Sábado, 25 Noviembre 2017
BREAKING NEWS
Jueves, 19 Octubre 2017 14:21

Cerrando el Mes de la Herencia Hispana

Desde el 15 de Septiembre al 15 de Octubre hemos celebrado el mes de la Herencia Hispana. Iglesias, instituciones de servicio público, privado, sin fines de lucro, se han vestido de gala para entregar este mes una serie de actividades de orden cultural, educacional, de salud y esparcimiento a la comunidad. Nos preguntamos ¿qué nos ha quedado de estas festividades?   Si bien éstas son para hacer notar nuestra presencia, lo importante de nuestra cultura y aporte a este gran país, también tienen un mensaje personal para cada uno de nosotros sobre nuestra responsabilidad social, como miembros de este bloque cultural, que cada vez es la minoría de mayor crecimiento.

Se nos ha informado y educado sobre diferentes tópicos de salud, nos han ofrecido inmunizaciones gratuitas, hemos disfrutado del colorido de las danzas típicas de muchos de nuestros países, y hasta hemos tenido la oportunidad de saborear nuestros platillos tradicionales. Realmente estas festividades nos han acercado a nuestras raíces, dándonos una inyección de bienestar. Sin embargo las disparidades de salud entre hispanos son muy marcadas, lo cual tiene un fuerte impacto en nuestra comunidad, que está mejorando lentamente en estos últimos años, con el esfuerzo mancomunado de los que hacemos salud en Oklahoma. La expectativa de vida ha mejorado para muchas personas en los Estados Unidos, los grupos minoritarios raciales, sufrimos todavía altas tasas de enfermedades y muertes, debido a padecimientos crónicos.

Según el CDC, los hispanos tenemos 50% más probabilidad de morir de diabetes y enfermedades del hígado; 22% menos posibilidades de tener controlada la presión arterial en relación a los blancos no hispanos. Así mismo la comunidad hispana se realiza un 28% menos pruebas de detección temprana de cáncer colorrectal que los blancos no hispanos y la tasa de diagnóstico de diabetes es, 66% más alta que entre los blancos no hispanos, además tenemos prevalencia de obesidad.

Con esto queremos decir que aunque hemos progresado, nos falta mucho por hacer a cada uno de nosotros como personas y comunidad responsable de nuestra salud. Ventajosamente hay a nuestra disposición programas de educación y prevención de salud alrededor del estado de los que podemos aprender lineamientos básicos para estar bien. “Comer saludable, beber suficiente agua todos los días, hacer actividad física regular y sobre todo fomentar las relaciones familiares mediante la resolución clara de las situaciones estresantes”

La responsabilidad es nuestra; obtener la información y hacer uso de ella aplicándola a nuestra vida diaria va a ser la única vía que nos permitirá ser una comunidad hispana saludable y lograr no convertirnos en una estadística más. Recuerde la prevención es la base de una buena salud.

Publicado en Salud

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento