Imprimir esta página
Cómo protegerse en el Verano

Cómo protegerse en el Verano Destacado

Llegó  el verano y nos  disponemos a disfrutar de la naturaleza,  el campo la vida al aire libre, la natación, etc. Los niños empiezan a salir en sus bicicletas, el parque está lleno de pequeños en  las diferentes áreas de juegos. Para mantenernos sanos en medio del calor es necesario tomar precauciones a fin de evitar las enfermedades producidas por la exposición.

Sabemos que el calor es el causante de cientos de muertes cada año,  en los Estados Unidos. Los grupos humanos  vulnerables son los niños y los ancianos. Las personas jóvenes y sanas también pueden ser afectadas  por el calor si participan en actividades físicas extenuantes. Por lo que es necesario informarse para tomar medidas y convertir este verano en un tiempo especial.

Cuando nos exponemos al sol, aumenta la temperatura corporal, activándose el sistema termorregulador que hace que el calor sea liberado y el  cuerpo se enfríe mediante la sudoración,  acompañada a veces de jadeos y aumento de la respiración, esto en forma normal. Si la exposición fue excesiva y sin las precauciones adecuadas, estaremos frente a las enfermedades producidas por el calor como son: el golpe, el agotamiento, los calambres, y las erupciones cutáneas entre otras.

El golpe de calor es una enfermedad ocasionada por el exceso de calor en el cuerpo, como consecuencia de la exposición prolongada a altas temperaturas o a realizar actividad física excesiva en el calor. La temperatura corporal  puede alcanzar los 104 °F (40 °C) o más; poniendo en riesgo la vida del paciente si no se toman medidas de urgencia, ya que puede dañar el cerebro, el corazón, los músculos y los riñones. Entre los síntomas producidos se citan fiebre, frecuencia cardiaca y respiratoria acelerada, alteración del estado mental, desorientación, confusión, convulsiones, náusea vómito, dolor de cabeza, etc.

Cuando una persona presenta síntomas de golpe o agotamiento por calor lo primero que se debe hacer es, llamar al 911, luego mantener al paciente en un ambiente fresco bajo la sombra, quitarle la ropa, si es posible ponerle en la bañera con agua fresca, o colocarle toallas frías, o con hielo, en la cabeza, el cuello las axilas y las ingles o  simplemente echarle  agua fría con la manguera.

Lo importante en esta temporada es tomar medidas para evitar estas complicaciones que pueden poner en riesgo sus vacaciones: limite las actividades al aire libre o planifique temprano en la mañana, evitando especialmente el mediodía o cuando el sol es más fuerte. Aplíquese filtro solar, controle el ritmo de actividad física que realice, empiece despacio y aumente la intensidad poco a poco, manténgase hidratado, bebiendo agua suficiente aun si no tiene sed, use ropa ligera y esté atento a los síntomas de las enfermedades producidas por el calor. Es recomendable que salga en grupo y se tengan cuidado uno del otro; así se pueden tomar medidas de urgencia. Recuerde la prevención es la base de una buena salud.

Visto 1061 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)