Jueves, 19 Octubre 2017
BREAKING NEWS
El Hombre un Ser Social

El Hombre un Ser Social Destacado

Ya en los años 350 antes de Cristo, Aristóteles reconocía que “el hombre es un ser social. Desde el nacimiento las características sociales se van desarrollando y nos permiten sobrevivir a lo largo de nuestra existencia.

Socialización, es el aprendizaje de un sin número de estrategias que conceden al ser humano el privilegio de adaptarse, aprendiendo a vivir pacíficamente, conviviendo unos con otros.

Para desarrollar el proceso de socialización debemos, conocer la cultura, el lenguaje, aprender cada uno de los elementos que mejoren nuestra comunicación, estas herramientas acrecentarán nuestra capacidad de relacionarnos con la comunidad, progresar y salir adelante.

Para estar en buena salud, no basta con ser sociable, es necesario tener un compromiso social, basado en la interacción personal, estudios han demostrado que los adultos mayores por ejemplo, que están involucrados en actividades de servicio voluntario u otras acciones, que les da satisfacciones personales grandes, permanecen en mejor salud física y mental. La interacción social especialmente si nos agrada, indirectamente está cuidando la salud de nuestro cerebro, el tener un compromiso social es bueno porque se está mejorando y evitando el degaste de su memoria, previniendo enfermedades graves y progresivas como el Alzheimer y otras demencias.

Hay muchas actividades con las que usted podría comprometerse a realizar para su beneficio, aquí le enviaremos algunas sugerencias:

-Aprenda algo nuevo, tejer, bordar, cocinar, pastelería, etc.

-Regrese a la escuela

-Aprenda un idioma

-Dedíquese a la música, tocar algún instrumento o cantar.

-Participe en los comités de la iglesia, escuela, barrio, etc.

-Inscríbase en un gimnasio, o participe en grupos de personas que hacen ejercicio al aire libre.

- Sea voluntario en algunas organizaciones.

El tener un objetivo diferente a la rutina en nuestra vida, pone en juego actividades cerebrales importantes que se traducen en bienestar físico y mental, muchas veces las personas se siente físicamente mal sin ningún motivo aparente, la causa de estos trastornos son emociones fuertes, especialmente negativas, las que ponen en desequilibrio nuestro cuerpo somatizándolas, es decir presentándose como signos y síntomas visibles.

Ayudemos a nuestro cerebro a estar saludable, motívemele y desarrollémosle al igual que lo hacemos con los músculos y el ejercicio. Empecemos por algo tan simple como una buena lectura, una caminata en el parque en la mañana, un buen musical, una obra de teatro; el punto está en comenzar, recordando que el compromiso es primero con nosotros mismos y luego con el ambiente que nos rodea.

Involucrarse en las actividades de la comunidad es responsabilidad ciudadana, que nos ayuda a mantener y mejorar la salud de nuestro cerebro

Visto 320 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento