Lunes, 24 Septiembre 2018
BREAKING NEWS
Obesidad

Obesidad Destacado

Esta tan trillado este tema, que pensé mucho antes de tráelo a la mente de ustedes lectores este año, pero como reza el refrán “tanto va el cántaro al agua, que al fin de rompe” pienso que si por muchas vías ustedes reciben esta información y una de ellas logrará motivarles, seguramente habrá cambios en la vida de algunas personas.

En los Estados Unidos (2011-2016) la obesidad en adultos está en un 36.5%, en (hombres 34% mujeres 38.3%) en jóvenes un 18% La prevalencia es mayor entre no hispanos blancos, no hispanos negros e hispanos adultos en general, siendo las mujeres las que conservan las tasas más altas. No hay una solución rápida y efectiva para este grave problema de salud, debido a la intervención de múltiples factores que confluyen para determinar el estilo de vida de las poblaciones.

El sobrepeso IM (Índice de masa corporal) igual o superior a 25; es una señal de alarma que debe ser tomada en cuenta, ya que es la antesala de la enfermedad. Obesidad, significa tener en el cuerpo exceso de grasa, es decir que el peso de una persona es mayor a lo que se considera normal para su estatura, IMC igual o superior a 30. Esta enfermedad NO se desarrolla rápidamente, toma tiempo volverse obeso debido a que las calorías de la ingesta se van acumulando, alterándose el equilibrio energético entre la ingesta y el consumo.

Los factores de riesgo determinantes de obesidad son: la genética, edad, sexo, medio ambiente, los hábitos alimenticios (el exceso de comida, especialmente alimentos ricos en grasa) y el sedentarismo (la falta de actividad física).

La Obesidad vuelve susceptible a la persona que la sufre a desarrollar enfermedades cardiovasculares, especialmente las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares, hipertensión arterial, apnea del sueño, alteraciones del aparato locomotor, como daño de huesos y articulaciones y los pone en riesgo de desarrollar ciertos tipos de cánceres (endometrio, mama, próstata, cáncer de colon, etc.)

La obesidad típicamente se trata mediante cambios en el estilo de vida, entre ellos dieta y ejercicio. Los proveedores de salud deben motivar a sus pacientes a empezar por cambios pequeños, con metas alcanzables para que su esfuerzo vea frutos; en lugar de establecer objetivos muy ambiciosos a corto plazo que los pacientes posiblemente no puedan lograr y que más bien tienen efecto de rebote. Una leve reducción del peso corporal puede contribuir a la reversión de algunos de los riesgos de obesidad. Los médicos pueden acompañar a la actividad física y a la dieta, medicamentos para adelgazar y en casos graves se podría recomendar una intervención quirúrgica.

Comencemos bien el año: pongamos atención a nuestros números acudamos a nuestros exámenes médicos regulares y tomemos ventaja a los diferentes programas de nutrición y actividad física (Gane Perdiendo, programa diseñado para nuestra comunidad) que se anuncian en la ciudad. No importa cuál sea nuestro peso, el hacer ejercicio regular nos permitirá estar más saludables.

Visto 873 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento