide dejar de hacerlo, el cuerpo reacciona a la falta de nicotina, presentando efectos tanto físicos como mentales, produciéndose el llamado síndrome de abstinencia, que se caracteriza por mareos, cambios en el carácter, trastornos del sueño, falta de concentración, cansancio, aumento del apetito y por consiguiente subida de peso, tos, boca seca y presión en el pecho por enumerar algunos.

Para contrarrestar estos síntomas tiene que consultar a los especialistas en la línea de ayuda en español “Déjelo ya”,   los que le guiarán por el camino correcto hasta llegar a la meta DEJAR de fumar.
Por su bienestar y el de su familia infórmese.

Publicado en Salud
Jueves, 20 Abril 2017 09:12

Los Cigarrillos Electrónicos

Los cigarrillos electrónicos llamados e-cigarret o ecig, fueron inventados en la China hace unos trece años, pero a partir del 2010 se ha incrementado su uso. Se parece al cigarrillo común; está formado por una batería que calienta una solución que contiene propilenglicol 70%, glicerina 20% y nicotina en diferentes dosis, aunque a veces puede tener mucho más que el cigarro normal.

El cigarro electrónico no produce los alquitranes o monóxido de carbono del cigarro normal, pero tienen sustancias saborizantes cuyo efecto a largo plazo aún es desconocido, por lo que solamente nos limitamos a recordar los trastornos que causa el tabaco convencional en la salud: cáncer, enfermedades cardiovasculares, enfermedades pulmonares, etc.

El cigarrillo electrónico fue promocionado como una alternativa para dejar de fumar. Sin embargo los fumadores terminan usando ambos y se perpetúa la adicción. Los expertos de la OMS han analizado los riesgos sanitarios de los cigarrillos electrónicos a partir de la evidencia científica existente. La capacidad de estos dispositivos para suministrar nicotina al usuario es muy variable, desde niveles muy bajos a niveles muy similares a los de los cigarrillos, también se han encontrado, en determinadas marcas, compuestos carcinógenos como el formaldehído. Sobre la supuesta eficacia de estos productos para ayudar a dejar de fumar, la OMS señala que las pruebas son “limitadas” y “no permiten extraer conclusiones”. Además se sabe que las partículas toxicas de los cigarrillos electrónicos se pueden también depositar en los pulmones de los fumadores secundarios o de segunda mano. Por otro lado al disponer de nicotina con sabor pueden los niños toma o ingerir, con consecuencias muy graves.

Para evitar dañar el cerebro de los adolescentes y jóvenes con el uso desproporcionado de estos cigarrillos, padres, proveedores y educadores de salud, tenemos que trabajar en conjunto haciéndoles notar los efectos tóxicos de estos productos. Por favor hable con los jóvenes:

  • Restrinja el uso de cigarrillos electrónicos cerca de ellos.
  • Acuda a lugares donde se prohíbe el uso de tabaco
  • Asegúrese que en la escuela esté prohibido el tabaco
  • No tabaco dentro de su casa

Pero lo más importante de ejemplo a los jóvenes de no consumir tabaco, insistiendo en los daños que éste puede causar a su salud y a la salud de los demás. Si requiere ayuda para dejar de fumar favor llamar a la línea gratuita en español   1-800-793-1552.

Publicado en Salud

Clasificados

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento