Imprimir esta página
No sólo son tus ideas

No sólo son tus ideas Destacado

Hay una frase que leí hace poco y dice “Las personas son veloces para juzgar a los demás pero lentas para corregirse a sí mismas”. En la vida vamos a encontrar personas que aunque no te conozcan comenzarán a juzgarte de alguna manera u otra, e inclusive creerán que son mejores que tú o simplemente lo que ellos hacen es lo correcto. Pero trata de observar, pero no creer lo que dicen.

Como seres humanos cada quien vive sus propias experiencias y hay ocasiones que solo nosotros sabemos que es lo que llevamos dentro.

Es injusto juzgar e insistir que las ideas propias son mejores para solucionar circunstancias complicadas.

Cada quien tiene su pasado, no todo lo que uno ve y cree entender es lo único que hay. Quien es uno para opinar y juzgar la vida de los demás. De por si la vida propia, es complicada. Tratar de hacer lo correcto en los zapatos de cada quien es difícil, para todavía querer opinar lo que otros debieran hacer…Suficiente con lo que uno tiene.

Es muy injusto tratar de dar un consejo, imponer una forma de pensar o esperar que los otros se comporten como uno cree que deberían de hacerlo. En la mayoría de las ocasiones, uno ve la vida de los demás a través de los ojos propios, por lo que interpreta y considera las acciones de los demás desde una perspectiva ajena y más distante de lo que realidad es. No se trata de invalidar la opinión de las personas que están cerca y que genuinamente quieren ayudar, sin embargo, es esencial entender que la opinión de los demás es otro punto de vista, en algunos casos valioso y novedoso, sin embargo es parcial y limitado ya que en realidad no se conocen todos los detalles, ni la raíz de la situación o del problema que se vive. La historia de las personas nunca se inicia el día que se les conoce.

Hay mucho más… cada quien tiene un pasado. El cual, no se le puede entender a fondo sin haberlo vivido, tampoco se le puede juzgar y mucho menos creer que uno puede entender todo lo que lo que sucede a simple vista.

Por más de que uno cree conocer a la persona que está junto a ti, nunca lo podrá hacer con exactitud. Por lo tanto, es injusto tratar de imponer un punto de vista personal tomando en cuenta solamente la porción de información que uno cree conocer o ver. Existen personas con mucha iniciativa y con opiniones fuertes que tratarán de imponer su opinión, creyendo que ellas pueden ayudar. Es probable que sus intenciones sean buenas, pero en realidad su visión es parcial por lo que sus opiniones no sean del todo acertadas, aunque ellas crean lo contrario.

El no ser la persona que está directamente involucrada no quiere decir que tienes mayor autoridad o mejor conocimiento de la cuestión que está causando conflicto, por ende la solución no es buena. Por esa razón piensa antes de juzgar.

Artículos relacionados (por etiqueta)