Sábado, 16 Noviembre 2019
BREAKING NEWS
La mejor versión

La mejor versión Destacado

¿Alguna vez te has preguntado por qué hay personas con las que puedes platicar de cualquier tema sin ofenderte, ni perder la cordura y por el otro lado hay individuos que su presencia te electrocuta y saca lo peor de ti? Con ellos, ni los buenos días fluyen, ya que cuando "platican/discuten" lo que dicen, se torna en palabras punzantes, tóxicas e irritantes.

Cada quien decide con quien se porta bien y le regala su mejor cara, y a quien tolera y no puede escuchar sin reaccionar. Existen pláticas de temas delicados, que a pesar de que lastiman escucharlos, hay personas maduras y sensibles que hacen que la conversación sea civilizada. Por lo que, a pesar de la incomodidad, se logran comunicar y pueden encontrar puntos de vista para negociar. Sin embargo, hay personas que su carácter inseguro o impositivo y su necesidad de controlar todo, hace imposible poder intercambiar cualquier tipo de idea, por más insignificante que esta sea.

Definitivamente hay comportamientos inapropiados e inaceptables que no se deben de tolerar: gritos, humillaciones, amenazas, faltas de respeto. Nadie tiene el poder para que uno se trasforme y contamine su esencia. La mala vibra se contagia y la agresión se impregna rápidamente, pero, cada quien tiene el poder para controlarse y ser una persona grosera o una persona de luz.

La famosa frase "no eres tú, soy yo” no podría ser más adecuada. Por más de que parezca que es el otro el que provoca y hace imposible la comunicación, en realidad, cada quien es el único responsable por sus propias reacciones. Nadie tiene el poder de transformar la paz interna en un campo de batalla minado y explosivo, si uno no lo permite.

El otorgar la autoridad personal, o el no poder controlar los impulsos y las emociones, hace que uno se convierta en víctima del medio ambiente. Esto se debe, ya sea a las carencias personales que buscan el reflejo o la proyección de las inseguridades y los problemas no resueltos de sí mismo o a la falta de visión de la situación.

La vida expone y pone a prueba a las personas para que cada quien conviva con diversidad de individuos, caracteres y circunstancias, los cuales no se pueden controlar, esto, con el fin de que se fortalezca el carácter y se aprenda a ser la mejor versión de uno mismo.

Recuerdo a alguien decir: “es mejor que haya un loco y no dos”. Pienso en las situaciones que muchas veces enfrentamos al conversar con alguien que no tiene la amabilidad de escuchar otras opiniones y solo acepta las propias. Por eso cada quien decidimos con quien invertir o gastar nuestro valioso tiempo.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Aceptar errores y ser humilde

    Cuántas personas viven enojadas consigo mismas porque se equivocaron y tomaron una mala decisión en algún momento de su vida. Ahora se castigan o simplemente juzgan y critican a todas las personas para reafirmar que ellos no son los únicos que cometieron el mismo error.

    Vivir recordando los errores cometidos solo conduce a tener una vida llena de amargura y resentimientos y el dolor no deja soltar el enojo, por lo que el corazón se endurece al punto que deja de creer que puede componer y sanar cualquier situación que se dañó. Si te equivocaste es importante reconocer el error. Sin ciencia y sin orgullo, aceptar el hecho tal cual como es, como un error. No se le justifica, ni se le da muchas explicaciones. Al error se le asume, se le confronta y se busca lo que se pueda salvar.

    Todo el tiempo estamos expuestos a cometer errores, ya sea en el área laboral, escuela o quizás en la familia. Las decisiones no siempre serán fáciles y en ocasiones nos llevarán a equivocarnos. Sin embargo, debemos a aprender a enfrentar las consecuencias y ser humildes para aprender y corregir. 

    Estar consciente de las consecuencias y del daño que se ha causado y ser humilde para saber que por más incómoda que sea la situación, hay que saber disculparse y buscar una buena solución. Tú no eres los errores que haces, eres mucho más que eso. No tienes por qué cargar a tus errores ni por qué juzgarte en base a lo que hiciste.

    Tú tienes la posibilidad de arreglar (casi) cualquier situación que has dañado. Los errores son grandes maestros si aprendes a escucharlos. El problema más grande que hay es que muchas personas tienen tanto miedo a enfrentar el error que hicieron que cuando se equivocan, piensan que han hecho algo impresionantemente mal, que han fracasado y que lo han arruinado todo. Sin darse cuenta que una equivocación es solo una equivocación. Cuando esta se reconoce rápidamente, se le puede editar haciendo ajustes necesarios para continuar lo que se tenga que corregir. 

    Los errores son necesarios y nadie se salva de estos, la cuestión como todo, es la actitud con la que se enfrentan y se superan. Por tal motivo, no debemos permitir que los errores determinen nuestro futuro, más bien tratar de que, estos nos ayuden a ser mejores.

    No se trata de justificar malas decisiones, ni las equivocaciones mayores que pueden llegar a crear consecuencias irreparables. En la mayoría de los casos, se puede decir que los grandes errores y los problemas que parecen no tener arreglo, se iniciaron en una pequeña e insignificante equivocación que se descuidó y se convirtió en un resentimiento mayor.

  • Promesas cumplidas

    En muchas ocasiones en nuestra vida, estaremos expuestos a prometerle algo a ciertas personas, la mayoría del tiempo son a aquellos a los cuales amamos y queremos seguir cultivando una relación. Sin embargo, para cumplir una promesa, no es tan sencillo, puesto que muchas de ellas requerirán un gran sacrificio. Para la señora Alma Rosa Cervantes, su vida ha estado llena de promesas que, en su momento, aunque fueron difíciles, la han llevado a cumplir cada una de sus metas.

    Desde sus 15 años de edad, Alma Rosa Cervantes se vio en la obligación de emigrar a los Estados Unidos. El motivo, una promesa que su padre le hizo a su abuela, quien se encontraba muy enferma.

    “En una ocasión mi padre vino a visitar a mi abuelita a esta ciudad de Oklahoma, ella se encontraba muy grave y uno de sus anhelos era mirar a toda la familia reunida. Así que, en ese momento es cuando mi papá decide traernos a los Estados Unidos y aunque fue una experiencia difícil, puesto que, mi abuelita falleció y no pudimos despedirnos, sabemos que estaba en su corazón que nosotros hiciéramos nuestra vida en este país”, compartió Alma Cervantes.

    Entre los momentos más tristes que la señora Cervantes ha enfrentado, son las muertes de sus familiares, ya que señala que despedirse de un ser querido, no es cosa fácil y, sobre todo, cuando han compartido muchas experiencias. En su caso, ha tenido que enfrentar la muerte de su abuelita, su hermana y un sobrino.

    Otro de los momentos que cambió la vida de Alma Rosa Cervantes, fue su divorcio. Asegura que después de vivir esa situación, comenzó a ir a un gimnasio y fue ahí donde conoció lo que era Zumba, disciplina física a la cual se dedica desde aquel entonces.

    “Zumba ha sido para mí una gran oportunidad. Recuerdo que siempre me sentí incluida y jamás se burlaron por mi condición física. Así que, poco a poco comencé a prepararme, esforzarme cada día por ser mejor en esta actividad y prometí que algún día lograría ser instructora. Antes de cumplir un año de hacerme instructora de Zumba, mi meta era conseguir un trabajo en esta profesión. Por lo que, me puse a orar y le creí a Dios. Sabía que él me daría la posibilidad de conseguir un trabajo en esta disciplina que tanto me apasiona. Así fue, un día llegué al gimnasio donde entrenaba y la persona encargada me dio la noticia de que, quería que yo fuera la instructora en aquel lugar, acepté con mucha alegría y hasta el día de hoy no he dejado de practcar y enseñar a otras personas este bello ejercicio”, compartió Alma Cervantes, quien actualmente está certificada para dar clases de Aqua Zumba y Zumba Gold (para personas de la tercera edad).

    En los próximos días la señora Cervantes, estará realizando un evento de Zumba, el cual contará con la presencia de Yulissa Arescurenaga, primera persona con síndrome de Down en convertirse en instructora certificada de Zumba en los EE. UU.

    “El hecho de invitar a Yulissa Arescurenaga, surge porque me identifico mucho con su historia. Tengo una sobrina con síndrome de Down y veo como mi hermano hace todo lo posible por cumplir cada uno de sus anhelos. Pero, también he visto como todavía existen personas que por falta de información no buscan ayuda para sus niños. Así que, a través de este evento quiero que más familias se inspiren y que personas que han sido diagnosticadas con autismo, síndrome de Down, etc., puedan darse cuenta que no existen los límites que puedan impedir que logren sus sueños”, señaló la instructora de Zumba. 

    Es importante mencionar que, el evento de Zumba se llevará a cabo el día 26 de octubre de 12:00 del medio día hasta las 2:30 de la tarde, en Arenas Sports Center, ubicado en el 1110 NW 2nd St, OKC, OK. Si desea asistir y necesita más información, puede comunicarse al número 405 473-8221.

  • Paz Interior

    La mayoría de las personas, tienen como meta alcanzar la estabilidad económica o inclusive obtener todo aquello que han anhelado desde que eran niños. Sin embargo, muchas veces, se nos olvida buscar la tranquilidad y la felicidad en nuestras vidas y sobretodo la de nuestra familia. Ya que, en ocasiones las cosas materiales nos apartan de disfrutar a aquellos que nos rodean

    Por ejemplo, dormir tranquilo se ha convertido en un reto, imposible para muchos. A la mayoría de las personas se les ha olvidado que la tranquilidad emocional y la felicidad son importantes para la salud y sobre todo, son trabajo y una responsabilidad personal.

    Lejos de tomar medicamentos, buscar múltiples tratamientos para encontrar la paz y recuperar el sueño, es vital aprender a relajar la mente, dejar fluir la vida y deshacerse de los pensamientos negativos que nutren de angustia y crean conflictos internos.

    Uno de los placeres más grandes que hay es tener paz mental. No tenerla, crea una vida de torturas. Todos los logros y gustos que puedas tener solamente son valiosos cuando se tiene la posibilidad de disfrutarlos y eso viene cuando se vive con armonía y tranquilidad emocional.

    Una de las razones comunes que quitan el sueño, son las expectativas que tenemos de cómo debería de ser la vida. Estas esperanzas se convierten en exigencias, las cuales se transforman en berrinches. Si no son como uno desea, entonces todo está mal.

    Otra razón, es el miedo por lo que puede suceder, o el sufrimiento por lo que pasó y no se puede hacer nada al respecto. Estos eventos están fuera del control personal y sin embargo, el pensar continuamente en ellos crea angustia, dolor y preocupación. Existe otra razón más: la lucha con los pensamientos propios.

    El querer dormir en paz y no poder encontrar pensamientos calmados. Tener malas ideas, ideas que contraponen la responsabilidad personal, el ponerse en una posición de víctima donde la persona se quita el poder ante todo lo que puede hacer, ideas que contradicen los deseos, ideas que confunden a la mente. 

    Por ejemplo, pensar: ¿Por qué no consigo trabajo, si busco por todas partes? ¿Por qué no tengo novia, si soy tan buena persona? ¿Por qué no consigo los resultados que busco si hago todo lo que me dicen? Lo que parece una simple pregunta, en realidad es una afirmación negativa y el énfasis se encuentra en lo que no se tiene. Por lo que la mente escucha la parte negativa, la perpetua y entra en conflicto con lo que supuestamente se desea. Como resultado, uno pierde el sueño y la posibilidad de tener paz y fe.

    No te preocupes por lo que vendrá mañana, no te enfoques en lo que te falta por comprar sino con lo que tienes, disfrútalo. Los problemas tarde o temprano se solucionarán y cada día tiene su propio afán. Así que, deja entrar la paz y la felicidad a tu vida.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento