Miércoles, 15 Agosto 2018
BREAKING NEWS
Concientización sobre las enfermedades de transmisión sexual

Concientización sobre las enfermedades de transmisión sexual Destacado

Igual que la salud general, “la salud sexual es el estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad”

Las estadísticas sobre las enfermedades de transmisión sexual en los Estados Unidos son realmente alarmantes: en el 2016 de han detectado 1.59 millones de casos de Clamidia, 468.514 casos de Gonorrea y 27.814 casos de Sífilis. Una de cada seis personas entre 14 y 19 años tiene herpes genital, y 39.782 personas recibieron nuevos diagnósticos de VIH; por citar algunas reportados por el CDC.

Entendiendo que la sexualidad es parte fundamental en la vida del ser humano y le brinda muchos beneficios para la salud como: mejora el sueño, la autoestima, disminuye el estrés, la tensión, aumenta el contenido de endorfinas que bloquean el dolor y dan la sensación de bienestar; en ciertas edades, cuando la actividad sexual es mayor, es importante estar alertas para no ponemos en situaciones de riesgo, por no estar informados y evitar estas graves enfermedades de transmisión sexual.

En la salud sexual el cuidado preventivo es la base; conocer nuestro cuerpo, realizar controles regulares y dar atención en el momento que se inicia un problema puede hacer la diferencia y no convertirnos en una estadística más.

El control ginecológico implica que una mujer sexualmente activa (21 años) visite al ginecólogo por lo menos una vez al año, para efectuarse un examen pélvico regular; así el médico podrá inspeccionar los órganos reproductivos iniciando en la vulva luego, vagina, útero, ovarios trompas etc. para detectar algún problema infeccioso local o pélvico. Los varones debe acudir a su proveedor de salud para un examen genital exhaustivo, que incluya: pene, testículos escroto, próstata, de acuerdo a la edad y a la necesidad que presenten. En la actualidad la boca es incluida en estos exámenes.

Otro de los factores importantes en prevención es tener sexo seguro con un compañero (a) establecido (a), planificar los embarazos, disfrutar del placer sexual de acuerdo a tu orientación, usar condones o preservativos, hacerse pruebas para enfermedades de transmisión sexual de vez en cuando y si crees que has tenido la posibilidad de contagiarte. La comunicación con la pareja es importante, de la misma manera que con tu proveedor de salud; para que el cuidado que te brinden sea efectivo. Finalmente si te has contaminado con alguna de ellas infórmate, hazte las pruebas correspondientes consulta a tu médico, toma los medicamentos que te han prescrito o recomendado para que no tengas complicaciones que pueden afectar gravemente

Visto 266 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento