Sábado, 18 Agosto 2018
BREAKING NEWS

Igual que la salud general, “la salud sexual es el estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad”

Las estadísticas sobre las enfermedades de transmisión sexual en los Estados Unidos son realmente alarmantes: en el 2016 de han detectado 1.59 millones de casos de Clamidia, 468.514 casos de Gonorrea y 27.814 casos de Sífilis. Una de cada seis personas entre 14 y 19 años tiene herpes genital, y 39.782 personas recibieron nuevos diagnósticos de VIH; por citar algunas reportados por el CDC.

Entendiendo que la sexualidad es parte fundamental en la vida del ser humano y le brinda muchos beneficios para la salud como: mejora el sueño, la autoestima, disminuye el estrés, la tensión, aumenta el contenido de endorfinas que bloquean el dolor y dan la sensación de bienestar; en ciertas edades, cuando la actividad sexual es mayor, es importante estar alertas para no ponemos en situaciones de riesgo, por no estar informados y evitar estas graves enfermedades de transmisión sexual.

En la salud sexual el cuidado preventivo es la base; conocer nuestro cuerpo, realizar controles regulares y dar atención en el momento que se inicia un problema puede hacer la diferencia y no convertirnos en una estadística más.

El control ginecológico implica que una mujer sexualmente activa (21 años) visite al ginecólogo por lo menos una vez al año, para efectuarse un examen pélvico regular; así el médico podrá inspeccionar los órganos reproductivos iniciando en la vulva luego, vagina, útero, ovarios trompas etc. para detectar algún problema infeccioso local o pélvico. Los varones debe acudir a su proveedor de salud para un examen genital exhaustivo, que incluya: pene, testículos escroto, próstata, de acuerdo a la edad y a la necesidad que presenten. En la actualidad la boca es incluida en estos exámenes.

Otro de los factores importantes en prevención es tener sexo seguro con un compañero (a) establecido (a), planificar los embarazos, disfrutar del placer sexual de acuerdo a tu orientación, usar condones o preservativos, hacerse pruebas para enfermedades de transmisión sexual de vez en cuando y si crees que has tenido la posibilidad de contagiarte. La comunicación con la pareja es importante, de la misma manera que con tu proveedor de salud; para que el cuidado que te brinden sea efectivo. Finalmente si te has contaminado con alguna de ellas infórmate, hazte las pruebas correspondientes consulta a tu médico, toma los medicamentos que te han prescrito o recomendado para que no tengas complicaciones que pueden afectar gravemente

Publicado en Salud
Jueves, 01 Diciembre 2016 21:12

Las Enfermedades de Transmisión Sexual

Nuestra comunidad es el grupo minoritario que está creciendo rápidamente y los hispanos no tenemos suficientes intervenciones efectivas en promoción de salud, y lo que es peor no nos beneficiamos de las pocas que se nos ofrecen; ya que la clave para una vida sexual saludable es la educación y  la información, que le proveen las herramientas necesarias para la prevención.
 Las enfermedades de transmisión sexual (ETS),  conocidas también como enfermedades venéreas, se producen  por contacto sexual de una persona infectada a otra y pueden ser originadas por: parásitos, virus y bacterias.
Todas las conductas sexuales que involucran contacto con otra persona o con los fluidos de la misma se considera como factor de riesgo para la adquisición de ETS. Aunque la probabilidad de transmitir estas infecciones varía dependiendo de la  frecuencia de la actividad sexual; en general, cualquier relación sexual entre dos o más personas predispone a adquirirlas.
Existe una gran cantidad de circunstancias que intervienen en los grupos poblaciones; haciendo unos más vulnerables que otros, por ende las minorías estamos en alto riesgo de contaminación por: factores socioeconómicos, culturales y biológicos que influyen en la transmisión de las ETS. Pero sin lugar a dudas en la actualidad, el comportamiento sexual ha cambiado grandemente, por lo cual necesitamos estar bien informados.
Factores de riesgo: -Edad temprana de inicio de la vida sexual  -Desintegración familiar  -Cambios frecuentes y repetidos de compañeros sexuales -Falta de la educación sexual integral en el seno familiar y escolar -El sexo comercial, a menudo asociado a otros factores de riesgo como son migración, uso de drogas lícitas e ilícitas  -Edad y  multiparidad frecuentemente asociados a una mayor susceptibilidad a las infecciones –Automedicación -Cambios poblacionales frecuentes por necesidades de empleo -Carencia de una cultura de prevención, principalmente el uso profiláctico del condón y la consulta médica temprana para diagnóstico y tratamiento.
Eduquémonos en salud, como padres necesitamos estar informados para dar una orientación correcta y efectiva a nuestros hijos.  El martes 29 de Noviembre, se estará ofreciendo una interesante plática sobre las enfermedades de transmisión sexual en un esfuerzo mutuo de la Agencia Latina  y la Iniciativa Hispana de Integris Health.

Publicado en Salud

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento