Lunes, 25 Junio 2018
BREAKING NEWS
Interrogado

Interrogado Destacado

“Y el sumo sacerdote preguntó a Jesús acerca de sus discípulos y de su doctrina. Jesús le respondió: Yo públicamente he hablado al mundo; siempre he enseñado en la sinagoga y en el templo, donde se reúnen todos los judíos, y nada he hablado en oculto”. Juan 18:1920

Por fin el sospechoso había caído en manos de las autoridades. Por lo tenían allí, atado, esposado, indefenso, a su completa merced. El sumo sacerdote se frotaba las manos. ¡Por fin habían podido echarle el guante sin las molestas intervenciones del pueblo y sin las protestas de sus fanáticos seguidores.

Por tres años y medio Jesús había estado conturbando la nación. Sus enseñanzas morales eran revolucionarias. Sus milagros y prodigios le había ganado miles de seguidores. Su ostensible desprecio de la tradición de los ancianos lo habían hecho insufrible a los fariseos y sacerdotes.

Pero ahora lo tenían allí. Y el sumo sacerdote interroga a Jesús. Inquiere acerca de él, de sus pensamientos, de su doctrina, de sus intenciones, interroga acerca de cuáles son sus planes y sus propósitos, y sobre quiénes son, y qué hacen sus discípulos. Hay un placer voluptuoso en eso de interrogar a un enemigo indefenso. Y dice el Evangelio de Juan capítulo 18, que relata estas cosas, que ‘El sumo sacerdote preguntó a Jesús acerca de sus discípulos y su doctrina El resentimiento que sufrían estos hombres, dirigentes religiosos de la nación judía, era porque Jesús no les había pedido permiso a ellos para predicar y juntar discípulos. La respuesta que dio Jesús al sumo sacerdote fué sencilla y terminante, como todas las suyas: “¿Porqué me preguntas a mi” Pregunta a los que han oído, qué les haya yo hablado; he aquí, ellos saben lo que yo he dicho”. Es fácil, mi amigo, aún en el día de hoy, dirigir interrogaciones a Jesús.

Especialmente los hombres intelectuales, los que piensan, los que escriben, desean interrogar a Cristo y preguntarle acerca de su existencia, su persona, sus enseñanzas. Bien les cuadra a estas personas, la respuesta de Jesús. Primero, Jesús dice: “NADA HE HABLADO EN OCULTO”. Jesús nunca se ocultó en tugurios secretos para hablar. Lo hizo en todos los lugares públicos. Todavía están sus enseñanzas abiertas a todo público en las páginas de la Biblia. Segundo, “PREGUNTA A LOS QUE HAN OIDO... ELLOS SABEN LO QUE YO HE DICHO”.Son pues los DISCIPULOS

ACTUALES DE JESUS, los que real y verdaderamente han sido salvados del pecado por EL, los encargados de contar cuan maravillosas cosas hace Cristo con aquellos que se dan a El.

ORACION: ¡Claro que lo haré,Señor! Atantos que quieren saber, hoy les contaré y hablaré, de Ti...

Visto 880 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento