Viernes, 23 Abril 2021
BREAKING NEWS
Jueves, 09 Agosto 2018 10:11

Importancia del lavado de las manos

La importancia del lavado de las manos se oficializó, según la historia, a principios del siglo XlX, cuando se vió que muchas infecciones eran transmitidas por los microrganismos que las manos de los médicos portaban, como resultado de la interacción médico paciente.
     Cuando nacemos, nos ponemos en contacto con el medio ambiente y miles de sustancias contaminantes estimulan  nuestro sistema inmunológico activándolo e impidiendo que éstas causen problemas de salud. Pero nuestro sistema necesita ser ayudado por medidas de higiene general que impida que nos expongamos a gérmenes y bacterias causantes de las enfermedades.
     El lavado de las manos es una medida elemental de asepsia que le convierte en un importante factor de prevención; por lo que  cada cierto tiempo  tenemos la responsabilidad de recordarles.  Se avecinan temporadas en los que ciertas enfermedades virales se presentan con más frecuencia, como es el caso de la gripe y solo una correcta higiene puede evitar propagarla y contagiarnos de  esta enfermedad, que no siendo grave, puede limitarnos unos días de actividad y de trabajo, o transformarse en una enfermedad complicada.
     La mejor manera de eludir infecciones es la limpieza de las manos, especialmente si viene de la calle, de  usar un servicio de transporte, de visitar a un enfermo, de la iglesia, el cine y otros sitios de asistencia pública; luego de usar el baño,  antes, durante y después de preparar las comidas, etc.
     Con un buen aseo de las manos estaremos eliminando los pequeños microorganismos patógenos que nos pueden enfermar.
     El CDC recomienda los siguientes pasos para el correcto aseo de las manos.
- Humedecer las manos con agua corriente (tibia o fría) limpia
- Frotarse las manos con jabón, asegurándose  de pasarse por el dorso, dedos y debajo de las uñas, hasta que se  obtenga abundante espuma.
- Restregarse por 20 segundos, (canta el feliz cumpleaños)  este será el tiempo necesario para asegurar una verdadera limpieza.
- Enjuagarse  con agua corriente.
- Secarse con una toalla limpia, o  deje que se sequen al aire libre.
     El uso desinfectante para las manos debe reservarse para situaciones en las que no puede usar agua y jabón. Los desinfectantes no tienen efecto si las manos están visiblemente sucias o grasosas. La mejor manera de prevenir las enfermedades infecciosas, es el lavado de las manos. Inculquemos en nuestros hijos este hábito de higiene, así estaremos contribuyendo a tener una comunidad mucho más saludable.

Publicado en Salud

Clasificados

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento