Domingo, 24 Septiembre 2017
BREAKING NEWS
Jueves, 03 Agosto 2017 14:33

Conjuntivitis

Conocida también como “Ojo Rosado” “Pink Eye” es una inflamación de la conjuntiva, que es una delgada capa transparente que cubre la esclerótica (parte blanca) del ojo; caracterizándose por hinchazón, lagrimeo, dolor, visión borrosa, sensación de arena, enrojecimiento, sensibilidad a la luz, costras blanco verdosas que se forman en el ojo producidas por la contaminación bacteriana.

La conjuntivitis afecta de igual manera tanto a niños como a adultos. Una persona infectada contagia a otra fácilmente causando las temidas epidemias ya sean familiares, en la iglesia o en las escuelas. Las conjuntivitis son causadas por virus, bacterias, alérgenos (pelo de las mascotas, polvo, polen, etc.), sustancias químicas irritantes (cloro de las piscinas, humo del cigarrillo, lentes de contacto, etc.), el ojo seco puede volverlo vulnerable al viento, frio y calor

La mayoría de las conjuntivitis son leves y mejoran rápidamente inclusive solo con medidas generales, pocas pueden ser persistentes, es decir duran más de 24 horas y en vez de sanar son: intensamente dolorosas, con gran enrojecimiento del ojo pudiendo visualizarse las pequeños vasos, acompañadas de malestar general; en este caso se debe llamar al médico de familia, quien examinará los ojos al paciente, frotará la conjuntiva para tener una muestra y analizarla en el laboratorio, a fin de determinar el agente causal y administrar el medicamento adecuado y evitar las complicaciones.

El tratamiento en general depende de la causa, en el caso de las conjuntivitis químicas y alérgicas, la primera medida será evitar el factor que está determinando el problema y acciones locales como compresas frías y antihistamínicos. Los antibióticos funcionan bien para tratar el ojo rosado ocasionado por bacterias y se administran en forma de gotas oftálmicas. El ojo rosado viral desaparece por sí solo sin antibióticos, sin embargo la aplicación gotas oftálmicas con esteroides suaves, pueden ayudar a aliviar las molestias. Los ojos secos se pueden tratar con lágrimas artificiales o ungüentos. Los síntomas pueden ser mejorados, aplicando compresas tibias. Presione paños limpios remojados en agua tibia sobre sus ojos cerrados.                                            

Una buena forma de prevenir la propagación familiar de la conjuntivitis es la higiene: Cambie las fundas de las almohadas frecuentemente, NO comparta toallas y cosméticos para los ojos, reemplace estos regularmente. Si usa lentes de contacto, límpielos y desinféctelos de una manera adecuada. Lávese las manos frecuentemente y evite tocarse. Si usted o algún miembro de su familia tiene conjuntivitis absténgase de acudir a lugares públicos. Recuerde la prevención es la base de la buena salud.        

Publicado en Salud

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento