Imprimir esta página
El significado de ser agradecido

El significado de ser agradecido Destacado

Que mejor momento para comenzar a recapitular todo lo ocurrido durante este año que está por terminar y agradecer cada momento. Pero ¿Quién es una persona agradecida? ¿La persona que da las gracias cuando le ayudan o cuando recibe regalos? ¿O el ser amable que gratifica sus triunfos y su buena fortuna?
 
Ser agradecido es una disciplina mental y una forma de vivir que permite tener una visión real, positiva y panorámica de la vida. La Gratitud es el ingrediente más importante para ser feliz. Ser agradecido permite a las personas ser humildes y al mismo tiempo, reconocer la magnitud y la belleza del universo.
 
Una persona agradecida tiene el privilegio de sentir la conexión con el mundo y con las personas que le rodean, por lo que difícilmente se siente ajena a la vida que tiene. La gratitud es un imán que atrae a la gente a gravitar alrededor porque irradia energía alegre-positiva y hace que su presencia sea placentera.
 
La gente percibe a las personas agradecidas como gentes cálidas, honestas y auténticas. La gratitud distingue con claridad la verdad de las ilusiones o los caprichos, entiende que lo que es, es y no le pide cambios, ni ajustes. La codicia, el enojo, la vergüenza y la culpa o sentirse víctima sabotea toda posibilidad para sentir gratitud y por lo tanto, impide el poder vivir en paz y armonía.
 
Igualmente, la ingratitud destaca las carencias llenando de disgusto al alma, perpetúa la competencia y hace que la envidia corroa los sentimientos. Así es difícil llegar a sentir gratitud. La gratitud está basada en la actitud positiva y el trabajo personal que enfoca la atención en valores y no en objetos. En el tener conversaciones con un propósito productivo, en los detalles sencillos y no en las expectativas o las imposiciones sociales.
 
Ser agradecido es un arte que se debe cultivar todos los días. Las razones para agradecer son infinitas siempre y cuando uno se pueda alinear con el universo. Eso quiere decir que no solo se agradece por lo que se tiene, sino también por lo que no se tiene.
 
El árbol que ha perdido todas las hojas en el invierno sabe que el frío y la nieve no son condiciones favorables para sus flores, frutas y su abundante follaje, aún cuando no tiene nada, sabe que su carencia es la mejor manera para sobrevivir los tiempos difíciles. Su gratitud es la esencia que lo fortalece en los tiempos difíciles y es la misma fuerza que lo hace florecer en otras estaciones.

Así que, aprovechemos esta Navidad para agradecer cada una de las experiencias que hemos vivido y sobretodo a aquellos que están a nuestro alrededor.

Artículos relacionados (por etiqueta)