Sábado, 25 Noviembre 2017
BREAKING NEWS
Jueves, 05 Octubre 2017 15:09

Cómo Prevenir las Enfermedades de la Boca

La boca juega un papel muy importante en la nutrición porque que en ella se realiza la primera fase de la digestión. Sabemos que en la cavidad bucal tenemos flora bacteriana normal, que está ubicada en la lengua, dientes, mucosa yugal o surco periodontal. La flora oral es de tipo mixto es decir encontramos gérmenes aerobios y anaerobios que intervienen directamente en la homeostasis (equilibrio) de la boca. Cualquier enfermedad de la boca, puede afectar a la estabilidad del cuerpo porque no se puede alimentar, beber, sonreír, etc.

Cuando no tenemos una buena y correcta higiene bucal, se altera el pH, lo que facilita el crecimiento de las bacterias, que se apilan entre los dientes formando capas (placa) iniciándose el proceso de caries dental, así como también infecciones que pueden causar daños importantes a la salud a corto, mediano y a largo plazo.

La placa bacteriana se forma con los restos alimenticios de las comidas que ingerimos que al no ser debidamente limpiados se acumulan en los espacios entre los dientes, allí las bacterias se empiezan a reproducirse con facilidad. Inicialmente la placa bacteriana no se ve, pero conforme avanza el tiempo, aumenta poco a poco y se va calcificando con las sales de los alimentos y proteínas de nuestra saliva, de esta manera aparece el sarro llamado también cálculo dental, que no es más que la mineralización de la placa bacteriana.

Si la placa bacteriana está completamente formada y hay presencia de cálculos dentales, la higiene dental habitual es posible que ya no pueda ayudarnos a eliminarla, en esos casos hay que acudir a una clínica dental para una limpieza profesional.

Otros de los problemas comunes de la boca son: El herpes labial (fuegos o boqueras) que son llagas dolorosas que aparecen en los labios y alrededor de la boca, causadas por virus y que desaparecen entre una a dos semanas.

La candidiasis oral (Muguet o aftas) que es son manchas blanquecinas en la boca y lengua producidas por hongos. El mal aliento es otro problema de salud de la boca muy común, que tiene que ser investigado por su médico familiar.

Las enfermedades bucodentales se pueden prevenir a través de hábitos saludables, como: Una dieta balanceada que incluya alimentos de todos los grupos, tomar agua para la sed a fin de mantenerse bien hidratado, cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día con pasta dental con flúor, usar hilo dental y un enjuague bucal diariamente. Tener revisiones regulares con el odontólogo o higienista dental, tanto los niños como los adultos por lo menos dos veces al año. Así estaremos previniendo estas y otras enfermedades.

Publicado en Salud

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento