Viernes, 18 Agosto 2017
BREAKING NEWS
El mundo se va tras El

El mundo se va tras El Destacado

Fue una confesión de fracaso. Y también de temor. Tuvieron que hacerla unos hombres que de buena gana hubieran dicho todo lo contrario. Las palabras de confesión eran: “Mirad, el mundo se va tras él”.

Fueron palabras que dijeron los fariseos cuando reconocieron que el pueblo se iba tras Cristo. El Señor Jesús había hecho muchas señales y milagros. El milagro más impresionante de todos, el que impactó verdaderamente al pueblo fue la resurrección de Lázaro. El pueblo quedó maravillado, estupefacto. Lázaro era persona muy conocida, y muy querida. Su muerte había sumido en llanto a decenas de personas. Cuando ya llevaba cuatro días de muerto, y la descomposición de su cuerpo había empezado, Jesús lo había sacado de la tumba y lo había devuelto a la vida y al mundo.

La gente comenzó a seguir a Jesús en cantidades. Lamentablemente, esto duró corto tiempo. Como las multitudes son tornadizas y versátiles, al poco tiempo habían dejado de seguirle, y se habían vuelto, furiosas contra él, “¡Crucifícale, crucificale!”, sería su grito.

Pero a lo menos durante un corto tiempo, el mundo se fue detrás de Cristo. ¡Que bueno sería que lo hiciera hoy también! Porque, ¿dónde va a encontrar el mundo un líder mejor que Cristo? ¿Dónde va a hallar un Maestro con la sabiduría que El tiene? ¿Dónde un Guía tan seguro y sabio? ¿Dónde un Consejero que sepa aconsejar sobre esta vida y la eternidad? ¿Dónde un Rey tan impecable como El?

Pero el mundo no está siguiendo a Cristo. El mundo sigue otros líderes y otros jefes. Sigue al materialismo, sigue al totalitarismo, sigue a las pasiones violentas de la carne, sigue a sus propios intereses egoístas, sigue a Satanás el diablo.

Sí el mundo se fuera tras Cristo, se iría tras la Bondad, tras la Justicia, tras la Equidad y tras la Buena Voluntad. Si el mundo siguiera a Cristo, gozaría de paz y concordia, tendría salud y prosperidad, y vería terminarse la violencia, el odio, la desunión y toda la horrible secuela de males que hoy lo aflijen; quiere usted, mi amigo, seguir a Cristo, e ir en pos de él?

ORACION. Hoy yo iré detrás de Ti, señor. Te seguiré en cada paso. Nadie podría guiarme mejor, Te amo Señor...

Visto 54 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento