Domingo, 15 Julio 2018
BREAKING NEWS
Jueves, 14 Junio 2018 14:31

Obesidad un problema de salud de todos

Hay 19.3 millones de hispanos en residente en los Estados Unidos que sufren de obesidad y entre los hispanos los México-americanos son los más propensos al sobre peso.

Según la ONU hay 300 millones de personas con obesidad y más de mil millones con sobrepeso alrededor del mundo, con estas cifras, el panorama futuro para la población es desalentador por todas los efectos que este problema de salud tiene en las comunidades, especialmente a los hispanos, los cuales somos más propensos a tener sobrepeso que los blancos no hispanos en este país.

La obesidad está ligada a un desequilibrio entre el ingreso y el gasto energético ya que vivimos una vida sedentaria, en donde la urbanización masiva nos ha limitado la posibilidad de movilizarnos como en antaño. Donde es fácil acceder a los alimentos hipercalóricos, dietas altas en sal, azúcar y grasa. La famosa comida chatarra y las bebidas azucaradas. Paradójicamente los hogares con menos ingresos tienen más tendencia a la obesidad.

Este problema tiende a agravarse si no tomamos acciones inmediatas por las complicaciones en la salud que pueden presentar las personas obesas y con sobre peso. Para saber si estamos dentro de estos parámetros nos guiamos por el índice de masa corporal (BMI), que hace relación al peso y la altura. Otro parámetro útil es la medida de la cintura.

Enfermedades del corazón, diabetes tipo 2, hipertensión arterial, derrame cerebral, dislipidemias (colesterol y triglicéridos elevados), enfermedades del hígado y la vesícula, problemas respiratorios, apnea del sueño, y ciertos tipos de cáncer pueden estar entre las complicaciones de la obesidad.

La educación es la única forma de prevenir este grave problema, la Iniciativa Hispana de INTEGRIS viene trabajando en un programa llamado “Fit Club, antes Gane Perdiendo” un esfuerzo conjunto entre educadores de salud, nutricionistas y la comunidad. Enfocándose en 3 aspectos básicos: Nutrición, Actividad Física y Salud mental

Este programa se ofrece todo el año incorporando a la familia. Las clases de nutrición se complementan con demostraciones prácticas de cómo preparar comidas saludables, a la par se combinan con actividad física para todas las edades. Se incorpora al programa las clases de salud mental, autoestima, manejo de estrés, etc.

Nuestra misión es cuidar la salud de la comunidad a la que servimos. Y en general cuando se trata de tener un peso saludable, no estamos hablando de una dieta se trata de un cambio a de un estilo de vida saludable. Nosotros le proporcionamos las herramientas……..usted decide.

Publicado en Salud
Jueves, 11 Enero 2018 15:48

Obesidad

Esta tan trillado este tema, que pensé mucho antes de tráelo a la mente de ustedes lectores este año, pero como reza el refrán “tanto va el cántaro al agua, que al fin de rompe” pienso que si por muchas vías ustedes reciben esta información y una de ellas logrará motivarles, seguramente habrá cambios en la vida de algunas personas.

En los Estados Unidos (2011-2016) la obesidad en adultos está en un 36.5%, en (hombres 34% mujeres 38.3%) en jóvenes un 18% La prevalencia es mayor entre no hispanos blancos, no hispanos negros e hispanos adultos en general, siendo las mujeres las que conservan las tasas más altas. No hay una solución rápida y efectiva para este grave problema de salud, debido a la intervención de múltiples factores que confluyen para determinar el estilo de vida de las poblaciones.

El sobrepeso IM (Índice de masa corporal) igual o superior a 25; es una señal de alarma que debe ser tomada en cuenta, ya que es la antesala de la enfermedad. Obesidad, significa tener en el cuerpo exceso de grasa, es decir que el peso de una persona es mayor a lo que se considera normal para su estatura, IMC igual o superior a 30. Esta enfermedad NO se desarrolla rápidamente, toma tiempo volverse obeso debido a que las calorías de la ingesta se van acumulando, alterándose el equilibrio energético entre la ingesta y el consumo.

Los factores de riesgo determinantes de obesidad son: la genética, edad, sexo, medio ambiente, los hábitos alimenticios (el exceso de comida, especialmente alimentos ricos en grasa) y el sedentarismo (la falta de actividad física).

La Obesidad vuelve susceptible a la persona que la sufre a desarrollar enfermedades cardiovasculares, especialmente las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares, hipertensión arterial, apnea del sueño, alteraciones del aparato locomotor, como daño de huesos y articulaciones y los pone en riesgo de desarrollar ciertos tipos de cánceres (endometrio, mama, próstata, cáncer de colon, etc.)

La obesidad típicamente se trata mediante cambios en el estilo de vida, entre ellos dieta y ejercicio. Los proveedores de salud deben motivar a sus pacientes a empezar por cambios pequeños, con metas alcanzables para que su esfuerzo vea frutos; en lugar de establecer objetivos muy ambiciosos a corto plazo que los pacientes posiblemente no puedan lograr y que más bien tienen efecto de rebote. Una leve reducción del peso corporal puede contribuir a la reversión de algunos de los riesgos de obesidad. Los médicos pueden acompañar a la actividad física y a la dieta, medicamentos para adelgazar y en casos graves se podría recomendar una intervención quirúrgica.

Comencemos bien el año: pongamos atención a nuestros números acudamos a nuestros exámenes médicos regulares y tomemos ventaja a los diferentes programas de nutrición y actividad física (Gane Perdiendo, programa diseñado para nuestra comunidad) que se anuncian en la ciudad. No importa cuál sea nuestro peso, el hacer ejercicio regular nos permitirá estar más saludables.

Publicado en Salud

Comer alimentos crudos. Consumir comida baja en carbohidratos. Reemplazar los alimentos sólidos por jugos.
Bajar de peso suele ser una ardua batalla contra nuestro apetito y gustos.
Pero un grupo de científicos japoneses dicen haber inventado la manera perfecta de perder algunos kilos: gafas para hacer dieta.
Investigadores del Laboratorio de Interfaz Cibernética de la Universidad de Tokio aseguran que un dispositivo de realidad virtual pueden “engañar” a nuestros sentidos para reducir el apetito. De tal manera que los alimentos bajos en grasas tengan un sabor delicioso y le hagan creer a nuestro cerebro que estamos comiendo más de la cantidad que realmente ingerimos.
Gafas dietéticas
Todo se reduce al control de las porciones.
Takuji Narumi, profesor de doctorado en la Universidad de Tokio, inventó un sistema de realidad virtual llamado “Saciedad Aumentada", que utiliza gráficas interactivas de computador para aumentar virtualmente el tamaño de los alimentos que ingerimos.
Según Narumi, utilizar este sistema puede reducir en un 10% la cantidad de comida que ingiere una persona.
El corresponsal de CNN Internacional, Will Ripley, probó esta tecnología. El dispositivo de realidad virtual que usó aumentó el tamaño de la galleta que le dieron, proporcionándole la sensación de que estaba comiendo una ración más grande.
Además de que la medida de la galleta aumentó, también se alteró el ángulo de sus dedos sosteniendo el alimento para que el cerebro creyera por completo el engaño.
De acuerdo a Michitaka Hirose, profesor de la Universidad de Tokyo que lidera el proyecto, este tipo de tecnología tiene que ejecutarse con límites razonables.
Si, por ejemplo, el tamaño de la galleta se hubiera aumentado en una proporción demasiado grande, el truco virtual hubiera fallado porque la disparidad entre el mordisco real y la proyección de la realidad virtual habría sido demasiado amplia.
Hasta ahora, los investigadores solo han tenido éxito incrementando el tamaño de la comida en un 50%.

Publicado en Tecnología

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento