Viernes, 14 Diciembre 2018
BREAKING NEWS
Jueves, 15 Noviembre 2018 09:30

Los niños y las enfermedades mentales

Una buena salud mental en la infancia significa alcanzar los indicadores del desarrollo emocionales, aprender destrezas, sociales y saludables y cómo enfrentar los problemas cuando se presentan (CDC)

Los problemas de salud mental en los niños son más difíciles de identificar, sin embargo padres, maestros, y familiares pueden poner atención a ciertos signos y síntomas.

Los cambios bruscos de comportamiento como reacciones excesivas de enojo, miedo, ansiedad, tendencia a destruir o dañar las cosas, puede darle a usted una pauta de que hay un problema, así mismo, variación  en la forma como ellos aprenden y en general como controlan sus emociones.

Los problemas de salud mental son comunes en la juventud actual y comienzan a temprana edad. Uno de cada 5 niños  padece de un trastorno mental diagnosticable y afectan a muchos menores y a sus familias. Niños y niñas de todas las edades, antecedentes étnicos o raciales y regiones de los Estados Unidos tienen  trastornos mentales. Según el informe del Consejo Nacional de Investigación y el Instituto de Medicina. Los niños y jóvenes procedentes de hogares de bajos recursos tienen mayor riesgo de padecer problemas de salud mental. Al igual que los niños y jóvenes  latinos tienen menos posibilidades de recibir servicios para sus problemas de salud mental, que los de otros grupos étnicos.                          

Los factores que podrían contribuir a problemas de salud mental en niños incluyen los siguientes: enfermedades o factores genéticos, exposición al plomo, mercurio u otras sustancias tóxicas en el ambiente, abuso o descuido, desastres naturales que perturban la vida de la familia, exposición a violencia en la familia o la comunidad, dificultades relacionadas con la pobreza, problemas graves en la familia como: migración, separación fosada de sus miembros, divorcio o la muerte de un ser querido.      

Para que los niños puedan desarrollar una buena salud mental  necesitan; amor, cariño y consuelo ofrecido por  padres, cuidadores y familiares,  lugar seguro donde vivir y estudiar, una cantidad adecuada de alimentos saludables, tiempo para jugar activamente y relajarse  con otros niños en un ambiente seguro, maestros que les den apoyo y ánimo y que les ayuden a seguir sus sueños y llenen sus espectativas, experiencias que les enriquezcan y les preparen para enfrentar desafíos.

El diagnóstico temprano y los servicios adecuados para los niños y sus familias pueden marcar la diferencia en la vida de los menores con trastornos mentales.

Recuerde las enfermedades mentales pueden ser manejadas y tratadas  igual que las enfermedades físicas, lo importante es detectarlas a tiempo. Infórmese y no pase por alto los signos y síntomas cuando los detecta.

Publicado en Salud
Jueves, 21 Diciembre 2017 09:36

Enfermedades Mentales

Las enfermedades de la mente son condiciones en las cuales los pacientes, alteran su forma de pensar, sentir, carácter y la habilidad para relacionarse y funcionar con otras personas en el diario vivir, según NAMI por sus siglas en Inglés 1 de cuatro adultos en América tiene un problema de salud mental.

Las enfermedades mentales pueden afectar a individuos de cualquier edad, raza, religión o ingresos, no son el resultado de una debilidad, falta de carácter o mala educación, son alteraciones que se producen por una disfunción cerebral. Es decir son trastornos biológicos, que no dependen del paciente ni de la familia y que con tratamiento pueden tener una vida plena.

Entre las enfermedades mentales frecuentes se incluye la ansiedad, depresión, autismo, desórdenes en la alimentación (anorexia y bulimia), esquizofrenia, el trastorno bipolar, el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), el pánico, el estrés postraumático, etc. Hay otros problemas asociados como el intento de suicidio y el uso de sustancias tóxicas.

Los hispanos o latinos tienen la misma incidencia a las condiciones de salud mental comparadas con el resto de la población. Sin embargo hay mucha discrepancia en el acceso al tratamiento y a la calidad del mismo, lo cual según MAMI lleva a los latinos a tener con mayor frecuencia crisis. La falta de información, la falsa idea de que tener un problema de salud mental es una vergüenza, el miedo a ser rechazados, la barrera del idioma, el desconocimiento de las características culturales de la comunidad hispana, la situación legal en algunos casos y la no cobertura médica agrava la situación. Sumado a la falta de integración de la salud mental a la atención primaria, lo cual retarda el diagnostico, al igual que la escasez de proveedores de salud especializados que hablen español como psicólogos, psiquiatras o enfermeras psiquiátricas.

Las enfermedades mentales son tratables y la recuperación puede ser posible, con un diagnostico especializado, acceso a la medicina, terapia psicológica y la colaboración del entorno familiar. Hablar claramente sobre el problema, no temer a hacer preguntas y tener objetivos de tratamiento a mediano y largo plazo.

El cuidado de la mente es básico y necesario, un estilo de vida saludable, que incluya una buena nutrición, ejercicio físico regular, horas de sueño reparador y aprender a manejar las emociones, puede ser un buen comienzo. Estar saludable recuerde es vivir en armonía “la mente, el cuerpo y el espíritu”.

Publicado en Salud

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento