Martes, 12 Diciembre 2017
BREAKING NEWS
Dios es Santo

Dios es Santo Destacado

“Mi amigo quiero comenzar de esta manera mi mensaje de hoy: deseándole que tenga hoy la mejor visión de su vida.

Fue el mismo año en que murió el rey Uzías, de Israel. Uzías había sido un hombre bueno, esperanza de su pueblo. Tras muchos años de buen gobierno, cometió una locura: quiso ofrecer incienso en el templo por si mismo. Dios castigó esa profanación, hiriéndolo con lepra. Murió varios años después, solo, olvidado, y amargado. En ese mismo año de su muerte, Isaías el profeta tuvo una visión gloriosa.

El profeta Isaías había puesto sus esperanzas en el rey. Esperaba que el soberano hiciera reformas sociales, mejorara la condición del pueblo, corrigiera a los líderes corruptos y limpiara a Jerusalén. Pero el mismo rey había fracasado y el profeta estaba desolado. Fue entonces que tuvo su visión. Y escuchó las palabras de los serafines diciendo: “Santo, Santo, Santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria”.

La visión de Isaías era la visión de un Dios tres veces Santo. Cuando todo alrededor estaba corrompido: la religión, la política, los mandatarios, el comercio, el ejército, la aristocracia y aún el pueblo, era reconfortante saber que por lo menos UNO era santo, y ese era JEHOVA, el Dios de Israel. El Unico y, Eterno Dios.

Isaías se levantó sobre sus pies. Si todo estaba enfermo y depravado en el país, si los sacerdotes eran carnales, los políticos eran demagogos, los ricos eran explotadores y el pueblo vivía entregado a los vicios, había llegado el momento de predicar la santidad de Dios. Ese mensaje podría salvar al país de la bancarrota final.

Santidad, amigo mío, en sentido bíblico, es apartamiento completo del pecado y del mundo. Santidad es una manera de vivir, La santidad de vida la puede tener el obrero y el estudiante, el labriego y el artesano, el ama de casa, el capatáz de fábrica. el jefe de gobierno y el ministro religioso.

Santidad de vida, que es la vida común del hombre y la mujer, sin contacto con las miserias y vergüenzas de la vida, la puede tener cualquiera.

Cristo era santo, y era carpintero. Pedro, Juan, Santiago, llevaron vidas santas y eran pescadores. Pablo vivió santamente, y su oficio era fabricar tiendas. Porque Cristo, concede el poder para vivir santamente, en medio de la vida común de cada día.

ORACION: Esto me asombra Señor , y me llena de alabanza. Gracias porque nos compartes Tu santidad. Y gracias porque en cualquier situación, con Tu ayuda, podemos vivir una vida pura. ¡Gloria a Tu Nombre!

Visto 355 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento